Pastores de un solo rebaño

Jueves de la segunda semana de Cuaresma

Libro de Jeremías 17,5-10.
Así habla el Señor: ¡Maldito el hombre que confía en el hombre y busca su apoyo en la carne, mientras su corazón se aparta del Señor!
El es como un matorral en la estepa que no ve llegar la felicidad; habita en la aridez del desierto, en una tierra salobre e inhóspita.
¡Bendito el hombre que confía en el Señor y en él tiene puesta su confianza!
El es como un árbol plantado al borde de las aguas, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme cuando llega el calor y su follaje se mantiene frondoso; no se inquieta en un año de sequía y nunca deja de dar fruto.
Nada más tortuoso que el corazón humano y no tiene arreglo: ¿quién puede penetrarlo?
Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino las entrañas, para dar a cada uno según su conducta, según el fruto de sus acciones.

Salmo 1,1-2.3.4.6.
¡Feliz el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los impíos,
sino que se complace en la ley del Señor
y la medita de día y de noche!

El es como un árbol
plantado al borde de las aguas,
que produce fruto a su debido tiempo,
y cuyas hojas nunca se marchitan:
todo lo que haga le saldrá bien.

No sucede así con los malvados:
ellos son como paja que se lleva el viento.
Porque el Señor cuida el camino de los justos,
pero el camino de los malvados termina mal.

Evangelio según San Lucas 16,19-31.
Jesús dijo a los fariseos: “Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes.
A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro,
que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas.
El pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. El rico también murió y fue sepultado.
En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él.
Entonces exclamó: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan’.
‘Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento.
Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí’.
El rico contestó: ‘Te ruego entonces, padre, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos: que él los prevenga, no sea que ellos también caigan en este lugar de tormento’.
Abraham respondió: ‘Tienen a Moisés y a los Profetas; que los escuchen’.
‘No, padre Abraham, insistió el rico. Pero si alguno de los muertos va a verlos, se arrepentirán’.
Pero Abraham respondió: ‘Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán'”.

***************************************************************************************************

A continuación, junto a la Palabra que hoy nos regala la Iglesia, recogemos semblanzas, escritos, cosas escuchadas en el día de ayer:

  • YO, EL SEÑOR, sondeo el corazón y examino las entrañas, para dar a cada uno según su conducta, según el fruto de sus acciones.
  • ¡Bendito el hombre que confía en el Señor y en él tiene puesta su confianza!
  • Nada más tortuoso que el corazón humano y no tiene arreglo: ¿quién puede penetrarlo?
  • ¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche!
  • El es como un árbol
    plantado al borde de las aguas,
    que produce fruto a su debido tiempo,
    y cuyas hojas nunca se marchitan:
    todo lo que haga le saldrá bien.
  • ‘Más, si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán’.

 

Urge en la Iglesia pastores de un solo rebaño

La sinodalidad es una de las expresiones de la comunión eclesial, significa la activa colaboración en la tarea evangelizadora.

“Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios”. Filipenses 1:9-11

  •  Faltan Comunidades referencias. Sobran protagonismos y shows personales.
  • En torno a la esencia evangelizadora y la pérdida de sus valores, Dios quiere para este tiempo conciencia personal de contemplación, de silencio, de anonimato en nada condicionante… Estamos llamados a rescatar un tiempo en el que existe un excesivo personalismo y una falta profunda de Espíritu.
  • Grita la necesidad de cuestionamientos íntimos en los que cada quién reconozca lo que nos urge comunitariamente en cuanto a la sinodalidad en la misión en la que estamos dando la vida.
Recibíamos este escrito:
Estuve ayer en la segunda charla de Cuaresma de mi localidad… Cuando se hace referencia continua a la Palabra de Dios y se vuelve a ella ( como hizo el sacerdote), ayuda a volver al Señor…a toda la historia del Pueblo de Israel…a nuestra historia personal acompañada por quien se ha metido en nuestra historia…
Hizo alusión a la limosna… y mi mente se fue instantáneamente a la imagen de dar una monedilla a un pobre…a dar en el cestillo de la parroquia…
Y se iluminó cada palabra de este sacerdote con la luz y la fuerza de la Palabra de Dios que nos ha ido diciendo por medio de los profetas…de Él mismo hecho carne…
” Hay demonios que sólo pueden ser expulsados con limosna…ayuno…oración…”

Ayúdanos, Señor, a vivir este tiempo de cuaresma según TÚ quieres.

©

… sobre el ciento por uno…

img_0035

Finaliza febrero. Buen momento para examinarlo y saber, qué de lo vivido, aporta Espíritu y Verdad al mundo que tiene sed de Dios.

Martes de la octava semana del tiempo ordinario

Libro de Eclesiástico 35,1-15.
Observar la Ley es como presentar muchas ofrendas, y ser fiel a los mandamientos es ofrecer un sacrificio de comunión;
devolver un favor es hacer una oblación de harina y hacer limosna es ofrecer un sacrifico de alabanza.
La manera de agradar al Señor es apartarse del mal, y apartarse de la injusticia es un sacrificio de expiación.
No te presentes ante el Señor con las manos vacías, porque todo esto lo prescriben los mandamientos.
Cuando la ofrenda del justo engrasa el altar, su fragancia llega a la presencia del Altísimo.
El sacrificio del justo es aceptado y su memorial no caerá en el olvido.
Glorifica al Señor con generosidad y no mezquines las primicias de tus manos.
Da siempre con el rostro radiante y consagra el diezmo con alegría.
Da al Altísimo según lo que él te dio, y con generosidad, conforme a tus recursos,
porque el Señor sabe retribuir y te dará siete veces más.
No pretendas sobornarlo con un don, porque no lo aceptaría, y no te apoyes en un sacrificio injusto.
Porque el Señor es juez y no hace distinción de personas: no se muestra parcial contra el pobre y escucha la súplica del oprimido; no desoye la plegaria del huérfano, ni a la viuda, cuando expone su queja.
¿No corren las lágrimas por las mejillas de la viuda y su clamor no acusa al que las hace derramar?

Salmo 50(49),5-6.7-8.14.23.

“Reúnanme a mis amigos,
a los que sellaron mi alianza con un sacrificio”.
¡Que el cielo proclame su justicia,

porque el Señor es el único Juez!
“Escucha, pueblo mío, yo te hablo;
Israel, voy a alegar contra ti:

yo soy el Señor, tu Dios.
No te acuso por tus sacrificios:
¡tus holocaustos están siempre en mi presencia!

Ofrece al Señor un sacrificio de alabanza
y cumple tus votos al Altísimo;
El que ofrece sacrificios de alabanza,

me honra de verdad;
y al que va por el buen camino,
le haré gustar la salvación de Dios.”

Evangelio según San Marcos 10,28-31.
Pedro le dijo a Jesús: “Tú sabes que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido”.
Jesús respondió: “Les aseguro que el que haya dejado casa, hermanos y hermanas, madre y padre, hijos o campos por mí y por la Buena Noticia,
desde ahora, en este mundo, recibirá el ciento por uno en casas, hermanos y hermanas, madres, hijos y, campos, en medio de las persecuciones; y en el mundo futuro recibirá la Vida eterna.
Muchos de los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros”.
****************************************************************************************************

  • No te presentes ante el Señor con las manos vacías. Observar la Ley es como presentar muchas ofrendas; más ser fiel a los mandamientos es ofrecer la vida como víctima santa y agradable buscando vivir en comunión.
  • “Reuníos mis amigos,
    los que quisisteis sellar la Alianza que os presenté”.
  • El que ofrece signos y sacrificios de alabanza, me honra de verdad;
    y al que va por el buen camino, le haré gustar la salvación de Dios.”
  • “Os aseguro que el que haya dejado casa, hermanos y hermanas, madre y padre, hijos o campos por Mí y por la Buena Noticia, recibirá el ciento por uno en medio de dificultades, y hasta persecuciones; y en este mundo, muchos verán al Dios que adoran, pero no lo conocen: la Vida eterna”.
  • «En el tiempo que llevo al servicio de la Palabra, ¿qué creo haber recibido? ¿De que forma espero el ciento por uno?¿En que medida y hasta dónde he visto crecer el Reino de Dios cerca y lejos de donde vivo?»

«¿Qué Vida eterna busco, qué ciento por uno espero para mi y para aquellos que quiero que la conozcan?» Jn 17, 3?

Aquí vemos a Francisco con el párroco anglicano de Todos los Santos. ¿Reconocemos la inmensidad que entraña y comunica cada día la misión que Dios le ha encomendado? ¿Rezamos, ratificamos y tratamos de vivir lo que nos transmite y enseña para dar Vida a la tarea recibida?

Por primera vez, un Obispo de Roma visita la iglesia anglicana de la Ciudad Eterna

Francisco anuncia que estudia un viaje, junto a Justin Welby, a Sudán del Sur

El ecumenismo “es un camino”; el Papa propone a los seminaristas europeos viajar a las iglesias del Sur.

 

El obispo anglicano y el católico de allá trabajan juntos. Y cuando la gente no puede ir a la celebración católica, va a la  anglicana,  y  los  anglicanos  a  la  católica,    porque    no pueden pasar sin una celebración. Y Doctrina de la Fe lo sabe.

El Papa, con los líderes religiosos de Sudán del Sur

El Papa, con los líderes religiosos de Sudán del Sur

 (Jesús Bastante).- Era una ocasión histórica. Por primera vez, un Papa visitaba una iglesia anglicana en Roma. Y Francisco quiso celebrarlo con un anuncio que, de confirmarse, supondrá un acercamiento único en la historia del Ecumenismo. En la respuesta a un seminarista nigeriano, Bergoglio anunció que “estamos estudiando la posibilidad de un viaje a Sudán del Sur…. mío y del arzobispo Justin Welby”.

La razón, tan sencilla como rotunda. “Vinieron juntos los obispos anglicano, presbiteriano y católico, a pedirnos que fuéramos“. “Sólo de una iglesia joven puede surgir esta creatividad”, apuntó el Papa, quien precisó que “estamos pensando en esta posibilidad. Es difícil, porque la situación es difícil allí, pero los tres obispos juntos trabajan por la paz”.

20170219_15524120170221_024009 img_0004

 

En nuestra debilidad, ¿qué más nos queda por esperar o decir?

Lunes de la cuarta semana del tiempo ordinario

Carta a los Hebreos 11,32-40.
¿Y qué más puedo decir? Me faltaría tiempo para hablar de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, de Samuel y de los Profetas.
Ellos, gracias a la fe, conquistaron reinos, administraron justicia, alcanzaron el cumplimiento de las promesas, cerraron las fauces de los leones,extinguieron la violencia del fuego, escaparon del filo de la espada. Su debilidad se convirtió en vigor: fueron fuertes en la lucha y rechazaron los ataques de los extranjeros.
Hubo mujeres que recobraron con vida a sus muertos. Unos se dejaron torturar, renunciando a ser liberados, para obtener una mejor resurrección.
Otros sufrieron injurias y golpes, cadenas y cárceles.
Fueron apedreados, destrozados, muertos por la espada. Anduvieron errantes, cubiertos con pieles de ovejas y de cabras, desprovistos de todo, oprimidos y maltratados.
Ya que el mundo no era digno de ellos, tuvieron que vagar por desiertos y montañas, refugiándose en cuevas y cavernas.
Pero, aunque su fe los hizo merecedores de un testimonio tan valioso, ninguno de ellos entró en posesión de la promesa.
Porque Dios nos tenía reservado algo mejor, y no quiso que ellos llegaran a la perfección sin nosotros.

Salmo 31(30),20.21.22.23.24.
¡Qué grande es tu bondad, Señor!
Tú la reservas para tus fieles;
y la brindas a los que se refugian en ti,
en la presencia de todos.
Tú los ocultas al amparo de tu rostro
de las intrigas de los hombres;

y los escondes en tu Tienda de campaña,
lejos de las lenguas pendencieras.
¡Bendito sea el Señor!
Él me mostró las maravillas de su amor
en el momento del peligro.
En mi turbación llegué a decir:

“He sido arrojado de tu presencia”.
Pero tú escuchaste la voz de mi súplica,
cuando yo te invocaba.
Amen al Señor, todos sus fieles,
porque él protege a los que son leales
y castiga con severidad a los soberbios.

Evangelio según San Marcos 5,1-20.
Llegaron a la otra orilla del mar, a la región de los gerasenos.
Apenas Jesús desembarcó, le salió al encuentro desde el cementerio un hombre poseído por un espíritu impuro.
El habitaba en los sepulcros, y nadie podía sujetarlo, ni siquiera con cadenas.
Muchas veces lo habían atado con grillos y cadenas, pero él había roto las cadenas y destrozado los grillos, y nadie podía dominarlo.
Día y noche, vagaba entre los sepulcros y por la montaña, dando alaridos e hiriéndose con piedras.
Al ver de lejos a Jesús, vino corriendo a postrarse ante él,
gritando con fuerza: “¿Qué quieres de mí, Jesús, Hijo de Dios, el Altísimo? ¡Te conjuro por Dios, no me atormentes!”.
Porque Jesús le había dicho: “¡Sal de este hombre, espíritu impuro!”.
Después le preguntó: “¿Cuál es tu nombre?”. El respondió: “Mi nombre es Legión, porque somos muchos”.
Y le rogaba con insistencia que no lo expulsara de aquella región.
Había allí una gran piara de cerdos que estaba paciendo en la montaña.
Los espíritus impuros suplicaron a Jesús: “Envíanos a los cerdos, para que entremos en ellos”.
El se lo permitió. Entonces los espíritus impuros salieron de aquel hombre, entraron en los cerdos, y desde lo alto del acantilado, toda la piara -unos dos mil animales- se precipitó al mar y se ahogó.
Los cuidadores huyeron y difundieron la noticia en la ciudad y en los poblados. La gente fue a ver qué había sucedido.
Cuando llegaron adonde estaba Jesús, vieron sentado, vestido y en su sano juicio, al que había estado poseído por aquella Legión, y se llenaron de temor.
Los testigos del hecho les contaron lo que había sucedido con el endemoniado y con los cerdos.
Entonces empezaron a pedir a Jesús que se alejara de su territorio.
En el momento de embarcarse, el hombre que había estado endemoniado le pidió que lo dejara quedarse con él.
Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: “Vete a tu casa con tu familia, y anúnciales todo lo que el Señor hizo contigo al compadecerse de ti”.
El hombre se fue y comenzó a proclamar por la región de la Decápolis lo que Jesús había hecho por él, y todos quedaban admirados

*************************************************************************************************

Y ante la Palabra de Dios de hoy, y frente a la manifestación abierta que siempre soñamos contemplar en matices distintos, comprendemos que el Mensaje que el Señor nos tiene para nosotros solo es posible entender desde nuestra debilidad de siempre. Tras la Vida vivida, hoy nos sentimos llamados a rezar, plantearnos y reconocer lo imposible … ¿le queda a Dios algo más que decir?

  • Gracias a la fe que hemos intentado tener y vivir, la Vida nos ha ido ratificando lo imposible. Hemos dado pasos de Reino, soñado con Su Justicia, alcanzar a intuir el cumplimiento de las promesas, cerrar las fauces de los leones de la inconsciencia, extinguir la violencia del fuego que maltrata los frutos de la vivencia que se nos proponía, escapar del filo de la espada del miedo y la desconfianza… Nuestra debilidad se fue convirtiendo en vigor, en fuerza para la lucha, que en la Paz se convertía en “guerra santa”, que constantemente nos llevaba a rechazar los ataques de lo establecido…

¡Qué grande es tu bondad, Señor!
Tú la reservas para tus fieles;
y la brindas a los que se refugian en ti,
en la presencia de todos.

«… y de forma firme y contundente, parece que la Vida  y las circunstancias nos dijeran en este fin de semana,  ‘Vete a casa con los tuyos y descubrid lo que el Señor ha hecho con vosotros’»

20170128_131307

Desde que comenzara esta “Historia de historias”, parece como si todo hubiera transcurrido en medio de un constante acantilado que nos habló de Su Luz a través de un túnel constante…

20170128_141258

Hay que hacer lo imposible porque el Mensaje llegue a todos con claridad, sin traducciones, desde el “Envío” que construye credibilidad e Iglesia, nacida y sumergida en la Palabra,

20170128_154535

estudiando y reflexionando constantemente el Libro de la Vida y sus circunstancias,

20170128_155024

poniendo música en el alma a todo aquello que Dios nos revela cada día,

20170128_155633

aprendiendo, acogiendo y confiando con sencillez lo que Dios nos propone,

20170128_161635

siendo conscientes de dar credibilidad a cuanto se nos da, y en ello hacer que Jerusalén alcance Su Gloria en razón de la humildad y sencillez que su pueblo unido ha de transmitirle, (Salmo 128)

20170128_184512

llevando a todos la Palabra sin descanso, a tiempo y a destiempo,

20170128_190820

admirando y gozando a todos aquellos que nos dan lo mejor de sí, con su trabajo, en los cantos nacidos de los talentos que Dios transmite constantemente, y que tantas veces nos cuesta reconocer,

20170129_100855

cosa que en muchas ocasiones atravesarán momentos de frío, difíciles de entender,

20170129_100943

que deberemos superar con gestos y actitudes que Dios proveerá en quienes menos nos imaginamos,

20170129_101253

que cada día alimentarán el hambre de Dios que tenemos en el corazón, y que tantas veces nos cuesta reconocer,

20170129_122711

es que son tantas las veces que, aún viendo los frutos, no los apreciamos, no los vemos,

20170129_174643

Jamás debe faltar la alegría y la Esperanza en nuestro corazón.

20170129_174715

Que todos sonriamos juntos, todos nos sintamos Uno,

img-20170129-wa0005

llanos y desfiladeros, gozos y fracasos… así, ¡Qué feliz…! Gracias, siempre y por todo, Señor. ¿Qué más nos queda por esperar, escuchar y decir?













 

 

¡OJALÁ HOY, escuchemos Su Voz!

 

mariano-sandra-cof-20170109_232106Jueves de la primera semana del tiempo ordinario

Carta a los Hebreos 3,7-14.
Hermanos:
Como dice el Espíritu Santo: “Si hoy escuchan su voz, no endurezcan su corazón como en el tiempo de la Rebelión, el día de la Tentación en el desierto, cuando sus padres me tentaron poniéndome a prueba, aunque habían visto mis obras durante cuarenta años. Por eso me irrité contra aquella generación, y dije: Su corazón está siempre extraviado y no han conocido mis caminos. Entonces juré en mi indignación: jamás entrarán en mi Reposo”.
Tengan cuidado, hermanos, no sea que alguno de ustedes tenga un corazón tan malo que se aparte del Dios viviente por su incredulidad. Antes bien, anímense mutuamente cada día mientras dure este hoy, a fin de que nadie se endurezca, seducido por el pecado.
Porque hemos llegado a ser partícipes de Cristo, con tal que mantengamos firmemente hasta el fin nuestra actitud inicial.

Salmo 95(94),6-7.8-9.10-11.
¡Entren, inclinémonos para adorarlo!
¡Doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó!
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros, el pueblo que él apacienta,
las ovejas conducidas por su mano.

Ojalá hoy escuchen la voz del Señor:
«No endurezcan su corazón como en Meribá,
como en el día de Masá, en el desierto,
cuando sus padres me tentaron y provocaron,
aunque habían visto mis obras.»

«Cuarenta años me disgustó esa generación, hasta que dije:
‘Es un pueblo de corazón extraviado,
que no conoce mis caminos’.
Por eso juré en mi indignación:
‘Jamás entrarán en mi Reposo.’»

Evangelio según San Marcos 1,40-45.
Se acercó a Jesús un leproso para pedirle ayuda y, cayendo de rodillas, le dijo: “Si quieres, puedes purificarme”.
Jesús, conmovido, extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Lo quiero, queda purificado”.
En seguida la lepra desapareció y quedó purificado.
Jesús lo despidió, advirtiéndole severamente:
“No le digas nada a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio”.
Sin embargo, apenas se fue, empezó a proclamarlo a todo el mundo, divulgando lo sucedido, de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que debía quedarse afuera, en lugares desiertos. Y acudían a él de todas partes.

*************************************************************************************************

 

“En alguien y en oración, Jesús hizo una llamada, que tocó el corazón de muchos.       ¡Alto! Hay que dar Vida a lo que está muriendo”

Pueblo de Dios, tu tierra

… y aquí llegamos. Y a tan sencillo lugar abandonado le llamamos “Tu Tierra”. El bautizo de Ciudad Joven nos hizo llegar hasta aquí, donde fuimos nuevamente sorprendidos: “El cristianismo está por estrenar”.

En una de las 36 Pascuas celebradas y vividas en “Tu Tierra”, la Vida nos convocó a hacer “Nuevo” lo bueno que habíamos entendido en el principio. Han sido muchos los momentos, espacios, cuestionamientos… en los que han intervenido e intervienen adultos, ancianos, jóvenes, niños… siempre sin llegar a entender lo que Dios nos decía,recordemos este canto/oración

En esta ocasión, la Vida nos ha llevado a convocar una Eucaristía en la que seguiremos preguntando, ¿Qué quieres, Señor?

10ª Eucaristía Itinerante, en Manises (Valencia)

Y esta vez nos trasladamos a Valencia, a la población de Manises.
Si estás cerquita, ¡esperamos encontrarte!18.30h Nos vemos en el Patronato (Calle Teruel 3, Manises)
20.30h Celebramos la eucaristía en la parroquia (Carrer de Sant Joan 30, Manises)
Luego cenamos todos juntos (traéte algo)

eucaristia-itinerante-manises

toni-vice-20170111_213906

Hoy le pedimos a Dios que escuchemos su Voz, y sepamos entender y responder según nos sigue llamando desde hace tanto tiempo.

¿Qué anunciamos, qué denuncia nuestra vida? ¿Cuánto tiempo oramos?

Miércoles de la primera semana del tiempo ordinario

Carta a los Hebreos 2,14-18.
Hermanos:
Ya que los hijos tienen una misma sangre y una misma carne, él también debía participar de esa condición, para reducir a la impotencia, mediante su muerte, a aquel que tenía el dominio de la muerte, es decir, al demonio, y liberar de este modo a todos los que vivían completamente esclavizados por el temor de la muerte.
Porque él no vino para socorrer a los ángeles, sino a los descendientes de Abraham. En consecuencia, debió hacerse semejante en todo a sus hermanos, para llegar a ser un Sumo Sacerdote misericordioso y fiel en el servicio de Dios, a fin de expiar los pecados del pueblo.
Y por haber experimentado personalmente la prueba y el sufrimiento, él puede ayudar a aquellos que están sometidos a la prueba.

Salmo 105(104),1-2.3-4.6-7.8-9.
¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre,
hagan conocer entre los pueblos sus proezas;
canten al Señor con instrumentos musicales,
pregonen todas sus maravillas!

¡Gloríense en su santo Nombre,
alégrense los que buscan al Señor!
¡Recurran al Señor y a su poder,
busquen constantemente su rostro!

Descendientes de Abraham, su servidor,
hijos de Jacob, su elegido:
el Señor es nuestro Dios,
en toda la tierra rigen sus decretos.

El se acuerda eternamente de su alianza,
de la palabra que dio por mil generaciones,
del pacto que selló con Abraham,
del juramento que hizo a Isaac.

Evangelio según San Marcos 1,29-39.
Jesús salió de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.             La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato. El se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos.
Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados, y la ciudad entera se reunió delante de la puerta.
Jesús curó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males, y expulsó a muchos demonios; pero a estos no los dejaba hablar, porque sabían quién era él. Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando.
Simón salió a buscarlo con sus compañeros,
y cuando lo encontraron, le dijeron: “Todos te andan buscando”.
El les respondió: “Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido”.
Y fue predicando en las sinagogas de toda la Galilea y expulsando demonios.
**********************************************************************************************************************

  • ¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre,
    hagan conocer entre los pueblos sus proezas;
    canten al Señor con instrumentos musicales,
    pregonen todas sus maravillas!
  • La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato. Jesús se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos.
  • Antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando.
  • https://www.youtube.com/watch?v=CgRdH9KvCao

ZYGMUNT BAUMAN

Hay expresiones que manifiestan la eternidad que vive en el corazón.
Zygmunt Bauman, en Burgos. En la entrevista habló del impacto de las redes sociales.
Con Zygmunt Bauman se apaga una de las voces más críticas con la sociedad contemporánea, individualista y despiadada, a la que definió como la “modernidad líquida”, aquella en la que ya nada es sólido. No es sólido el Estado-nación, ni la familia, ni el empleo, ni el compromiso con la comunidad. Y hoy “nuestros acuerdos son temporales, pasajeros, válidos solo hasta nuevo aviso”. Esa voz sonó lúcida hasta el fin de sus 91 años. Escribía uno, dos y hasta tres libros al año, en solitario o con otros pensadores, pronunciaba conferencias y respondía a los periodistas en entrevistas en las que había que elegir muy bien las preguntas porque las respuestas se extendían muchos minutos como en una sucesión de breves discursos. Esos sí, muy sólidos.

 TARDES DE PALABRA Y ORACIÓN: CONFIAR Y SER

COMUNIDAD TIERRA DE ENCUENTRO

“La palabra de Dios es viva porque Dios dijo, y todo fue creado” 
comunidadtierradeencuentro@gmail.com
Orad sin cesar.  Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (Ts. 5, 17-18).

Queridos amigos en la fe y la búsqueda del bien común,

En este nuevo “En el principio” que acabamos de estrenar, nos reuniremos nuevamente el próximo viernes 13 de enero para orar juntos ante la Palabra. Abrir juntos ese espacio que favorezca el encuentro en lo profundo, desde el silencio, con Quien nos habita y nos da la Vida. Descubrirlo en Su Palabra, y en la palabra de los que juntos nos sentimos llamados a ser testigos de su Reino.

Nos unimos en oración a todos los que igualmente oráis en tantos rincones de la tierra, de tantas formas y maneras diversas, en soledad o en comunidad, compartiendo la certeza de que la oración despierta en lo hondo de cada corazón la semilla de ese Reino de justicia y bondad, para vivirnos “coherentes a la vocación recibida”.

Este año oramos  a la luz de los profetas:

img-20170109-wa0006

II. EL DIOS DE LA VIDA ESTÁ EN NOSOTROS: VOCACIÓN Y MISIÓN

(4º encuentro) Permanece para siempre la palabra de nuestro Dios. Is 40,1-11

“CONSOLAD, CONSOLAD A MI PUEBLO”

“Confiar y permanecer en la pasión, en la lucha, en la esperanza, a veces nos es difícil ante nuestra propia realidad y ante tantas realidades de soledad, de separación, de pobreza, de violencia. Pero siempre hay caminos nuevos, siempre llega la experiencia de ser sostenidos y alentados más allá de nuestros cansancios, debilidades… Dios no se cansa de volver a intentarlo!! De esperarnos!!! El nos recrea constantemente, nos da un corazón nuevo y un espíritu nuevo, para reconocer que nada es imposible para el que cree y que El nos acompaña por siempre”.

Lugar: c/ Ocaña nº 171 Bajo 1

Metro: Eugenia de Montijo.

Comenzaremos a las 18:30 para acabar a las 20:30 entorno a la mesa

Necesitamos orar juntos todos por todos para que Su Voz y Su Bien llegue a todos los rincones de la tierra, para alcanzar el valor y la fuerza que hay en cada uno, para vivirnos “a imagen y semejanza” del Creador, y así hacer juntos realidad la  Nueva Humanidad.

INVITACIÓN AL ENCUENTRO INTERDIOCESANO POR LA COMUNIÓN.          Madrid 13,14 y 15 de Enero de 2017
Encuentro Interdiocesano (Galicia, Badajoz, Huelva, Valencia, Barcelona, Madrid) por la COMUNIÓN

“La unidad en la variedad y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo” (Newtón)

“Antes de programar iniciativas concretas, hace falta promover una Espiritualidad de la comunión” (NMI 45).  “Hacer de la Iglesia la “CASA Y LA ESCUELA DE LA COMUNIÓN” es el gran desafío que tenemos ante nosotros en el milenio que comienza…” (Juan Pablo II: NMI 43).

“Debemos pedir perdón, por el escándalo de la división”. “Cuando veo al Señor siervo, que sirve, me gusta pedirle que Él sea el siervo de la unidad, que nos ayude a caminar juntos”. Quiero pedir por “la gracia de la diversidad reconciliada en el Señor, es decir, en el Siervo de Yahveh de ese Dios que vino a nosotros para servir y no ser servidos”. (Homilia papa Francisco en la comunidad Luterana de Roma. 14 Noviembre 2015)

Los espacios de comunión  han de ser cultivados y ampliados día a día, a todos los niveles, en el entramado de la vida de cada Iglesia(NMI 45).“Tengamos la valentía de probar a tener la mirada de Cristo. Para ello cultivemos espacios en donde miremos cara a cara al Señor y nos dejemos mirar entrañablemente por Él para mirar a todos con el mismo Amor de Dios y nos pongamos a tiro de su gracia” (Carta Pastoral del cardenal de Madrid  D. Carlos Osoro: “Jesús, rostro de la Misericordia, camina y conversa con nosotros en Madrid” Octubre de 2015, nº 34 y 35).

Queridos amigos y hermanos.

Os escribo en nombre de esta pequeña “Historia de historias” y del pequeño grupo de hermanos madrileños que coordinamos el anhelo de fomentar el espíritu de Comunión en nuestra y nuestras Iglesias locales.

Fue  la Vida la que un día nos provocó con la propuesta de convocatoria de este posible Encuentro, en el que participáramos todos aquellos que vamos descubriendo con renovada sensibilidad y pasión, la reactivación del espíritu de Comunión en nuestras vidas y diócesis.

Y, fieles a ese espíritu, aquí estamos, convocándoos a dicho Encuentro, que se ha fijado para el viernes 13, sábado 14 y domingo 15 de enero de 2017.

Comenzaríamos a las 18:00 horas del viernes, en la casa de la Comunidad Tierra de Encuentro, uniéndonos, los que podamos llegar, a la oración vespertina de esta Comunidad.

La Casa Común está situada en Madrid, calle Ocaña 171, bajo 1. Entrando por la carretera de Extremadura, Nacional 5, salida de Campamento,. y GPS.

Saliendo de Madrid, por la misma carretera, buscar: salida Casa de Campo.

El Metro, línea 5, estación: Eugenia de Montijo.

El teléfono de la casa es 910112448.

Los que necesitéis alojamiento para dormir, poneros en contacto con Antonio, 626355701, para buscaros dicho alojamiento, en la medida de nuestras posibilidades.

Ahora os planteo rápidamente el Orden el día del Encuentro, en el que se aprecian los objetivos del mismo.

El sábado:

  1. A las 09:00 horas: Desayuno y oración.
  1. A las 10:00 horas:

Nos proponemos exprimir al máximo esta convocatoria, para que Él nos transmita los previos esenciales del Espíritu, para este fin de recrear la Comunión en la Iglesia.

A continuación un tiempo de silencio orante y de escucha del Espíritu.

  1. A las 12:00 horas: 

Nos preguntamos y damos respuesta a lo siguiente: ¿Cómo estamos viviendo cada uno de nosotros y nuestras comunidades de origen, este espíritu de Comunión en lo cotidiano de nuestro ser y actuar?

A continuación otro tiempo de silencio orante y escucha del Espíritu para cada uno de nosotros en continuidad con lo que hemos compartido.

  1. A las 14:00 horas: Comida con algún catering sencillo y solidario.
  1. A las 16:00 horas: 

Planteamos qué posibles escarceos o planteamientos se están dando en nuestras diócesis respectivas, si es que los hay, con relación a este espíritu de Comunión.

A continuación otro tiempo de silencio orante y escucha del Espíritu para cada uno de nosotros sobre la implicación en nuestras diócesis con este espíritu.

  1. A las 18:00 horas: 

Ver el modo en que podemos ayudarnos, a la hora de implicar de un modo activo a nuestros respectivos obispos, en uno de sus carismas propios y esenciales, como es la Comunión.

A continuación otro tiempo de silencio orante y escucha del Espíritu para cada uno de nosotros, sobre la relación con los obispos, con el fin de poderles prestar nuestra ayuda para progresar en el espíritu de Comunión.

  1. A las 20:00 horas: Tiempo para cenar, compartir, dialogar y alegrarse juntos.

Por último, os ofrecemos las posibilidades para la mañana del domingo:

A las 09:00 horas: Desayuno y Oración.

A las 10:00 horas: Momento para aterrizar y concretar, dejando al Espíritu.

A las 11:00 horas: Celebración de la Eucaristía y despedida.

Bueno, pues de esto se trata. Si sois tan amables, después de valorarlo, vais comunicando, aquí mismo, cómo lo veis, y las posibilidades de participación que tenéis cada uno.

Así vamos viendo la conveniencia del Encuentro. Expresaos con toda libertad, tanto las pegas como las bondades.

Es buen tiempo, para que reservéis unos días que procuraremos que sean lo más económicos y hermosos para todos.

Quedo a la espera de vuestras propuestas, preguntas o peticiones.

Un abrazo en nombre de este pequeño grupo Ubuntu madrileño. Feliz Año.

Antonio García Rubio. Párroco del Pilar, en Madrid.

Cuantro principios claves para una Nueva Conciencia de Comunión Trinitaria:

-EL TODO ES SUPERIOR A LA PARTE (EG, 235)

-EL TIEMPO ES SUPERIOR AL ESPACIO (EG, 222)

-LA UNIDAD PREVALECE AL CONFLICTO (EG, 228)

-LA PLURALIDAD ES SUPERIOR A LA DIVISIÓN Y LA UNIDAD A LA UNIFORMIDAD

20170109_191910

La cotidianeidad ha estar colmada de Vida

20170109_191956

Los signos externos nacidos del corazón habla de las necesidades que todos tenemos de expresarnos.


img-20170108-wa0000

En todos los rincones de la tierra, la mujer y el hombre se expresan y oran.

img-20170108-wa0011
lucia-amiga-20170108_223902

¿Qué quieres de nosotros, qué quieres de mi?

img-20161218-wa0036

Martes de la primera semana del tiempo ordinario

Carta a los Hebreos 2,5-12.
Hermanos: Dios no ha sometido a los ángeles el mundo venidero del que nosotros hablamos.
Acerca de esto, hay un testimonio que dice: “¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él, el ser humano para que te ocupes de él?
Por poco tiempo lo pusiste debajo de los ángeles y lo coronaste de gloria y esplendor.
Todo lo sometiste bajo sus pies”. Si Dios le ha sometido todas las cosas, nada ha quedado fuera de su dominio. De hecho, todavía no vemos que todo le está sometido.
Pero a aquel que fue puesto por poco tiempo debajo de los ángeles, a Jesús, ahora lo vemos coronado de gloria y esplendor, a causa de la muerte que padeció. Así, por la gracia de Dios, él experimentó la muerte en favor de todos.
Convenía, en efecto, que aquel por quien y para quien existen todas las cosas, a fin de llevar a la gloria a un gran número de hijos, perfeccionara, por medio del sufrimiento, al jefe que los conduciría a la salvación.
Porque el que santifica y los que son santificados, tienen todos un mismo origen. Por eso, él no se avergüenza de llamarlos hermanos,
cuando dice: “Yo anunciaré tu Nombre a mis hermanos, te alabaré en medio de la asamblea”.

Salmo 8,2a.5.6-7.8-9.
¡Señor, nuestro Dios,
¿Qué es el hombre para que pienses en él,
el ser humano para que lo cuides?
Lo hiciste poco inferior a los ángeles,

lo coronaste de gloria y esplendor;
le diste dominio sobre la obra de tus manos.
Todo lo pusiste bajo sus pies.
Todos los rebaños y ganados,

y hasta los animales salvajes;
las aves del cielo, los peces del mar
y cuanto surca los senderos de las aguas.

Evangelio según San Marcos 1,21b-28.
Jesús entró a Cafarnaún, y cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar.
Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas.
Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar:
“¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios”.
Pero Jesús lo increpó, diciendo: “Cállate y sal de este hombre”.
El espíritu impuro lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió de ese hombre.
Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: “¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!”.
Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.

*************************************************************************************************

Señor, Dios Nuestro, Señor Dios mío. Más allá de cualquier humilde excusa, deseo o abajamiento fuera de lugar, los últimos días vividos han sido de tanto impacto inesperado, en tantas secuencias diferentes y tan distintos matices, que de los muchos sentimientos vividos, cada vez que hemos rezado la oración que nos enseñaste cuando te dijimos “Enséñanos a orar”, la que nos ha inundado y acosado constantemente ha sido: “No nos dejes caer en tentación, líbranos del Mal”… tanto de creernos algo, como de no escuchar lo que quieres de nosotros, y dentro de ese nosotros, lo que quieres de mi. 

  • “¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él, el ser humano para que te ocupes de él? ¿Qué es el hombre para que pienses en él, el ser humano para que lo cuides?Todos estamos asombrados de Tu enseñanza, porque lo que Tú has hecho en nosotros, enseña como quien tiene autoridad y no como los escribas.
    ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad:

« ¡Este enseñar según y cómo lo hemos recibido de Ti, es nuevo! »

20161123_113840

Gracias, Señor.

20161102_173826

Sábado de tiempo de Navidad después de la Epifanía del Señor

Epístola I de San Juan 3,22-24.4,1-6.

Dios concederá todo cuanto le pidamos, si cumplimos y vivimos sus mandamientos, y hacemos lo que le agrada.
Su mandamiento es este: que creamos en su Hijo Jesucristo, y nos amemos los unos a los otros como Él nos amó.
El que cumple sus mandamientos permanece en Dios, por el Espíritu que nos ha dado.

Hoy, al cumplir 80 años manifiesto que sin el más mínimo conocimiento de todo lo que fui aprendiendo al sentirme llamado a buscar el Espíritu desde mi no saber nada de nada, debo y deseo decir a quienes me quieren, me recordáis y me felicitáis, que es el fruto de lo que entre todos me habéis hecho ver, escribir y predicar::

  1. La Creación brotó en medio de la tiniebla, en la que el Espíritu sobrenadó y venció.
  2. Guiados por el Espíritu, Dios puso el mundo en manos de los hombres.
  3. Al ser el Espíritu nuestro guía, Él nos revela lo que quiere de nosotros, sin plan por nuestra parte.
  4. La dispersión de quienes entregamos la vida a la Palabra es el resultado de no buscar al Espíritu, y como consecuencia, no dejarnos guiar por Él.

Agradezco a todos la vida que me habéis impulsado a intentar vivir en Su Nombre. Hoy pido perdón por todo lo que no entendí, por lo que me equivoqué al no comprender lo mucho que nos fue planteando la vida – de la Palabra de ayer y del mundo de hoy – y por la Fe que me faltó para vivirlo con vosotros Todos Juntos.

Con humildad, estoy convencido de que esta “Historia de historias” la ha querido Dios. Ahora os digo a todos que nuestro compromiso es de todos: vivir y predicar lo mucho que ya hemos visto, y continuar contemplando y construyendo lo infinito que nos plantea el futuro, que hemos de apreciar y ser el verdadero tesoro de nuestro corazón. Si lo hacemos, todo lo que necesitemos se nos dará por añadidura.

Vicente

Salmo 2,7-8.10-11.

Evangelio según San Mateo 4,12-17.23-25.

«Una luz se levanta sobre los que habitan en el país de las tinieblas y en sombras de muerte»

Regalo de Reyes del Papa: “Iconos de Misericordia”

El Papa regala libros

El Papa regala libros

(RV).- Después del rezo a la Madre de Dios, en la Solemnidad de la Epifanía, antes de su bendición, el Papa Francisco recordó que «el verdadero regalo es Jesús» y hablando de regalos presentó el suyo. Un librito de bolsillo que fue distribuido en su nombre por algunos menesterosos y refugiados, junto con voluntarios y religiosos, en la Plaza de San Pedro:

«Los Magos ofrecen a Jesús sus dones, pero en realidad el verdadero regalo es el mismo Jesús, el verdadero don de Dios: Él en efecto es el Dios que se dona a nosotros, en Él vemos el rostro misericordioso del Padre que nos espera, nos acoge, nos perdona siempre. El rostro de Dios que no nos trata nunca según nuestras obras o según nuestros pecados, sino únicamente según la inmensidad de su infinita misericordia.

Francisco: “La luz de Jesús sabe vencer a las tinieblas más oscuras”

 

imag1010

Gracias a Dios y a la Vida por tantos como miran fijos, confiados y con Esperanza al cielo de la Palabra, para construir Todos Juntos el Reino de Dios en la tierra de los hombres.