Jesús nos reprende y continúa su camino, ¿qué hacemos nosotros?

20160924_142936-copia-copia-copia-copia-copia

Martes de la vigésima sexta semana del tiempo ordinario

Libro de Job 3,1-3.11-17.20-23.
Job rompió el silencio y maldijo el día de su nacimiento. Tomó la palabra y exclamó:
¡Desaparezca el día en que nací y la noche que dijo: “Ha sido engendrado un varón”!
¿Por qué no me morí al nacer? ¿Por qué no expiré al salir del vientre materno? ¿Por qué me recibieron dos rodillas y dos pechos me dieron de mamar?
Ahora yacería tranquilo, estaría dormido y así descansaría, junto con los reyes y consejeros de la tierra que se hicieron construir mausoleos, o con los príncipes que poseían oro y llenaron de plata sus moradas. O no existiría, como un aborto enterrado, como los niños que nunca vieron la luz. Allí, los malvados dejan de agitarse, allí descansan los que están extenuados.
¿Para qué dar a luz a un desdichado y la vida a los que están llenos de amargura, a los que ansían en vano la muerte y la buscan más que a un tesoro, a los que se alegrarían de llegar a la tumba y se llenarían de júbilo al encontrar un sepulcro, al hombre que se le cierra el camino y al que Dios cerca por todas partes?

Salmo 88(87),2-3.4-5.6.7-8.
¡Señor, mi Dios y mi salvador,
día y noche estoy clamando ante ti:
que mi plegaria llegue a tu presencia;
inclina tu oído a mi clamor!

Porque estoy saturado de infortunios,
y mi vida está al borde del Abismo;
me cuento entre los que bajaron a la tumba,
y soy como un hombre sin fuerzas.

Yo tengo mi lecho entre los muertos,
como los caídos que yacen en el sepulcro,
como aquellos en los que tú ya ni piensas,
porque fueron arrancados de tu mano.

Me has puesto en lo más hondo de la fosa,
en las regiones oscuras y profundas;
tu indignación pesa sobre mí,
y me estás ahogando con tu oleaje.

Evangelio según San Lucas 9,51-56.
Cuando estaba por cumplirse el tiempo de su elevación al cielo, Jesús se encaminó decididamente hacia Jerusalén y envió mensajeros delante de él. Ellos partieron y entraron en un pueblo de Samaría para prepararle alojamiento.
Pero no lo recibieron porque se dirigía a Jerusalén.
Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto, le dijeron: “Señor, ¿quieres que mandemos caer fuego del cielo para consumirlos?”.
Pero él se dio vuelta y los reprendió. Y se fueron a otro pueblo.

*************************************************************************************************

Resumiendo lo incomprensible, así creemos que hoy nos habla la Palabra:

  • Job rompió el silencio y maldijo el día de su nacimiento. Tomó la palabra y exclamó:
    ¡Desaparezca el día en que nací y la noche que dijo: “Ha sido engendrado un varón”!
    ¿Por qué no me morí al nacer? ¿Por qué no expiré al salir del vientre materno? ¿Por qué me recibieron dos rodillas y dos pechos me dieron de mamar?
    Ahora yacería tranquilo, estaría dormido y así descansaría.
  • ¡Señor, mi Dios y mi salvador,
    día y noche estoy clamando ante ti:
    que mi plegaria llegue a tu presencia;
    inclina tu oído a mi clamor!
  • “Señor, ¿quieres que mandemos caer fuego del cielo para consumirlos?”.
    Pero él se dio vuelta y los reprendió.

Como reflexión personal y respuesta al conjunto de la Palabra de hoy, ayer nos adelantaba alguien esta reflexión:

El más grande será el servidor de todos… Esta Palabra de Dios sirve para las familias, para las parroquias, para las comunidades religiosas para las diócesis, para la Iglesia. Haznos Señor caer en la cuenta una vez más, que no es triunfando sino “fracasando”, que no es subiendo sino “bajando”, que no es ganando sino “perdiendo” como nos hacemos “de los tuyos”. Haznos verdaderos mensajeros de tu reino con nuestras obras y actitudes. Amén

«… y tras reprender y explicar lo incomprensible para sus dscípulos, Jesús, valientemente, cogió el camino de Jerusalén. Era allí donde comprenderían el Proyecto del Padre»

img_7180

De verdad podemos decir que desde que alguien nos descubrió algo que no pudimos comprender, hemos intentado seguir y vivir humildemente la huella de Dios que nos marcaron las circunstancias. Hoy nos ponemos en sus manos, y confiamos en ÉL.

El más pequeño de vosotros es el más grande.

20160921_205229

El más pequeño de        entre vosotros es                    el más grande.

Lunes de la vigésima sexta semana del tiempo ordinario

Libro de Job 1,6-22.
El día en que los hijos de Dios fueron a presentarse delante del Señor, también el Adversario estaba en medio de ellos.
El Señor le dijo: “¿De dónde vienes?”. El Adversario respondió al Señor: “De rondar por la tierra, yendo de aquí para allá”.
Entonces el Señor le dijo: “¿Te has fijado en mi servidor Job? No hay nadie como él sobre la tierra: es un hombre íntegro y recto, temeroso de Dios y alejado del mal”.
Pero el Adversario le respondió: “¡No por nada teme Job al Señor!
¿Acaso tú no has puesto un cerco protector alrededor de él, de su casa y de todo lo que posee? Tú has bendecido la obra de sus manos y su hacienda se ha esparcido por todo el país.
Pero extiende tu mano y tócalo en lo que posee: ¡seguro que te maldecirá en la cara!”.
El Señor dijo al Adversario: “Está bien. Todo lo que le pertenece está en tu poder, pero no pongas tu mano sobre él”. Y el Adversario se alejó de la presencia del Señor.
El día en que sus hijos e hijas estaban comiendo y bebiendo en la casa del hermano mayor,
llegó un mensajero y dijo a Job: “Los bueyes estaban arando y las asnas pastaban cerca de ellos,
cuando de pronto irrumpieron los sabeos y se los llevaron, pasando a los servidores al filo de la espada. Yo solo pude escapar para traerte la noticia”.
Todavía estaba hablando, cuando llegó otro y le dijo: “Cayó del cielo fuego de Dios, e hizo arder a las ovejas y a los servidores hasta consumirlos. Yo solo pude escapar para traerte la noticia”.
Todavía estaba hablando, cuando llegó otro y le dijo: “Los caldeos, divididos en tres grupos, se lanzaron sobre los camellos y se los llevaron, pasando a los servidores al filo de la espada. Yo solo pude escapar para traerte la noticia”.
Todavía estaba hablando, cuando llegó otro y le dijo: Tus hijos y tus hijas comían y bebían en la casa de su hermano mayor,
y de pronto sopló un fuerte viento del lado del desierto, que sacudió los cuatro ángulos de la casa. Esta se desplomó sobre los jóvenes, y ellos murieron. Yo solo pude escapar para traerte la noticia.
Entonces Job se levantó y rasgó su manto; se rapó la cabeza, se postró con el rostro en tierra
y exclamó: “Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allí. El Señor me lo dio y el Señor me lo quitó:¡bendito sea el nombre del Señor!”.
En todo esto, Job no pecó ni dijo nada indigno contra Dios.

Salmo 17(16),1.2-3.6-7.
Escucha, Señor, mi justa demanda,
atiende a mi clamor;
presta oído a mi plegaria,
porque en mis labios no hay falsedad.

Tú me harás justicia,
porque tus ojos ven lo que es recto:
si examinas mi corazón
y me visitas por las noches,

si me pruebas al fuego,
no encontrarás malicia en mí.
Mi boca no se excedió
Yo te invoco, Dios mío, porque tú me respondes:

inclina tu oído hacia mí y escucha mis palabras.
Muestra las maravillas de tu gracia,
tú que salvas de los agresores
a los que buscan refugio a tu derecha.

Evangelio según San Lucas 9,46-50.
Entonces se les ocurrió preguntarse quién sería el más grande.
Pero Jesús, conociendo sus pensamientos, tomó a un niño y acercándolo,
les dijo: “El que recibe a este niño en mi Nombre, me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe a aquel que me envió; porque “el más pequeño de vosotros, ese es el más grande”.
Juan, dirigiéndose a Jesús, le dijo: “Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre y tratamos de impedírselo, porque no es de los nuestros”.
Pero Jesús le dijo: “No se lo impidan, porque el que no está contra ustedes, está con ustedes”.

*************************************************************************************************

20160924_142853-copia-copia-copia-copia-copia

Tras el cuarto “Encuentro Brotilios, “Y ahora,¿qué?”,

hoy nos responde la Palabra:
« El más pequeño de entre vosotros es el más grande. Venid y aprended de Mí» (Mt 11,29)

 

img-20160924-wa0026

 

Nos escriben Pepa e Isabel, de “La suerte de Saavedra”, Badajoz:

Desde Añisok, en Guinea Ecuatorial os tenemos muy presentes. Recuperamos una historia de Misión en esta” Historia de historias” con la mirada puesta en Jesús y el corazón en el Amor de Dios. Algún día lograremos ser Uno!

  COMUNIÓN

IMG_2309

El soplo del Espíritu está prendiendo allí donde comenzó

De la cabeza a los pies

ENCUENTRO MESA PARA LA COMUNIÓN EN ARMENTEIRA                                     19 y 20 de Septiembre de 2016

HECHOS

Fuimos al monasterio de Armenteira, en Pontevedra, Vicente Morales, Pablo Tos, la Hermana Francisca y un servidor, para encontrarnos con Antonio, un párroco de Madrid con muchas ganas de trabajar; pero, también, un hombre capaz de dar contenido más allá de lo evidente, al trabajo de Vicente.20160919_194346

Más.

Fueron invitados el párroco de Cambre, junto con Susana, la párroca; Víctor, promotor de la Raiña; y la comunidad de monjas del Císter. No voy a cansaros. Nos encontramos con los mismos planteamientos, las mismas dudas y los mismos problemas de siempre. Pero planteados por curas que pueden hablar con obispos, para hablar de la necesaria comunión. En mi opinión, una manera de renombrar la necesaria presencia de la  esperanza del Evangelio en medio del mundo.20160920_114047 20160920_104102

La conclusión es muy sencilla: Es necesario que se renueve todo lo que es sólo fachada. El horror al vacío nos empuja a seguir haciendo “cosas”, como un desfibrilador en caso de infarto severo o masivo. Pero conseguimos que la vida vuelva breve, cuando tendría que ser eterna.

Pues lo dicho. No hay comunicación con todo el cuerpo si no es el cerebro quien orquesta la señal. Que cada uno de nosotros tenemos que ser antorcha en nuestros lugares, para que no sea, otra vez, una pirueta circense creer que el Evangelio es lo único que trae dignidad a la existencia. No podemos ponernos de acuerdo. Los testigos son aceptados voluntariamente y no por decreto. Por eso, vivir consecuentemente, dará la medida: Será la luz que alumbre.

Y, lo que ya sabemos: Todos nos sintamos uno. Busquemos el Reino de Dios y su justicia, que no es otra cosa que la felicidad para todos y, lo demás, será añadidura.20160919_204754

20160924_142853-copia-copia-copia-copia-copiaRespuestas grupales al encuentro, Y AHORA, ¿QUÉ?

  • Transcender más allá del whatsapp.
  • Pensar en una capilla en la que encontrarnos y rezar.
  • Somos un grupo multiespiritual, con ideas humanas desde bases cristianas: más universal.
  • La historia nos cambió la vida, para compartir y repartir. Tentudía nos identifica.
  • En el avance nos seguimos reuniendo desde la libertad y el respeto. Nada excluyente.
  • El origen motor ha de ser la Eucaristía. El whatsapp se queda corto.
  • Las actividades comunes nos unen. Tenemos que abrirnos al espíritu y comprometernos.
  • Necesitamos un encuentro diario con la historia. Es muy importante. Tenemos que trabajar temas concretos.
  • Hay que orar y trabajar orando.
  • Recordar, ¿qué nos llevó a tomar una decisión?
  • Hay que rescatar el sentimiento de familia que nos convoca, y renueva el entusiasmo, y además nos cuestiona y nos ayuda a continuar.
  • No está claro el objetivo común, ¿qué quiere Dios de lo que nosotros desconocemos? Ignoramos mucho de lo ocurrido.
  • Hay quien piensa que con el grupo es suficiente.
  • ¿A quien dejamos nuestra heredad? La nuestra es una herencia distinta a lo que se recibía anteriormente. No se trata de venir aquí. No veo que vuestros hijos os acompañen. ¿Cómo continuara esto? ¿Os entienden vuestros hijos? ¿Quién coge el testigo?
  • Una incógnita, ¿Nos habremos anclado en el tiempo?
  • ¿Somos conscientes del tesoro vivido? ¿vivimos apoyados en el Señor? Enterémonos de la vida oculta que llevan algunos.
  • Tenemos necesidad de conocer y enriquecer esta historia de historias. Lo que sabemos de esta historia es más amplio de lo que se conoce.

 ¿Qué has visto? ¿Qué crees que queda por ver?

No sé si pudo ser sueño verdadero o imaginado, el tiempo fue descubriendo valores que atrás quedaron.

Como “gritos”, provocaban enjundias que se olvidaron cuyas faltas, poco a poco, Su Plan fue desparramando.

Urgía algo divino que mostrase lo aparcado y rescatase la Esencia constructora del Reinado.

20160924_142905-copia-copia-copia-copia-copia

GRACIAS, SEÑOR. Ayúdanos a que lo seamos, para que vivamos desde Ti y sea Toda la Humanidad.

 

 

JORNADAS PARA COLABORADORES DE LOS COFs.

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA.

UFV Madrid.

Sábado, 24 de septiembre de 2016.

Presentación:

  1. Dª. Elena. Coordinadora del centro de estudios de la Universidad Francisco de Vitoria. Dª. Nieves G. Rico y Dª. María Lacalle.
  • La persona no es una isla. Es un ser familiar.
  • La familia está siendo atacada por muchos frentes.
  1. y  Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra. Arzobispo de Madrid.
  • Ofrecer espacios de reflexión sobre la familia. Si se quiere dar un rostro humano, no se debe olvidar a la familia.
  • Las familias cristianas constituyen un regalo para la Iglesia y el mundo.
    La obra maestra de la sociedad es la familia: el amor incondicionado del hombre y la mujer.
  • El hombre y la mujer han sido creados a imagen y semejanza de Dios. Y Dios es Amor.
  • El amor es ex céntrico…va hacia el otro.
  • Brillar por la vivencia de los valores del Evangelio.
  • Contemplar la familia de Nazaret.
  • No dejarse desorientar por modas.
  • Transmitamos la fe a las generaciones jóvenes y para eso es necesaria la familia.
  • Vivir la dimensión de iglesia doméstica.

Este es el tiempo. Esta es la hora.Este es el momento en el que Dios nos ha llamado.

duelo-ana-20160909_155503

Seguiremos en la lucha por un mundo de hermandad.

 Seguiremos en la lucha por un mundo de hermandad. 

20160924_142853-copia-copia-copia-copia-copia

CUARTO ENCUENTRO. LA VIDA SIGUE MANIFESTANDO UNA INQUIETUD QUE PERMANECE INTACTA Y FIEL AL ESPÍRITU CON QUE NACIÓ.

Así soñaba y cantaba “Brotes de Olivo de Palencia”.

Vigésimo sexto domingo del tiempo ordinario

Libro de Amós 6,1.4-7.
¡Ay de los que se sienten seguros y viven confiados

Salmo 146(145),7.8-9.10.
El Señor hace justicia a los oprimidos
y da pan a los hambrientos.
Proteged a los extranjeros y sustentad al huérfano y a la viuda;
El Señor reina eternamente, a lo largo de las generaciones.

Primera Carta de San Pablo a Timoteo 6,11-16.
En lo que a vosotros concierne, mujeres y hombres que seguís inquietos tras la huella de Dios, practicad la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia, la bondad.
Pelead el buen combate de la fe, conquistad la Vida según ayer os inspiraba el Espíritu en la tarde de ayer. Dad vida a todas las cosas, observad lo que está prescrito, manteniendoos siendo un signo distinto dentro del mundo en que vivís. Sed todos juntos humildes profetas, fieles a los talentos que se os dio al nacer, y que en el tiempo no habéis olvidado a Aquel que os llamó. 

Evangelio según San Lucas 16,19-31.
“Continuad en la lucha por un mundo de hermandad, según quisisteis vivir desde el principio”.

Y después de tantos años, así siguen soñando y cantando todos los que vieron nacer a Cristo cada día.

Pensamientos, imágenes, secuencias, sueños que se mantienen intactos en el paso de los años.

***************************************************************************************************************************

20160924_213209 20160924_134443-copia-copia-copia-copia-copia-copia 20160924_135741-copia-copia-copia-copia-copia-copia 20160924_140125-copia-copia-copia-copia-copia-copia
20160924_142905-copia-copia-copia-copia-copia
20160924_142936-copia-copia-copia-copia-copia 20160924_145701-copia-copia-copia-copia 20160924_18370920160924_145727-copia-copia-copia 20160924_145735-copia-copia-copia 20160924_150206-copia-copia-copia 20160924_170722-copia-copia 20160924_171240-copia-copia 20160924_171329-copia 20160924_171342-copia 20160924_171430-copia 20160924_172241-copia 20160924_183638-copia20160924_191210 20160924_184901

20160924_190140

Todo lo vivido nos sigue mostrando la fidelidad que Dios mantiene en la Alianza que prometió a quienes le siguen confiados en Su Providencia. Gracias, Señor.

 

Una aventura de Evangelio inesperada

Levántate,caminante.

antonio-rosi-20160923_135622

duelo-ana-20160909_155503

Génesis 15, 5. ¿Quién recuerda el momento en que Dios dijo a Abrahám que mirara al cielo, y viera en él que su descendencia sería tan numerosa como las estrellas? ¿Quiénes, dentro de esta “Historia de historias”, sabe que el mismo Dios de Abrahám inició en unos cuantos una situación inesperada, que desconocían y por lo tanto no les pertenecía, cuya raíz y misión partiría de otra mirada, y ver en lo hondo y la inmensidad del cielo, infinitas estrellas ante las que solo supieron decir AMÉN?

cande-parro-20160922_224045

Sábado de la vigésima quinta semana del tiempo ordinario

20160904_152209 20160904_141759 20160904_115719 20160904_115704Hoy, la Palabra del “Viejo Testamento” se suma en plena dimensión para dar valor, conocimiento y certificación a quienes desde hace muchos años, Dios se sirvió para iniciar una aventura de Evangelio inesperada. Desde sus inicios, ha constituido tiempos de búsqueda del Espíritu en todo, de rescate de valores olvidados, de consolidación de cuanto nos ha interpelado y nos atrevemos a recordar, de respeto profundo a la libertad y talentos de quienes fueron interviniendo, de apuesta por las sencillas raíces de las que nacieron. En todo, mientras caminábamos, la Vida nos mostró que el Señor se vale de todo – errores y aciertos, inconsciencias y suficiencias – para mostrar en su conjunto el proceso que nos lleva a dar vida el sueño de Juan en el Apocalipsis. 

Libro de Eclesiastico, de Sirac 11,9-10.12,1-8.
Alégrate, muchacho, mientras eres joven, y que tu corazón sea feliz en tus años juveniles. Sigue los impulsos de tu corazón y lo que es un incentivo para tus ojos; pero ten presente que por todo eso Dios te llamará a juicio.
Aparta de tu corazón la tristeza y aleja de tu carne el dolor, porque la juventud y la aurora de la vida pasan fugazmente.
Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que lleguen los días penosos y vengan los años en los que dirás: “No encuentro en ellos ningún placer”; antes que se oscurezcan el sol y la luz, la luna y las estrellas, y vuelvan las nubes cargadas de lluvia.
En aquel día temblarán los guardianes de la casa y se encorvarán los hombres vigorosos; se detendrán las moledoras, que ya serán pocas, y se oscurecerán las que miran por las ventanas; se cerrarán las puertas de la calle, mientras declina el ruido del molino; cesará el canto de los pájaros y enmudecerán las que entonan canciones.
Entonces se temerán las cuestas empinadas y los terrores acecharán por el camino. El almendro estará florecido, se pondrá pesada la langosta y la alcaparra perderá su eficacia. Porque el hombre se va a su morada eterna, mientras las plañideras rondan por la calle. (Y ahora, al siervo inútil del que Dios se valió para partir del valor profundo y claro de lo que sin nadie saber ha trascendido  contenido delo sucedido, Dios le habla y le pide no dejar de vivir y anunciar lo que le enseñó a lo largo del camino).
Sí, acuérdate de todo antes que se corte la hebra de plata y se quiebre la ampolla de oro, antes que se haga pedazos tu cántaro en la fuente y se rompa la cuerda del aljibe; antes que tu polvo vuelva a la tierra, como lo que es, y tu aliento vuelva a Dios, porque es ÉL quien lo dio.
¡Vanidad, pura vanidad!, dice Cohélet. ¡Nada más que vanidad!

Salmo 90(89),3-4.5-6.12-13.14.17.
Tú haces que los hombres vuelvan al polvo,
con sólo decirles: “Vuelvan, seres humanos”.
Porque mil años son ante tus ojos
como el día de ayer, que ya pasó,
como una vigilia de la noche.

Tú los arrebatas, y son como un sueño,
como la hierba que brota de mañana:
por la mañana brota y florece,
y por la tarde se seca y se marchita.

Enséñanos a calcular nuestros años,
para que nuestro corazón alcance la sabiduría.
¡Vuélvete, Señor! ¿Hasta cuándo…?
Ten compasión de tus servidores.

Sácianos en seguida con tu amor,
y cantaremos felices toda nuestra vida.
Que descienda hasta nosotros
la bondad del Señor;
que el Señor, nuestro Dios,

haga prosperar la obra de nuestras manos.

Evangelio según San Lucas 9,43b-45.
Mientras todos se admiraban por las cosas que hacía, Jesús dijo a sus discípulos:
“Escuchen bien esto que les digo: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres”.
Pero ellos no entendían estas palabras: su sentido les estaba velado de manera que no podían comprenderlas, y temían interrogar a Jesús acerca de esto.

*****************************************************************************************************************************

Boletín de Religión Digital

(Cameron Doody).- “La no violencia: un estilo de política para la paz”. Éste será el título del mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz de 2017. Al elegirlo el pontífice ha dado “un reconocimiento muy fuerte” a la iniciativa dentro de la Iglesia católica de que ésta se aleje de la teoría de la “guerra justa”. Así lo subrayó el cardenal Peter Turkson en una entrevista al National Catholic Reporter.

JUSTICIA Y PAZ PIDE A FRANCISCO QUE DEDIQUE UNA ENCÍCLICA A LA NO VIOLENcia

20160921_205229 img-20160923-wa0002

Jesús, ¿quién eres Tú?

 

20160921_202540-1Viernes de la vigésima quinta semana del tiempo ordinario

Libro de Eclesiastico, de Sirac 3,1-11.
Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol: Dios hizo todas las cosas apropiadas a su tiempo,

Tú, ¿en qué tiempo de tu vida vives? Quienes nos sentimos navegando en el mismo barco, ¿en qué tiempo crees que estamos?

Él puso en el corazón del hombre el sentido del tiempo pasado y futuro, sin que el hombre pueda descubrir la obra que hace Dios desde el principio hasta el fin.

Según la Visión universal y trascendente de Dios, ¿qué tiempo creemos que le toca vivir a esta “Historia de historias”, cuya denominación ya indica la urgencia de una concepción distinta a la tradicional que venimos viviendo desde siglos atrás?    

Salmo 144(143),1a.2abc.3-4.
Bendito sea el Señor, mi Roca,
él es mi bienhechor y mi fortaleza,
mi baluarte y mi libertador;
Él es el escudo con que me resguardo.

Evangelio según San Lucas 9,18-22.
Jesús oraba a solas y a los discípulos que estaban con ÉL, les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy yo?”.

«Y tú, quien seas y como te llames, ¿quién dices que soy Yo?»

20160811_090901 20160726_091041 20160804_193311

 

Vanidad, ¿qué saca el hombre de sus esfuerzos?

duelo-ana-20160909_155503

¡Vanidad, pura vanidad!, ¡¡Vanidad, pura vanidad!! ¡¡¡Nada más que vanidad!!! ¿Qué provecho saca el hombre de todo el esfuerzo que hace mientras vive?

Jueves de la vigésima quInta semana del tiempo ordinario

Libro de Eclesiastico, de Sirac 1,2-11.

Salmo 90(89),3-4.5-6.12-13.14.17.

Evangelio según San Lucas 9,7-9. 

*************************************************************************************************************

¿Pensaremos hoy, nos serviría de algo pararnos a pensar lo que hoy nos proponen las circunstancias de este momento?

m-jose-vega-m-20160911_145825

Vanidad, ¿qué saca el hombre de sus esfuerzos?

¿QUÉ COMPROMISO TENGO CON LA VIDA QUE SE ME HA DADO?

¿Qué, de aquello que pensamos y recordamos con fuerza, deja huella profunda de cuanto urge a la Iglesia?

¿Qué, de lo que la unge y ha de vivir, se olvidó de su papel, y trabaja sin conciencia?

Un hombre que no ama al mundo en que naciera, que no asume y vive en él sus raíces y su esencia, … … .. ¿? ¿? ¿?.

Para rescatar su raíz y devolverlo a su esencia

Puso Jesús en nosotros, pequeño y fiel su presencia.

Necesitamos pensar todo lo que esto encierra, quienes conscientes, vivimos por curar tal inconsciencia.

De nada sirve vivir, a nadie sirve mi apariencia. El mundo y yo nos morimos, vana es nuestra existencia.

(El que tenga oídos,  que oiga, Mt 13, 9-18, y si quiere, me siga, Mt 4, 20-22)


20160920_071033

Desde el principio una misión: formar “Una Gran Comunidad”

Desde el principio una misión: formar “Una Gran Comunidad”

maria-jesus-lopez-20160910_183126

Fiesta de san Mateo, apóstol y evangelista

Carta de San Pablo a los Efesios 4,1-7.11-13.
Hermanos:
Yo, que estoy preso por el Señor, los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido.
Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor.
Traten de conservar la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz.
Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida.
hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.
Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos.
Sin embargo, cada uno de nosotros ha recibido su propio don, en la medida que Cristo los ha distribuido.
El comunicó a unos el don de ser apóstoles, a otros profetas, a otros predicadores del Evangelio, a otros pastores o maestros.
Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la edificación del Cuerpo de Cristo,
hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto y a la madurez que corresponde a la plenitud de Cristo.

Salmo 19(18),2-3.4-5.
El cielo proclama la gloria de Dios
y el firmamento anuncia la obra de sus manos;
un día transmite al otro este mensaje

y las noches se van dando la noticia.
Sin hablar, sin pronunciar palabras,
sin que se escuche su voz,

resuena su eco por toda la tierra
y su lenguaje, hasta los confines del mundo.
Allí puso una carpa para el sol

Evangelio según San Mateo 9,9-13.
Jesús, al pasar, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. El se levantó y lo siguió.
Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publicanos y pecadores, y se sentaron a comer con él y sus discípulos.
Al ver esto, los fariseos dijeron a los discípulos: “¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?”.
Jesús, que había oído, respondió: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos.
Vayan y aprendan qué significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

*************************************************************************************************
Uno de los primeros testimonios históricos de los evangelistas

20160812_171631

¿Dirección? Buscar unidos, desde la intención profunda de hacerlo desde el corazón, sin otro “proselitismo” que hacerlo para una misión de formar “Una Gran Comunidad”. Parecía imposible. La respuesta fiel a los valores y carismas íntimos, nos habían llevado inconscientemente a una dispersión de las fuerzas del Espíritu. Había que rescatar lo genuino de la Comunión Trinitaria.

foco-gertru-20160916_235307

Las aguas estaban turbulentas y dispersas. En el mar tranquilo que debía navegar la Palabra de Dios, ya desde el principio de esta “historia de historias”, según decimos en el encabezamiento, se hallaba agitadas.

duelo-maria-m-20160916_235200

La realidad que había que alcanzar debía alcanzar un sueño: El Cielo Nuevo y la Tierra Nueva que suponía pensar, reflexionar, formar “Una gran Comunidad” que manifestase que siendo fieles al Espíritu y Verdad de la Palabra, con perseverancia y conciencia “inusual” lo alcanzase.

duelo-ana-20160909_155503

De todas las estrellas del firmamento que vivía en el corazón de todas las mujeres y hombres de Buena Voluntad debía surgir el Mensaje Total del Proyecto de Dios.

m-jose-vega-m-20160911_145825

Para ello, Dios escogió un barco, en el que Todos Juntos surcasen rumbo al Gran Mar de la Misericordia.

20160920_120331

La mirada al Cielo y las Estrellas del conjunto comenzó una noche. Fue en el altar de un tronco de árbol, en el que quienes comenzaban se preguntaban: Ciudad Joven, ¿qué será lo que nos has de deparar? Tenemos miedo a no percibir y dar lo que TÚ nos pidas. Hoy, después de 38 años (tiempo de espera del paralítico en la piscina probática), la Vida nos ha respondido.

20160920_121638

Ha sido en el Monasterio cisterciense Armenteira

20160920_114151

La Gracia Providente de Dios ha reunido a sencillos representantes que vivieron perseverantes a lo largo del tiempo.

20160920_104102

La experiencia de Dios tan esperada a pesar de inconsciencias y dudas, ha juntado en el Monasterio la sencillez y la inquietud, que manifiestan cómo “lo distinto se ama”.

20160920_104045

Hay que estar atentos. Dios proveerá. Y quienes perseveren verán los resultados que muestren la fidelidad de la Alianza que Dios hizo a Jacob, representante del pueblo, al que Dios se manifestó, Su Pueblo.

20160919_170858

Ahora toca seguir en camino,siempre rezando por todos, para que quienes el Señor siga enviando a la misión, continúen sabiendo, en su inconsciencia, administradores de los misterios de Dios.

brotes-de-olivo2016

A todos, por todos y los que han intervenido,intervienen e intervendrán, gracias a Dios por sus vidas. Entre todos han rescatado para todos lo disperso y olvidado.[wpvideo AkqlwdA3]

Gracias, Chito, por tus 49 años.Sigamos pidiendo a Dios que haga de nuestra nada una fuente viva.

 

 

 

20160919_191548

Gracias, Antonio por tu fidelidad y atención a todo en buscar lo que Dios quiere de ti. Envíanos tu libro.

20160920_072426

Que todos descubramos lo que quieres de cada uno…

20160920_071033

… y así, toda la humanidad vivirán en la Paz del Señor.

A los que han intervenido en esta ocasión se les pidió que escribiesen lo que habitaba en sus corazones después de la experiencia vivida. Esto es lo que aportaron. Faltan los que escribieron desde los distintos lugares que rezaron por continuar en la búsqueda de la Gran Comunidad. No hemos sabido incorporarlo

 

Me apasiona comunicar, hablar, crear “condiciones” para la conciencia de la comunión

 Quiero trabajar por mi propio conocimiento sobre la unidad.

 Rezar mansa, humilde y misericordiosamente, siempre a la escucha de la Palabra de Dios.

 Convertirme para renovar la inquietud y descubrir la misericordia que me hace uno con otros.

 Esto me mueve, y descubro que urge decir cómo veo la realidad, y con verdad y misericordia aplicarla donde corresponda.

 Aún en, soledad, intentar vivir en comunión.

 Hay que seguir luchando, a Dios rogando y con el mazo dando.

 Con Esperanza, respetar procesos, y arar con los bueyes que tenemos.

 La Comunión y el Cuerpo místico son los que nos hablan de Unidad.

 Hemos de vivir el Silencio del Padre, La Oración del Hijo, y la Alegría del Espíritu Santo.

20160920_144702 20160920_114322

Felicidades, Jesús.