Señor, ¿eres Tú mi única fuente de Vida?

Martes de la cuarta semana de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 11,19-26.
Los que se habían dispersado durante la persecución que se desató a causa de Esteban, llegaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, y anunciaban la Palabra únicamente a los judíos.
Sin embargo, había entre ellos algunos hombres originarios de Chipre y de Cirene que, al llegar a Antioquía, también anunciaron a los paganos la Buena Noticia del Señor Jesús.
La mano del Señor los acompañaba y muchos creyeron y se convirtieron.
Al enterarse de esto, la Iglesia de Jerusalén envió a Bernabé a Antioquía.
Cuando llegó y vio la gracia que Dios les había concedido, él se alegró mucho y exhortaba a todos a permanecer fieles al Señor con un corazón firme.
Bernabé era un hombre bondadoso, lleno del Espíritu Santo y de mucha fe. Y una gran multitud adhirió al Señor.
Entonces partió hacia Tarso en busca de Saulo, y cuando lo encontró, lo llevó a Antioquía. Ambos vivieron todo un año en esa Iglesia y enseñaron a mucha gente. Y fue en Antioquía, donde por primera vez los discípulos recibieron el nombre de “cristianos”.

Salmo 87(86),1-3.4-5.6-7.
¡Esta es la ciudad que fundó el Señor
sobre las santas Montañas!
El ama las puertas de Sión
más que a todas las moradas de Jacob.
Cosas admirables se dicen de ti,

Ciudad de Dios.
«Contaré a Egipto y a Babilonia
entre aquellos que me conocen;
filisteos, tirios y etíopes han nacido en ella.»
Así se hablará de Sión:
«Este, y también aquél,
han nacido en ella, y el Altísimo en persona la ha fundado.»

Al registrar a los pueblos, el Señor escribirá:
«Este ha nacido en ella.»
Y todos cantarán, mientras danzan:

«Todas mis fuentes de vida están en ti.»

Evangelio según San Juan 10,22-30.
Se celebraba entonces en Jerusalén la fiesta de la Dedicación. Era invierno,
y Jesús se paseaba por el Templo, en el Pórtico de Salomón.
Los judíos lo rodearon y le preguntaron: “¿Hasta cuándo nos tendrás en suspenso? Si eres el Mesías, dilo abiertamente”.
Jesús les respondió: “Ya se lo dije, pero ustedes no lo creen. Las obras que hago en nombre de mi Padre dan testimonio de mí, pero ustedes no creen, porque no son de mis ovejas.
Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen.
Yo les doy Vida eterna: ellas no perecerán jamás y nadie las arrebatará de mis manos.
Mi Padre, que me las ha dado, es superior a todos y nadie puede arrebatar nada de las manos de mi Padre.
El Padre y yo somos una sola cosa”.

****************************************************************************************************

Cosillas para recordar, hacer pensar, tomarnos el pulso de nuestra encarnación y generosidad, no olvidar lo vivido…

Ciudad de Dios.
«Este, y también aquél, han nacido en ella, y el Altísimo en persona la ha fundado.» Y todo ha sido porque tu Palabra y esta historia nos hace decir hoy

«Todas mis fuentes de Vida están en Ti.»

San Agustín escribía: –Hay que decir la verdad, sobre todo cuando una dificultad hace más urgente que se diga; entenderán quienes puedan. No sea que al silenciarla en consideración a quienes no puedan entenderla, no solamente se frustre la verdad, sino que se entregue al error a quienes pudieran captar lo verdadero y, por tanto, evitar así el error– (De dono perseverantiae, XVI, n 40; PL 45, 1017)”, p. 29.

Boletín de Religión Digital

“Saludos de francisco, que va a venir por aquí prontico”

Monseñor Stella, desde Cuba:

“Francisco, donde va, siempre deja

huellas de Esperanza y Amor”

Espera que la visita sirva para impulsar el proceso de deshielo
entre Cuba y Estados Unidos

El cardenal italiano Beniamino Stella, prefecto de la Congregación para el Clero,

destacó hoy que la próxima visita de Francisco a Cuba será muy “bella”

porque “donde va siempre deja huellas de Esperanza y Amor”. “Yo

pienso que cada visita es un momento importante, de mucha profundidad

y de mucha esperanza para los países”, dijo el cardenal después de oficiar una

misa en la catedral de La Habana.

Terremoto Nepal
 Nos pide enviar este mensaje en ayuda de tantos que necesitan salvar sus vidas.

Las primeras horas una emergencia son fundamentales. Por favor envía ayuda ahora a través de nuestro formulario seguro o llama al 91 369 70 56.

Una aportación regular tuya nos permitirá además fortalecer nuestro equipo de emergencias para poder salvar vidas de forma rápida y eficaz ante cualquier crisis humanitaria.

En nombre de todas las familias que ayudarás, muchas gracias.

[ZS150427] El mundo visto desde Roma

  • Terremoto en Nepal: Cáritas responde a la emergencia
    La organización de la Iglesia advierte que las operaciones de rescate son la principal prioridad en este momento. Tres mil muertos y seis mil heridos necesitan de nuestra oración y ayuda, de la que sintamos que podamos disponer en función de nuestros dones y posibilidades

Francisco

En esta mañana nos volvemos a Huelva, pasando por Granada. En esta ocasión, nuestro corazón se ha visto tocado esta vez con una mayor y clara conciencia del infinito cariño que ha dejado “brotes” a lo largo del tiempo. Ha sido Dios quien lo ha hecho, un  milagro patente. Su mensaje ha dejado una huella de familiaridad, de Comunión Trinitaria sin acepción, de intentos de respuesta “inconsciente y fiel” a cuanto el Espíritu fue suscitando… _DSC2756

_DSC2775_DSC271120150423_195939_DSC2707 Nos ha hecho reflexionar mucho esta reja que vemos. Y nos ha hecho pensar en las muchas existentes que permanecen en nuestro interior, en los muchos planteamientos, llamadas telefónicas, intentos de sentirnos en línea fiel a lo que hemos recibido… que nos tienen encerrados, sin posibilidad de salir… 20150427_132331 En la siguiente foto que mostramos se revelan los frutos de Resurrección que se recogieron en algún lugar del mundo, mostrados por quienes lo experimentaron, 20150427_134721¿te has parado a pensar y agradecer cuales han sido los tuyos?20150427_135244¿Sabrías decir los resultados que se deben a tus anhelos por tratar de vivir el Mensaje con otros? ¿Constatas en tu oración y corazón que se deben a la necesidad de sentirnos UNO con Todos, rezado y trabajado “entre todos”?20150427_135328 Recordad: “Si no sois como niños”… no dejareis huellas de Inocencia… ¿Acaso queremos construir el Reino de Dios con pensamientos viejos e inconmovibles? 20150427_142442 A lo largo de la Vida la Palabra nos pide ser orada y considerada, sabernos  a alimento, de la que comemos y bebemos – Todos Juntos – en la Mesa Universal del Mundo, en la que todos participamos y gozamos lo que Dios dispuso para todos… 20150427_20335620150427_205204 20150427_205312 20150427_205934

IMG_20150422_170303Porque así Dios lo ha querido, Rosy y  Vicente, inquietos y siempre en camino, hemos tratado de ser fieles a lo que la Vida nos ha ido presentando. A pesar de nuestra inconsciencia, y muy lejos de sentirnos dignos, nunca quisimos ser dueños, y sí administradores de lo que para nosotros ha sido y constituido un permanente misterio, en el que siempre tratamos de buscar en todo el Espíritu de Dios. Con los errores propios de la inconsciencia, hemos tratado de hacerlo “sin coacción, ni sometimiento, ni tan siquiera invitación, sin reglas ni direccionismo alguno por nuestra parte”, tratando de reconocer que todo lo que hacíamos nos nacía de lo más hondo de nosotros…20150426_130253GRACIAS SIEMPRE, SEÑOR, ¿CÓMO TE PODREMOS PAGAR TANTO BIEN COMO NOS HAS HECHO?20150425_131052

La puerta

 

_DSC2765Lunes de la cuarta semana de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 11,1-18.
En aquellos días:
Los Apóstoles y los hermanos de Judea se enteraron de que también los paganos habían recibido la Palabra de Dios.
Y cuando Pedro regresó a Jerusalén, los creyentes de origen judío lo interpelaron, diciéndole: “¿Cómo entraste en la casa de gente no judía y comiste con ellos?”. Pedro comenzó a contarles detalladamente lo que había sucedido:
“Yo estaba orando en la ciudad de Jope, cuando caí en éxtasis y tuve una visión. Vi que bajaba del cielo algo parecido a un gran mantel, sostenido de sus cuatro puntas, que vino hasta mí.Lo miré atentamente y vi que había en él cuadrúpedos, animales salvajes, reptiles y aves.
Y oí una voz que me dijo: ‘Vamos, Pedro, mata y come’.
‘De ninguna manera, Señor, respondí, yo nunca he comido nada manchado ni impuro’.
Por segunda voz, oí la voz del cielo que me dijo: “No consideres manchado lo que Dios purificó”.
Esto se repitió tres veces, y luego, todo fue llevado otra vez al cielo.
En ese momento, se presentaron en la casa donde estábamos tres hombres que habían sido enviados desde Cesarea para buscarme.
El Espíritu Santo me ordenó que fuera con ellos sin dudar. Me acompañaron también los seis hermanos aquí presentes y llegamos a la casa de aquel hombre.
Este nos contó en qué forma se le había aparecido un ángel, diciéndole: ‘Envía a alguien a Jope, a buscar a Simón, llamado Pedro. El te anunciará un mensaje de salvación para ti y para toda tu familia’.
Apenas comencé a hablar, el Espíritu Santo descendió sobre ellos, como lo hizo al principio sobre nosotros.
Me acordé entonces de la palabra del Señor: ‘Juan bautizó con agua, pero ustedes serán bautizados en el Espíritu Santo’.
Por lo tanto, si Dios les dio a ellos la misma gracia que a nosotros, por haber creído en el Señor Jesucristo, ¿cómo podía yo oponerme a Dios?”.
Después de escuchar estas palabras se tranquilizaron y alabaron a Dios, diciendo: “También a los paganos Dios les ha concedido el don de la conversión que conduce a la Vida”.

Salmo 42(41),2-3.43(42),3.4.
Como la cierva sedienta
busca las corrientes de agua,
así mi alma suspira
por ti, mi Dios.
Mi alma tiene sed de Dios,
del Dios viviente:
¿Cuándo iré a contemplar

el rostro de Dios?
Envíame tu luz y tu verdad:
que ellas me encaminen
y me guíen a tu santa Montaña,

hasta el lugar donde habitas.
Y llegaré al altar de Dios,
el Dios que es la alegría de mi vida;
y te daré gracias con la cítara,

Señor, Dios mío.

Evangelio según San Juan 10,1-10.
Jesús dijo a los fariseos: “Les aseguro que el que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, sino por otro lado, es un ladrón y un asaltante.
El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas.
El guardián le abre y las ovejas escuchan su voz. El llama a cada una por su nombre y las hace salir.
Cuando las ha sacado a todas, va delante de ellas y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz.
Nunca seguirán a un extraño, sino que huirán de él, porque no conocen su voz”.
Jesús les hizo esta comparación, pero ellos no comprendieron lo que les quería decir.
Entonces Jesús prosiguió: “Les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas.
Todos aquellos que han venido antes de mí son ladrones y asaltantes, pero las ovejas no los han escuchado.
Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento.
El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Pero yo he venido para que las ovejas tengan Vida, y la tengan en abundancia.

****************************************************************************************************

Con verdadera hambre y sed, así ha entrado hoy la Palabra en nuestra alma

*   Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo: ¿cuando contemplaré el rostro de Dios?

Envíame tu Luz y tu Verdad: que ellas me encaminen y me guíen a tu Santa Montaña, hasta el lugar donde habitas.

Y llegaré al altar de Dios, el Dios que es la alegría de mi vidaSeñor, Dios mío.

* “Os aseguro que el que no entra por la puerta en el corral de las ovejas, es un ladrón y un asaltante. El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas.
Yo Soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento.

[ZS150426] El mundo visto desde Roma

El amor vive más de lo que da que de lo que recibe. Concepción Arenal

Primera Plana

Francisco

«Quien entre por Mí se salvará»

Nuestro inquieto amigo Juan Diego nos ha escrito palabras que nos han hecho imaginar a una Iglesia paciente, pero dormida de su función esencial… De esta imagen, podéis imaginar lo que nos ha suscitado…20150426_123136

“El estudio de la Iglesia se ha centrado prácticamente en su estructura, y en cambio, apenas en su vida. Ciertamente, la Iglesia tiene una estructura, que recibe de sus elementos constitutivos. Pero, aunque estructurada, ella vive, y los fieles viven en ella, en la unidad. La Iglesia no es solo un cuadro, un aparato, una institución. Es una comunión”.

 _DSC280120150426_17530120150426_13081420150426_14062220150426_13021920150426_130253_DSC2724Gracias Señor, por la intensa e inmensa experiencia que nos regalas cada día.

La Puerta 2

 “Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas. Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí.
Pero es angosta la puerta y estrecho el camino que lleva a la Vida, y son pocos los que lo encuentran”.
Mt. 7, 6.12-14.

Vamos a establecer una escuela al servicio del Señor, en la cual esperamos no establecer nada riguroso, nada agobiante. Pero si se presentara alguna cosa un tanto severa, exigida por una razón de justicia a causa de la corrección de los vicios o para mantener la caridad, no huyamos inmediatamente, presos del terror, pues no nos podemos comprometer en el camino de la salvación de otra manera que por una puerta estrecha. El progreso de la vida y de la fe, se corre por los caminos de los mandamientos del Señor (Sl 118,32) con el corazón dilatado, en una inefable dulzura de amor. No nos alejemos jamás de su enseñanza y perseveremos en su doctrina hasta la muerte. Por la paciencia participaremos en los sufrimientos de Cristo (1P 4,13), y mereceremos la gracia de haber tomado parte en la construcción de su Reino.” San Benito.

Ante lo que nos plantea San Benito, ¿pudiéramos pensar que es lo que necesitamos?

¿Por qué creemos que lo que pensamos está más cerca de los deseos de Dios que lo que hacen y piensan los demás? ¿Dónde estamos seguros de haber entendido el Mensaje con más Espíritu y Verdad que los otros? ¿Dónde tengo seguridad de escuchar a los demás y ver en ellos a Dios de la misma manera que quiero que los demás lo vean y entiendan en mí? La Palabra en mí cobra razón cuando la intento escuchar y vivir con Humildad y con Misericordia, y éstas, “encarnadas” en todas las circunstancias de todos. Lo demás vendrá desde la confianza que pongamos en Dios y no en nosotros, y según los demás las aprecien “encarnadamente” en nuestro corazón. Y si tras esto sigo pensando que los demás obran fuera del esquema de Dios, no olvidar, “Perdónalos, Padre, no saben lo que hacen”.

La Puerta 1

LA PUERTA 1

A lo largo del tiempo, ante cosas que no entendíamos familiarmente, me he preguntado muchas veces,

¿CÓMO HEMOS ENTENDIDO LA TAREA EVANGELIZADORA?

Y he recordado que en la celebración del bautizo de uno de nuestros hijos apareció con una luminosidad radiante esta frase:

“PASA Y PARTICIPA DE LO QUE ES TUYO”

Con ella se nos mostraba y recordaba una reflexión ante el Camino recorrido hasta entonces, la Verdad recibida y reconocida en tantas ocasiones, y la Infinita Vida que encerraba tan inesperada y en absoluto planificada realidad ante nosotros. Constituía una reflexión profunda y universal que nos daba motivos e impulsos para pensar y conducirnos desde la Palabra de Dios como “Única Fuente” en la que encontraríamos la Luz y la razón por la que dábamos la vida en favor del Reino de Dios y Su Justicia.

“Id al mundo y haced discípulos míos a todas las criaturas. Hacedlo como os lo he enseñado” Mt. 28, 19-20.

“Buscad y construid el Reino de Dios y Su Justicia” Mt 6, 24.

“Esforzaos por entrar por la puerta estrecha. El camino es estrecho y angosto, porque ancho es el camino que lleva a la perdición”  Mt 7, 13.

ANTE ESTAS PALABRAS, NOS CUESTIONAMOS Y ORAMOS

¿Cómo nos vemos ante ellas? ¿Qué nos da garantía, más allá de nuestra convicción, por encima de la opinión y seguridad que mantenemos, tantas veces sin ratificarla y examinarla a la Luz del Espíritu y de sus resultados?

¿Dónde, en qué damos autoridad a lo que pensamos y a lo que hacemos?

Según nuestra visión y razón por la tarea en la que estamos dando la vida, ¿dónde mostramos que nos la planteamos, examinándola y examinándonos en lo que de espíritu evangélico contiene y lo que de profético y vivencial universal necesita la humanidad? ¿La compartimos y oramos hasta llegar a concluir juntos en lo bueno que existe? Según nuestra conclusión, ¿la aceptamos y asumimos como el tesoro de nuestro corazón, por el que estamos dispuestos a dar la vida?

Pentecostés 2012

En esta venida, gracias a lo mucho vivido, a la inmensidad de los últimos años y al tiempo de destilación con Documentos y Estatutos, el Espíritu nos ha recordado la tarea de rescatar y ser  fieles a la misión entregada por Dios a todos los hombres. Sobre esto, ambos escritos reflejan el regalo puesto por Dios en nuestras manos inconscientes. Por tanto, es tiempo de Espíritu y de humildad, en el que poner en práctica lealmente la vida esencial del Todos Juntos. Ahora nos toca revisar y rezar lo que sabemos y esperamos de Él, de cuanto hacemos en su nombre…

Sigue leyendo