El justo vivirá por la fe.

“Todas las cosas me han sido entregadas por mi Padre; nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”. Mt. 11, 27.

Martes de la vigésima octava semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 1,16-25. 
Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos en primer lugar, y después de los que no lo son.
En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: El justo vivirá por la fe.
En efecto, la ira de Dios se revela desde el cielo contra la impiedad y la injusticia de los hombres, que por su injusticia retienen prisionera la verdad.
Porque todo cuanto de se puede conocer acerca de Dios está patente ante ellos: Dios mismo se lo dio a conocer, ya que sus atributos invisibles -su poder eterno y su divinidad- se hacen visibles a los ojos de la inteligencia, desde la creación del mundo, por medio de sus obras. Por lo tanto, aquellos no tienen ninguna excusa:
en efecto, habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron ni le dieron gracias como corresponde. Por el contrario, se extraviaron en vanos razonamientos y su mente insensata quedó en la oscuridad.
Haciendo alarde de sabios se convirtieron en necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por imágenes que representan a hombres corruptibles, aves, cuadrúpedos y reptiles.
Por eso, dejándolos abandonados a los deseos de su corazón, Dios los entregó a una impureza que deshonraba sus propios cuerpos, ya que han sustituido la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a las criaturas en lugar del Creador, que es bendito eternamente. Amén.

Salmo 19(18),2-3.4-5. 
El cielo proclama la gloria de Dios
y el firmamento anuncia la obra de sus manos;
un día transmite al otro este mensaje

y las noches se van dando la noticia.
Sin hablar, sin pronunciar palabras,
sin que se escuche su voz,

resuena su eco por toda la tierra
y su lenguaje, hasta los confines del mundo.
Allí puso una carpa para el sol

Evangelio según San Lucas 11,37-41. 
Cuando terminó de hablar, un fariseo lo invitó a cenar a su casa. Jesús entró y se sentó a la mesa.
El fariseo se extrañó de que no se lavara antes de comer.
Pero el Señor le dijo: “¡Así son ustedes, los fariseos! Purifican por fuera la copa y el plato, y por dentro están llenos de voracidad y perfidia.
¡Insensatos! El que hizo lo de afuera, ¿no hizo también lo de adentro? Den más bien como limosna lo que tienen y todo será puro.

______________________________________________________________________

Justos son quienes buscando el Espíritu en todo, y dan la vida con fe por construir el Reino de Dios y su Justicia en esta tierra. Así nos habla hoy la Palabra.

  •                                                                                                                                                                                                         El cielo proclama la gloria de Dios
    y el firmamento anuncia la obra de sus manos.
  •                                                                                                                                                                                                                                                                                           El que hizo lo de afuera, ¿no hizo también lo de adentro? Den más bien como limosna lo que tienen y todo será puro.

Comentario del Evangelio por 
Santa Teresa de Calcuta (1910-1997), fundadora de las Hermanas Misioneras de la Caridad.
El gozo del don

«Dad limosna de lo de dentro y así lo tendréis limpio todo»

No podemos quedar satisfechos dando sólo dinero. Los ricos y la gente que vive cómodamente no saben verdaderamente qué son los pobres; por eso podemos perdonarlos, porque el conocimiento sólo puede conducir al amor, y el amor al servicio. Es porque no conocen el amor, por lo que no se conmueven por ellos.

Por amor procuro dar a los pobres lo que los ricos no podrían obtener con dinero. Ciertamente, no tocaré a un leproso ni por un millón, pero lo cuidaré gustosamente por el amor de Dios.

Desde la Comunidad de Pueblo de Dios, nos adelantan sus deseos y esfuerzos para responder en estos momentos que viven con Esperanza y anhelos de fidelidad.

“El Señor es mi pastor, nada me falta: 
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.

Me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque Tú vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan”.

Salmo 22

Querida familia:

En septiembre y octubre nos hemos reunido en Asamblea Universal, de la que ha surgido un Grupo Centinela. Por primera vez se han establecido unos previos que hay que considerar, sin condicionar lo que cada uno quiere vivir y el rol que siente que ha desempeñar, para ayudan a cuidar cualquier tarea que Dios encomienda a toda misión en la que se ofrece y da la vida en Su Nombre. Por circunstancias de todos conocidas, hasta ahora han pasado años en los que “el papel de la capilla”, sin ningún tipo de imposición ha sido el referente histórico que – solo Dios sabe por qué – nunca hasta ahora se discernió y  profundizó como la tarea que se presentaba según la misión que Dios ponía en nuestras manos.

Tras “ene veces” de intentos de explicación, que permanecía sin ninguna imposición externa, en esta exposición se mostró cuales han sido las situaciones que nos han hecho llegar hasta aquí. Motivos experienciales y vitales, nos han llevado a reconocer – cada uno ha de verlo por sí mismo – si lo ocurrido en tantos años es lo que enamora lo mejor de nuestros talentos y responsabilidad. En ello está la magna tarea de quienes quieran hacer Vida esta “Historia de historias” desde sus raíces, después de tanto  tiempo, a la que han de disponerse ante Dios y responder según nos ha ido diciendo.

En concreto veíamos que cada uno tendría que resolver los siguientes puntos:

LAS FUENTES Y LA LECTURA EVANGÉLICA CORRECTA DE LA REGLA ÚNICA

*/EL RESCATE DE LA PALABRA.

*/EL CARISMA.

*/LA ESPIRITUALIDAD.

*/LA ECLESIALIDAD.

OTROS PUNTOS A TENER EN CONSIDERACIÓN

Cuantas consideraciones y responsabilidades se quieran asumir muestran la inmensa buena y voluntad de quien “en Espíritu y Verdad” sueña dar vida a lo que sueña. En la tarea que nos ocupa, ¿cómo lo podremos hacer fielmente si no conocemos cual es la misión fundamental y distinta que ha querido Dios en nosotros? Es ahí donde el 8  de octubre, 36 cumpleaños de la comunidad quedó expuesto tal cual había sucedido todo hasta entonces, y se resumió con este decálogo:

¿CUMPLE SU COMPROMISO QUIEN NO LO MUESTRA CON SU VIDA?

  1. Esta historia no nace por intuición de nadie. Responde a la ausencia de valores olvidados de la Palabra.
  2. El tema Todos Juntos presente en la capilla de la Comunidad sirvió para recordarnos a todos la falta de unidad universal en el mundo y en la Iglesia.
  3. Sin coacción, ni sometimiento ni siquiera invitación constituye la realización de la tarea que debía producirse iluminados y guiados por la Palabra de Dios, sin traducción, orada,  vivida ni aconsejada por nadie que no contemple en ello  toda su exigencia.
  4. El Señor no ha llamado a nadie en particular para una misión concreta, sino que los que se sienten atraídos y llamados por lo Nuevo que contemplan, buscarán el Espíritu en todo y en todos.
  5. Durante años, al no haberse comprendido, hemos construido una visión dispersa, lejana de la raíz que debe servir a lo que podemos llamar una “misión sin razón”.
  6. Al no haber entendido lo que se nos ha transmitido constantemente, la misión por lo que nace no ha mostrado los frutos de su Servicio, su Unidad y su Libertad.
  7. Su aparición no planeada ha mostrado una llamada de Dios de forma distinta a lo establecido durante siglos. Llama a responder a los talentos personales.
  8. Desde Dios, la felicidad buscada por la mujer y el hombre de siempre de todos los tiempos, jamás la encontraremos si no es a través de su Mensaje Universal.
  9. ¿Cómo responder desde una nueva conciencia de entrega y de respuesta? ¿Cómo generar la presencia en todos de lo divino desconocido que vive en todos?
  10. El papel de la capilla no nos convoca para realizar juntos una misión, sino para revelarnos y conocer lo mejor de cada uno, y para que lo pongamos en práctica y en silencio. El Espíritu hará la misión que conoce y espera de todos y de cada uno, siendo contemplativos constructores del Reino de Dios en toda la humanidad.

Esta tarea es la que circunda y está sumergida la misión. Es en ello donde cada quién que se sienta llamado en su concreción y respuesta,  está la responsabilidad como cristiano para este tiempo.

En lo oscuro, ¿estamos viendo a Dios?

¿Qué haces con tus talentos?

Lunes de la vigésima octava semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 1,1-7. 
Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios, que él había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras, acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, nacido de la estirpe de David según la carne, y constituido Hijo de Dios con poder según el Espíritu santificador. por su resurrección de entre los muertos.
Por él hemos recibido la gracia y la misión apostólica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos, entre los cuales se encuentran también ustedes, que han sido llamados por Jesucristo.
A todos los que están en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos, llegue la gracia y la paz, que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

Salmo 98(97),1.2-3ab.3cd-4. 
Canten al Señor un canto nuevo,
porque él hizo maravillas:
su mano derecha y su santo brazo
le obtuvieron la victoria.

El Señor manifestó su victoria,
reveló su justicia a los ojos de las naciones:
se acordó de su amor y su fidelidad
en favor del pueblo de Israel.

Los confines de la tierra han contemplado
el triunfo de nuestro Dios.
Aclame al Señor toda la tierra,
prorrumpan en cantos jubilosos.

Evangelio según San Lucas 11,29-32. 
Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: “Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás.
Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.

______________________________________________________________________

 

Llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios, que él había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras, acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor.

 
Canten al Señor un canto nuevo,
porque Él hizo maravillas.

Como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.

Hoy, ¿en quiénes estará pensando Dios, para hablar y predicar en Su Nombre,  entre las infinitas mujeres y hombres de este momento de la historia de la humanidad? ¿Serás tú, acaso yo?

 

Con auténtico gozo, os comunicamos una noticia leída en huelva 24

.El onubense que triunfa en la Ópera Nacional de París

Pedro Llanes, hace unos días en el teatro en París./ M.G.

Con una mochila y un billete de ida y vuelta se presentó en marzo a unas audiciones que había visto por internet y ni siquiera le dio tiempo a volverse a por una maleta más grande: la misma tarde después de las pruebas le comunicaron que había sido seleccionado entre más de una treintena de candidatos. Al poco llegaron las primeras producciones, ‘Don Carlos’, de G. Verdi, y ‘De la maison des morts’, de L. Janáček, así que desde mayo de este año se encuentra instalado allí no se ha bajado del escenario parisino.

“En el momento que vi las audiciones en la web me encontraba en Madrid terminando la ópera ‘El holandés errante’, de R. Wagner, en el Teatro Real, y me pareció una buena oportunidad para probar suerte en otro lugar de tanto prestigio, y buscar unas condiciones más estables”, explica a huelva24.com Pedro Llanes, que recuerda además como vivió esos inicios “enormemente emocionado por la aventura de irme a un país extranjero como Francia y por pertenecer a uno de los teatros con las producciones de opera más importantes del mundo”.

Cuando le preguntan, de hecho, no tiene dudas. “Animo al que tenga inquietudes a que salga de su zona de confort, su ciudad, incluso su país, si no logra encontrar lo que desea o no le convence lo que tiene actualmente. Cuando yo lo hice fue algo positivo para mi ver que en sitios exigentes me miraron con buenos ojos, tu estima sube y, de todas maneras, aunque no  consiguiese el éxito, siempre es una experiencia enriquecedora de trabajo y de vida”.

Felicidades a sus padres, allí donde están, y a su nutrida familia que, de múltiples maneras constata cómo la vida premia con creces inagotables, los esfuerzos que nacen, se hacen y ofrecen desde el corazón.

 

dav

El traje de boda

Vigésimo octavo Domingo del tiempo ordinario

Libro de Isaías 25,6-10a. 
En aquel día:
El Señor de los ejércitos
ofrecerá a todos los pueblos sobre esta montaña
un banquete de manjares suculentos,
un banquete de vinos añejados,
de manjares suculentos, medulosos,
de vinos añejados, decantados.
El arrancará sobre esta montaña
el velo que cubre a todos los pueblos,
el paño tendido sobre todas las naciones.
Destruirá la Muerte para siempre;
el Señor enjugará las lágrimas
de todos los rostros,
y borrará sobre toda la tierra el oprobio de su pueblo,
porque lo ha dicho él, el Señor.
Y se dirá en aquel día:
“Ahí está nuestro Dios,
de quien esperábamos la salvación:
es el Señor, en quien nosotros esperábamos;
¡alegrémonos y regocijémonos de su salvación!”.
Porque la mano del Señor se posará sobre esta montaña.

Salmo 23(22),1-3a.3b-4.5.6. 
El Señor es mi pastor,
nada me puede faltar.
El me hace descansar en verdes praderas,
me conduce a las aguas tranquilas
y repara mis fuerzas;
me guía por el recto sendero,

Aunque cruce por oscuras quebradas,
no temeré ningún mal,
porque Tú estás conmigo:
tu vara y tu bastón me infunden confianza.
Tú preparas ante mí una mesa,
frente a mis enemigos;

unges con óleo mi cabeza
y mi copa rebosa.
Tu bondad y tu gracia me acompañan
a lo largo de mi vida;
y habitaré en la Casa del Señor,
por muy largo tiempo.

Carta de San Pablo a los Filipenses 4,12-14.19-20. 
Hermanos:
Yo sé vivir tanto en las privaciones como en la abundancia; estoy hecho absolutamente a todo, a la saciedad como al hambre, a tener de sobra como a no tener nada.
Yo lo puedo todo en Aquel que me conforta.
Sin embargo, ustedes hicieron bien en interesarse por mis necesidades.
Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús.
A Dios, nuestro Padre, sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Evangelio según San Mateo 22,1-14. 
Jesús habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo, diciendo:
El Reino de los Cielos se parece a un rey que celebraba las bodas de su hijo.
Envió entonces a sus servidores para avisar a los invitados, pero estos se negaron a ir.
De nuevo envió a otros servidores con el encargo de decir a los invitados: ‘Mi banquete está preparado; ya han sido matados mis terneros y mis mejores animales, y todo está a punto: Vengan a las bodas’.
Pero ellos no tuvieron en cuenta la invitación, y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio;
y los demás se apoderaron de los servidores, los maltrataron y los mataron.
Al enterarse, el rey se indignó y envió a sus tropas para que acabaran con aquellos homicidas e incendiaran su ciudad.
Luego dijo a sus servidores: ‘El banquete nupcial está preparado, pero los invitados no eran dignos de él.
Salgan a los cruces de los caminos e inviten a todos los que encuentren’.
Los servidores salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, buenos y malos, y la sala nupcial se llenó de convidados.
Cuando el rey entró para ver a los comensales, encontró a un hombre que no tenía el traje de fiesta.
‘Amigo, le dijo, ¿cómo has entrado aquí sin el traje de fiesta?’. El otro permaneció en silencio.
Entonces el rey dijo a los guardias: ‘Atenlo de pies y manos, y arrójenlo afuera, a las tinieblas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes’.
Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos.

______________________________________________________________________

Los inquietos y celosos que sueñan con el nombre de éste, nuestro blog, recibirán respuesta a este texto de la Palabra, que a muchos, nos cuesta entender. Hoy recomendamos que oremos a San Agustín. 

Leer el comentario del Evangelio por :
San Agustín (354-430), obispo de Hipona (África del Norte), doctor de la Iglesia
Sermón 90,5-6.

«El vestido de boda»

¿Cuál es el vestido de boda, el traje nupcial? El Apóstol nos dice:»Los preceptos no tienen otro objeto que el amor, que brota del corazón limpio, de la buena conciencia y de la fe sincera»(1Tm 1,5). Este es el traje de fiesta. Pero no un amor cualquiera, pues muchas veces parecen amarse incluso hombres cómplices  de una mala conciencia. Pero en ellos no hallamos ese amor. Pero estos que se someten juntos al bandidaje, a los maleficios, estos que se reúnen comediantes del amor, cocheros y gladiadores, se aman generalmente entre ellos, pero no es la caridad que nace de un corazón puro, de la buena conciencia y de la fe sincera: pues, un amor así es  el traje de fiesta.

Revestíos pues del traje nupcial, si es que aún no lo tenéis. Ya vosotros habéis entrado en la sala del festín, podéis acercaros a la mesa del Señor, pero no tenéis todavía el honor del esposo, el traje nupcial: buscáis aún vuestros intereses y no los de Jesucristo. El vestido nupcial tiene como finalidad honrar la unión conyugal, es decir, al Esposo y la Esposa. Conocéis al Esposo: es Cristo. Conocéis a la Esposa: es la Iglesia. Rendid honor  a  la que es esposa, rendid honor también al que es el esposo. Si honráis como es debido a los que se casan, seréis sus hijos. Progresad, pues, también en esto.

Leonardo Boff: “La Tierra es uno de los grandes temas de la teología que se ocupa de los pobres”

Teólogos de la liberación, en ‘sinergia intergeneracional’, analizan la geopolítica de la esperanza

Margot Bremer: “Tenemos la responsabilidad de dialogar con otras teologías y descubrir qué tenemos en común”

(Amerindia).-El inicio del Encuentro Intergeneracional de teología de la liberación convocado por Amerindia, y que lleva por título “la fuerza de los pequeños”, coincidió con la celebración del “día de la resistencia” (12 de octubre), como se recordó en la oración de la mañana, en comunión con los pueblos originarios del continente.

Sobre este tema, esta “Historia de historias” se acerca a una decena de años en los que no pocas veces ha hablado con algunos de esos teólogos amigos, sedientos por responder según nos comenta Margot Bremer. El último de estos encuentros sucedió ahora hace un año en Santiago de Compostela, con Torres Queiruga, que nos mostró las dificultades que ello conlleva, animándonos a  insistir en esta urgente necesidad.

La infinita actividad de todos, imposibilita intervenir en lo que de urgente entraña la comunión que nos acerque a tan importante misión. Retomaremos humildemente tal tarea, pidiendo a Dios y a todos que nos gocemos y contemplemos lo que tanta Vida visible, patente y latente, necesitan tantas mujeres y tantos hombres de toda cultura y pensamiento.                        Revestíos del traje nupcial, si es que aún no lo tenéis.

¿Quién es feliz?

Feliz aquel que escucha la Palabra y la pone en práctica

Antes de conocerla y ponerla en práctica, Dios te hizo concebir y alimentar a quienes sin saber la han proclamado, y nunca sabrán hasta qué rincones llegó el Mensaje.

 

Sábado de la vigésima séptima semana del tiempo ordinario

Libro de Joel 4,12-21. 
¡Que despierten y suban las naciones al valle de Josafat! Porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor.
Pongan mano a la hoz: la mies está madura; vengan a pisar: el lagar está lleno; las cubas desbordan: ¡tan grande es su maldad!
¡Multitudes innumerables en el valle de la Decisión! Porque se acerca el Día del Señor en el valle de la Decisión.
El sol y la luna se oscurecen, las estrellas pierden su brillo.
El Señor ruge desde Sión y desde Jerusalén hace oír su voz: ¡tiemblan el cielo y la tierra! ¡Pero el Señor será un refugio para su pueblo, un resguardo para los israelitas!
Así ustedes sabrán que yo soy el Señor, su Dios, que habito en Sión, mi santa Montaña. Jerusalén será un lugar santo, y los extranjeros no pasarán más por ella.
Aquel día, las montañas destilarán vino nuevo y manará leche de las colinas; por todos los torrentes de Judá correrán las aguas, y brotará un manantial de la Casa del Señor, que regará el valle de las Acacias.
Egipto se convertirá en una desolación y Edóm en un desierto desolado, a causa de la violencia cometida contra las hijos de Judá, cuya sangre inocente derramaron en su país.
Pero Judá será habitada para siempre y Jerusalén por todas las generaciones.
Yo vengaré su sangre, no la dejaré impune, y el Señor tendrá su morada en Sión.

Salmo 97(96),1-2.5-6.11-12. 
¡El Señor reina! Alégrese la tierra,
regocíjense las islas incontables.
Nubes y Tinieblas lo rodean,
la Justicia y el Derecho son

la base de su trono.
Las montañas se derriten como cera
delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra.
Los cielos proclaman su justicia

y todos los pueblos contemplan su gloria.
Nace la luz para el justo,
y la alegría para los rectos de corazón.
Alégrense, justos, en el Señor

y alaben su santo Nombre.

Evangelio según San Lucas 11,27-28. 
Cuando Jesús terminó de hablar, una mujer levantó la voz en medio de la multitud y le dijo: “¡Feliz el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!”.
Jesús le respondió: “Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican”.

______________________________________________________________________

La Palabra, los acontecimientos últimos, y lo insistencia de una vida en búsqueda, nos llaman a hacer referencia a palabras proclamadas ayer Pedrito en la Eucaristía de envío de Granada, su madre, a la Casa del Padre.

Aquel día, las montañas destilarán vino nuevo y manará leche de las colinas.

Judá será habitada para siempre y Jerusalén por todas las generaciones.

Las montañas se derriten como cera
delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra.
 
“¡Feliz el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron!”.
Jesús le respondió: “Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican”.

«Gracias, Señor, por tanta intensidad e insistencia en recordarnos lo mucho que, sin saber, nos has estado manifestando desde el principio: el Verbo es LA VIDA. Jn 1, 14»

El Papa envía un videomensaje al pueblo brasileño por los 300 años de Aparecida

Francisco: “¡El cristiano no puede ser pesimista jamás!”

“Aprendamos a conservar la esperanza, a dejarnos sorprender por Dios y a vivir en la alegría”

(RV).- Francisco envió un vídeo mensaje al pueblo brasileño en el marco del Jubileo por los 300 años del hallazgo de la imagen de la Virgen de Aparecida. Manifestando su afecto por “este amado pueblo, devoto de la Madre de Jesús”, el Pontífice recuerda con afecto su primer viaje apostólico internacional, en el año 2013, en el que visitó el santuario.

[Diario] 13/10/2017 – Mundanidad

Rosa Die Alcolea

Santa Marta: “La mundanidad sólo se destruye ante la Cruz”

Misa del Papa el segundo viernes de octubre de 2017

el cardenl Carlos osoro se ha dirigdo así a su iglesia de madrid

Ante la tentación grave en la Iglesia de una conciencia aislada y de  “AUTORREFERENCIALIDAD” (EG 8 y 282)  proponemos:

Superar el CLERICALISMO desclericalizando los organismos diocesanos y parroquiales y revisando sus estructuras de comunión eclesial y participación, para crecer en corresponsabiblidad. Es necesario para ello “desclericalizar nuestra vieja mentalidad”.

¿Cómo?:

Abriéndonos al Espíritu Santo y profundizando en una “Nueva Conciencia de  Cuerpo de Cristo y Pueblo de Dios”, conciencia que se alcanza promoviendo de forma transversal la “Espiritualidad de la Comunión y la Participación” <<Será imposible realizar todo esto sin una conversión pastoral y una transformación misionera, las cuales son inviables sin una ESPIRITUALIDAD DE COMUNIóN.

Pedrito, con su familia, su comunidad y sus muchos amigos despidió a Granada, su madre, de esta tierra de todos a estar por siempre en presencia del Padre.

En este “Hacedlo como YO lo he hecho”, Pedrito nos recordó ayer en su homilía:              “Renovad la mente por el conocimiento de la esencia”. “Bendita la locura de vivir la alegría en medio del dolor”. “Estamos muy rebeldes, hemos aburguesado el cristianismo”. “Nos han alimentado con pechos flácidos que no tenían la leche que nos nutriera de Dios”.

Córdoba nos recordó momentos de los inicios de esta “Historia de historias”.

De nada sirve vivir si a la vida no se ama”.

Ha sido muy constante la búsqueda y la presencia del Espíritu, revoloteando por encima de toda la humanidad.

No permitamos que el mensaje vivido y transmitido gracias a la infinita vida sembrada por tantos, quede tan solo en un recuerdo sin frutos.

La vuelta de “Los buzoneros”, así como “los brotilios” y “los brotes”, el grupo de mayores y tantas otras cosas inesperadas, reflejan y arrastran constantemente la Vida que Dios ha sembrado en ellos.

 

 

 

 

 

 

Permanecer abiertos a lo inesperado ha mostrado nuestro anhelo por poner en práctica la vida y el mensaje regalado por Dios.              Recemos todos por todos para que el Señor continúe en nosotros lo que ha querido desde el principio.

 

 

 

¡Ven, Señor Jesús!

Viernes de la vigésima séptima semana del tiempo ordinario

Libro de Joel 1,13-15.2,1-2. 
¡Vístanse de duelo y laméntense, sacerdotes! ¡Giman, servidores del altar! ¡Vengan, pasen la noche vestidos de penitencia, ministros de mi Dios! Porque se ha privado a la Casa de su Dios de ofrenda y libación.
Prescriban un ayuno, convoquen a una reunión solemne, congreguen a los ancianos y a todos los habitantes del país, en la Casa del Señor, su Dios, y clamen al Señor.
¡Ah, que Día! Porque está cerca el Día del Señor, y viene del Devastador como una devastación.
¡Toquen la trompeta en Sión, hagan sonar la alarma en mi Montaña santa! ¡Tiemblen todos los habitantes del país, porque llega el Día del Señor, porque está cerca!
¡Día de tinieblas y oscuridad, día nublado y de sombríos nubarrones! Como la aurora que se extiende sobre las montañas, avanza un pueblo numeroso y fuerte como no lo hubo jamás, ni lo habrá después de él, hasta en las generaciones más lejanas.

Salmo 9(9A),2-3.6.16.8-9. 
Te doy gracias, Señor, de todo corazón
y proclamaré todas tus maravillas.
Quiero alegrarme y regocijarme en ti,
y cantar himnos a tu Nombre, Altísimo.

Escarmentaste a las naciones,
destruiste a los impíos
y borraste sus nombres para siempre;
Los pueblos se han hundido en la fosa que abrieron,

su pie quedó atrapado en la red que ocultaron.
Pero el Señor reina eternamente
y establece su trono para el juicio:
él gobierna al mundo con justicia

y juzga con rectitud a las naciones.

Evangelio según San Lucas 11,15-26. 
Habiendo Jesús expulsado un demonio, algunos de entre la muchedumbre decían: “Este expulsa a los demonios por el poder de Belzebul, el Príncipe de los demonios”.
Otros, para ponerlo a prueba, exigían de él un signo que viniera del cielo.
Jesús, que conocía sus pensamientos, les dijo: “Un reino donde hay luchas internas va a la ruina y sus casas caen una sobre otra.
Si Satanás lucha contra sí mismo, ¿cómo podrá subsistir su reino? Porque -como ustedes dicen- yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul.
Si yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul, ¿con qué poder los expulsan los discípulos de ustedes? Por eso, ustedes los tendrán a ellos como jueces.
Pero si yo expulso a los demonios con la fuerza del dedo de Dios, quiere decir que el Reino de Dios ha llegado a ustedes.
Cuando un hombre fuerte y bien armado hace guardia en su palacio, todas sus posesiones están seguras, pero si viene otro más fuerte que él y lo domina, le quita el arma en la que confiaba y reparte sus bienes.
El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama.
Cuando el espíritu impuro sale de un hombre, vaga por lugares desiertos en busca de reposo, y al no encontrarlo, piensa: ‘Volveré a mi casa, de donde salí’.
Cuando llega, la encuentra barrida y ordenada.
Entonces va a buscar a otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí. Y al final, ese hombre se encuentra peor que al principio”.

______________________________________________________________________

Más que nunca, hemos de orar la Palabra de hoy con el gozo y la Esperanza que ha de causarnos nuestra sed e insistencia en la búsqueda universal del Reino.El comentario a la Palabra del Evangelio hace que nuestra alma sonría. Demos gracias al Señor.

  • ¡Vístanse de duelo!
    Como la aurora que se extiende sobre las montañas, avanza un pueblo numeroso y fuerte como no lo hubo jamás.
  • Te doy gracias, Señor, de todo corazón
    y proclamaré todas tus maravillas.
    Quiero alegrarme y regocijarme en Ti,
    y cantar himnos a tu Nombre, Altísimo.
  • “Un reino donde hay luchas internas va a la ruina y sus casas caen una sobre otra”.
  • El que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama.

Leer el comentario del Evangelio por 
San [Padre] Pío de Pietrelcina (1887-1968), capuchino
CE 33

El lugar del combate espiritual

El lugar del combate espiritual entre Dios y Satán es el alma humana, en cada instante de la vida. Es, pues, necesario que el alma dé libre acceso al Señor para que la fortifique por todos lados y a través de todas las armas. Así su luz puede venir a iluminar para combatir mejor las tinieblas del error. Revestida de Jesucristo (Ga 3,27), de su verdad y de su justicia protegida con el escudo de la fe y con la Palabra de Dios, vencerá a sus enemigos, por muy poderosos que sean (Ef 6,13ss). Pero para ser revestido de Cristo es necesario morir a si mismo.

“Señor. Dame fuerzas y confianza en mi combate interior. ¡Ven, Señor Jesús!

El jesuita habla en EEUU sobre la “geopolítica de la misericordia” del pontífice

Antonio Spadaro: “La mirada visionaria del Papa sugiere la posibilidad de un nuevo papel global para el catolicismo”

“Para Francisco, la misericordia no es un concepto abstracto, sino la acción de Dios en el mundo”

(Cameron Doody).- La República Centroafricana. China. Cuba y los Estados Unidos. Colombia. Apenas hay un rincón del mundo en el que el Papa Francisco no haya intentado inyectar “el poder de la misericordia”, que “puede cambiar el significado de los procesos históricos”, según ha sostenido uno de los más estrechos colaboradores del pontífice, Antonio Spadaro, sj.

______________________________________

Ya está en la Casa del Padre, la bendita y siempre acogedora Granada, madre de Pedrito el cura franciscano. Pedrito nos ha acompañado toda su vida en Pueblo de Dios, “Tu Tierra”. A él y a toda su familia le mostramos el agradecimiento de tanto bien como han hecho en esta “Historia de historias”.

Sea bienllegada la presencia de “Los Buzoneros” que tanta Vida aportaron en aquellos lejanos años “Joven” de los setenta.

La presencia del barco “Todos Juntos” aparece de mil formas y constantemente, cada vez con mayor conciencia de Familia Universal.

Ninguna situación que pueda aparecer, por dura que nos parezca, podrá desviar ni romper el Proyecto que Dios ha pensado para este momento de la historia. ¡Ven, Señor Jesús!

 

 

 

 

 

¿Dónde fundamento mi vida?

 

Jueves de la vigésima séptima semana del tiempo ordinario

Libro de Malaquías 3,13-20a. 
Ustedes hablan duramente contra mí, dice el Señor, y todavía preguntan: “¿Qué hemos dicho contra ti?”. Ustedes dicen: “Es inútil servir a Dios, ¿y qué ganamos con observar sus mandamientos o con andar enlutados delante del Señor de los ejércitos?
Por eso llamamos felices a los arrogantes: ¡prosperan los que hacen el mal; desafían a Dios, y no les pasa nada!”.
Entonces se hablaron unos a otros los que temen al Señor.

El Señor prestó atención y escuchó: ante Él se escribió un memorial, en favor de los que temen al Señor y respetan su Nombre.

Ellos serán mi propiedad exclusiva, dice el Señor de los ejércitos, en el Día que yo preparo. Yo tendré compasión de ellos, como un hombre tiene compasión de su hijo que lo sirve.
Ustedes volverán a ver la diferencia entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no lo sirve.
Porque llega el Día, abrasador como un horno. Todos los arrogantes y los que hacen el mal serán como paja; el Día que llega los consumirá, dice el Señor de los ejércitos, hasta no dejarles raíz ni rama.
Pero para ustedes, los que temen mi Nombre, brillará el sol de justicia que trae la salud en sus rayos, y saldrán brincando como terneros bien alimentados.

Salmo 1,1-2.3.4.6. 
¡Feliz el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los impíos,
sino que se complace en la ley del Señor
y la medita de día y de noche!

El es como un árbol
plantado al borde de las aguas,
que produce fruto a su debido tiempo,
y cuyas hojas nunca se marchitan:
todo lo que haga le saldrá bien.

No sucede así con los malvados:
ellos son como paja que se lleva el viento.
Porque el Señor cuida el camino de los justos,
pero el camino de los malvados termina mal.

Evangelio según San Lucas 11,5-13. 
Jesús dijo a sus discípulos:
“Supongamos que alguno de ustedes tiene un amigo y recurre a él a medianoche, para decirle: ‘Amigo, préstame tres panes,
porque uno de mis amigos llegó de viaje y no tengo nada que ofrecerle’,
y desde adentro él le responde: ‘No me fastidies; ahora la puerta está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados. No puedo levantarme para dártelos’.
Yo les aseguro que aunque él no se levante para dárselos por ser su amigo, se levantará al menos a causa de su insistencia y le dará todo lo necesario.
También les aseguro: pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá.
Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.
¿Hay entre ustedes algún padre que da a su hijo una piedra cuando le pide pan? ¿Y si le pide un pescado, le dará en su lugar una serpiente?
¿Y si le pide un huevo, le dará un escorpión?
Si vosotros, que sois malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo pidan!”.

____________________________________________________________________

La Palabra de Dios que hoy estamos rezando, las miles de circunstancias que hoy vive la humanidad, los cientos de razones en las que fundamentamos lo mejor que creemos y hacemos…¿quién puede asegurar que lo que hacemos y vivimos es lo mejor que podemos hacer y vivir?

  • Feliz la mujer y el hombre que se complacen en la ley del Señor y la meditan de día y de noche!

Aprender, perdonar, olvidar, agradecer…

¿Qué podríamos pensar hoy en Espíritu y en Verdad, que por encima de nuestros errores y no saber, nos enseñasen y dejasen nuestra alma en la Paz de Dios?

«Si vosotros, que sois malos, creen dar cosas buenas a los hijos, ¡cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo piden!»

 

 

 

“En las aguas tranquilas de un estanque sereno…”

 

 

 

 

 

 

«Enséñanos a orar»

Miércoles de la vigésima séptima semana del tiempo ordinario

Libro de Jonás 4,1-11. 
Jonás se disgustó mucho y quedó muy enojado.
Entonces oró al Señor, diciendo: “¡Ah, Señor! ¿No ocurrió acaso lo que yo decía cuando aún estaba en mi país? Por eso traté de huir a Tarsis lo antes posible. Yo sabía que tú eres un Dios bondadoso y compasivo, lento para enojarte y de gran misericordia, y que te arrepientes del mal con que amenazas.
Ahora, Señor, quítame la vida, porque prefiero morir antes que seguir viviendo”.
El Señor le respondió: “¿Te parece que tienes razón para enojarte?”.
Jonás salió de Nínive y se sentó al este de la ciudad: allí levantó una choza y se sentó a la sombra de ella, para ver qué iba a suceder en la ciudad.
Entonces el Señor hizo crecer allí una planta de ricino, que se levantó por encima de Jonás para darle sombra y librarlo de su disgusto. Jonás se puso muy contento al ver esa planta.
Pero al amanecer del día siguiente, Dios hizo que un gusano picara el ricino y este se secó.
Cuando salió el sol, Dios hizo soplar un sofocante viento del este. El sol golpeó la cabeza de Jonás, y este se sintió desvanecer. Entonces se deseó la muerte, diciendo: “Prefiero morir antes que seguir viviendo”.
Dios le dijo a Jonás: “¿Te parece que tienes razón de enojarte por ese ricino?”. Y él respondió: “Sí, tengo razón para estar enojado hasta la muerte”.
El Señor le replicó: “Tú te conmueves por ese ricino que no te ha costado ningún trabajo y que tú no has hecho crecer, que ha brotado en una noche y en una noche se secó,
y yo, ¿no me voy a conmover por Nínive, la gran ciudad, donde habitan más de ciento veinte mil seres humanos que no saben distinguir el bien del mal, y donde hay además una gran cantidad de animales?”.

Salmo 86(85),3-4.5-6.9-10. 
Tú eres mi Dios: ten piedad de mí, Señor,
porque te invoco todo el día;
reconforta el ánimo de tu servidor,
porque a ti, Señor, elevo mi alma.

Tú, Señor, eres bueno e indulgente,
rico en misericordia con aquellos que te invocan:
¡atiende, Señor, a mi plegaria,
escucha la voz de mi súplica!

Todas las naciones que has creado
vendrán a postrarse delante de ti,
y glorificarán tu Nombre, Señor,
porque tú eres grande, Dios mío,

y eres el único que hace maravillas.

Evangelio según San Lucas 11,1-4. 
Un día, Jesús estaba orando en cierto lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos”.
El les dijo entonces: “Cuando oren, digan: Padre, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino;
danos cada día nuestro pan cotidiano;
perdona nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a aquellos que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación”.
_______________________________________________________________________

Hoy damos gracias a Dios porque en el día de ayer han sido muchas las grandes ciudades que han rezado la oración que Jesús nos enseñó

  • Son muchas las grandes ciudades en las que habitan muchos seres humanos que no saben distinguir el bien del mal. Pero también sabemos que en todas existe un pequeño resto que rezan al Padre de la Vida con confianza, y ÉL los escucha.
  • Tú, Señor, eres bueno e indulgente,
    rico en misericordia con aquellos que te invocan.
  • “Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos”.

 

De los 36 años en alta mar, recordamos que: 

  • Sin saberlo, hemos navegado hasta orillas  desconocidas.
  • Las islas nunca desviaron nuestra travesía, en búsqueda del Espíritu y la Verdad con rumbo al Gran mar.
  • Y nos ha devuelto a la esencia de “Tu tierra” que ya se nos entregó desde el principio. Esta tierra no es de Cefas, ni de Pablo, ni de Apolo, sino de todos los que se reúnen en Nombre de Jesús de Nazareth, y hacen a todos partícipes, rezando y viviendo la oración que Jesús nos enseñó.

Durante este tiempo de inconsciencias y de dudas, siempre hemos intentado buscar el Espíritu en cuantas momentos no entendíamos. En todos ellos, las circunstancias nos han transmitido vivir y predicar una nueva evangelización fundamentada en la Palabra de Dios, encarnada y sin traducciones.

Es la Palabra la que nos dice que Dios está llamando a nuestra puerta, y si le abrimos, entrará y cenará con nosotros. ¿Qué nos parece tal insinuación? ¿Qué sentimos al contemplar que es Dios mismo el que nos invita a vivir desde el silencio de nuestro corazón? ¿Creemos en Verdad que nos convoca y espera para cenar con nosotros, queremos apostar y vivir esa cena con ÉL?