DIOS AMÓ AL MUNDO

 

Miércoles de la segunda semana de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 5,17-26.
Intervino entonces el Sumo Sacerdote con todos sus partidarios, los de la secta de los saduceos. Llenos de envidia, hicieron arrestar a los Apóstoles y los enviaron a la prisión pública.
Pero durante la noche, el Ángel del Señor abrió las puertas de la prisión y los hizo salir. Luego les dijo:
“Vayan al Templo y anuncien al pueblo todo lo que se refiere a esta nueva Vida”.
Los Apóstoles, obedecieron la orden, entraron en el Templo en las primeras horas del día, y se pusieron a enseñar. Entre tanto, llegaron el Sumo Sacerdote y sus partidarios, convocaron al Sanedrín y a todo el Senado del pueblo de Israel, y mandaron a buscarlos a la cárcel.
Cuando llegaron los guardias a la prisión, no los encontraron. Entonces volvieron y dijeron:
“Encontramos la prisión cuidadosamente cerrada y a los centinelas de guardia junto a las puertas, pero cuando las abrimos, no había nadie adentro”.
Al oír esto, el jefe del Templo y los sumos sacerdotes quedaron perplejos y no podían explicarse qué había sucedido.
En ese momento llegó uno, diciendo: “Los hombres que ustedes arrestaron, están en el Templo y enseñan al pueblo”.
El jefe de la guardia salió con sus hombres y trajeron a los Apóstoles, pero sin violencia, por temor de ser apedreados por el pueblo.

Salmo 34(33),2-3.4-5.6-7.8-9.
Bendeciré al Señor en todo tiempo,
su alabanza estará siempre en mis labios.
Mi alma se gloría en el Señor:
que lo oigan los humildes y se alegren.

Glorifiquen conmigo al Señor,
alabemos su Nombre todos juntos.
Busqué al Señor: El me respondió
y me libró de todos mis temores.

Miren hacia El y quedarán resplandecientes,
y sus rostros no se avergonzarán.
Este pobre hombre invocó al Señor:
El lo escuchó y lo salvó de sus angustias.

El Ángel del Señor acampa
en torno de sus fieles, y los libra.
¡Gusten y vean qué bueno es el Señor!
¡Felices los que en El se refugian!

Evangelio según San Juan 3,16-21.
Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna.
Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.»
El que cree en él, no es condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.
En esto consiste el juicio: la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas.
Todo el que obra mal odia la luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras sean descubiertas.
En cambio, el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios.

*************************************************************************************************

El absurdo sobre ¿cómo hablar sin decir palabra?, ya se nos manifestó en el principio. Ahora toca conocer eso de lo que hablamos. Y comprenderemos lo nuevo que Dios ha querido para este tiempo en esta “Historia de historias”.

.

“Vayan al Templo y anuncien al pueblo todo lo que se refiere a esta nueva Vida”.

Bendecid al Señor en todo tiempo,
y su alabanza estará siempre en vuestros labios.
El alma se gloría en el Señor:
lo oyen los humildes y se alegran.

¡Gusten y vean qué bueno es el Señor!
¡Felices los que en El se refugian!

Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en Él no muera, sino que tenga Vida eterna.
El que obra conforme a la Verdad se acerca a la Luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios.

“El que cree y vive en Mi no morirá, sino que vivirá para  siempre”

 

Noticias del mundo, que se nos dan para hacernos pensar

Mario Moronta: “Pedimos a todos los políticos que no se dejen llevar sólo por sus intereses particulares”.
Boletín Religión Digital
Martes, 25 abril 2017

EL OBISPO DE SAN CRISTÓBAL EXIGE “DIÁLOGO AUTÉNTICO” EN VENEZUELA

Mario Moronta: “Pedimos a todos los políticos que no se dejen llevar sólo por sus intereses particulares”

“INSTAMOS A QUIENES PREFIEREN LA VIOLENCIA COMO FORMA DE PROTESTA QUE NO LO SIGAN HACIENDO”

(Mario Moronta, obispo de San Cristóbal).- La alegría surgida de la Resurrección del Señor, que hemos celebrado el pasado domingo, se ha visto opacada por la violencia de estos días, con el saldo lamentable de heridos y de muertes. Entre éstas, la de una joven tachirense que fue asesinada. Deploramos y reprobamos este triste acontecimiento que enluta no sólo a una familia sino a toda la comunidad tachirense.

https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox/15ba5a83081d7801?projector=1

Un testimonio

De una chica que tras un accidente a los 18 años quedó parapléjica y en silla de ruedas:
La alternativa a la vida no es la muerte sino una nueva forma de vivir.
Me vi obligada a buscar por otros sitios que ahora me gustan más.
Creo que si no me hubieran cerrado otros caminos no hubiera conocido otros que me apasionan.
Rápidamente, hemos de conocer lo que queda vivo por rescatar y potenciar, para encontrar otra forma de vivir, que madure en mí una nueva personalidad.
Hemos  de empeñarnos en vivir al máximo otras capacidades, de las que me considero preparada: amar, ser amada, dar de mí todo lo que pueda y procurar hacer las cosas lo mejor posible.
 
En las situaciones más devastadoras aparece lo mejor del ser humano.

El 25 de abril de 2017, 18:18, Fernando Salaverri <fernando.salaverri@vivalafe.org> escribió:

EXTRAORDINARIA PROGRESIÓN DE LA MÚSICA CATÓLICA CONTEMPORANEA  en su III ENCUENTRO (ESPERANZA EN EL PRESENTE).

Concierto de la Banda Sinfónica Municipal de Huelva a beneficio de la CASA PACO GIRÓN –       Estimado/a amigo/a. El jueves 27 de abril, a partir de las 21.00 horas, en la Casa Colón, la banda Sinfónica de Huelva presenta el concierto Sinfonías de Primavera. El precio de 3 euros será dedicado a Beneficio de la CASA PACO GIRÓN.

Afectuosamente, Asociación Casa Paco Girón. Avenida Pablo Ruiz Picasso, 95. 21007 Huelva.

 

Web: http://www.casapacogiron.com/

Correos electrónicos: asociacion@casapacogiron.com

coordinador@casapacogiron.com

info@casapacogiron.com

Teléfonos:  959 22 58 07

618 19 97 19fortaleza.

HOY, UN DÍA MÁS.

¿Qué sucedería en el mundo que vivimos, si quienes decimos estar, ser y nos sentimos Iglesia, hiciésemos y viviésemos según nos dice la Palabra? Hoy, fiesta de san Marcos evangelista,  un llamado como cualquiera de nosotros, podíamos preguntarnos como creyentes, ¿cual es la razón qué nos impide orar y vivir según nos relatan hoy las lecturas? Y si contemplamos que dichos textos no los contemplamos vivificados por el Espíritu, ¿qué podemos esperar, qué encarnan y suponen para nosotros las situaciones y circunstancias, los gozos y fracasos de la humanidad? Sobre ello, vemos al final distintas realidades que hoy viven muchos; esperamos que nos ayuden a pensar.

¿Cómo podrá quedar en ellos una huella, un impulso de Dios que les pueda mostrar una forma distinta de vivir en el mundo sin ser del mundo?

Fiesta de san Marcos, evangelista

Epístola I de San Pedro 5,5b-14.

Salmo 89(88),2-3.6-7.16-17.

Evangelio según San Marcos 16,15-20.

*****************************************************************************************************

  • Queridos hermanos:
    Que cada uno se revista de sentimientos de humildad para con los demás, porque Dios se opone a los orgullosos y da su ayuda a los humildes.
    Humíllense bajo la mano poderosa de Dios, para que Él los eleve en el momento oportuno.
    Descarguen en Dios todas sus inquietudes, ya que Él se ocupa de ustedes.
    Sean sobrios y estén siempre alerta, porque su enemigo, el demonio, ronda como un león rugiente, buscando a quién devorar.
    Resístanlo firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos dispersos por el mundo padecen los mismos sufrimientos que ustedes.
    El Dios de toda gracia, que nos ha llamado a su gloria eterna en Cristo, después que hayan padecido un poco, los restablecerá y confirmará, los hará fuertes e inconmovibles.
    ¡A Él sea la gloria y el poder eternamente! Amén.
    Les escribo estas palabras por medio de Silvano, a quien considero un hermano fiel, para exhortarlos y atestiguar que esta es la verdadera gracia de Dios: permanezcan adheridos a ella.
    La iglesia de Babilonia, que ha sido elegida como ustedes, los saluda, lo mismo que mi hijo Marcos.
    Salúdense los unos a los otros con un beso de amor fraternal. Que descienda la paz sobre todos ustedes, los que están unidos a Cristo.
  • Cantaré eternamente el amor del Señor,
    proclamaré tu fidelidad por todas las generaciones.
  • ¿Quién es como el Señor entre los hijos de Dios?

    El que quier permanecer en ÉL debe vivir como vivió ÉL.

  • “Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación.”
    Ellos fueron a predicar por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba su palabra con los milagros que la acompañaban.

“El Señor trabajaba con ellos y confirmaba la Palabra”

Boletín Religión Digital

Cardenal Sandri: “Francisco va a Egipto con coraje, para ahuyentar el odio y construir la paz” 

“EL VIAJE PAPAL TIENE UN GRAN SIGNIFICADO ECUMÉNICO E INTERRELIGIOSO”

Cardenal Sandri: “Francisco va a Egipto con coraje, para ahuyentar el odio y construir la paz”

“LLEVARÁ CONSUELO Y UN ABRAZO DE FRATERNIDAD Y CERCANÍA A LA IGLESIA COPTO-ORTODOXA”

(Télam).- El cardenal argentino y Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales Leonardo Sandri aseguró que el viaje que el papa Francisco hará el próximo viernes a Egipto “muestra su coraje” y ratificó que el Pontífice “buscará ahuyentar los fantasmas del odio y a división, y construir la paz”, al tiempo que en entrevista con Télam ratificó la “importancia” que tendrá la visita “desde el sentido ecuménico e interreligioso”.

EL CARDENAL TAGLE DENUNCIA LA “FALTA DE CONCIENCIA IMPERANTE”

El cardenal Tagle, en Compostela

El presidente de Cáritas Internationalis pide “promover una economía más inclusiva”

“Los pobres son capaces de enseñarnos valores de los que el sistema dominante carece”

 

Ha opinado, el crecimiento “no es un asunto de estadísticas, sino de personas”

El cardenal Luis Antonio Tagle, presidente de Cáritas Internationalis

El cardenal Luis Antonio Tagle, presidente de Cáritas Internationalis

El arzobispo de Manila (Filipinas) y presidente de Cáritas Internationalis, Luis Antonio Tagle, ha subrayado este domingo en Compostela la “necesidad” de “cambiar de mentalidad” para “promover una economía más inclusiva”.

“Estoy aquí para compartir algunas ideas sobre la necesidad de cambiar o transformar mentalidades y actitudes si queremos promover una economía más inclusiva y socialmente responsable”, ha explicado a los medios antes de participar en la clausura de las XVII Jornadas de Teología de la Caridad, organizadas por Cáritas España en la capital gallega.

No obstante, ha hecho hincapié en que, para que cambien las estructuras, deben hacerlo antes las personas. “Mi mensaje no es original”, ha bromeado, justo antes de añadir que se trata de “lo que dice la Biblia, la Iglesia y el Vaticano”.

ADMIRA

En todos y cada uno…¡Gracias a Ti, Señor! En Pueblo de Dios, Domingo “Laetare”. Marzo 2017.

SIGUIENDO LAS HUELLAS DE JESÚS: “HACEDLO COMO YO LO HE HECHO”

COMUNIDAD TIERRA DE ENCUENTRO

comunidadtierradeencuentro@gmail.com
Si anheláis un tiempo en el que poder “volver la mirada a Jesús” para renovar, estimular, animar al Espíritu que nos impulsa a servir, vvivir y amar como Él nos enseñó allá donde estemos y con quien estemos,
¡¡¡Aún estáis a tiempo!!! Podéis hacerlo llegar a todo el que os atraiga. 

Queridos amigos en la fe y la búsqueda del bien común

 EL PRÓXIMO FIN DE SEMANA 6-7 DE MAYO
 VIVIREMOS UN NUEVO ENCUENTRO
 
“JESÚS, MAESTRO DE LA VIDA EN EL ESPÍRITU”
 
¡¡ OS ESPERAMOS !!!!

 

  • SENSIBILÍZATE
Desde hace un tiempo, en la oficina de Diseño Social sólo usamos Fairphone. No es el mejor móvil. La cámara es una auténtica chatarra. Pero no lo cambiaríamos por nada. Es un teléfono diferente por su filosofía y proceso de creación, ya que presume de ser un dispositivo responsable con todos los recursos y personas implicadas. Un producto de código abierto y transparente, en el que se eligen materiales “libres de conflictos”, o lo que es lo mismo, con ellos no se van a sufragar organizaciones militares.El negocio del coltán, el mineral que se emplea en la fabricación de millones de dispositivos, beneficia a grupos armados que controlan las minas de algunas regiones de la República Democrática del Congo, país que concentra cerca del 80% de las reservas del mineral utilizado para la fabricación de dispositivos móviles. Y alguien que denuncia esta realidad desde hace tiempo es Caddy Adzuba.

Y como siempre, los niños y mujeres están en los eslabones más bajos de esta cadena de explotación y tortura. Ellas son mutiladas, maltratadas y despojadas cualquier oportunidad de salir de esa espiral de torturas. Las violaciones y demás agresiones sexuales que sufren las mujeres en la República Democrática del Congo por parte de los rebeldes durante el conflicto aún vigente va más allá de lo estrictamente físico, se trata de una forma de someter a una sociedad y de causar heridas irreparables.

 Conectados por la hipocresía

Sin embargo, para periodistas como Caddy Adzuba todo esto no sucedería si los rebeldes no tuvieran la complicidad de occidente: “¿Quién es el salvaje, el que comete los crímenes o quienes les dan las armas? Nosotros morimos para que ustedes puedan tener sus smartphones”, dijo en sus últimas conferencia en España señalando con el dedo a los asistentes. “Las mujeres mueren a cada segundo y son violadas por culpa del progreso tecnológico”.

Las innumerables historias que hay detrás del conflicto, que también es conocido como uno de los mayores genocidios que se producen en la actualidad. En ellas se puede ver cómo las botellas de plástico derretidas o las cuchillas son sólo algunas de las formas en las que las mujeres son agredidas sexualmente y también cómo las matanzas de bebés son algo desgraciadamente común.

“Traen la guerra en nuestro país y no quieren que huyamos de ese terror”, critica señalando a las instituciones Occidente.

Para Caddy Adzuba, lo más grave no es sólo nuestra falta de responsabilidad en la compra de terminales electrónicos, sino que además, cuando esa población indefensa intenta salir del Congo y evitar las torturas de un conflicto que ha sido provocado por los intereses que las multinacionales han llevado a su país… al conseguir llegar con vida atravesando el mar les llamamos “inmigrantes clandestinos” que quieren aprovecharse “de nuestro estado del bienestar”.

Muchos pedimos que empresas como Apple, Microsoft o Samsung que se aseguren de no usar productos extraídos por mano de obra infantil pero parece que prefieren seguir inflando sus bolsillos. ¿Nos ayudas a que esto cambie?                                              

¡AY, AFRICA NEGRA!

¡AY, AFRICA NEGRA!, desierto y  selva verde es “Luz de Esperanza” tu tierra inocente.

Negra de alma blanca, en el dolor, alegre, me haces ver la Vida donde yo veo la muerte.

  • Tierra de últimos, olvidada siempre, de mirada honda, y por honda hiriente.

Los que olvidamos cuanto a ti sucede se nos murió el alma, ¡quedamos inertes!

  • Hay muertos en vida de forma perenne ¿acaso está vivo quien no sufre al verte?

¡Ay África Negra, transforma mi mente, pon “Luz” en mi alma, que sin luz se muere!

Antes que la fe, está el seguimiento

 

Lunes de la segunda semana de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 4,23-31.
Una vez en libertad, los Apóstoles regresaron adonde estaban sus hermanos, y les contaron todo lo que les habían dicho los sumos sacerdotes y los ancianos.
Al oírlos, todos levantaron la voz y oraron a Dios unánimemente: “Señor, tú hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos; tú, por medio del Espíritu Santo, pusiste estas palabras en labios de nuestro padre David, tu servidor: ¿Por qué se amotinan las naciones y los pueblos hacen vanos proyectos?
Los reyes de la tierra se rebelaron y los príncipes se aliaron contra el Señor y contra su Ungido.
Porque realmente se aliaron en esta ciudad Herodes y Poncio Pilato con las naciones paganas y los pueblos de Israel, contra tu santo servidor Jesús, a quien tú has ungido.
Así ellos cumplieron todo lo que tu poder y tu sabiduría habían determinado de antemano.
Ahora, Señor, mira sus amenazas, y permite a tus servidores anunciar tu Palabra con toda libertad: extiende tu mano para que se realicen curaciones, signos y prodigios en el nombre de tu santo servidor Jesús”.
Cuando terminaron de orar, tembló el lugar donde estaban reunidos; todos quedaron llenos del Espíritu Santo y anunciaban decididamente la Palabra de Dios.

Salmo 2,1-3.4-6.7-9.
¿Por qué se amotinan las naciones
y los pueblos hacen vanos proyectos?
Los reyes de la tierra se sublevan,
y los príncipes conspiran

contra el Señor y contra su Ungido:
«Rompamos sus ataduras,
librémonos de su yugo.»
El que reina en el cielo se sonríe;

el Señor se burla de ellos.
Luego los increpa airadamente
y los aterra con su furor:
«Yo mismo establecí a mi Rey

en Sión, mi santa Montaña.»
Voy a proclamar el decreto del Señor:
El me ha dicho: «Tú eres mi hijo,
yo te he engendrado hoy.»

«Pídeme, y te daré las naciones como herencia,
y como propiedad, los confines de la tierra.”
Los quebrarás con un cetro de hierro,
los destrozarás como a un vaso de arcilla»

Evangelio según San Juan 3,1-8.
Había entre los fariseos un hombre llamado Nicodemo, que era uno de los notables entre los judíos.
Fue de noche a ver a Jesús y le dijo: “Maestro, sabemos que tú has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede realizar los signos que tú haces, si Dios no está con él”.
Jesús le respondió: “Te aseguro que el que no renace de lo alto no puede ver el Reino de Dios. “
Nicodemo le preguntó: “¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?”.
Jesús le respondió: “Te aseguro que el que no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios.
Lo que nace de la carne es carne, lo que nace del Espíritu es espíritu.
No te extrañes de que te haya dicho: ‘Ustedes tienen que renacer de lo alto’.
El viento sopla donde quiere: tú oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo el que ha nacido del Espíritu”.

*************************************************************************************************

Nicodemo fue de noche a ver a Jesús y le dijo: “Maestro, sabemos que Tú has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede realizar los signos que haces, si Dios no está con él”.
Jesús le respondió: “Te aseguro que el que no renace de lo alto no puede ver el Reino de Dios. “

¿Qué me mueve ver, buscar, vivir, gozar y llevar la vida que llevo? ¿Por qué hago lo que hago?

[audio src=http://brotesdeolivo.es/descargadirecta/1996c%20%20LA%20NUEVA%20HUMANIDAD/05-Nada%20es%20mio.mp3]

“Los acuerdos internacionales y los egoísmos personales son para los hombres mas importantes que los derechos humanos”.

El Papa, en la basílica de los mártires

El Papa denuncia que “los campos de refugiados son campos de concentración, donde se abandona a la gente”

“La causa de toda persecución, marginación y no ser quienes somos es el mal del Príncipe de este mundo hacia todos los salvados”

Con la fuerza del amor se puede luchar contra la violencia y la guerra; la paz se puede conseguir con paciencia.

El Papa y la hermana de Jacques Hamel

El Papa y la hermana de Jacques Hamel

(José M. Vidal).- El Papa visita la iglesia de los nuevos Mártires de San Bartolomé, regida por la Comunidad de San Egidio. En un acto lleno de emoción, Francisco recordó a la mujer cristiana de un musulmán refugiado en Lesbos, cuyos campos denunció como “campos de concentración” y pidió que los derechos humanos primen y se contemplen sobre los acuerdos internacionales.

A la entrada de la basílica, los niños le regalaron dibujos y flores. El Papa se agachó para saludar a los más pequeños, que asomaban entre las vallas.

En la basílica fue recibido por Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio, y besó la cruz, como signo de acogida. Francisco se recogió largo rato en oración, de pie, ante el cuadro de los nuevos mártires.

Andrea Riccardi le dirigió unas palabras, dándole las “gracias por venir al monasterio de los santos“, recordando que es el cuarto aniversario del secuestro de dos arzobispos ortodoxos de Alepo. “Un santuario para no olvidar y un lugar de memoria”, dice. “Ante los nuevos mártires, sentimos vergüenza”, añade.

El fundador de San Egidio asegura que “la guerra es madre de dolor”. “Los mártires nos recuerdan que, como cristianos, no vencemos por el dinero o las armas. Ellos no son héroes. No roban la vida, sino que la donan y reclaman una Iglesia pobre, humilde, humana”.

“Nuestra oración de hoy prepara su próximo viaje a Egipto, tierra de mártires”, terminó diciendo Riccardi.

Desde cielonuevoytierranueva soñamos con un templo en el que permanentemente se ore, inste, motive y tenga como misión la Comunión Trinitaria en la Iglesia y el mundo. Desde la fe que decimos tener, ¿qué otra cosa cambiaré la faz de la tierra, de qué nos sirve, si con nada vinimos y sin nada nos iremos?

“Tenían una sola alma y un solo corazón”


Segundo Domingo de Pascua o de la Divina Misericordia

Libro de los Hechos de los Apóstoles 2,42-47.
Todos se reunían asiduamente para escuchar la enseñanza de los Apóstoles y participar en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones.
Un santo temor se apoderó de todos ellos, porque los Apóstoles realizaban muchos prodigios y signos.
Todos los creyentes se mantenían unidos y ponían lo suyo en común: vendían sus propiedades y sus bienes, y distribuían el dinero entre ellos, según las necesidades de cada uno.
Intimamente unidos, frecuentaban a diario el Templo, partían el pan en sus casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón; ellos alababan a Dios y eran queridos por todo el pueblo. Y cada día, el Señor acrecentaba la comunidad con aquellos que debían salvarse.

Salmo 118(117),2-4.13-15.22-24.
Que lo diga el pueblo de Israel:
¡es eterno su amor!
Que lo diga la familia de Aarón:
íes eterno su amor!
Que lo digan los que temen al Señor:
¡es eterno su amor!

Me empujaron con violencia para derribarme,
pero el Señor vino en mi ayuda.
El Señor es mi fuerza y mi protección;
él fue mi salvación.
Un grito de alegría y de victoria
resuena en las carpas de los justos.

“La mano del Señor hace proezas,
La piedra que desecharon los constructores
es ahora la piedra angular.
Esto ha sido hecho por el Señor
y es admirable a nuestros ojos.
Este es el día que hizo el Señor:

alegrémonos y regocijémonos en él.

Epístola I de San Pedro 1,3-9.
Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que en su gran misericordia, nos hizo renacer, por la resurrección de Jesucristo, a una esperanza viva, a una herencia incorruptible, incontaminada e imperecedera, que ustedes tienen reservada en el cielo.
Porque gracias a la fe, el poder de Dios los conserva para la salvación dispuesta a ser revelada en el momento final.
Por eso, ustedes se regocijan a pesar de las diversas pruebas que deben sufrir momentáneamente: así, la fe de ustedes, una vez puesta a prueba, será mucho más valiosa que el oro perecedero purificado por el fuego, y se convertirá en motivo de alabanza, de gloria y de honor el día de la Revelación de Jesucristo.
Porque ustedes lo aman sin haberlo visto, y creyendo en él sin verlo todavía, se alegran con un gozo indecible y lleno de gloria,
seguros de alcanzar el término de esa fe, que es la salvación.

Evangelio según San Juan 20,19-31.
Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: “¡La paz esté con ustedes!”.
Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor.
Jesús les dijo de nuevo: “¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes”.
Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió: “Reciban el Espíritu Santo.
Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan”.
Tomás, uno de los Doce, de sobrenombre el Mellizo, no estaba con ellos cuando llegó Jesús.
Los otros discípulos le dijeron: “¡Hemos visto al Señor!”. El les respondió: “Si no veo la marca de los clavos en sus manos, si no pongo el dedo en el lugar de los clavos y la mano en su costado, no lo creeré”.
Ocho días más tarde, estaban de nuevo los discípulos reunidos en la casa, y estaba con ellos Tomás. Entonces apareció Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio de ellos y les dijo: “¡La paz esté con ustedes!”.
Luego dijo a Tomás: “Trae aquí tu dedo: aquí están mis manos. Acerca tu mano: Métela en mi costado. En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe”.
Tomas respondió: “¡Señor mío y Dios mío!”.
Jesús le dijo: “Ahora crees, porque me has visto. ¡Felices los que creen sin haber visto!”.
Jesús realizó además muchos otros signos en presencia de sus discípulos, que no se encuentran relatados en este Libro.
Estos han sido escritos para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y creyendo, tengan Vida en su Nombre.

*************************************************************************************************

Quienes veían a aquellos que arriesgaban y exponían sus vidas, vieron en los discípulos que les conmovían ¿ ? ¿ ? ¿Ven en nosotros lo que veían en ellos?

  • Todos los creyentes se mantenían unidos.
  • Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: “¡La paz esté con ustedes!”.
    Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió: “Reciban el Espíritu Santo.
  • Porque gracias a la fe, el poder de Dios los conservaba para la salvación dispuesta a ser revelada en el momento final.
    Por eso, ustedes – en este tiempo – se regocijarán a pesar de las diversas pruebas que deben sufrir momentáneamente: así, la fe de ustedes, una vez puesta a prueba, será mucho más valiosa que el oro perecedero purificado por el fuego, y se convertirá en motivo de alabanza, de gloria y de honor el día de la Revelación de Jesucristo.

 

Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió: “Reciban el Espíritu Santo.

Mesa de presentación de “Francisco, palabra profética y misión”

San Antón, Francisco, Libertad, Iglesia pobre para los pobres, J.María Castillo…

San Antón acoge la presentación de “Francisco: palabra profética y misión”

“Este Papa ha generado libertad, que quiere extender a todos los miembros de la Iglesia”

Castillo: “Si Dios se humanizó en Jesús, el Papado de Francisco está humanizando a la Iglesia”

Jesús Bastante, 21 de abril de 2017 a las 08:31

Ésa es su revolución: denuncia, pero al mismo tiempo, ternura. Tolerancia, diálogo, y por supuesto, misericordia, que ha de ser la nueva razón de la Iglesia

El padre Ángel, en la presentación

El padre Ángel, en la presentación

Presentación del libro en San Antón/>

Presentación del libro en San Antón

(Jesús Bastante).- Le tenemos miedo al Evangelio. Nos da pánico. La religión nos tranquiliza, nos dispersa, y nuestra interpretación nos enfrenta’. Por eso, lo más genial que ha tenido Francisco ha sido obligar a la Iglesia a afrontar esta cuestión”. José María Castillo, con su voz atronadora, puso la guinda a la presentación de “Francisco, palabra profética y misión”, que tuvo lugar en la madrileña iglesia de San Antón.

Una presentación que sirvió como homenaje al Papa Francisco y a su trabajo por ese sueño de construir una Iglesia “pobre y para los pobres”, y que no podía ser acogido en otro lugar que no fuera el templo “24 horas” del padre Ángel, ante un centenar de personas, entre los que había teólogos y personas sin hogar, sacerdotes y parados, mujeres y hombres, unidos por el deseo de colaborar, siquiera con su presencia, en la primavera de Bergoglio.

Queridos amigos y hermanos,

Desde esta sed y anhelo de hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión” ENTRE TODOS, os compartimos la invitación que sentimos a visibilizar esos “fueguecitos por la comunión” en los que abrirnos juntosen silencio habitado y oración a recibir la Palabra y el aliento del Espíritu que, en su diversidad de dones y carismas, nos empuja a realizar la misión única a la que todos estamos convocados: El Reino de Dios y su justicia.

OREMOS EN COMUNIÓN

Para que nuestros servicios, ministerios, carismas, colores y diversidades reflejen ese “Cuerpo Uno” que es la Iglesia, como verdadera servidora y cauce del Reino.

 

 

 

 

 

“No podemos callar lo que hemos visto y oído”.

Sábado de la Octava de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 4,13-21.
Los miembros del Sanedrín estaban asombrados de la seguridad con que Pedro y Juan hablaban, a pesar de ser personas poco instruidas y sin cultura. Reconocieron que eran los que habían acompañado a Jesús, pero no podían replicarles nada, porque el hombre que había sido curado estaba de pie, al lado de ellos.
Entonces les ordenaron salir del Sanedrín y comenzaron a deliberar, diciendo: “¿Qué haremos con estos hombres? Porque no podemos negar que han realizado un signo bien patente, que es notorio para todos los habitantes de Jerusalén.
A fin de evitar que la cosa se divulgue más entre el pueblo, debemos amenazarlos, para que de ahora en adelante no hablen de ese Nombre”.
Los llamaron y les prohibieron terminantemente que dijeran una sola palabra o enseñaran en el nombre de Jesús.
Pedro y Juan les respondieron: “Juzguen si está bien a los ojos del Señor que les obedezcamos a ustedes antes que a Dios.
Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído”.
Después de amenazarlos nuevamente, los dejaron en libertad, ya que no sabían cómo castigarlos, por temor al pueblo que alababa a Dios al ver lo que había sucedido.

Salmo 118(117),1.14-15.16ab-18.19-21.
¡Den gracias al Señor, porque es bueno,
porque es eterno su amor!
El Señor es mi fuerza y mi protección;
él fue mi salvación.
Un grito de alegría y de victoria
resuena en las carpas de los justos.

“La mano del Señor hace proezas,
La mano del Señor es sublime,
la mano del Señor hace proezas.
No, no moriré:
viviré para publicar lo que hizo el Señor.
El Señor me castigó duramente,

pero no me entregó a la muerte.
«Abran las puertas de la justicia
y entraré para dar gracias al Señor.»
«Esta es la puerta del Señor:
sólo los justos entran por ella.»
Yo te doy gracias porque me escuchaste y fuiste mi salvación.

Evangelio según San Marcos 16,9-15.
Jesús, que había resucitado a la mañana del primer día de la semana, se apareció primero a María Magdalena, aquella de quien había echado siete demonios.
Ella fue a contarlo a los que siempre lo habían acompañado, que estaban afligidos y lloraban.
Cuando la oyeron decir que Jesús estaba vivo y que lo había visto, no le creyeron.
Después, se mostró con otro aspecto a dos de ellos, que iban caminando hacia un poblado.
Y ellos fueron a anunciarlo a los demás, pero tampoco les creyeron.
En seguida, se apareció a los Once, mientras estaban comiendo, y les reprochó su incredulidad y su obstinación porque no habían creído a quienes lo habían visto resucitado.
Entonces les dijo: “Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación.”

*************************************************************************************************
Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído”.

¡Den gracias al Señor, porque es bueno,
porque es eterno su amor!

 

“Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación.”

Carlos Osoro, a los religiosos: “Hace falta una misericordia misionera, y revolucionaria”

EL CARDENAL DE MADRID ABRIÓ LA 46 SEMANA NACIONAL PARA INSTITUTOS DE VIDA CONSAGRADA

Carlos Osoro, a los religiosos: “Hace falta una misericordia misionera, y revolucionaria”

LA PRESIDENTA DE CONFER LLAMA A “NO APARTAR LA MIRADA DE TANTOS ROSTROS EN LOS QUE CRISTO SE HACE PRESENTE”

(Jesús Bastante).- Un abarrotado salón de actos de la Fundación Pablo VI acogió esta tarde la inauguración de la 46ª Semana Nacional para Institutos de Vida Consagrada, que este año lleva por título “La Vida Consagrada tras las huellas de la belleza”, y que abrió el cardenal de Madrid, Carlos Osoro, quien animó a los religiosos a contemplar la belleza de Jesucristo en los pobres y olvidados de la Tierra.

Carlos Martínez Oliveras, cmf. Director del ITVR, presentó la primera mesa, pidiendo al cardenal de Madrid que, “ahora que está más cerca del Papa Francisco, que ahora le lleve la presencia de la vida consagrada en España”. Un deseo que fue recibido con aplausos en la concurrencia, un auténtico ejemplo de intercongregacionalidad efectiva. Y es que en la “Pablo VI” se vivió una experiencia de comunión, y de belleza, que es de lo que se trata en estas jornadas.

“¿Podemos ver belleza en el martirio de los coptos egipcios que sufrieron los atentados? ¿Hay belleza en las pateras que llegan a nuestras fronteras? ¿Se puede hablar de belleza contemplando a Jesús resucitado? Precisamente en ese rostro desfigurado aparece el amor, que llega hasta el extremo, y que por eso se revela más fuerte que el odio y la muerte” señaló el director del ITVR.

Rosa Esther, Joaquín y Erick recibieron una mención de honor por su trabajo de cerámica, al que denominaron DEMETRA.               En un futuro próximo aparecerá en uno de los salones de la Universidad de Huelva.

 

Muchas felicidades, por la preciosa misión que supone unir los esfuerzos y dones recibidos.

Para hacer pensar, un poema de los dones que debiéramos rezar quienes nos creemos creyentes

OTRO POEMA DE LOS DONES
Gracias quiero dar al divino, Laberinto de los efectos y de las causas
Por la diversidad de las criaturas que forman este singular universo,
Por la razón, que no cesará de soñar con un plano del laberinto,
Por el rostro de Elena y la perseverancia de Ulises,
Por el amor que nos deja ver a los otros como los ve la divinidad,
Por el firme diamante y el agua suelta,
Por el álgebra, palacio de precisos cristales,
Por las místicas monedas de Ángel Silesio,
Por Schopenhauer, que acaso descifró el universo,
Por el fulgor del fuego, que ningún ser humano puede mirar sin un asombro antiguo,
Por la caoba, el cedro y el sándalo,
Por el pan y la sal, por el misterio de la rosa, que prodiga color y que no lo ve,
Por ciertas vísperas y días de 1955,
Por los duros troperos que en la llanura arrean los animales y el alba,
Por la mañana en Montevideo,
Por el arte de la amistad,
Por el último día de Sócrates,
Por las palabras que en un crepúsculo se dijeron de una cruz a otra cruz,
Por aquel sueño del Islam que abarcó mil noches y una noche,
Por aquel otro sueño del infierno de la torre del fuego que purifica
Y de las esferas gloriosas,
Por Schwedenborg,
Que conversaba con los ángeles en las calles de Londres,
Por los ríos secretos e inmemoriales que convergen en mí,
Por el idioma que, hace siglos, hablé en Nortumbría,
Por la espada y el arpa de los sajones,
Por el mar, que es un desierto resplandeciente
Y una cifra de cosas que no sabemos
Y un epitafio de los vikingos,
Por la música verbal de Inglaterra,
Por la música verbal de Alemania,
Por el oro, que relumbra en los versos,
Por el épico invierno, por el nombre de un libro que no he leído:
Gesta Dei per Francos,
por Verlaine, inocente como los pájaros,
Por el prisma de cristal y la pesa de bronce,
por las rayas del tigre,
por las altas torres de San Francisco y de la isla de Manhattan,
por la mañana en Texas,
Por aquel sevillano que redactó la Epístola Moral
y cuyo nombre, como él hubiera preferido, ignoramos,
Por Séneca y Lucano, de Córdoba,
Que antes del español escribieron toda la literatura española,
Por el geométrico y bizarro ajedrez,
Por la tortuga de Zenón y el mapa de Royce,
por el olor medicinal de los eucaliptos,
Por el lenguaje, que puede simular la sabiduría,
Por el olvido, que anula o modifica el pasado,
Por la costumbre, que nos repite y nos confirma como un espejo,
Por la mañana, que nos depara la ilusión de un principio,
Por la noche, su tiniebla y su astronomía,
Por el valor y la felicidad de los otros,
Por la patria, sentida en los jazmines o en una vieja espada,
Por Whitman y Francisco de Asís, que ya escribieron el poema,
Por el hecho de que el poema es inagotable y se confunde con la suma de las criaturas
Y no llegará jamás al último verso y varía según los hombres,
Por Frances Haslam, que pidió perdón a sus hijos por morir tan despacio,
Por los minutos que preceden al sueño,
Por el sueño y la muerte, esos dos tesoros ocultos,
Por los íntimos dones que no enumero,
Por la música, misteriosa forma del tiempo.

¿Dónde estamos echando las redes?


Viernes de la Octava de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 4,1-12.
Mientras los Apóstoles hablaban al pueblo, se presentaron ante ellos los sacerdotes, el jefe de los guardias del Templo y los saduceos, irritados de que predicaran y anunciaran al pueblo la resurrección de los muertos cumplida en la persona de Jesús.
Estos detuvieron a los Apóstoles y los encarcelaron hasta el día siguiente, porque ya era tarde.
Muchos de los que habían escuchado la Palabra abrazaron la fe, y así el número de creyentes, contando sólo los hombres, se elevó a unos cinco mil.
Al día siguiente, se reunieron en Jerusalén los jefes de los judíos, los ancianos y los escribas, con Anás, el Sumo Sacerdote, Caifás, Juan, Alejandro y todos los miembros de las familias de los sumos sacerdotes.
Hicieron comparecer a los Apóstoles y los interrogaron: “¿Con qué poder o en nombre de quién ustedes hicieron eso?”.
Pedro, lleno del Espíritu Santo, dijo: “Jefes del pueblo y ancianos,
ya que hoy se nos pide cuenta del bien que hicimos a un enfermo y de cómo fue curado, sepan ustedes y todo el pueblo de Israel: este hombre está aquí sano delante de ustedes por el nombre de nuestro Señor Jesucristo de Nazaret, al que ustedes crucificaron y Dios resucitó de entre los muertos.
El es la piedra que ustedes, los constructores, han rechazado, y ha llegado a ser la piedra angular.
Porque no existe bajo el cielo otro Nombre dado a los hombres, por el cual podamos salvarnos”.

Salmo 118(117),1-2.4.22-24.25-27a.
¡Den gracias al Señor, porque es bueno,
porque es eterno su amor!
Que lo diga el pueblo de Israel:
¡es eterno su amor!

 

Que lo digan los que temen al Señor:
¡es eterno su amor!
La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular.

Esto ha sido hecho por el Señor
y es admirable a nuestros ojos.
Este es el día que hizo el Señor:
alegrémonos y regocijémonos en ÉL.

Sálvanos, Señor, asegúranos la prosperidad.
¡Bendito el que viene en nombre del Señor!
Nosotros los bendecimos desde la Casa del Señor:
el Señor es Dios, y él nos ilumina».

Evangelio según San Juan 21,1-14.
Jesús se apareció otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Sucedió así:
estaban juntos Simón Pedro, Tomás, llamado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos.
Simón Pedro les dijo: “Voy a pescar”. Ellos le respondieron: “Vamos también nosotros”. Salieron y subieron a la barca. Pero esa noche no pescaron nada.
Al amanecer, Jesús estaba en la orilla, aunque los discípulos no sabían que era él.
Jesús les dijo: “Muchachos, ¿tienen algo para comer?”. Ellos respondieron: “No”.
El les dijo: “Tiren la red a la derecha de la barca y encontrarán”. Ellos la tiraron y se llenó tanto de peces que no podían arrastrarla.
El discípulo al que Jesús amaba dijo a Pedro: “¡Es el Señor!”. Cuando Simón Pedro oyó que era el Señor, se ciñó la túnica, que era lo único que llevaba puesto, y se tiró al agua.
Los otros discípulos fueron en la barca, arrastrando la red con los peces, porque estaban sólo a unos cien metros de la orilla.
Al bajar a tierra vieron que había fuego preparado, un pescado sobre las brasas y pan.
Jesús les dijo: “Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar”.
Simón Pedro subió a la barca y sacó la red a tierra, llena de peces grandes: eran ciento cincuenta y tres y, a pesar de ser tantos, la red no se rompió.
Jesús les dijo: “Vengan a comer”. Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: “¿Quién eres”, porque sabían que era el Señor.
Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio, e hizo lo mismo con el pescado.
Esta fue la tercera vez que Jesús resucitado se apareció a sus discípulos.

*************************************************************************************************

Pedro, lleno del Espíritu Santo dijo:                                                                                 “Jefes del pueblo y ancianos, ya que hoy se nos pide cuenta del bien que hicimos a un enfermo y de cómo fue curado, sepan ustedes y todo el pueblo de Israel: este hombre está aquí sano delante de ustedes por el nombre de nuestro Señor Jesucristo de Nazaret, al que ustedes crucificaron y Dios resucitó de entre los muertos.

Para hacer pensar: OJALÁ, la Palabra que cada día nos envía la Vida, hecha razón, motivo, conciencia y respuesta a cuanto sucede en nuestro interior, encuentre en nosotros la fuerza con que se nos proclama. OJALÁ creamos y tengamos la Fe de que sea cual fuere la situación que se nos pide vivir, estemos convencidos de que para alcanzarlo necesitamos tres valores: Paciencia en saber esperar, Comprensión en reconocer que es a ello a lo que somos llamados, y Perseverancia en la misión, cuyos frutos llegarán “en nosotros y a otros”, gracias a los talentos que Dios puso en el seno de nuestra madre cuando ÉL quiso que viniésemos a este mundo…    De no obtener los resultados que esperamos, ¿no será que no estamos haciendo las cosas como Jesús nos pide hacerlas, que insistimos en escucharnos a nosotros, sin comprender la noche obscura en que vivimos?

«Estaba ya amaneciendo cuando Jesús se presentó en la orilla»

 

Todo llega, todo pasa, ¿qué nos queda?

Jueves de la Octava de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 3,11-26.
Como el paralítico que había sido curado no soltaba a Pedro y a Juan, todo el pueblo, lleno de asombro, corrió hacia ellos, que estaban en el pórtico de Salomón.
Al ver esto, Pedro dijo al pueblo: “Israelitas, ¿de qué se asombran? ¿Por qué nos miran así, como si fuera por nuestro poder o por nuestra santidad, que hemos hecho caminar a este hombre?
El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, glorificó a su servidor Jesús, a quien ustedes entregaron, renegando de él delante de Pilato, cuando este había resuelto ponerlo en libertad.
Ustedes renegaron del Santo y del Justo, y pidiendo como una gracia la liberación de un homicida,
mataron al autor de la vida. Pero Dios lo resucitó de entre los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.
Por haber creído en su Nombre, ese mismo Nombre ha devuelto la fuerza al que ustedes ven y conocen. Esta fe que proviene de él, es la que lo ha curado completamente, como ustedes pueden comprobar.
Ahora bien, hermanos, yo sé que ustedes obraron por ignorancia, lo mismo que sus jefes.
Pero así, Dios cumplió lo que había anunciado por medio de todos los profetas: que su Mesías debía padecer.
Por lo tanto, hagan penitencia y conviértanse, para que sus pecados sean perdonados.”
Así el Señor les concederá el tiempo del consuelo y enviará a Jesús, el Mesías destinado para ustedes.
El debe permanecer en el cielo hasta el momento de la restauración universal, que Dios anunció antiguamente por medio de sus santos profetas.
Moisés dijo: El Señor Dios suscitará de entre los hermanos, un profeta semejante a mí, y ustedes obedecerán a todo lo que él les diga.
El que no escuche a ese profeta será excluido del pueblo.
Y todos los profetas que han hablado a partir de Samuel, anunciaron también estos días.
Ustedes son los herederos de los profetas y de la Alianza que Dios hizo con sus antepasados, cuando dijo a Abraham: En tu descendencia serán bendecidos todos los pueblos de la tierra.
Ante todo para ustedes Dios resucitó a su Servidor, y lo envió para bendecirlos y para que cada uno se aparte de sus iniquidades”.

Salmo 8,2a.5.6-7.8-9.
¡Señor, nuestro Dios,
¿Qué es el hombre para que pienses en él,
el ser humano para que lo cuides?
Lo hiciste poco inferior a los ángeles,

lo coronaste de gloria y esplendor;
le diste dominio sobre la obra de tus manos.
Todo lo pusiste bajo sus pies.
Todos los rebaños y ganados,

y hasta los animales salvajes;
las aves del cielo, los peces del mar
y cuanto surca los senderos de las aguas.

Evangelio según San Lucas 24,35-48.
Los discípulos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.
Todavía estaban hablando de esto, cuando Jesús se apareció en medio de ellos y les dijo: “La paz esté con ustedes”.
Atónitos y llenos de temor, creían ver un espíritu,
pero Jesús les preguntó: “¿Por qué están turbados y se les presentan esas dudas?
Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Tóquenme y vean. Un espíritu no tiene carne ni huesos, como ven que yo tengo”.
Y diciendo esto, les mostró sus manos y sus pies.
Era tal la alegría y la admiración de los discípulos, que se resistían a creer. Pero Jesús les preguntó: “¿Tienen aquí algo para comer?”.
Ellos le presentaron un trozo de pescado asado;
él lo tomó y lo comió delante de todos.
Después les dijo: “Cuando todavía estaba con ustedes, yo les decía: Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos”.
Entonces les abrió la inteligencia para que pudieran comprender las Escrituras,
y añadió: “Así estaba escrito: el Mesías debía sufrir y resucitar de entre los muertos al tercer día, y comenzando por Jerusalén, en su Nombre debía predicarse a todas las naciones la conversión para el perdón de los pecados.

************************************************************************************************* 

  • Moisés dijo: El Señor Dios suscitará de entre los hermanos, un profeta semejante a mí, y ustedes obedecerán a todo lo que él les diga.
  • ¡Señor, nuestro Dios,
    ¿Qué es el hombre para que pienses en él?
  • Comenzando por Jerusalén. En Su Nombre debía predicarse a todas las naciones la conversión para el perdón de los pecados.                                

El arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, entendiendo su “Misión Jerusalén”, arremete contra el catolicismo “De prohibiciones”:

“Hay gente que rechaza a Jesús por culpa de nosotros, que nos creemos creyentes en Él”

“Jesús fue exigente con sus seguidores, pero nunca fue un moralista estrecho de miras”

Cameron Doody, 18 de abril de 2017 a las 12:28

¿Cómo pueden la Iglesia y sus instituciones haber sido tan críticas de las personas destrozadas que se las confió, y haberlas tratado con tanta dureza?

Diarmuid Martin, arzobispo de Dublín

Diarmuid Martin, arzobispo de Dublín

(Cameron Doody).- Diarmuid Martin tiene fama de ser uno de los obispos irlandeses que más claros hablan. El arzobispo de Dublín tampoco ha decepcionado esta Semana Santa, entonando el Viernes Santo un sentido mea culpa por la Iglesia que lidera:

“Hay gente que rechaza a Jesús por culpa de nosotros, creyentes en Él”, afirmó en el recorrido del Vía Crucis en el Parque Phoenix.

Y es que el prelado dio en el clavo las razones por las que hay cada vez menos dublineses que acuden a misa. Una tendencia que Martin trabaja duramente para contrarrestar desde que llegó a la archidiócesis en 2004.

“Los escándalos dentro de la Iglesia, amargura y división, ritual vacío, una falsa cultura clerical de superioridad, críticas hacia gente a la que Jesús hubiera acogido: todo esto ha contribuido a ensombrecer las posibilidades de muchos de reconocer el verdadero Jesús”, clamó el prelado este pasado viernes. Denuncia en la que, como recordó, tiene el pleno respaldo del actual pontífice. “El Papa Francisco advierte constantemente contra el peligro de una Iglesia que solo mira hacia dentro, siendo protectora de la institución, y arrogante en vez de misericordiosa”, afirmó.

SOBRE LA MUERTE,                                                                                                         así se expresa y piensa Leonardo Boff:                                                                           “La muerte es una invención de la vida para que la vida pueda continuar viviendo bajo otra forma. Morir no implica abandonar este mundo, sino que significa entrar  más profundamente en este mundo, en su corazón, ahí donde habita Dios en su gloria  y en su supremo dinamismo vital. Por eso los cristianos decimos: morir es cerrar los ojos  para ver mejor, no vivimos para morir, sino morimos para resucitar  y para vivir más y mejor. En razón de esta comprensión los así llamados muertos no son muertos.  Son vivos en otro estadio de vida. Los “muertos” no están ausentes de nuestro mundo, son apenas invisibles a nuestros ojos, están presentes”.

La mente y la fe captan el otro lado del mundo, ahí donde Dios es la realidad suprema  que todo lo crea.

La realidad es única. Lo que Dios ha creado es la vida sin más. Y la vida tiene etapas de realización: comienza un día y ya no termina más.  Nos vamos desarrollando sustentándonos en la  fuente de la vida, que es el Dios vivo. Por eso la vida eterna ya se da aquí y ahora, es un momento de realización de la vida eterna.