LAS CIRCUNSTANCIAS NOS SIGUEN CUESTIONANDO.

 

Manteneos alertas y no perdáis la calma y la confianza; no temáis, y que vuestro corazón no se intimide. 

Martes de la decimoquinta semana del tiempo ordinario

Libro de Isaías 7,1-9. 
En tiempos de Ajaz, hijo de Jotám, hijo de Ozías, rey de Judá, Resín, rey de Arám, y Pécaj, hijo de Remalías, rey de Israel, subieron contra Jerusalén para atacarla, pero no la pudieron expugnar.
Cuando se informó a la casa de David: “Arám está acampado en Efraím”, se estremeció su corazón y el corazón de su pueblo, como se estremecen por el viento los árboles del bosque.
El Señor dijo a Isaías: “Ve al encuentro de Ajaz, tú y tu hijo Sear Iasub, al extremo del canal del estanque superior, sobre la senda del campo del Tintorero.
Tú le dirás: Manténte alerta y no pierdas la calma; no temas, y que tu corazón no se intimide ante esos dos cabos de tizones humeantes, ante el furor de Resín de Arám y del hijo de Remalías.
Porque Arám, Efraím y el hijo de Remalías se han confabulado contra ti, diciendo:
“Subamos contra Judá, hagamos cundir el pánico, sometámosla y pongamos allí como rey al hijo de Tabel”.
Pero así habla el Señor: Eso no se realizará, eso no sucederá.
a Porque la cabeza de Arám es Damasco, y la cabeza de Damasco Resín; la cabeza de Efraím es Samaría, y la cabeza de Samaría, el hijo de Remalías. Dentro de sesenta y cinco años, Efraím será destrozado, y no será más un pueblo-.
b Si ustedes no creen, no subsistirán”.

Salmo 48(47),2-3a.3b-4.5-6.7-8. 
El Señor es grande y digno de alabanza,
en la Ciudad de nuestro Dios.
Su santa Montaña, la altura más hermosa,
es la alegría de toda la tierra.

el Señor se manifestó como un baluarte
en medio de sus palacios.
Porque los reyes se aliaron
y avanzaron unidos contra ella;

pero apenas la vieron quedaron pasmados
y huyeron despavoridos.
Allí se apoderó de ellos el terror
y dolores como los del parto,

como cuando el viento del desierto
destroza las naves de Tarsis.

Evangelio según San Mateo 11,20-24. 
Jesús comenzó a recriminar a aquellas ciudades donde había realizado más milagros, porque no se habían convertido.
“¡Ay de ti, Corozaín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si los milagros realizados entre ustedes se hubieran hecho en Tiro y en Sidón, hace tiempo que se habrían convertido, poniéndose cilicio y cubriéndose con ceniza.
Yo les aseguro que, en el día del Juicio, Tiro y Sidón serán tratadas menos rigurosamente que ustedes.
Y tú, Cafarnaún, ¿acaso crees que serás elevada hasta el cielo? No, serás precipitada hasta el infierno. Porque si los milagros realizados en ti se hubieran hecho en Sodoma, esa ciudad aún existiría.
Yo les aseguro que, en el día del Juicio, la tierra de Sodoma será tratada menos rigurosamente que tú”.

______________________________________________________________________

 

Convertirse y volverse a Jesús, en su Vida y su Palabra, es lo que nos pide el Señor.

“Tienen que desinstalarse los que están instalados, y empezar a luchar”

Francisco a los jóvenes de las Antillas: “El amor tiene fuerza propia, el amor no termina nunca”

Y les animó: “Lindo trabajito se han puesto a hacer. Sigan adelante. Que Dios los bendiga”

(RD/Agencias).- El papa Francisco recomendó hoy a los jóvenes de las Antillas que empleen “toda la fuerza de la juventud para transformar” la familia del Caribe, en un mensaje a la Asamblea Juvenil de la Conferencia Episcopal de esa región.

Además de esta noticia de Francisco, hemos recibido estas otras.

  • Ciertas circunstancias han surgido y nos han sugerido la necesidad de que la edición de cielonuevoytierranueva sea elaborada cada jornada desde la visión de otros que quieran sumarse a lo tarea que viene haciendo.
  • Aunque Occidente es todavía nominalmente cristiana, hemos llegado a ser gobernados en la práctica por el triunvirato profano de Pluto -el dios de la riqueza-, Apolo -el dios de la ciencia- y Mercurio, el dios de los ladrones.
La actual es una civilización en la que son deshonrados los principales emblemas de la poesía. En la que la serpiente, el león y el águila corresponden al circo; el buey, el salmón y el jabalí, a la fábrica de conservas; el caballo de carrera y el lebrel, a las pistas de apuestas, y
el bosque sagrado al aserradero. Una civilización en la que la Luna es menospreciada como un apagado satélite de la Tierra (… ), y el dinero puede comprar casi todo, menos la verdad, y a casi todos, menos al poeta poseído por la verdad.
Robert Graves, “The White Goddess” (La Diosa Blanca), Farrar, Strauss and Giroux. NewYork,1966.
FIRMA LA PETICIÓN
  • En pocos días, la India planea quitarle la ciudadanía a unos 7 millones de musulmanes para después meterlos en centros de detención. Así es como empiezan los genocidios. ¡Pero casi nadie lo sabe! Si somos suficientes los que activemos ya la alarma, podemos hacer que las Naciones Unidas y países clave intervengan y lo paren. Únete ya:

Gracias, Señor, por la constancia que nos has regalado y nos sigues regalando gracias a muchos durante tanto tiempo. Y concretamente, gracias cada vez más extensiva a todas las personas, grupos y comunidades inquietas, cuya Comunión es la que nos garantizas a todos que siempre has estado y permaneces con todos.

 

 

 

 

PROFETAS

 

En las ciudades, en los campos, entre nosotros están… Ricardo Cantalapiedra.

Desde nuestra mentalidad, las lecturas que hoy nos regala la Iglesia, las podemos reconocer de todo menos como un “Regalo”.

Lunes de la decimoquinta semana del tiempo ordinario

Libro de Isaías 1,10-17. 
¡Escuchen la palabra del Señor, jefes de Sodoma! ¡Presten atención a la instrucción de nuestro Dios, pueblo de Gomorra!
¿Qué me importa la multitud de sus sacrificios? -dice el Señor-. Estoy harto de holocaustos de carneros y de la grasa de animales cebados; no quiero más sangre de toros, corderos y chivos.
Cuando ustedes vienen a ver mi rostro, ¿quién les ha pedido que pisen mis atrios?
No me sigan trayendo vanas ofrendas; el incienso es para mí una abominación. Luna nueva, sábado, convocación a la asamblea… ¡no puedo aguantar la falsedad y la fiesta!
Sus lunas nuevas y solemnidades las detesto con toda mi alma; se han vuelto para mí una carga que estoy cansado de soportar.
Cuando extienden sus manos, yo cierro los ojos; por más que multipliquen las plegarias, yo no escucho: ¡las manos de ustedes están llenas de sangre!
¡Lávense, purifíquense, aparten de mi vista la maldad de sus acciones! ¡Cesen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien! ¡Busquen el derecho, socorran al oprimido, hagan justicia al huérfano, defiendan a la viuda!

Salmo 50(49),8-9.16bc-17.21.23. 
No te acuso por tus sacrificios:
¡tus holocaustos están siempre en mi presencia!
Pero yo no necesito los novillos de tu casa
ni los cabritos de tus corrales.

“¿Cómo te atreves a pregonar mis mandamientos
y a mencionar mi alianza con tu boca,
tú, que aborreces toda enseñanza
y te despreocupas de mis palabras?

Haces esto, ¿y yo me voy a callar?
¿Piensas acaso que soy como tú?
Te acusaré y te argüiré cara a cara.
El que ofrece sacrificios de alabanza,
me honra de verdad;
y al que va por el buen camino,
le haré gustar la salvación de Dios.”

Evangelio según San Mateo 10,34-42.11,1. 
Jesús dijo a sus apóstoles:
“No piensen que he venido a traer la paz sobre la tierra. No vine a traer la paz, sino la espada.
Porque he venido a enfrentar al hijo con su padre, a la hija con su madre y a la nuera con su suegra; y así, el hombre tendrá como enemigos a los de su propia casa.
El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.
El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí.
El que encuentre su vida, la perderá; y el que pierda su vida por mí, la encontrará.
El que los recibe a ustedes, me recibe a mí; y el que me recibe, recibe a aquel que me envió.
El que recibe a un profeta por ser profeta, tendrá la recompensa de un profeta; y el que recibe a un justo por ser justo, tendrá la recompensa de un justo.
Les aseguro que cualquiera que dé de beber, aunque sólo sea un vaso de agua fresca, a uno de estos pequeños por ser mi discípulo, no quedará sin recompensa”.
Cuando Jesús terminó de dar estas instrucciones a sus doce discípulos, partió de allí, para enseñar y predicar en las ciudades de la región.

______________________________________________________________________

Hoy nos remontamos a ese tiempo raíz, inconsciente e inocente del Proyecto de Dios para su “Pueblo Universal dentro de toda su Historia de Salvación”. ¿Cómo no contemplar la urgente necesidad de una Profecía Conjunta Mística y Misericordiosa, en la que todos tengamos suficientes razones para comprender y dar gracias – sin más – estas Palabras que hoy se nos regalan?

Al intentarlo, nos vemos en 1.968 en lo alto de una montaña perdida, El Mustio. Allí escuchamos por primera vez estas lecturas, y confesamos que no pudimos dormir, atemorizados y sin alcanzar a comprender que había sido Dios el que nos había hablado. Desde nuestra mentalidad, las lecturas que hoy nos regala la Iglesia, las podemos reconocer de todas formas menos como un “Regalo”.

  • ¡Escuchen la palabra del Señor! ¡Presten atención a la instrucción de nuestro Dios!
    ¿Qué me importa la multitud de sus sacrificios? -dice el Señor-. Estoy harto de holocaustos de carneros y de la grasa de animales cebados; no quiero más sangre de toros, corderos y chivos.
  • ¡Lávense, purifíquense, aparten de mi vista la maldad de sus acciones! ¡Cesen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien! ¡Busquen el derecho, socorran al oprimido, hagan justicia al huérfano, defiendan a la viuda!
  • “¿Cómo te atreves a pregonar mis mandamientos
    y a mencionar mi alianza con tu boca,
    tú, que aborreces toda enseñanza
    y te despreocupas de mis palabras? 
  • Jesús dijo a sus apóstoles:
    “No piensen que he venido a traer la paz sobre la tierra. No vine a traer la paz, sino la espada.
    Porque he venido a enfrentar al hijo con su padre, a la hija con su madre y a la nuera con su suegra; y así, el hombre tendrá como enemigos a los de su propia casa.
    El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí.
    El que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí.

Al tratar de orar con Fe y Esperanza, ¿cómo decir que estos textos son Palabra de Dios? Al leerlas, sin más, ¿donde contemplar la mística y la Misericordia de Dios Padre?

«Son muchos los que dicen: Dios cuida a los que velan por los pobres, ¿quiénes son?»

  • También son muchos los que dicen. “Los pobres del fruto de la justicia que entendemos los humanos, pero que buscan y son seguidores perpetuos del Espíritu, grande, siempre Nuevo y eterno de Dios”.

Como éstas, hoy aparecerán en los medios de comunicación múltiples noticias e imágenes que veremos, escucharemos, comentaremos…¿cómo, qué hacer sino pensar que solo lo lograremos si respondemos uniendo todas nuestras fuerzas y pensamientos por muy distintos e imposibles que nos parezcan?

Obispo Silvio Báez, indignado: “Lo ocurrido es inhumano e injustificable”

Mueren dos jóvenes en el ataque de fuerzas del gobierno de Ortega contra una parroquia en Managua

“¡La comunidad internacional no puede ser indiferente!”, exclamó el prelado

Dos jóvenes murieron en un ataque de fuerzas del gobierno nicaragüense contra una iglesia en Managua, donde están atrincherados desde el viernes decenas de estudiantes que protestan contra el presidente Daniel Ortega, en un conflicto que deja más de 300 muertos en tres meses.

Felicidades y mucha Luz y Sabiduría deseamos a todas las CARMEN. Son muchas las que conocemos y están dando sus vidas en favor de una Nueva Humanidad.

Todos podemos ser y hacer algo más, y dar pasos más convencidos de los que hasta ahora hemos dado. Recemos todos por todos, y pidamos a Dios que nos ayude.

 

 

 

 

 

 

“Únicamente la mística, ha quedado libre de la persecución”.

Decimoquinto Domingo del tiempo ordinario

Libro de Amós 7,12-15. 
Después, Amasías dijo a Amós: “Vete de aquí, vidente, refúgiate en el país de Judá, gánate allí la vida y profetiza allí.
Pero no vuelvas a profetizar en Betel, porque este es un santuario del rey, un templo del reino”.
Amós respondió a Amasías: “Yo no soy profeta, ni hijo de profetas, sino pastor y cultivador de sicómoros; pero el Señor me sacó de detrás del rebaño y me dijo: ‘Ve a profetizar a mi pueblo Israel’.

Salmo 85(84),9ab-10.11-12.13-14. 
Voy a proclamar lo que dice el Señor:
el Señor promete la paz,
Su salvación está muy cerca de sus fieles,
y la Gloria habitará en nuestra tierra.

El Amor y la Verdad se encontrarán,
la Justicia y la Paz se abrazarán;
la Verdad brotará de la tierra
y la Justicia mirará desde el cielo.

El mismo Señor nos dará sus bienes
y nuestra tierra producirá sus frutos.
La Justicia irá delante de él,
y la Paz, sobre la huella de sus pasos.

Carta de San Pablo a los Efesios 1,3-14. 
Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales en el cielo, y nos ha elegido en él, antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e irreprochables en su presencia, por el amor.
El nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad,
para alabanza de la gloria de su gracia, que nos dio en su Hijo muy querido.
En él hemos sido redimidos por su sangre y hemos recibido el perdón de los pecados, según la riqueza de su gracia,
que Dios derramó sobre nosotros, dándonos toda sabiduría y entendimiento.
El nos hizo conocer el misterio de su voluntad, conforme al designio misericordioso que estableció de antemano en Cristo,
para que se cumpliera en la plenitud de los tiempos: reunir todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, bajo un solo jefe, que es Cristo.
En él hemos sido constituidos herederos, y destinados de antemano -según el previo designio del que realiza todas las cosas conforme a su voluntad-
a ser aquellos que han puesto su esperanza en Cristo, para alabanza de su gloria.
En él, ustedes, los que escucharon la Palabra de al verdad, la Buena Noticia de la salvación, y creyeron en ella, también han sido marcados con un sello por el Espíritu Santo prometido.
Ese Espíritu es el anticipo de nuestra herencia y prepara la redención del pueblo que Dios adquirió para sí, para alabanza de su gloria.

Evangelio según San Marcos 6,7-13. 
Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros.
Y les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni alforja, ni dinero;
que fueran calzados con sandalias, y que no tuvieran dos túnicas.
Les dijo: “Permanezcan en la casa donde les den alojamiento hasta el momento de partir.
Si no los reciben en un lugar y la gente no los escucha, al salir de allí, sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos”.
Entonces fueron a predicar, exhortando a la conversión;
expulsaron a muchos demonios y curaron a numerosos enfermos, ungiéndolos con óleo.

______________________________________________________________________

Así culmina la semana en torno a la Profecía que hemos rezado detalladamente:

  • ‘Ve a profetizar a mi pueblol’.
  • Proclamar lo que dice el Señor:
    el Señor promete la paz. 
  • Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales.
  • Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos,
Comunicado del V Congreso Misionero Americano:

“Nos duele Venezuela, nos duele Nicaragua, nos duele Haití, nos duelen las muertes en Honduras”

“Expresamos nuestra solidaridad y cercanía a las familias que lloran a sus muertos”

“Cuando un miembro sufre, todo el cuerpo sufre”: afirma el comunicado emitido en el V Congreso Misionero Americano (CAM 5), expresión de toda la asamblea y leído públicamente por el Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de Uruguay, padre Leonardo Rodríguez. El video, enviado a la Agencia Fides, expresa la cercanía de los delegados presentes en el CAM y de todas las iglesias americanas a las situaciones de violencia, pobreza y sufrimiento que hoy se registran en el continente.

seGÚN ESTE pronunciaMIENTO COLECTIVO, ¿QUÉ DECIMOS Y HEMOS DE VIVIR TODOS AQUELLOS QUE SIENTEN  AFECTADOS SU CORAZÓN POR EL DOLOR DE TANTOS EN TANTOS LUGARES DE LA TIERRA?

 Así culmina la semana en la que el valor más significativo y trascendente ha sido la consecuencia visible de la PROFECÍA CONJUNTA MÍSTICA MISERICORDIOSA.

En la expresión que se suscitó en su momento, no contenía el valor MÍSTICO. En este día en que terminamos lo que ha supuesto siete  días en que se ha orado al respecto, hoy nos llega esta observación:

“Se ha añadido el calificativo y dimensión “MÍSTICA” a la profecía conjunta. Creo que ello certifica lo que de nuevo – sin precedentes y para siempre – entraña la foto del último día de reunión de la Mesa para la Comunión en Madrid, ya que la religión, para mantener su influencia, desarrolla toda una ideología que sea incontestable, y así imponer el soplo divino para todo el que la descubra y sienta la urgencia de vivirla y practicarla.

“Únicamente la mística, a pesar de todas las persecuciones, ha quedado libre de este fenómeno”.

Apenas sin saberlo, desde personas no presentes en la Comisión, pero nacidas y aconsejadas por el Espíritu, nos manifiestan que se nos ha señalado “el verdadero instrumento para la renovación y vivencia de toda religión.”
Todo ha surgido desde el “no saber”. “Se trata de convertirnos en Dios, ya en esta realidad terrenal, y andar como Dios en la carne de los demás”.

Juan de la Cruz denominará la subida al monte como “nada”. No está en el comprender, “sino en el desprendimiento de toda idea”. Agustín nos dirá: Si lo comprendes no es ÉL, y si es Él no lo comprendes. Habrá que caminar “por la oscuridad resplandeciente” (Dionisio Areopagita), por ” la oscuridad del alma” (Buenaventura) . Y al final del camino la unidad total: El sarmiento también es la vid, la ola es el mar.

  • “Aquel día comprenderéis que YO estoy en mi Padre y vosotros en MÍ y YO en vosotros” (Jn 14,20) Que sea para bien y de todos.

 

 

 

“¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?”

Yo respondí: “¡Aquí estoy: envíame!”.

Sábado de la decimocuarta semana del tiempo ordinario

Libro de Isaías 6,1-8. 
El año de la muerte del rey Ozías, yo vi al Señor sentado en un trono elevado y excelso, y las orlas de su manto llenaban el Templo.
Unos serafines estaban de pie por encima de él. Cada uno tenía seis alas: con dos se cubrían el rostro, y con dos se cubrían los pies, y con dos volaban.
Y uno gritaba hacia el otro: “¡Santo, santo, santo es el Señor de los ejércitos! Toda la tierra está llena de su gloria”.
Los fundamentos de los umbrales temblaron al clamor de su voz, y la Casa se llenó de humo.
Yo dije: “¡Ay de mí, estoy perdido! Porque soy un hombre de labios impuros, y habito en medio de un pueblo de labios impuros; ¡y mis ojos han visto al Rey, el Señor de los ejércitos!”.
Uno de los serafines voló hacia mí, llevando en su mano una brasa que había tomado con unas tenazas de encima del altar.
El le hizo tocar mi boca, y dijo: “Mira: esto ha tocado tus labios; tu culpa ha sido borrada y tu pecado ha sido expiado”.
Yo oí la voz del Señor que decía: “¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?”. Yo respondí: “¡Aquí estoy: envíame!”.

Salmo 93(92),1ab.1c-2.5. 
¡Reina el Señor, revestido de majestad!
El Señor se ha revestido,
se ha ceñido de poder.
Tu trono está firme desde siempre,

tú existes desde la eternidad.
Tus testimonios, Señor, son dignos de fe,
la santidad embellece tu Casa
a lo largo de los tiempos.

Evangelio según San Mateo 10,24-33. 
Jesús dijo a sus apóstoles:
“El discípulo no es más que el maestro ni el servidor más que su dueño.
Al discípulo le basta ser como su maestro y al servidor como su dueño. Si al dueño de casa lo llamaron Belzebul, ¡cuánto más a los de su casa!
No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido.
Lo que yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día; y lo que escuchen al oído, proclámenlo desde lo alto de las casas.
No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo a la Gehena.
¿Acaso no se vende un par de pájaros por unas monedas? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae en tierra, sin el consentimiento del Padre que está en el cielo.
Ustedes tienen contados todos sus cabellos.
No teman entonces, porque valen más que muchos pájaros.
Al que me reconozca abiertamente ante los hombres, yo lo reconoceré ante mi Padre que está en el cielo.
Pero yo renegaré ante mi Padre que está en el cielo de aquel que reniegue de mí ante los hombres.”

______________________________________________________________________

  • Jesús dijo a sus apóstoles:
    “El discípulo no es más que el maestro ni el servidor más que su dueño.
    Al discípulo le basta ser como su maestro y al servidor como su dueño.
  • Lo que yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día; y lo que escuchen al oído, proclámenlo desde lo alto de las casas.
    No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma.

En la edición del blog de ayer alguien nos hizo pensar sobre el seguimiento a Jesús. Trató de hacernos comprender que lo que supone seguir a Jesús es como navegar en una tabla surf y nosotros lo hemos convertido en la seguridad que nos ofrece hacerlo en el arca de Noé. 

Hoy, teniendo este comentario como referencia, alguien habla de esta manera.

“Con la humildad requerida que mi ego no soporta, puede que ese pasto nuevo vaya saliendo cuando a lo que hay, le pongamos el: “pero yo os digo”. Y leo: ” Hasta ahora hemos sido más paulinos que jesuinos”.
¿Será posible? ¿Qué introdujo el santo de Pablo que nos cosificó el Reino de Dios, para que llegase a ser una grandiosa estructura? ¿Es que esa estructura va contra el Reino?
Contéstalo tú, hermano si puedes.
Abrazos de un ignorante, subido a la tabla surf y surcando corrientes, oleajes y vientos, que comparto con tantos otros.”

En Isaías, la Palabra nos sorprende manifestándonos la situación de alguien que se siente indigno y de labios impuros, que podemos ser cualquiera de nosotros:

  • Yo dije: “¡Ay de mí, estoy perdido! Porque soy un hombre de labios impuros, y habito en medio de un pueblo de labios impuros; ¡y mis ojos han visto al Rey, el Señor de los ejércitos!”.
    Uno de los serafines voló hacia mí, llevando en su mano una brasa que había tomado con unas tenazas de encima del altar.
    El le hizo tocar mi boca, y dijo: “Mira: esto ha tocado tus labios; tu culpa ha sido borrada y tu pecado ha sido expiado”.
    Yo oí la voz del Señor que decía: “¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?”. Yo respondí: “¡Aquí estoy: envíame!”.

Y desde el Vaticano nos llega esta imagen y este comentario:

¿Que nos hace orar, pensar, responder…  lo que nos plantean las distintas circunstancias que  proponen las diferentes situaciones que nos salen al paso?

… no es posible dar Vida si no morimos a nosotros… en nuestra circunstancia, en aquello que creemos imposible, en lo que no nos permite ser Uno con Todos, en silencio y con Misericordia, dejando en todo huella de la Palabra…

 

 

Cual es nuestra opción, ¿ser astutos y sencillos o pequeños y pobres?

Viernes de la decimocuarta semana del tiempo ordinario

Libro de Oseas 14,2-10. 
Así habla el Señor: 
Vuelve, Israel, al Señor tu Dios, porque tu falta te ha hecho caer. 
Preparen lo que van decir y vuelvan al Señor. Díganle: “Borra todas las faltas, acepta lo que hay de bueno, y te ofreceremos el fruto de nuestros labios.
Asiria no nos salvará, ya no montaremos a caballo, ni diremos más “¡Dios nuestro!” a la obra de nuestras manos, porque sólo en ti el huérfano encuentra compasión”.
Yo los curaré de su apostasía, los amaré generosamente, porque mi ira se ha apartado de ellos.
Seré como rocío para Israel: él florecerá como el lirio, hundirá sus raíces como el bosque del Líbano;
sus retoños se extenderán, su esplendor será como el del olivo y su fragancia como la del Líbano.
Volverán a sentarse a mi sombra, harán revivir el trigo, florecerán como la viña, y su renombre será como el del vino del Líbano.
Efraím, ¿qué tengo aún que ver con los ídolos? Yo le respondo y velo por él. Soy como un ciprés siempre verde, y de mí procede tu fruto.
¡Que el sabio comprenda estas cosas! ¡Que el hombre inteligente las entienda! Los caminos del Señor son rectos: por ellos caminarán los justos, pero los rebeldes tropezarán en ellos.

Salmo 51(50),3-4.8-9.12-13.14.17. 
¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad, 
por tu gran compasión, borra mis faltas!
¡Lávame totalmente de mi culpa 
y purifícame de mi pecado!

Tú amas la sinceridad del corazón
y me enseñas la sabiduría en mi interior.
Purifícame con el hisopo y quedaré limpio;
lávame, y quedaré más blanco que la nieve.

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, 
y renueva la firmeza de mi espíritu.
No me arrojes lejos de tu presencia
ni retires de mí tu santo espíritu.

Devuélveme la alegría de tu salvación,
que tu espíritu generoso me sostenga:
Abre mis labios, Señor,
y mi boca proclamará tu alabanza.

Evangelio según San Mateo 10,16-23. 
Jesús dijo a sus apóstoles: 
“Yo los envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas. 
Cuídense de los hombres, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas.
A causa de mí, serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos y de los paganos.
Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento,
porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes.
El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los harán morir.
Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará.
Cuando los persigan en una ciudad, huyan a otra, y si los persiguen en esta, huyan a una tercera. Les aseguro que no acabarán de recorrer las ciudades de Israel, antes de que llegue el Hijo del hombre.”

______________________________________________________________________

 

Así habla el Señor: 
Vuelve, Israel, al Señor tu Dios, porque tu falta te ha hecho caer. 
Preparen lo que van decir y vuelvan al Señor. Díganle: “Borra todas las faltas, acepta lo que hay de bueno, y te ofreceremos el fruto de nuestros labios.

¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad, 
por tu gran compasión, borra mis faltas!
¡Lávame totalmente de mi culpa 
y purifícame de mi pecado!

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, 
y renueva la firmeza de mi espíritu.
 
Jesús dijo a sus apóstoles: 
“Yo os envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas. 

Para quienes casi rozan la cima del encuentro con la PROFECÍA CONJUNTA MÍSTICA MISERICORDIOSA, alguien que se deja iluminar por los consejos que hoy nos regala la Palabra, nos dice esto:

Tanteos, solo tanteos. Hemos de salir del Arca de Noé donde todo estaba a salvo. Dentro de ella la seguridad plena; para establecernos sobre una tabla de surf.

No ponemos en duda el sabor heredado, lo interpretamos arrancándolo de unos usos fosilizados, remitiéndolos a su sentido original olvidado:

como el Maestro (“pero yo os digo”) dándole nueva vida.

“Hasta ahora se decía esto, pero yo os digo”; añadiendo una concepción nueva.

Del “Arca” donde todo estaba seguro a vivir sobre la tabla de surf.

Y a lo único que nos podemos agarrar es “a la capacidad de reconocer el sabor que desprende la relación significativa con la realidad, sabor de gratuidad, de ultimidad, de servicio, sin coacción, ni sometimiento ni tan siquiera invitación, en libertad, pasión, en discernimiento permanente, en pobreza de medios…”

Ante lo que estamos, “es tal el reto, que solo vale ponerse a la obra, sacando de las arcas el legado de cada cual-en una medida u otra- (unos 100, otros 50) se sepa portador y ver como puede ofrecerse esa riqueza al servicio de los atolondrados, geniales, intrépidos o ignorantes, de  todo un poco, que se sostienen también como pueden sobre sus tablas”.

“Sean astutos como serpientes y sencillos como palomas”

Junto a este escrito y Palabra recibidos ayer, fueron muchas las sorpresas que ayer nos sorprendieron y nos recordaron tiempos muy pasados que se mantienen  como frutos más presentes que nunca

 

Todo sacrificio y siembra, labrado en Su Nombre, dará de uno, cien.

Ayer hubo el reconocimiento a toda una larga vida de confianza en aqel que se sintió llamado a los 12 años y vio cómo su respuesta trató de convertirla en una bienaventuranza para todos los que Dios puso en su camino. Gracias, Señor.

 

 

 

 

 

 

 

¿Vives, te sientes con otros profeta misericordioso?

El cristianismo está por estrenar

¿Qué pedirías hoy a la Vida que has vivido, buscado, soñado?

Repetimos, ¿qué pedirías a la Vida que has vivido, buscado, soñado?

Jueves de la decimocuarta semana del tiempo ordinario

Libro de Oseas 11,1-4.8c-9. 
Así habla el Señor:
Cuando Israel era niño, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo.
Pero cuanto más los llamaba, más se alejaban de mí; ofrecían sacrificios a los Baales y quemaban incienso a los ídolos.
¡Y yo había enseñado a caminar a Efraím, lo tomaba por los brazos! Pero ellos no reconocieron que yo los cuidaba.
Yo los atraía con lazos humanos, con ataduras de amor; era para ellos como los que alzan a una criatura contra sus mejillas, me inclinaba hacia él y le daba de comer.
Mi corazón se subleva contra mí y se enciende toda mi ternura:
no daré libre curso al ardor de mi ira, no destruiré otra vez a Efraím. Porque yo soy Dios, no un hombre: soy el Santo en medio de ti, y no vendré con furor.

Salmo 80(79),2ac.3b.15-16. 
Escucha, Pastor de Israel,
Tú que tienes el trono sobre los querubines,
reafirma tu poder y ven a salvarnos.

Vuélvete, Señor de los ejércitos,
observa desde el cielo y mira:
ven a visitar tu vid,
la cepa que plantó tu mano,
el retoño que Tú hiciste vigoroso.

Evangelio según San Mateo 10,7-15. 
Jesús dijo a sus apóstoles:
Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.
Curen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente.”
No lleven encima oro ni plata, ni monedas,
ni provisiones para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón; porque el que trabaja merece su sustento.
Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, busquen a alguna persona respetable y permanezcan en su casa hasta el momento de partir.
Al entrar en la casa, salúdenla invocando la paz sobre ella.
Si esa casa lo merece, que la paz descienda sobre ella; pero si es indigna, que esa paz vuelva a ustedes.
Y si no los reciben ni quieren escuchar sus palabras, al irse de esa casa o de esa ciudad, sacudan hasta el polvo de sus pies.
Les aseguro que, en el día del Juicio, Sodoma y Gomorra serán tratadas menos rigurosamente que esa ciudad.

______________________________________________________________________

 

 

“Por los caminos proclamad que el Reino de los cielos está cerca”

“Los obispos hemos sido funcionarios del Evangelio más que discípulos de Cristo”

Luis Infanti: “La Iglesia de Chile debería hacer un gesto colectivo, público y significativo de perdón”

“Un gesto de compromiso para ir construyendo una Iglesia que no tiene miedo de insertarse en el mundo”

(Carla Ruiz Pereira, en La Tercera).- El obispo de Aysén propone una misa con todos los obispos de Chile en la que se haga un acto de contrición. Pero también dice que para enfrentar la crisis de la Iglesia, esta debe abrir el debate por la mayor participación de las mujeres, el ingreso de hombres casados al sacerdocio y ser más democrática en la toma de sus decisiones.

“Los obispos hemos sido funcionarios del Evangelio más que discípulos de Cristo”. LUIS INFANTI

Qué creo haber sido yo, qué he sentido ser, ¿funcionario, discípulo? ¿Qué vieron mis ojos, qué tocaron mis manos?

 

 

 

 

 

 

Sin conocer no es posible trascender ni concebir.

 

Miércoles de la decimocuarta semana del tiempo ordinario

Libro de Oseas 10,1-3.7-8.12. 
Israel era una viña exhuberante, que producía su fruto. Cuanto más se multiplicaban sus frutos, más multiplicaba él los altares; cuanto mejor le iba al país, mejores hacía él las piedras conmemorativas.
Su corazón está dividido, ahora tendrán que expiar: el mismo Señor destrozará sus altares, devastará sus piedras conmemorativas.
Seguramente dirán entonces: “No tenemos rey, porque no hemos temido al Señor. Pero el rey ¿que podría hacer por nosotros?”.
¡Samaría está completamente perdida! Su rey es como una astilla sobre la superficie de las aguas.
Los lugares altos de Aven, el pecado de Israel, también serán destruidos; espinas y cardos invadirán sus altares. Ellos dirán entonces a las montañas: “Cúbrannos”, y a las colinas: “¡Caigan sobres nosotros!”.
Siembren semillas de justicia, cosechen el fruto de la fidelidad, roturen un campo nuevo: es tiempo de buscar al Señor, hasta que él venga y haga llover para ustedes la justicia.

Salmo 105(104),2-3.4-5.6-7. 
Canten al Señor con instrumentos musicales,
pregonen todas sus maravillas!
¡Gloríense en su santo Nombre,
alégrense los que buscan al Señor!

¡Recurran al Señor y a su poder,
busquen constantemente su rostro!
recuerden las maravillas que él obró,
sus portentos y los juicios de su boca!

Descendientes de Abraham, su servidor,
hijos de Jacob, su elegido:
el Señor es nuestro Dios,
en toda la tierra rigen sus decretos.

Evangelio según San Mateo 10,1-7. 
Jesús convocó a sus doce discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de curar cualquier enfermedad o dolencia.
Los nombres de los doce Apóstoles son: en primer lugar, Simón, de sobrenombre Pedro, y su hermano Andrés; luego, Santiago, hijo de Zebedeo, y su hermano Juan;
Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo;
Simón, el Cananeo, y Judas Iscariote, el mismo que lo entregó.
A estos Doce, Jesús los envió con las siguientes instrucciones: “No vayan a regiones paganas, ni entren en ninguna ciudad de los samaritanos.
“Vayan, en cambio, a las ovejas perdidas del pueblo de Israel.
Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.

______________________________________________________________________

Los textos bíblicos que nos regala la Iglesia, filtrados por la PROFECÍA CONJUNTA MISERICORDIOSA que nos ha salido al paso en estos días, antes de orarlos serenamente, nos hace pensar y rezar más hondo de lo que habitualmente lo hacemos. Sentimos el grito de toda una Creación olvidada de la Justicia del Reino. Al orarlos con la perspectiva histórica de buscar el Espíritu en todo y en todos, hoy nos sentimos así:

 

  • A la vista de los hechos que acontecen, no podemos decir que Israel es una viña exhuberante, que produce los frutos que anticipa la Palabra. Cuanto más se multiplican sus resultados, más se multiplican las defensas y altares que se enfrentan; cuánto mejor no le irá al país, si en vez de las piedras que se arrojan tratando de justificar las diferencias, se fundamentaran sobre la roca que nos dice la Palabra.
    Su corazón está dividido, ahora tendrán que expiar: el mismo Señor lo hará dando razón inequívoca a Su Proyecto. ¿Dónde está nuestro corazón al contemplar lo que sucede en Israel, Palestina, y tantos otros lugares y rincones donde no vemos el Proyecto de Dios, de su Reino y Su Justicia?
  • Canten al Señor con instrumentos musicales, pregonen todas sus maravillas!¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro!

  • Jesús convocó a sus discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de curar cualquier enfermedad o dolencia, diciéndoles, por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.

 

 

SIN CONOCER NO ES POSIBLE CONCEBIR

  1. ¿”Cómo es posible, si no conozco varón”?
  2. La concepción de María de Nazareth fue obra del Espíritu Santo.
  3. Esta “Historia de historias” se nos adelantó que surgía sin plan preconcebido, para buscar el  Espíritu en todo.
  4. Después de tantos años y tan difíciles situaciones no entendidas, y por tanto no planificadas, no podemos negar que la Gracia de Dios nos ha mantenido en dicha búsqueda.
  5. Ha sido el Espíritu el que ha producido un fruto impensable: la PROFECÍA CONJUNTA MÍSTICA MISERICORDIOSA.
  6. Ella nos descubre la comunión inequívoca de los distintos esfuerzos y servicios, que dan razón y ofrecen ser Todos Uno como Jesús pidió a sus discípulos.
  7. ¿Acaso esa oración de Jesús al Padre, no conlleva en sí misma la fidelidad que entraña la Comunión Divina del Padre, Hijo y Espíritu Santo?
  8. Sobre esto, no podemos decir que hablamos de una “extraña elucubración”, a lo que llamamos misterio, que no es otro que el de mostrar lo difícil e imposible que nos resulta ser Todos UNO desde nuestra mentalidad particular, altiva y egoísta.
  9. Estos impulsos, palabras y conceptos han ido naciendo en la búsqueda permanente del Espíritu en todo, que fue el que cubrió a María e hizo nacer a Jesús entre los hombres, para entender,  concebir y ser Todos Juntos las criaturas de la Nueva Humanidad.
  10. Al referirnos a la Concepción de María como rechazo de una Fe, como hecho inexcusable capaz de gestar un “misterio” que nos trasciende a todos para mostrar a Dios en todos, del que somos administradores,  ¿qué mujeres y hombres hacen visible con sus vidas esta Profecía que se nos ha revelado, dónde podemos hallar la mejor referencia?

Abandonaos en la Palabra y lo recibiréis todo