¿Cómo ver a Dios donde no entendemos?

20150829_101605

Vigésimo segundo Domingo del tiempo ordinario

Deuteronomio 4,1-2.6-8.
Moisés habló al pueblo, diciendo:
“Y ahora, Israel, escucha los preceptos y las leyes que yo les enseño para que las pongan en práctica. Así ustedes vivirán y entrarán a tomar posesión de la tierra que les da el Señor, el Dios de sus padres.
No añadan ni quiten nada de lo que yo les ordeno. Observen los mandamientos del Señor, su Dios, tal como yo se los prescribo.
Obsérvenlos y pónganlos en práctica, porque así serán sabios y prudentes a los ojos de los pueblos, que al oir todas estas leyes, dirán: “¡Realmente es un pueblo sabio y prudente esta gran nación!”.
¿Existe acaso una nación tan grande que tenga sus dioses cerca de ella, como el Señor, nuestro Dios, está cerca de nosotros siempre que lo invocamos?.
¿Y qué gran nación tiene preceptos y costumbres tan justas como esta Ley que hoy promulgo en presencia de ustedes?

Salmo 15(14),2-3.4.5.
El que procede rectamente
y practica la justicia;
el que dice la verdad de corazónel que no daña a su hermano ni al prójimo molesta con agravios;
El que no se retracta de lo que juró,
aunque salga perjudicado;El que no presta su dinero a usura
ni acepta soborno contra el inocente.
El que procede así, nunca vacilará.

Epístola de Santiago 1,17-18.21b-22.27.
Todo lo que es bueno y perfecto es un don de lo alto y desciende del Padre de los astros luminosos, en quien no hay cambio ni sombra de declinación.
El ha querido engendrarnos por su Palabra de verdad, para que seamos como las primicias de su creación.
Dejen de lado, entonces, toda impureza y todo resto de maldad, y reciban con docilidad la Palabra sembrada en ustedes, que es capaz de salvarlos.
Pongan en práctica la Palabra y no se contenten sólo con oírla, de manera que se engañen a ustedes mismos.
La religiosidad pura y sin mancha delante de Dios, nuestro Padre, consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas cuando están necesitados, y en no contaminarse con el mundo.

Evangelio según San Marcos 7,1-8.14-15.21-23.
Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús, y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar.
Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras y de la vajilla de bronce.
Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: “¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?”.
El les respondió: “¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.
En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos.
Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres”.
Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: “Escúchenme todos y entiéndanlo bien.
Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre.
Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino.
Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre”.

******************************************************************

Muchas son las realidades vividas en el día de ayer, algunas imprevistas, otras revestidas de estupor y tristeza, y otras, incisivas y provocadoras de dar un paso de Confianza en el Espíritu que nos llama. Pedimos a Dios ponerle a ÉL como el constructor de la tarea, e impulsor de meter en esta historia de historias vocablos como “Abiertos a lo inesperado”, y “Todo es Providencia de Dios”. Desde ahí hemos de confiar que en todo cuanto nos ocurra, aunque no entendamos nada, Él corregirá y sacará frutos de nuestros errores y limitaciones. Confiemos en ÉL, “en Espíritu y en Verdad”. Así leemos y oramos hoy la Palabra: 

  • Pueblo mío. Escucha los preceptos y las leyes que yo les enseño para que las pongan en práctica. Así ustedes vivirán y entrarán a tomar posesión de la tierra que les da el Señor. Todo lo que os propongo es bueno y perfecto, un don de lo alto y desciende del Padre.
  • Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos.
  • Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres”.
  • Es del interior del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones,

«Vivid como os he dicho, para que nunca tenga que decir que vuestro corazón está lejos de Mí»

[ZS150829] El mundo visto desde Roma

Francisco y Santa Sede

Estas imágenes expresan todas esas cosas que vivimos, de las que jamás nadie conoceremos lo que hay en nuestro corazón.

20150829_101439 20150829_101506
20150829_151933



20150829_154201
20150829_154211 20150829_203524 20150829_203705 20150829_204211 20150829_204224 20150829_205230 20150829_205404 20150829_224634 20150829_230701

Dí todo lo que Yo te ordene

20150828_125056 - copia

Junto a las lecturas de hoy sábado…

Libro de Jeremías 1,17-19.
En cuanto a ti, cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que Yo te ordene.
Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro frente a todo lo desviado de “Mi Mensaje”. No te entenderán pero Yo estoy contigo hasta que pacientemente lo comprendan”.

Salmo 71(70),1-2.3-4a.5-6ab.15ab.17.
Yo me refugio en Ti, Señor,
¡que nunca tenga que avergonzarme!

Sé para mí mi roca protectora,
Tú que decidiste hacerme presente en esta historia.

Señor, Tú eres mi esperanza y mi seguridad.
En Ti me apoyé desde las entrañas de mi madre,
que se fió y esperó en Ti.

Mi boca anunciará incesantemente
tu Espíritu, que en todo he buscado,
y hasta hoy he narrado tus maravillas.

…adjuntoamos las de Tesalonicenses de días anteriores, que han interpelado y responsabilizado mi vida dentro de esta historia hasta donde nunca pude pensar ni soñar. Pido a Dios no haberme equivocado.

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 3,7-13.
Por eso, hermanos, a pesar de las angustias y contrariedades, nos sentimos reconfortados por vosotros, al comprobar vuestra constancia, según la entendéis.
Sí. Aunque no sea según se nos ha dado, permanecéis firmes en vuestra fe.
¿Cómo no dar gracias a Dios por todo, cuando las daremos juntos con el gozo de hacerlo en presencia de nuestro Dios? No tardaremos en entenderlo.
Que el mismo Dios, nuestro Padre, y nuestro Señor Jesucristo, nos allanen el camino para que pronto lo alcancemos juntos.
Que el Señor nos haga crecer cada vez más en el amor mutuo y hacia todos, semejante al que ÉL nos tiene a nosotros.
Que Él fortalezca nuestros corazones en la santidad y nos haga irreprochables entre nosotros.

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 4,1-8. 
Por lo demás, hermanos, os rogamos y los exhortamos en el Señor Jesús, que vivan conforme a lo que han aprendido sobre la manera de comportarse para agradar a Dios. De hecho, ya lo intentáis. Hagan mayores progresos todavía.
Ya conocen las instrucciones que les he dado en nombre del Señor Jesús. La voluntad de Dios es que seamos santos en comunidad. Abstengámonos de nuestra antigua vivencia para que cada uno sepa usar su fidelidad con santidad y respeto a todos, sin dejarse arrastrar por los deseos que no nos hacen uno, como hacen los paganos que no conocen a Dios.
Que nadie se atreva a perjudicar ni a dañar en nada a su hermano, porque el Señor hará justicia por todas estas cosas, como ya lo hemos dicho y atestiguado. Dios, en efecto, no nos llamó a separar nuestros esfuerzos, sino a la unidad de todos con todos. Por eso, el que desprecia estas cosas que se nos dijeron, no desprecia a un hombre, sino a Dios, a ese Dios que nos lo ha dado todo en nuestra búsqueda del Espíritu en todo.

*******************************************************************************************************

En cuanto a ti, cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que Yo te ordene.
Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro frente a todo lo desviado de “Mi Mensaje”. No te entenderán pero Yo estoy contigo hasta que tú, pacientemente lo comprendan”.

Yo me refugio en Ti, Señor,
¡que nunca tenga que avergonzarme!

Sé para mí mi roca protectora,
Tú que decidiste hacerme presente en esta historia.

Señor, Tú eres mi esperanza y mi seguridad.
En Ti me apoyé desde las entrañas de mi madre,
que se fió y esperó en Ti.

Mi boca anunciará incesantemente
tu Espíritu, que en todo he buscado,
y hasta hoy he narrado tus maravillas.

…adjuntamos las dos lecturas de Tesalonicenses de días anteriores. El conjunto de estas lecturas han interpelado y responsabilizado mi vida dentro de esta historia hasta donde nunca pude pensar ni soñar. Y hablando de sueños, de los que nunca quise saber nada estando dormido, ayer precisamente tuve uno que conmocionó profundamente el momento tumultuoso que vivo desde hace largo tiempo. Pido a Dios no haberme equivocado en mi interpretación sobre el mismo.

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 3,7-13.
Por eso, hermanos, a pesar de las angustias y contrariedades, me siento reconfortado por vosotros al comprobar vuestra constancia, según la entendéis.
Sí. Aunque no sea según se nos ha dado, permanecéis firmes en vuestra consideración.
¿Cómo no dar gracias a Dios por todo?,¿Cuando las daremos juntos con el gozo de hacerlo en presencia de nuestro Dios? No tardaremos en entenderlo.
Que el mismo Dios, nuestro Padre, y nuestro Señor Jesucristo, nos allanen el camino para que pronto lo alcancemos juntos.
Que el Señor nos haga crecer cada vez más en el amor mutuo y hacia todos, semejante al que ÉL nos tiene a nosotros.
Que Él fortalezca nuestros corazones en la Esperanza y en la Paciencia, y nos haga irreprochables entre nosotros.

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 4,1-8. 
Por lo demás, hermanos, os rogamos y os exhortamos en el Señor Jesús, que vivan conforme a lo que han aprendido sobre la manera que se nos adelantó, comportándoos para agradar a Dios. De hecho, ya lo intentáis. Hagan mayores progresos todavía.
Ya conocen las instrucciones que les he dado rnen nombre del Señor Jesús. La voluntad de Dios es que seamos santos sencillos y desapercibidos en comunidad. Abstengámonos de nuestra antigua vivencia para que cada uno sepa usar su fidelidad con humildad y respeto a todos, sin dejarse arrastrar por firmes, actitudes que nos aleja de los deseos de Dios y no nos hacen Uno, nos comportamos como hacen los paganos que no conocen a Dios.
Que nadie se atreva a perjudicar ni a dañar en nada a su hermano, porque el Señor hará justicia por todas estas cosas, como ya lo hemos dicho y atestiguado. Dios, en efecto, no nos llamó a separar nuestros esfuerzos, sino a la unidad de todos con todos. Por eso, el que desprecia estas cosas que se nos dijeron, no desprecia a un hombre, sino a Dios, a ese Dios que nos lo ha dado todo en nuestra búsqueda del Espíritu en todo.

 

Esta historia nuestra nos ha constituido en precursores de una “experiencia fermendo”,  llamada a rescatar valores olvidados incomprendiblemente, y que tanto nos está costando reconocer.  Señor,  ¡ayúdanos!

Imágenes para distraernos, hacernos pensar, reflexionar sobre todo lo que hemos leído en las noticias anteriores, actitudes de nuestra alma y nuestro corazón…

20150827_124551 - copia - copia 20150827_125623 - copia - copia 20150827_133840 - copia - copia 20150827_133911 - copia - copiaNada nos separará del Amor de Dios, ¡Nada!
20150828_130630 - copia
20150828_133652 - copia 20150828_161110 20150828_211848 - copia 20150828_211930

 

Nuestras lámparas se apagan

20150827_215542

Nuestras lámparas se apagan. Esta Palabra de Dios de hoy, de la carta a los efesios, la oraremos y contemplaremos  a lo largo de este día, con el corazón puesto en el Espíritu y la Verdad recibidos en la historia, aún sin comprender por múltiples razones que nadie debe juzgar. Por circunstancias en las que todos quisimos ser fieles en la administración de lo que durante años no se entendió, nunca se pudo resolver esta situación. El título de este blog será raíz y motor de lo que nos hace pensar que el mal entendido y la confusión debe quedar clara y patente, desde todos. Quienes puedan entender algo de cuanto decimos, pediríamos ayuda para lograrlo entre todos.

“Seamos muy sinceros en nuestra forma de tratarnos y tengamos la valentía de aceptarnos mutuamente tal y como somos”. (Madre Teresa de Calcuta)

https://www.youtube.com/watch?v=T0DZDXQb2_k

 
Viernes de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 4,1-8.
Por lo demás, hermanos, les rogamos y los exhortamos en el Señor Jesús, que vivan conforme a lo que han aprendido de nosotros sobre la manera de comportarse para agradar a Dios. De hecho, ustedes ya viven así: hagan mayores progresos todavía.
Ya conocen las instrucciones que les he dado en nombre del Señor Jesús. La voluntad de Dios es que sean santos, que se abstengan del pecado carnal, que cada uno sepa usar de su cuerpo con santidad y respeto, sin dejarse arrastrar por los malos deseos, como hacen los paganos que no conocen a Dios.
Que nadie se atreva a perjudicar ni a dañar en esto a su hermano, porque el Señor hará justicia por todas estas cosas, como ya se lo hemos dicho y atestiguado. Dios, en efecto, no nos llamó a la impureza, sino a la santidad. Por eso, el que desprecia estas normas, no desprecia a un hombre, sino a Dios, a ese Dios que les ha dado su Espíritu Santo.

Salmo 97(96),1.2b.5-6.10.11-12.
¡El Señor reina! Alégrese la tierra,
regocíjense las islas incontables.
La Justicia y el Derecho son la base de su trono.
Las montañas se derriten como cera

delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra.
Los cielos proclaman su justicia
y todos los pueblos contemplan su gloria.
Tú amas, Señor, a los que odian el mal,

proteges la vida de tus fieles
y los libras del poder de los malvados.
Nace la luz para el justo,
y la alegría para los rectos de corazón.

Alégrense, justos, en el Señor
y alaben su santo Nombre.

Evangelio según San Mateo 25,1-13.
Por eso, el Reino de los Cielos será semejante a diez jóvenes que fueron con sus lámparas al encuentro del esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco, prudentes.
Las necias tomaron sus lámparas, pero sin proveerse de aceite, mientras que las prudentes tomaron sus lámparas y también llenaron de aceite sus frascos. Como el esposo se hacía esperar, les entró sueño a todas y se quedaron dormidas. Pero a medianoche se oyó un grito: ‘Ya viene el esposo, salgan a su encuentro’. Entonces las jóvenes se despertaron y prepararon sus lámparas.
Las necias dijeron a las prudentes: ‘¿Podrían darnos un poco de aceite, porque nuestras lámparas se apagan?’. Pero estas les respondieron: ‘No va a alcanzar para todas. Es mejor que vayan a comprarlo al mercado’. Mientras tanto, llegó el esposo: las que estaban preparadas entraron con él en la sala nupcial y se cerró la puerta.
Después llegaron las otras jóvenes y dijeron: ‘Señor, señor, ábrenos’, pero él respondió: ‘Les aseguro que no las conozco’. Estén prevenidos, porque no saben el día ni la hora.

*********************************************************************************************************

Hoy solo nos sale gritar: 
* ¡El Señor reina! Alégrese la tierra 
Nace la luz y la alegría. 

  • Estén prevenidos, porque no sabéis el día ni la hora.

«Vuestras lámparas se apagan»

20150826_090808

No podemos confundir las raíces, por muy claro que creamos haberlas entendido

20150827_123647

Esta flor es la que es, porque así lo quiso la Creación.

20150827_203711

Por mucho que lo queramos, jamás será esta otra.

20150827_123845

En esta historia nunca apareció pensamiento ni ley de este tipo.

20150827_124408

Fue construyéndose en lo que el Espíritu – razones divinas – nos fue manifestando en cuanto fue sucediendo

20150827_124636

Sin embargo, precisamente porque jamás existió ley humana en la interpretación de lo que el Espíritu quería descubrirnos, todo se malentendió, y todos sufrieron sus malos entendidos que, por no nacer desde su raíz

20150827_131139

se interpretaron al revés.

20150827_131148

Este es el momento en el que la historia nos grita: ¡AHORA O NUNCA!

20150827_135248

La propia historia y todos los que aportaron bondades múltiples en ella, nos lo exigen.

20150827_204116

Los que en estos momentos van por delante no pueden seguir confundidos, y están obligados en transmitir el Espíritu y la Verdad de lo sucedido.

20150827_215542

A quienes estuvieron desde el comienzo se les acabe el tiempo, y tienen la profunda responsabilidad de transmitirlo.

20150827_215613

Los que ahora comienzan están en su derecho de conocer el Espíritu y la Verdad según se nos transmitió sin que nadie lo plantease. “Ha sido Dios, es un milagro patente”. Sal 117, 23.

20150827_222556

Gracias, abuelos.

Pobres en poder, niños sin poder

Dentro de lo que llamamos “Historia de historias”, ayer recordábamos nuestra intención de corresponder al deseo de “nuestro hermano Francisco de Roma”, en su catequización sobre la familia, como “La gran reserva de Dios”, ésta como célula raíz y de salvación para toda la humanidad. Lo hicimos tratando de responder profundizando en la Persona del Hijo de Dios. Lo iniciamos preguntándole, ¿Jesús,¿quién eres Tú? El canto que recordamos constituía los rasgos incisivos en su Vida y su Mensaje que casualmente se repitieron en la noche ante un grupo sencillo, con anhelos de contemplar signos convincentes fr la Palabra de Dios. Rasgos del Verbo expresaban con firmeza su Vida, a través de secuencias inalienables de las que hablamos pero que consideramos en lo que debe mostrar constantemente su trascendencia. Hoy tratamos de interiorizar en su pobreza… Jesús, ¿por qué ensalzó a los podres? ¿Qué le llevó a considerarlos dueños del Cielo en la Tierra? ¿De qué forma lo interpretamos y lo hemos entendido tan confusamente a la vista de nuestra inconsecuente respuesta…? Para hoy sobreabundar en estas preguntas, adjuntamos un canto que trata de adentrarnos en lo que es posible que, después de tantos años, no hayamos comprendido el por qué. Cantemos y recemos en clave de Evangelio y de Bienaventuranza qué movió al líder de la Vida a poner su tienda entre nosotros, para que entendiésemos que Todos Juntos con Él nos considerásemos Dios-en-la-Tierra. Si en Verdad queremos realizar su obra en nosotros, Su Palabra quedará en “palabras”,  vacías de esencia y contenido en las que nunca nos adentraremos mínimamente en la profundidad de su llamada que, desde Su Espíritu, vivo en nosotros, está presente y actuando constantemente para renovar la faz de la tierra.

PEQUEÑO Y POBRE (Fil 2, 1-11) Creaste los planetas desde tu poder, hiciste el universo desde tu poder, rompiste la tiniebla con la fuerza de tu luz, desde tu poder, por tener poder. Brotaron los arbustos desde tu poder, volaron los halcones desde tu poder, pintaron el olivo en un pico de paloma, desde tu poder, por tener poder. Todo cuanto hay en la vida de ti ha recibido el aliento, y los hombres que te siguen, todos decimos saberlo. Cuando broten los olivos y el sol llene de luz los senderos, nunca olvidemos, jamás, que cual tú hemos de hacerlo. Salvar al hombre quieres sin tener poder, acampas en la tierra sin ningún poder. Tu fuerza de ser Dios te la anulas siendo niño, te quitas poder, pierdes tu poder. Aquellos a quien llamas lo haces sin poder, los invitas a ser pobres sin ningún poder, les dices que tan sólo siendo niños servirán, pobres de poder, niños sin poder. Mi Dios, necesito saber por qué tu pobreza salva al hombre, y el misterio de la cruz nos abre un nuevo horizonte. Hazme entender, mi Señor, por qué tu ser sobre todo nombre ha renunciado al poder y optas ser pequeño y pobre.

https://www.youtube.com/watch?v=QUuaiVj0HcE

Jueves de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 3,7-13.
Por eso, hermanos, a pesar de las angustias y contrariedades, nos sentimos reconfortados por ustedes, al comprobar su fe.
Sí, ahora volvemos a vivir, sabiendo que ustedes permanecen firmes en el Señor.
¿Cómo podremos dar gracias a Dios por ustedes, por todo el gozo que nos hacen sentir en la presencia de nuestro Dios?
Día y noche, le pedimos con insistencia que podamos verlos de nuevo personalmente, para completar lo que todavía falta a su fe.
Que el mismo Dios, nuestro Padre, y nuestro Señor Jesucristo, nos allanen el camino para ir allí.
Que el Señor los haga crecer cada vez más en el amor mutuo y hacia todos los demás, semejante al que nosotros tenemos por ustedes.
Que él fortalezca sus corazones en la santidad y los haga irreprochables delante de Dios, nuestro Padre, el Día de la Venida del Señor Jesús con todos sus santos.

Salmo 90(89),3-4.12-13.14.17.
Tú haces que los hombres vuelvan al polvo,
con sólo decirles: “Vuelvan, seres humanos”.
Porque mil años son ante tus ojos
como el día de ayer, que ya pasó,

como una vigilia de la noche.
Enséñanos a calcular nuestros años,
para que nuestro corazón alcance la sabiduría.
¡Vuélvete, Señor! ¿Hasta cuándo…?

Ten compasión de tus servidores.
Sácianos en seguida con tu amor,
y cantaremos felices toda nuestra vida.
Que descienda hasta nosotros la bondad del Señor;

que el Señor, nuestro Dios,
haga prosperar la obra de nuestras manos.

Evangelio según San Mateo 24,42-51.
Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor.
Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, velaría y no dejaría perforar las paredes de su casa.
Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada.
¿Cuál es, entonces, el servidor fiel y previsor, a quien el Señor ha puesto al frente de su personal, para distribuir el alimento en el momento oportuno?
Feliz aquel servidor a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en este trabajo.
Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes.
Pero si es un mal servidor, que piensa: ‘Mi señor tardará’,
y se dedica a golpear a sus compañeros, a comer y a beber con los borrachos,
su señor llegará el día y la hora menos pensada,
y lo castigará. Entonces él correrá la misma suerte que los hipócritas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.

***************************************************************************************************

Hoy, en torno al poder de Dios y cómo lo utiliza Jesús, la Palabra nos pide contemplarla más allá de donde hasta ahora lo hemos hecho.

  • Que Dios, nuestro Padre y nuestro Señor Jesucristo, nos allanen el camino para andarlo Todos Juntos. Que el Señor nos haga crecer cada vez más en el amor mutuo y hacia todos los demás.
  • Enséñanos a contemplar lo que nos has revelado durante tantos años, para que nuestro corazón alcance Tu Sabiduría.
  • ¿Cuál es el servidor fiel y previsor, a quien el Señor ha puesto al frente de su personal, para rezar y responder al alimento que se nos ha dado? 
  • Feliz aquel servidor a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en su trabajo.

[ZS150826] El mundo visto desde Roma

“No mi verdad, sino la verdad”. 
(San Agustín)


Francisco

Boletín de Religión Digital

Monseñor Castellanos, Pagola, Faus y Queiruga firman un manifiesto

Teólogos y creyentes reclaman al Papa que permita comulgar a los divorciados vueltos a casar

El sector ultracatólico ha presionado a Francisco para impedir un cambio en la doctrina

(Jesús Bastante, en eldiario).-“Dios no tiene dos pesos y dos medidas, o mejor aún; su parcialidad es siempre a favor de los más pobres y de las víctimas”. Una veintena de reconocidos teólogos y teólogas españoles han enviado una carta al Papa Francisco en la que, con estas palabras, reclaman que los divorciados vueltos a casar puedan comulgar.

·                                 Cien mujeres recorrerán 100 millas para pedir al papa que ayude a los inmigrantes

Cien mujeres recorrerán 100 millas (160 kilómetros) para pedir al papa Francisco, que en septiembre visita Estados Unidos, que alce su voz por los inmigrantes indocumentados para frenar las deportaciones, impedir la separación de familias y acabar con la discriminación que aseguran sufrir en este país.

20150826_115659

Nuestro rezo con ÉL ha de ser en lo secreto

20150826_112207

De estas sombras no quedarán huellas

20150826_110124

Todos estos barquitos tiene su meta en un solo puerto

20150826_115452

entrad por la puerta estrecha

20150826_120256

yo os conozco desde muy pequeñita

20150826_001124

tenemos que hablar y rezar

20150826_000134

gracias por recordar que tengo 39 años… Soy un chiquillo, y como un niño quiero seguir soñando y viviendo

20150827_003749

Los amigos del cura escucharon y gozaron serenamente

20150827_001547

Una vez más, los brotes regalaron lo que Dios les regaló en el vientre de su madre

20150826_115753

Jesús, ¿Quién eres TÚ? ¿Un pobre? ¿Un loco? ¿Un poco de todo?

20150823_103653

En los días que continuarán, los miembros de la familia Morales Escala, sus hijos, los hijos de sus hijos y los hijos de los hijos de sus hijos, gozarán y compartirán unos días de descanso. Cada uno y a su manera, tratarán de hacer una gozosa revisión del año vivido. Al menos, Rosy y Vicente intentarán contemplar con mayor profundidad a la usual, todo cuanto de constante regalo han supuesto sus vidas desde aquel 15 de abril de 1.954, Jueves Santo, en el que Dios quiso que se encontrasen. Ya suman más de 61. Solo mostrar tantos años impresiona y nos sale del alma decirle a Dios, ¿”cómo podremos pagarte tanto bien como nos has hecho”? No podemos olvidar que esto ocurre dentro de un tiempo en el que nuestro hermano Francisco nos ha catequizado sobre la familia, como “La gran reserva de Dios”, célula de salvación para toda la humanidad.

A lo largo de estos días contemplaremos la figura de Jesús, el Hijo de Dios. En sus distintas facetas, tan difícil de ser comprendidas desde nuestra mente, trataremos de profundizar y concienciarnos de que no vino a condenar a nadie sino a salvarnos a todos, siendo y sintiéndonos Todos Uno, en todas las circunstancias. Todos aquellos que se sientan partícipes de esta historia, en la que por pura Gracia ellos han servido de carta de presentación, les pediríamos que nos ayudasen a ser objetivos y fieles a cuanto Dios ha querido de ellos, no solo los cercanos sino también los muchos de tantos lugares que siempre nos ayudaron a seguir.

Junto a la Palabra de Dios de hoy nos preguntaremos ¿Quién es Jesús? ¿Qué conocemos de ÉL? ¿Bajo qué realidades descubiertas continuamos en su búsqueda? ¿Cómo interpretamos la acción de Su Espíritu en nosotros, que nos lo envía constantemente para renovar la faz de la tierra?

Miércoles de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 2,9-13.
Recuerden, hermanos, nuestro trabajo y nuestra fatiga cuando les predicamos la Buena Noticia de Dios, trabajábamos día y noche para no serles una carga.
Nuestra conducta con ustedes, los creyentes, fue siempre santa, justa e irreprochable: ustedes son testigos, y Dios también.
Y como recordarán, los hemos exhortado y animado a cada uno personalmente, como un padre a sus hijos, instándoles a que lleven una vida digna del Dios que los llamó a su Reino y a su gloria.
Nosotros, por nuestra parte, no cesamos de dar gracias a Dios, porque cuando recibieron la Palabra que les predicamos, ustedes la aceptaron no como palabra humana, sino como lo que es realmente, como Palabra de Dios, que actúa en ustedes, los que creen.

Salmo 139(138),7-8.9-10.11-12ab.
¿A dónde iré para estar lejos de tu espíritu?
¿A dónde huiré de tu presencia?
Si subo al cielo, allí estás tú;
si me tiendo en el Abismo, estás presente.

Si tomara las alas de la aurora
y fuera a habitar en los confines del mar,
también allí me llevaría tu mano
y me sostendría tu derecha.

Si dijera: “¡Que me cubran las tinieblas
y la luz sea como la noche a mi alrededor!”,
las tinieblas no serían oscuras para ti
y la noche sería clara como el día.

Evangelio según San Mateo 23,27-32.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre!
Así también son ustedes: por fuera parecen justos delante de los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad.
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que construyen los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas de los justos,
diciendo: ‘Si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no nos hubiéramos unido a ellos para derramar la sangre de los profetas’!
De esa manera atestiguan contra ustedes mismos que son hijos de los que mataron a los profetas.
¡Colmen entonces la medida de sus padres!

*******************************************************************************************************

Junto a la reflexión del comienzo, que la continuaremos en días sucesivos, hoy contemplamos así la Palabra:

  • Os hemos exhortado y animado a cada uno, personalmente, como un padre a sus hijos. Lleven una vida digna del Dios que los llamó a su Reino y a su gloria. Nosotros, por nuestra parte, no cesamos de dar gracias a Dios por todos vosotros.   Y nosotros solo sabremos responder:
  • ¿A dónde iré, que me aleje de tu Espíritu?
    ¿A dónde huiré de Tu Presencia? Y TÚ nos dirás con Misericordia:
  • ¡Descubre, colma lo que hasta ahora no has visto o descubierto!

No se desvíen del camino, libérense de la hipocresía y del mal

 El mundo visto desde Roma

[ZS150825] El mundo visto desde Roma

“Toda verdad, dígala quien la diga, viene del Espíritu Santo”. (Santo Tomás de Aquino)

Francisco y Santa Sede

A continuación, mostramos cosas que ocurren en el mundo y otras que ocurren y pensamos entre nosotros. ¿Qué incidencia tienen en nuestras vidas, cómo las vemos y nos ayudarnos a convertirlas en Buena Noticia, sabiendo que somos luz y sabor de Dios allí donde estamos? Pidamos a Dios que nos ilumine y sepamos responder juntos a los pensamientos que surgen entre quienes nos afanamos en serlo, que es una respuesta del mucho cariño que nos tenemos.

  • Avaaz.org – The World in Action

  • * Los niños y niñas de Gaza están viviendo entre los escombros de la guerra del año pasado, y pagando el precio de un conflicto del que no son culpables. Esta semana tenemos  la oportunidad real de ayudar a estos niños a conseguir los hogares, escuelas y consultas médicas que necesitan.        Junto a esta noticia nos llega este escrito:
  • Buenos días, familia, ¿ que movería las entrañas de aquellos locos que en sus cabezas pasó tanto bueno? Locos que volvieron locos a otros pocos, y a otros pocos… Gracias, Rosy y Vicente por ser esos locos inconscientes que no pensasteis en las consecuencias y que tan bien os salió. Aunque os empeñéis en decir que no, sois culpables y así os declaramos, y si no que digan los demás. Sois, culpables de empujarnos a ser mejores  personas. Os queremos 😘😘😘💝
20150825_093116

En Galilea, Isabel nos recuerda el poema de Gabriela

20150825_120304

Nos recuerda Aguadulce de Almería. Fue una de las “locuras utópicas” en Su Nombre. que quisieron romper moldes establecidos desde siglos atrás, pero el miedo interrumpió una gratuidad en Nombre de la Providencia. Ojalá, casos que tenemos entre manos no los aborte la inconsciencia de esa Luz que viene y trascenderá hasta donde no podremos saber jamás.

20150825_120446

En otro estero, el de Domingo Rubio, en 1.966, se sucedieron cosas que nunca pudimos saber la fuerza de la Fe. ¡Cuánta presencia de Dios en nuestro camino…! Gracias, Señor.

20150825_120645

Una estampa de familia en camino…. Nuevamente ¡Gracias, Señor…! por lo que nos toca dártelas. Te pedimos que nuca lo olvidemos.

20150825_121023

Siempre acompañados y bendecidos por la Naturaleza, en su anhelo de Servir

20150825_124419

Rosy, setenta y cuatro años, y jugando con sus nietos… Es la ternura que nace de su Ser Madre de todos. Dios te bendiga, y sepamos aprender de ti.

20150825_164712

Al cabo de todos sus años, parece que va a terminar de leer y aprender en un libro sobre Pedro Casaldáliga

20150825_165411

Pidámosle a Dios que sepamos aprovechar estos días, ante tantas cosas que tenemos en torno a nosotros. A nosotros se nos pide ser corazón donde tantas veces las circunstancias lo impiden. Ojalá ayudemos a construir esa Conciencia de Libertad y Encarnación que necesitamos quienes vivimos en torno a la Palabra de Dios.

20150825_232116

Tenemos la suerte de que ya son cuatros las generaciones en que el Señor sigue contando con nosotros. Aquí vemos las dos primeras,

y en esta otra las dos siguientes, en la que vemos cómo los más pequeños se incorporan al don del canto, y hasta enseñan y corrigen a los mayores

20150825_175607 - copia

Impresiona contemplar la fuerza con que los niños son capaces de ver situaciones que los demás no las advertimos.

20150825_183816

Hoy, en nuestra mirada a Jesús, le preguntamos, ¿qué, de lo que nos has aportado en tantos años, nos falta para seguirte en aquello que has querido para bien nuestro y transmitirlo a tantos sitios en los que nunca pudimos creer que Tú nos hiciste llegar? Jesús, ¿quién eres Tú, que quieres de nosotros?

Caminar hacia la plena comunión

BADILLA

“Creí mi hogar apagado, escarbé la ceniza y me quemó la mano” (Antonio Machado).

SE BUSCA UNA UNA NUEVA CONCIENCIA, SEMEJANTE A LA BADILA QUE, DESDE LA PALABRA NOS DESCUBRA  LA
ESPIRITUALIDAD Y PROFECÍA DE COMUNIÓN (Trascendencia de la Badila)

Badila (término antiguo, que desafortunadamente poco a poco va desapareciendo de nuestro mapa terminológico): Paleta metálica para “reavivar, remover, reunir y recoger” la lumbre en braseros y chimeneas que aparecen  casi apagados.

Martes de la vigésima primera semana del tiempo ordinario

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 2,1-8. 
Ustedes saben muy bien, hermanos, que la visita que les hicimos no fue inútil.
Después de ser maltratados e insultados en Filipos, como ya saben, Dios nos dio la audacia necesaria para anunciarles su Buena Noticia en medio de un penoso combate.
Nuestra predicación no se inspira en el error, ni en la impureza, ni en el engaño.
Al contrario, Dios nos encontró dignos de confiarnos la Buena Noticia, y nosotros la predicamos, procurando agradar no a los hombres, sino a Dios, que examina nuestros corazones.
Ustedes saben -y Dios es testigo de ello- que nunca hemos tenido palabras de adulación, ni hemos buscado pretexto para ganar dinero.
Tampoco hemos ambicionado el reconocimiento de los hombres, ni de ustedes ni de nadie, si bien, como Apóstoles de Cristo, teníamos el derecho de hacernos valer. Al contrario, fuimos tan condescendientes con ustedes, como una madre que alimenta y cuida a sus hijos.
Sentíamos por ustedes tanto afecto, que deseábamos entregarles, no solamente la Buena Noticia de Dios, sino también nuestra propia vida: tan queridos llegaron a sernos.

Salmo 139(138),1-3.4-6. 
Señor, tú me sondeas y me conoces,
tú sabes si me siento o me levanto;
de lejos percibes lo que pienso,
te das cuenta si camino o si descanso,

y todos mis pasos te son familiares.
Antes que la palabra esté en mi lengua,
tú, Señor, la conoces plenamente;
me rodeas por detrás y por delante

y tienes puesta tu mano sobre mí;
una ciencia tan admirable me sobrepasa:
es tan alta que no puedo alcanzarla.

Evangelio según San Mateo 23,23-26. 
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
¡Guías ciegos, que filtran el mosquito y se tragan el camello!
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y desenfreno!
¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, y así también quedará limpia por fuera.
****************************************************************************************************

El titular de esta edición – Caminar hacia la plena comunión – nos hace rezar hoy la Palabra así:

  • Dios nos dio la audacia necesaria para anunciar la esencia de la Buena Noticia en medio de nuestra gran inconsciencia. A pesar de todo, nuestra predicación no se inspiró en el error, ni en la impureza, ni en el engaño. Al contrario, Dios nos encomendó rescatar unos valores fundamentales de la Palabra, y nosotros, sin saber, la predicamos, procurando agradar, no a los hombres, sino a Dios, que examina nuestros corazones.
  • Señor, tú me sondeas y me conoces, tú sabes si me siento o me levanto; de lejos percibes lo que pienso, te das cuenta si camino o si descanso, y todos mis pasos te son familiares.
  • No descuidéis lo esencial de la Ley: la Justicia, la Misericordia y la Fidelidad. 
  • De no ser así, ¿cómo podrán reconoceros como discípulos “míos”, cómo se dará entre vosotros la Plena Comunión?

[ZS150824] El mundo visto desde Roma

¿Es una fe sincera la fe que no actúa? 
(Jean Racine)


Francisco

Santa Sede

Esta “historia de historias”, nacida de todos, conscientes de que sentimos que es tarea de todos para vivirla entre todos, nos está descubriendo sucesos que están iluminando el corazón de la tarea. Para hacer pensar y rezar, comunicamos cómo resuena últimamente el Espíritu en quienes, sintiéndose siervos inútiles, lo expresan de esta forma: 

Necesitamos que lo que está sucediendo explote en nosotros.  Nos sentimos al filo de un abismo al que hemos de dejarnos caer, confiados en que Dios nos sostiene desde la nueva conciencia.. Aceptar, aceptar y aceptar que todo (el dolor…) es Providencia de Dios. No hemos de ver dificultades.

El don siempre nos precede y va por delante, no se trata de enseñar nada ni a nadie, ni de crear estructuras. El Espíritu marcará el paso. ¿Cómo situarnos ahí?, ¿Cómo desde ese lugar ser testimonio?, ¿Cómo discernir el paso a paso?. Después de tantos años, todo nos invita a preguntarnos una y otra vez,  ¿qué es la Unidad?

¿Cómo ir encendiendo luces y anhelos, cómo unir esfuerzos aparentemente apagados, e ir estableciendo vínculos de relación entre esas diferentes lucecitas y rescoldos que no se aprecian, precisamente porque se fueron alejando? Lo que aspiramos (anhelamos) ha de servir a todos y para toda la Iglesia, ¿cómo hacerlo sin establecer nada?

Entrar en una dinámica nueva de comunión en un ritmo común nos mete en algo que no sabemos ni estamos educados; siento que debemos reeducarnos. Algo nuevo está naciendo.

20150824_183855

La plenitud de la Palabra necesita de odres nuevos…

20150824_183855

… que nos hagan sentir que ,juntos, respondemos en Espíritu y Verdad a lo que Dios quiere para toda la humanidad.

20150823_112008

Ello conlleva sentirnos constantemente viviendo la Cena del Señor

20150823_103442

dejarnos comen y beber como hizo Ël

20150824_185712

Nuevamente, sentimos el regalo veraniego de juntarnos toda la familia

20150824_203033

Vamos llegando poco a poco

20150824_220559

Los niños nos recordarán que Jesús nos recomendó mantener una actitud constante durante toda nuestra vida

20150824_223241

realizar todos juntos el difícil equilibrio de aunar esfuerzos, en lo que cada quién responde a los talentos que Dios nos concedió para construir Su Reino en la tierra

20150824_213104

un Reino en Paz y sereno como el mar, increíblemente en constante movimiento y renovación…

BADILLA

Hoy, el brasero y la badila nis recuerdan cosas que están y viven en todos. Los pequeños fuegos, al atizarlos y juntarlos, producen el calor que necesita el mundo. ¡Gracias, Señor!

Hágase Tu Voluntad en la tierra como en el cielo


20150823_111736
20150823_112542

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=5SOdu2pg9dc

Fiesta de san Bartolomé, apóstol

Apocalipsis 21,9b-14.
Luego se acercó uno de los siete Angeles que tenían las siete copas llenas de las siete últimas plagas, y me dijo: “Ven que te mostraré a la novia, a la esposa del Cordero”.
Me llevó en espíritu a una montaña de enorme altura, y me mostró la Ciudad santa, Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios.
La gloria de Dios estaba en ella y resplandecía como la más preciosa de las perlas, como una piedra de jaspe cristalino.
Estaba rodeada por una muralla de gran altura que tenía doce puertas: sobre ellas había doce ángeles y estaban escritos los nombres de las doce tribus de Israel.
Tres puertas miraban al este, otras tres al norte, tres al sur, y tres al oeste.
La muralla de la Ciudad se asentaba sobre doce cimientos, y cada uno de ellos tenía el nombre de uno de los doce Apóstoles del Cordero.

Salmo 145(144),10-11.12-13ab.17-18.
Que todas tus obras te den gracias, Señor,
y tus fieles te bendigan;
que anuncien la gloria de tu reino
y proclamen tu poder.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza
y el glorioso esplendor de tu reino:
tu reino es un reino eterno,
y tu dominio permanece para siempre.

El Señor es justo en todos sus caminos
y bondadoso en todas sus acciones;
está cerca de aquellos que lo invocan,
de aquellos que lo invocan de verdad.

Evangelio según San Juan 1,45-51.
Felipe encontró a Natanael y le dijo: “Hemos hallado a aquel de quien se habla en la Ley de Moisés y en los Profetas. Es Jesús, el hijo de José de Nazaret”.
Natanael le preguntó: “¿Acaso puede salir algo bueno de Nazaret?”. “Ven y verás”, le dijo Felipe.
Al ver llegar a Natanael, Jesús dijo: “Este es un verdadero israelita, un hombre sin doblez”.
“¿De dónde me conoces?”, le preguntó Natanael. Jesús le respondió: “Yo te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera”.
Natanael le respondió: “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel”.
Jesús continuó: “Porque te dije: ‘Te vi debajo de la higuera’, crees . Verás cosas más grandes todavía”.
Y agregó: “Les aseguro que verán el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre.”

*******************************************************************************************************

Después de rezar todo lo vivido en el día de ayer, así resuena en nuestro corazón la Palabra de hoy:

  • “Ven que te mostraré a la novia, a la esposa del Cordero”.
    Me llevó en espíritu a una montaña de enorme altura, y me mostró la Ciudad Santa, la Nueva Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios. La gloria de Dios estaba en ella y resplandecía como la más preciosa de las perlas.
  • El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; está cerca de aquellos que lo invocan, los que lo invocan de verdad.
  • “¿En Verdad creemos haber hallado a Aquel de quien hablan la Ley de Moisés y los Profetas?
  • ¿Pudiéramos advertir que esta historia está proponiendo en sus circunstancias, en absoluto planteadas, una Profecía Conjunta y Misericordiosa, tan urgente en nuestra Iglesia, y mostrarla al mundo de hoy?

El mundo visto desde Roma

  • “Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo, porque en ellos servimos a Jesús”. Santa Rosa de Lima

    Francisco

    Espiritualidad y oración

    Para hacer pensar

    Ante la claridad, firmeza y trascendencia con que hoy la Palabra nos manifiesta Su Mensaje, y ante conversaciones, noticias y escritos llenos de Vida recibidos, nos hemos preguntado:

    • ¿por qué derivamos la respuesta a cuanto la Palabra nos propone?
    • ¿qué podemos considerar más importante para no hacerlo inmediatamente?
    • Si sabemos y decimos que solo la Palabra tiene Vida Eterna, ¿por qué buscamos motivaciones humanas que sustituyan sus consecuencias?
    • ¿Cómo leemos la Palabra que la Vida nos propone a cada instante?
    • No responder, ¿No muestra finalmente nuestra falta de Encarnación y Fe, por qué no lo admitimos? ¿Lo valoramos en cuanto de freno a la construcción del Reino supone? ¿Qué es lo que no nos permite ver sus consecuencias?
20150823_103139

¿No estaremos siguiendo a otros líderes?

20150823_103205

¿En qué castillo, dónde está la firmeza de nuestro corazón?

 

 

20150823_103245

¿Somos puente entre Dios y la Humanidad?

20150823_103717

¿Creemos ser confidentes seguidores de Jesús cuando celebramos la Eucaristía? ¿Somos, como Él, comida y bebida para el mundo?

20150823_103442


20150823_103524
20150823_103548 20150823_103653 20150823_111501

 

 

20150823_200648 20150823_210330 20150823_020353