“La Iglesia está herida en su credibilidad”

¿Qué parte de la Vida que vive en cada uno la reciben quienes la esperan con verdadera sed?

Querido lector:
El amor y el servicio son dos de los fundamentos en los que se basa la Iglesia. Os invitamos a dejaros amar siempre por Dios. El Papa Francisco dijo en una ocasión “sin el amor sin límites, la Iglesia no va hacia adelante, la Iglesia no respira”. Creemos en el respeto más profundo entre personas, en aprender a respetar al otro, como quisiéramos ser respetados nosotros mismos: no sólo la dimensión física, sino un respeto más amplio del otro, en las pequeñas cosas y en los pequeños gestos, que en lo pequeño se muestra lo mucho grande que habita en cada uno de nosotros.

Ayúdanos a seguir comunicando el servicio, el respeto y el amor.

Se responde con humildad y misericordia

Hemos leído:

No nos equivoquemos. El problema de la Iglesia no es la pederastia; esa siempre la vamos a tener. El verdadero problema está en como es su: organización: desigual, autoritaria, clerical, vertical, sacramentalizada, ritualista, infantil, y sostenida en aquello que se dice:” siempre se ha hecho así”. Confundir esto, nos llevará a lo de siempre; ocultar lo importante.
Un abrazo a todos los despiertos como tú.

Vivamos de otra manera y cambiaremos el mundo.

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. (Jn. 15,17).

 

Audiencia General

El Papa anima a españoles y latinos a pensar “cómo es el diálogo que tienen con el Señor”

Se ha dirigido a un grupo de panameños

Queridos amigos, 

             El próximo VIERNES 15 DE FEBRERO A LAS 18:30 nos encontraremos de nuevo ante la Palabra de Dios, para recibir su luz y su fuerza, y poder descubrir, a través de ella, todo lo que Dios ha puesto en nuestro interior para bien personal y común, y ser así cauce de fecundidad viviéndolo TODOS JUNTOS.  ¡Todos estamos invitados!

             En esta “Escuela de la Vida en el Espíritu” que vamos construyendo juntos las tardes de:

ECOS DE LA PALABRA

             Nos permiten acercamos a la Palabra, no para debatirla o comentarla, sino para dejarnos transformar desde el interior por el impacto que tiene en nuestro SER, y en nuestro SER JUNTOS.

¿Cómo lo hacemos?

– Nos situamos ante la Palabra desde nuestra realidad de hoy: personal, comunitaria, social, política, económica, ecológica, “planetaria”… Cada uno según su “necesidad”, pues es ahí donde podremos en verdad escuchar el “eco de la Palabra” en la vida y para la vida.

– A continuación tenemos un primer tiempo individual de lectura de cada texto, en el que es importante estar atento a lo que sucede en nuestro interior según lo vamos leyendo. Dejaremos que la Palabra nos detenga, nos interpele (una palabra, una frase..) y trataremos de ponerle palabras a aquello que por dentro nos ha impactado, alcanzado, detenido…

– Luego habrá un momento en el que pararnos a ver qué nuevo hemos recibido. La Palabra leída y acogida desde el interior, no nos deja igual. Esto nuevo será lo que vaya transformando nuestra vida, para vivirnos más fieles a la vocación recibida y más fieles a la llamada de Jesús.

– Después compartimos con todos (libremente) lo recogido. La escucha del eco de la palabra en cada uno es también un momento importante, porque la vibración de cada corazón hace vibrar la de todos, en esa misma línea de búsqueda de realización que nos hace experimentar que entre todos estamos llamados a ser cauce de ese otro mundo posible (el Reino)

Las lecturas elegidas son siempre las del domingo siguiente.

El lugar será en nuestra-vuestra casa común:

MAMBRÉ

c/ Ocaña nº 171 Bajo 1

Metro: Eugenia de Montijo

Acabaremos compartiendo la mesa y la vida.

Para poder vivir bien cada encuentro sería necesario que trajerais la biblia, un cuaderno y un boli.

Nos ayudaría que nos confirmarais si tenéis pensado participar para la organización, aunque la puerta está siempre abierta.

Anímate a compartir estos espacios y dejarte sentir como la Palabra en verdad va transformando tu vida, la va impulsando hacia adelante. 

Un abrazo en el Padre que está en todo y en todos, y nos hace parte inseparable de esta Nueva Humanidad:

https://tierradeencuentro.wordpress.com/

Contacto :

Mabel Sánchez (91 711 98 03 – 620276721)

Patricia Miragaya (91 718 69 65-670294558)

 

 

 

Cosas mal hechas, abusos, inhibiciones

 

En orden a las intenciones de quienes sienten responsabilidad coherente con el papel que desempeñan en la Iglesia, ¿que sensación sentimos en nuestro interior?

 

“Lo que está mal hecho, está mal hecho, y punto, sea donde sea”

Omella, ante los abusos: “Hemos de asumir y limpiar todo lo que sea necesario. Hemos de ser valientes”

Los obispos catalanes emitirán mañana un documento sobre los abusos

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha condenado este lunes los abusos a menores cometidos por religiosos y ha pedido “asumir y limpiar todo lo que sea necesario”.

Hemos nacido en un mundo en el que la fe, la cultura y la justicia tienen visiones múltiples que nos diferencian. Dios envió a su Hijo a mostrarnos cómo equilibrar las diferencias. ¿Cómo superamos el conflicto que se produce entre lo que hay y lo que el Mensaje de Jesús nos anuncia y nos pide construir la igualdad para todos?

Pidamos responder según losdones y talentos recibidos.

 

 

 

 

ORAD Y SED FIELES

Lecturas del Martes de la 5ª semana del Tiempo Ordinario

Martes, 12 de febrero de 2019

Primera lectura

Lectura del libro del Génesis (1,20–2,4a):

DIJO Dios:
«Bullan las aguas de seres vivientes, y vuelen los pájaros sobre la tierra frente al firmamento del cielo».
Dijo Dios:
«Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine los peces del mar, las aves del cielo, los ganados y los reptiles de la tierra».
Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y mujer los creó.
Dios los bendijo; y les dijo Dios:
«Sed fecundos y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven sobre la tierra».
Esta es la historia del cielo y de la tierra cuando fueron creados.

Palabra de Dios

Sal 8,4-5.6-7.8-9

R/. Señor, dueño nuestro,
¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!

V/. Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que has creado,
¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él,
el ser humano, para mirar por él? R/.

V/. Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad;
le diste el mando sobre las obras de tus manos.
Todo lo sometiste bajo sus pies. R/.

V/. Rebaños de ovejas y toros,
y hasta las bestias del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
que trazan sendas por el mar. R/.

Lectura del santo evangelio según san Marcos (7,1-13):

En aquel tiempo, se reunieron junto a Jesús los fariseos y algunos escribas venidos de Jerusalén; y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos.

Los fariseo y los escribas le preguntaron:
«Por qué no caminan tus discípulos según las tradiciones de los mayores y comen el pan con manos impuras?».
Él les contestó:
«Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito:
“Este pueblo me honra con los labios,
pero su corazón está lejos de mí.
El culto que me dan está vacío,
porque la doctrina que enseñan
son preceptos humanos”.
Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres».
Y añadió:
«Anuláis el mandamiento de Dios por mantener vuestra tradición. Moisés dijo: “Honra a tu padre y a tu madre” y “el que maldiga a su padre o a su madre es reo de muerte”. Pero vosotros decís: “Si uno le dice al padre o a la madre: los bienes con que podría ayudarte son ‘corbán’, es decir, ofrenda sagrada”, ya no le permitís hacer nada por su padre o por su madre; invalidando la palabra de Dios con esa tradición que os transmitís; y hacéis otras muchas cosas semejantes».

1. Vida de santidad

“Observan exactamente los mandamientos de Dios, viviendo santa y justamente, así como el Señor Dios les ha mandado; le rinden gracias cada mañana y cada tarde, por cada comida o bebida y todo otro bien… “. (ARISTIDES, Siglo II, La Apología)

¿Como lo hacían los primeros cristianos para perseverar? ¿Qué realidades se deba en ellos que les diese garantías de estar dando pasos en esa inmensa tarea de estar construyendo el Reino que Jesús vino a predicar y por Él dar la vida?

2. Humilde llamada que pide ayuda, a través de palabras pobres, humildes y dichas torpemente, que muestren lo que para muchos no tiene sentido porque se ve en ellas un signo distinto?

¿Quienes serán esas mujeres y hombres nuevos que dicen con sus vidas que puede ser verdad? ¿Hay alguien…?

Arístides y otros…

 

Manos Unidas celebra hoy la colecta por la Campaña contra el Hambre

Clara Pardo: “Acabar con el hambre es posible, pero solo si todos ponemos de nuestra parte”

“Los refugiados han perdido el lugar que lo vio nacer, y donde están enterrados sus ancestros. Han perdido sus raíces”

(Jesús Bastante).- “Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas”, es el lema de la 60 Campaña contra el Hambre de Manos Unidas, que este domingo celebra la tradicional colecta en las parroquias de toda España. Su presidenta, Clara Pardo, habla con RD del presente y futuro de la organización, y de un sueño que, pese a las dificultades, sigue siendo posible.

QUIENES CONVENCIDOS – CON SED RECUERDAN A LOS PRIMEROS CRISTIANOS – SE ENCUENTRAN CON ESTOS TEXTOS QUE REFERÍAN LO QUE SUCEDIÓ EN AQUEL TIEMPO Y POSIBILITÓ LA EXPANSIÓN DE LA PREDICACIÓN DE JESÚS.

AQUELLOS QUE HOY DÍA DISFRUTAMOS DE DICHA EXPANSIÓN, ¿CÓMO NOS VEMOS RELEJADOS EN ELLOS?

1. Vida de santidad

“Observan exactamente los mandamientos de Dios, viviendo santa y justamente, así como el Señor Dios les ha mandado; le rinden gracias cada mañana y cada tarde, por cada comida o bebida y todo otro bien… “. (ARISTIDES, Siglo II, La Apología)

“Estas son, sus leyes. Los bienes que deben recibir de Dios, se los piden, y así atraviesan por este mundo hasta el fin de los tiempos, puesto que Dios lo ha sujetado todo a ellos. Le están, pues, agradecidos, porque para ellos ha sido hecho el universo entero y la creación. Por cierto, esta gente ha hallado la verdad”. (ARISTIDES, Siglo II, La Apología)

“En los cristianos se da un sabio dominio de sí mismos, se practica la continencia, se observa el matrimonio único, la castidad es custodiada, la injusticia es excluida, la piedad es apreciada con lo hechos. Dios es reconocido, la verdad es considerada norma suprema”. (SAN TEÓFILO DE ANTIOQUÍA, Libros a Autólico, Siglo II)

2. Entrega a los demás

“Socorren a quienes los ofenden, haciendo que se vuelvan amigos suyos; hacen bien a los enemigos. No adoran dioses extranjeros; son dulces, buenos, pudorosos, sinceros y se aman entre sí; no desprecian a la viuda; salvan al huérfano; el que posee da, sin esperar nada a cambio, al que no posee. Cuando ven forasteros, los hacen entrar en casa y se gozan de ello, reconociendo en ellos verdaderos hermanos, ya que así llaman no a los que lo son según la carne, sino a los que lo son según el alma.

Cuando muere un pobre, si se enteran,contribuyen a sus funerales según los recursos que tengan; si vienen a saber que algunos son perseguidos o encarcelados o condenados por el nombre de Cristo, ponen en común sus limosnas y les envían aquello que necesitan, y si pueden, los liberan; si hay un esclavo o un pobre que deba ser socorrido, ayunan dos o tres días, y el alimento que habían preparado para sí se lo envían, estimando que él también tiene que gozar, habiendo sido como ellos llamado a la dicha”. (ARISTIDES, Siglo II, La Apología)

3. Ciudadanos de la tierra y del cielo

“No tenemos aquí ciudad permanente, sino que andamos buscando la del futuro”. (Hebreos 13, 14)

“Habitan en la propia patria como extranjeros. Cumplen con lealtad sus deberes ciudadanos, pero son tratados como forasteros. Cualquier tierra extranjera es para ellos su patria y toda patria es tierra extranjera.

Se casan como todos, tienen hijos, pero no abandonan a sus recién nacidos. Tienen en común la mesa, pero no la cama. Están en la carne, pero no viven según la carne. Habitan en la tierra, pero son ciudadanos del cielo. Obedecen a las leyes del Estado, pero, con su vida, van más allá de la ley. Aman a todos y son perseguidos por todos. No son conocidos, pero todos los condenan. Son matados, pero siguen viviendo. Son pobres, pero hacen ricos a muchos. No tienen nada, pero abundan en todo. Son despreciados, pero en el desprecio encuentran gloria ante Dios. Se ultraja su honor, pero se da testimonio de su justicia. Están cubiertos de injurias y ellos bendicen. Son maltratados y ellos tratan a todos con amor. Hacen el bien y son castigados como malhechores. Aunque se les castigue, están serenos, como si, en vez de la muerte, recibieran la vida. Son atacados por los judíos como una raza extranjera. Los persiguen los paganos, pero ninguno de los que los odian sabe decir el porqué”. (Autor Desconocido, Siglo II-III, Carta a Diogneto)

“Los cristianos llevan grabadas en su corazón las leyes de Dios y las observan en la esperanza del siglo futuro. Por esto no cometen adulterio ni fornicación, no levantan falso testimonio; no se adueñan de los depósitos que han recibido; no anhelan lo que no les pertenece; honran al padre y a la madre, hacen bien al prójimo; y, cuando son jueces, juzgan justamente. No adoran ídolos de forma humana; todo aquello que no quieren que los otros les hagan a ellos, ellos no se lo hacen a nadie. No comen carnes ofrecidas a los ídolos, porque están contaminadas. Sus hijas son puras y vírgenes y huyen de la prostitución; los hombres se abstienen de toda unión ilegítima y de toda impureza; igualmente sus mujeres son castas, en la esperanza de la gran recompensa en el otro mundo…” (ARÍSTIDES, La apología, Siglo II)

“¡Ganaremos la guerra al hambre!”. Por Clara Pardo, presidenta de Manos Unidas

“¡Ganaremos la guerra al hambre!”. Por Clara Pardo, presidenta de Manos Unidas MANOS UNIDAS/ICIAR DE LA PEÑA – Archivo Publicado 08/02/2019 11:13:02CET Hace 60 años, un grupo de mujeres de Acción Católica, haciéndose eco del manifiesto publicado cinco años antes por la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC), plantaron la semilla de lo que hoy es Manos Unidas. Corría el año 1959.

Te lo pedimos, Señor.

En Espíritu y en Verdad

Cuando denunciamos problemas y cosas mal hechas ocurridas años atrás, ¿qué pretendemos, qué espíritu nos mueve, qué presencia misericordiosa nos habita?

Lecturas del Domingo 32º del Tiempo Ordinario – Ciclo C

Domingo, 10 de noviembre de 2019

Primera lectura

Lectura del segundo libro de los Macabeos (7,1-2.9-14):

En aquellos días, sucedió que arrestaron a siete hermanos con su madre. El rey los hizo azotar con látigos y nervios para forzarlos a comer carne de cerdo, prohibida por la ley. Uno de ellos habló en nombre de los demás:
«Qué pretendes sacar de nosotros? Estamos dispuestos a morir antes que quebrantar la ley de nuestros padres».

Palabra de Dios

Sal 16,1.5-6.8.15

R/. Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor.

V/. Señor, escucha mi apelación,
atiende a mis clamores,
presta oído a mi súplica,
que en mis labios no hay engaño. R/.

Segunda lectura

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (2,16–3,5):

Hermanos:
Que el mismo Señor nuestro, Jesucristo, y Dios, nuestro Padre, que nos ha amado y nos ha regalado un consuelo eterno y una esperanza dichosa, consuele vuestros corazones y os dé fuerza para toda clase de palabras y obras buenas. Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor siga avanzando y sea glorificada, como lo fue entre vosotros, y para que nos veamos libres de la gente perversa y malvada, porque la fe no es de todos.
El Señor, que es fiel, os dará fuerzas y os librará del Maligno.

En cuanto a vosotros, estamos seguros en el Señor de que ya cumplís y seguiréis cumpliendo todo lo que os hemos mandado.
Que el Señor dirija vuestros corazones hacia el amor de Dios y la paciencia en Cristo.
Palabra de Dios

Evangelio

0Guardar

Lectura del santo evangelio según san Lucas (20,27-38):

En aquel tiempo, se acercaron algunos saduceos, los que dicen que no hay resurrección, y preguntaron a Jesús:
«Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer pero sin hijos, que tome la mujer como esposa y de descendencia a su hermano . Pues bien, había siete hermanos; el primero se casó y murió sin hijos. El segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete, y murieron todos sin dejar hijos. Por último, también murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete la tuvieron como mujer».
Jesús les dijo:
«En este mundo los hombres se casan y las mujeres toman esposo, pero los que sean juzgados dignos de tomar parte en el mundo futuro y en la resurrección de entre los muertos
no se casarán ni ellas serán dadas en matrimonio. Pues ya no pueden morir, ya que son como ángeles; y son hijos de Dios, porque son hijos de la resurrección.
Y que los muertos resucitan, lo indicó el mismo Moisés en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor: “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos: porque para él todos están vivos».

Palabra del Señor

Doris Wagner y Rocío Figueroa, líderes del #MeToo de las monjas en la Iglesia católica

Cuatro de cada diez religiosas en el mundo han sufrido abusos sexuales a manos de curas y obispos

Teólogas Españolas: “Abusar de otro, una mujer, a través del ejercicio del poder, es inaceptable y antievangélico”

(Jesús Bastante).- Doris (Wagner) Reisinger es una joven alemana que, siendo religiosa, sufrió abusos por parte de varios sacerdotes. Hoy, junto con Rocío Figueroa, es una de las mujeres que están dando voz a religiosas y ex religiosas que denuncian la violencia ejercida por parte de curas y obispos. Una violencia que esta semana ha sido reconocida por el mismísimo Papa Francisco.

 

Querido amigo.

Miremos nuestras manos, a menudo vacías de amor, y tratemos de pensar hoy en un mundo gratuito que podamos ofrecer. El objetivo de este blog que trata de sintonizar contigo para que juntos nos sintamos ilusionados en la construcción de un mundo nuevo es el de comunicar el Evangelio de la Misericordia a todos los pueblos en sus diferentes culturas, idiomas y países. Compartirlo es gratuito, y al hacerlo estaremos ayudando – todos juntos – a llevar la Palabra de la Iglesia a personas de todo el mundo.

 

¿Por qué, con la insistencia que nos lo apremia nocomenzamos reuniones que manifiesten que en Verdad creemos en el Enmanuel, Dios en la tierra?

Qué necesitamos, ¿pensar,rezar, inquietarnos,mirar hacia otro lado, tomar parte en lo que nos ocurre?

Qué necesitamos, ¿pensar,rezar, inquietarnos,mirar hacia otro lado, tomar parte en lo que ocurre?

Primera lectura

Lectura de la carta Hebreos (13,15-17.20-21):

HERMANOS:
Por medio de Jesús, ofrezcamos continuamente a Dios un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de unos labios que confiesan su nombre.
No os olvidéis de hacer el bien y de ayudaros mutuamente; esos son los sacrificios que agradan a Dios.

Sal 22

R/. El Señor es mi pastor, nada me falta

R/. El Señor es mi pastor, nada me falta.

V/. El Señor es mi pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas. R/.

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6,30-34):

«Venid vosotros a solas a un lugar desierto a descansar un poco».
Porque eran tantos los que iban y venían, que no encontraban tiempo ni para comer.

Palabra del Señor

El ‘presidente interino’ de Venezuela reclama “elecciones verdaderamente libres” en el país

Guaidó pide al Papa ayuda para lograr “el fin de la usurpación” de Maduro

Francisco “se reserva la posibilidad de verificar la voluntad” de las partes antes de aceptar la mediación

(J. B./Agencias).- El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ha pedido este jueves la ayuda del Papa Francisco para lograr “el fin de la usurpación” y la celebración lo antes posible de elecciones libres en el país.

 

 

r