Sorprendido

Lecturas del Viernes de la 3ª semana de Cuaresma

Primera lectura

Lectura de la profecía de Oseas (14,2-10):

ESTO dice el Señor:
«Vuelve, Israel, al Señor tu Dios, porque tropezaste por tu falta. Tomad vuestras promesas con vosotros, y volved al Señor.
Decidle: “Tú quitas toda falta, acepta el pacto. Pagaremos con nuestra confesión:
Asiria no nos salvará, no volveremos a montar a caballo, y no llamaremos ya ‘nuestro Dios’ a la obra de nuestras manos. En ti el huérfano encuentra compasión”.
“Curaré su deslealtad, los amaré generosamente, porque mi ira se apartó de ellos.
Seré para Israel como el rocío, florecerá como el lirio, echará sus raíces como los cedros del Líbano.
Brotarán sus retoños y será su esplendor como el olivo, y su perfume como el del Líbano.
Regresarán los que habitaban a su sombra, revivirán como el trigo, florecerán como la viña, será su renombre como el del vino del Líbano.
Efraín, ¿qué tengo que ver con los ídolos? Yo soy quien le responde y lo vigila.
Yo soy como un abeto siempre verde, de mí procede tu fruto”.
¿Quién será sabio, para comprender estas cosas, inteligente, para conocerlas?
Porque los caminos del Señor son rectos: los justos los transitan, pero los traidores tropiezan en ellos».

Palabra de Dios

Salmo

Sal 80,6c-8a.8bc-9.10-11ab.14.17

R/. Yo soy el Señor, Dios tuyo: escucha mi voz

V/. Oigo un lenguaje desconocido:
«Retiré sus hombros de la carga,
y sus manos dejaron la espuerta.
Clamaste en la aflicción, y te libré. R/.

V/. Te respondí oculto entre los truenos,
te puse a prueba junto a la fuente de Meribá.
Escucha, pueblo mío, doy testimonio contra ti;
¡ojalá me escuchases, Israel! R/.

V/. No tendrás un dios extraño,
no adorarás un dios extranjero;
yo soy el Señor, Dios tuyo,
que te saqué del país de Egipto. R/.

V/. ¡Ojalá me escuchase mi pueblo
y caminase Israel por mi camino!
Los alimentaría con flor de harina,
los saciaría con miel silvestre». R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Marcos (12,28b-34):

EN aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:
«¿Qué mandamiento es el primero de todos?».
Respondió Jesús:
«El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos».
El escriba replicó:
«Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios».
Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:
«No estás lejos del reino de Dios».
Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

Palabra del Señor

Para hacer pensar, para rezar y saber si respondemos como el Señor quiere, para construir la Nueva Humanidad…

ORAD Y SED FIELES

Lecturas del Martes de la 5ª semana del Tiempo Ordinario

Martes, 12 de febrero de 2019

Primera lectura

Lectura del libro del Génesis (1,20–2,4a):

DIJO Dios:
«Bullan las aguas de seres vivientes, y vuelen los pájaros sobre la tierra frente al firmamento del cielo».
Dijo Dios:
«Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza; que domine los peces del mar, las aves del cielo, los ganados y los reptiles de la tierra».
Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y mujer los creó.
Dios los bendijo; y les dijo Dios:
«Sed fecundos y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven sobre la tierra».
Esta es la historia del cielo y de la tierra cuando fueron creados.

Palabra de Dios

Sal 8,4-5.6-7.8-9

R/. Señor, dueño nuestro,
¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!

V/. Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que has creado,
¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él,
el ser humano, para mirar por él? R/.

V/. Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad;
le diste el mando sobre las obras de tus manos.
Todo lo sometiste bajo sus pies. R/.

V/. Rebaños de ovejas y toros,
y hasta las bestias del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
que trazan sendas por el mar. R/.

Lectura del santo evangelio según san Marcos (7,1-13):

En aquel tiempo, se reunieron junto a Jesús los fariseos y algunos escribas venidos de Jerusalén; y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos.

Los fariseo y los escribas le preguntaron:
«Por qué no caminan tus discípulos según las tradiciones de los mayores y comen el pan con manos impuras?».
Él les contestó:
«Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito:
“Este pueblo me honra con los labios,
pero su corazón está lejos de mí.
El culto que me dan está vacío,
porque la doctrina que enseñan
son preceptos humanos”.
Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres».
Y añadió:
«Anuláis el mandamiento de Dios por mantener vuestra tradición. Moisés dijo: “Honra a tu padre y a tu madre” y “el que maldiga a su padre o a su madre es reo de muerte”. Pero vosotros decís: “Si uno le dice al padre o a la madre: los bienes con que podría ayudarte son ‘corbán’, es decir, ofrenda sagrada”, ya no le permitís hacer nada por su padre o por su madre; invalidando la palabra de Dios con esa tradición que os transmitís; y hacéis otras muchas cosas semejantes».

1. Vida de santidad

“Observan exactamente los mandamientos de Dios, viviendo santa y justamente, así como el Señor Dios les ha mandado; le rinden gracias cada mañana y cada tarde, por cada comida o bebida y todo otro bien… “. (ARISTIDES, Siglo II, La Apología)

¿Como lo hacían los primeros cristianos para perseverar? ¿Qué realidades se deba en ellos que les diese garantías de estar dando pasos en esa inmensa tarea de estar construyendo el Reino que Jesús vino a predicar y por Él dar la vida?

2. Humilde llamada que pide ayuda, a través de palabras pobres, humildes y dichas torpemente, que muestren lo que para muchos no tiene sentido porque se ve en ellas un signo distinto?

¿Quienes serán esas mujeres y hombres nuevos que dicen con sus vidas que puede ser verdad? ¿Hay alguien…?

En Espíritu y en Verdad

Cuando denunciamos problemas y cosas mal hechas ocurridas años atrás, ¿qué pretendemos, qué espíritu nos mueve, qué presencia misericordiosa nos habita?

Lecturas del Domingo 32º del Tiempo Ordinario – Ciclo C

Domingo, 10 de noviembre de 2019

Primera lectura

Lectura del segundo libro de los Macabeos (7,1-2.9-14):

En aquellos días, sucedió que arrestaron a siete hermanos con su madre. El rey los hizo azotar con látigos y nervios para forzarlos a comer carne de cerdo, prohibida por la ley. Uno de ellos habló en nombre de los demás:
«Qué pretendes sacar de nosotros? Estamos dispuestos a morir antes que quebrantar la ley de nuestros padres».

Palabra de Dios

Sal 16,1.5-6.8.15

R/. Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor.

V/. Señor, escucha mi apelación,
atiende a mis clamores,
presta oído a mi súplica,
que en mis labios no hay engaño. R/.

Segunda lectura

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (2,16–3,5):

Hermanos:
Que el mismo Señor nuestro, Jesucristo, y Dios, nuestro Padre, que nos ha amado y nos ha regalado un consuelo eterno y una esperanza dichosa, consuele vuestros corazones y os dé fuerza para toda clase de palabras y obras buenas. Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor siga avanzando y sea glorificada, como lo fue entre vosotros, y para que nos veamos libres de la gente perversa y malvada, porque la fe no es de todos.
El Señor, que es fiel, os dará fuerzas y os librará del Maligno.

En cuanto a vosotros, estamos seguros en el Señor de que ya cumplís y seguiréis cumpliendo todo lo que os hemos mandado.
Que el Señor dirija vuestros corazones hacia el amor de Dios y la paciencia en Cristo.
Palabra de Dios

Evangelio

0Guardar

Lectura del santo evangelio según san Lucas (20,27-38):

En aquel tiempo, se acercaron algunos saduceos, los que dicen que no hay resurrección, y preguntaron a Jesús:
«Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer pero sin hijos, que tome la mujer como esposa y de descendencia a su hermano . Pues bien, había siete hermanos; el primero se casó y murió sin hijos. El segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete, y murieron todos sin dejar hijos. Por último, también murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete la tuvieron como mujer».
Jesús les dijo:
«En este mundo los hombres se casan y las mujeres toman esposo, pero los que sean juzgados dignos de tomar parte en el mundo futuro y en la resurrección de entre los muertos
no se casarán ni ellas serán dadas en matrimonio. Pues ya no pueden morir, ya que son como ángeles; y son hijos de Dios, porque son hijos de la resurrección.
Y que los muertos resucitan, lo indicó el mismo Moisés en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor: “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos: porque para él todos están vivos».

Palabra del Señor

Doris Wagner y Rocío Figueroa, líderes del #MeToo de las monjas en la Iglesia católica

Cuatro de cada diez religiosas en el mundo han sufrido abusos sexuales a manos de curas y obispos

Teólogas Españolas: “Abusar de otro, una mujer, a través del ejercicio del poder, es inaceptable y antievangélico”

(Jesús Bastante).- Doris (Wagner) Reisinger es una joven alemana que, siendo religiosa, sufrió abusos por parte de varios sacerdotes. Hoy, junto con Rocío Figueroa, es una de las mujeres que están dando voz a religiosas y ex religiosas que denuncian la violencia ejercida por parte de curas y obispos. Una violencia que esta semana ha sido reconocida por el mismísimo Papa Francisco.

 

Querido amigo.

Miremos nuestras manos, a menudo vacías de amor, y tratemos de pensar hoy en un mundo gratuito que podamos ofrecer. El objetivo de este blog que trata de sintonizar contigo para que juntos nos sintamos ilusionados en la construcción de un mundo nuevo es el de comunicar el Evangelio de la Misericordia a todos los pueblos en sus diferentes culturas, idiomas y países. Compartirlo es gratuito, y al hacerlo estaremos ayudando – todos juntos – a llevar la Palabra de la Iglesia a personas de todo el mundo.

 

¿Por qué, con la insistencia que nos lo apremia nocomenzamos reuniones que manifiesten que en Verdad creemos en el Enmanuel, Dios en la tierra?

¿Cómo interpretamos hoy a Dios en lo que nos pide?

Lecturas del Domingo 27º del Tiempo Ordinario – Ciclo B

Primera lectura

Lectura del libro del Génesis (2,18-24):

El Señor Dios se dijo: «No está bien que el hombre esté solo; voy a hacerle alguien como él que le ayude.»
Entonces el Señor Dios modeló de arcilla todas las bestias del campo y todos los pájaros del cielo y se los presentó al hombre, para ver qué nombre les ponía. Y cada ser vivo llevaría el nombre que el hombre le pusiera. Así, el hombre puso nombre a todos los animales domésticos, a los pájaros del cielo y a las bestias del campo; pero no encontraba ninguno como él que lo ayudase. Entonces el Señor Dios dejó caer sobre el hombre un letargo, y el hombre se durmió. Le sacó una costilla y le cerró el sitio con carne. Y el Señor Dios trabajó la costilla que le había sacado al hombre, haciendo una mujer, y se la presentó al hombre.
El hombre dijo: «Ésta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Su nombre será Mujer, porque ha salido del hombre. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.»

Palabra de Dios

Salmo 127,1-2.3.4-5.6

R/.  Que el Señor nos bendiga todos los días de nuestra vida

Dichoso el que teme al Señor 
y sigue sus caminos. 
Comerás del fruto de tu trabajo, 
serás dichoso, te irá bien. R/.

Tu mujer, como parra fecunda,
en medio de tu casa;
tus hijos, como renuevos de olivo,
alrededor de tu mesa. R/.

Ésta es la bendición del hombre que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga desde Sión,
que veas la prosperidad de Jerusalén hasta pensar como como Dios
todos los días de tu vida. R/.

Que veas a los hijos de tus hijos. y los hijos de los hijos de tus hijos.
¡Mucha Paz a Israel y a toda la humanidadR/.

Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos (2,9-11):

Al que Dios había hecho un poco inferior a los ángeles, a Jesús, lo vemos ahora coronado de gloria y honor por su pasión y muerte. Así, por la gracia de Dios, ha padecido la muerte para bien de todos. Dios, para quien y por quien existe todo, juzgó conveniente, para llevar a una multitud de hijos a la gloria, perfeccionar y consagrar con sufrimientos al gula de su salvación. El santificador y los santificados proceden todos del mismo. Por eso no se avengüenza de llamarlos hermanos.

Palabra de Dios

Evangelio

Evangelio según san Marcos (10,2-16), del domingo, 7 de octubre de 2018

0Guardar

Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,2-16):

En aquel tiempo, se acercaron unos fariseos y le preguntaron a Jesús, para ponerlo a prueba: «¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?»
Él les replicó: «¿Qué os ha mandado Moisés?»
Contestaron: «Moisés Permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.»
Jesús les dijo: «Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios “los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne.” De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.»
En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo. Él les dijo: «Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.»
Le acercaban niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban. Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: «Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él.»
Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

¿Qué hemos de hacer y vivir para saber que respondemos fielmente?

¡Cómo pasa el tiempo!

 

Hoy se cumplen 49 años que Chito naviera a la vida … Año tras año, ha insistido en proclamar la Palabra con conciencia de no mentirla, desde su raíz

Lecturas del San Mateo, apóstol y evangelista

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (4,1-7.11-13):

Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo. A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo. Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores y maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.

Palabra de Dios

Salmo 18,2-3.4-5

R/. A toda la tierra alcanza su pregón

El cielo proclama la gloria de Dios,
el firmamento pregona la obra de sus manos:
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra. R/.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz,
a toda la tierra alcanza su pregón
y hasta los límites del orbe su lenguaje. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (9,9-13):

En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme.»
Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: «¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?»
Jesús lo oyó y dijo: «No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa “misericordia quiero y no sacrificios”: que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

Palabra del Señor

Inminente firma del acuerdo entre China y la Santa Sede para la designación común de obispos

El Papa, en todo caso, tendrá la última palabra, y un ‘derecho de veto’ de la terna presentado

(Hernán Reyes Alcaide, corresponsal en el Vaticano).- El Vaticano y la República Popular de China están a punto de firmar un acuerdo para la designación común de obispos, según ha podido saber RD de fuentes vaticanas, que han añadido que el anuncio podría darse “antes del regreso del Papa de los países bálticos”.

Fernando Chomali espera que la Iglesia expulse a Karadima como hizo con Precht.

(J. B./Agencias).- El arzobispo de Concepción, Fernando Chomali, pidió de nuevo perdón por los casos de abusos sexuales en Chile, y mostró su esperanza en que, tal y como ha ocurrido con Cristián Precht, la Iglesia expulse al pederasta Fernando Karadima..

Ella murió y nosotros no pudimos decirle lo mucho que nos ayudó a interpretar la Palabra. Toda la Naturaleza es un anhelo de servicio…

Ha enamorado a muchos, que no descubrieron que su fuerza está en su vivencia

¡Qué maravilla el impacto que produce en el interior de quienes lo advierten! La voz de Dios no duerme…

 

¿A qué dios sirve nuestro pueblo?

El pueblo respondió: «¡Está muy lejos de nosotros abandonar al Señor para servir a dioses extranjeros!

Lecturas del Domingo 21º del Tiempo Ordinario – Ciclo B

Primera lectura

Lectura del libro de Josué (24,1-2a.15-17.18b):

En aquellos días, Josué reunió a las tribus de Israel en Siquén. Convocó a los ancianos de Israel, a los cabezas de familia, jueces y alguaciles, y se presentaron ante el Señor. Josué habló al pueblo: «Si no os parece bien servir al Señor, escoged hoy a quién queréis servir: a los dioses que sirvieron vuestros antepasados al este del Éufrates o a los dioses de los amorreos en cuyo país habitáis; yo y mi casa serviremos al Señor.»
El pueblo respondió: «¡Lejos de nosotros abandonar al Señor para servir a dioses extranjeros! El Señor es nuestro Dios; él nos sacó a nosotros y a nuestros padres de la esclavitud de Egipto; él hizo a nuestra vista grandes signos, nos protegió en el camino que recorrimos y entre todos los pueblos por donde cruzamos. También nosotros serviremos al Señor: ¡es nuestro Dios!»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 33,2-3.16-17.18-19.20-21.22-23

R/. Gustad y ved qué bueno es el Señor.

Bendigo al Señor en todo momento,
su alabanza está siempre en mi boca;
mi alma se gloría en el Señor:
que los humildes lo escuchen y se alegren. R/.

Los ojos del Señor miran a los justos,
sus oídos escuchan sus gritos;
pero el Señor se enfrenta con los malhechores,
para borrar de la tierra su memoria. R/.

Cuando uno grita, el Señor lo escucha
y lo libra fe sus angustias;
el Señor está cerca de los atribulados,
salva a los abatidos. R/.

Aunque el justo sufra muchos males,
de todos lo libra el Señor;
él cuida de todos sus huesos,
y ni uno solo se quebrará. R/.

La maldad da muerte al malvado,
y los que odian al justo serán castigados.
El Señor redime a sus siervos,
no será castigado quien se acoge a él. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (5,21-32):

Sed sumisos unos a otros con respeto cristiano. Las mujeres, que se sometan a sus maridos como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia; él, que es el salvador del cuerpo. Pues como la Iglesia se somete a Cristo, así también las mujeres a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres corno Cristo amó a su Iglesia. Él se entregó a sí mismo por ella, para consagrarla, purificándola con el baño del agua y la palabra, y para colocarla ante sí gloriosa, la Iglesia, sin mancha ni arruga ni nada semejante, sino santa e inmaculada. Así deben también los maridos amar a sus mujeres, como cuerpos suyos que son. Amar a su mujer es amarse a sí mismo. Pues nadie jamás ha odiado su propia carne, sino que le da alimento y calor, como Cristo hace con la Iglesia, porque somos miembros de su cuerpo. «Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.» Es éste un gran misterio: y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.

Palabra de Dios

Evangelio

Evangelio según san Juan (6,60-69), del domingo, 26 de agosto de 2018

0Guardar

Lectura del santo evangelio según san Juan (6,60-69):

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oírlo, dijeron: «Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?»
Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: «¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen.»
Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: «Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.» Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él.
Entonces Jesús les dijo a los Doce: «¿También vosotros queréis marcharos?»
Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.»

______________________________________________________________________

 

“Muchos discípulos de Jesús dijeron: «Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?»

¿Quién, en su experiencia de seguimiento a Jesús, no sintió y pensó en voz alta la dificultad de vivir en el mundo sin pertenecer a él y sus cosas, de ser signo distinto visible que hablase de vidas al Aire de otros aires que acaban despersonalizando la respuesta a los talentos, dones y responsabilidades que Dios puso en el vientre de nuestras madres cuando quiso que naciésemos a esta tierra para construir en ella la Justicia Divina?

 

FRANCISCO HABLA, SUEÑA, PROTEGE, RESPONSABILIZA A LA FAMILIA CON DELICADEZA Y SIN DESCANSO…

Encuentro Mundial de las Familias

El Papa a las Familias: “El amor de Cristo es lo que hace posible el matrimonio”

Discurso a las Familias en el Estadio Croke

Encuentro Mundial de las Familias

Dublín: El Papa insiste en proteger a los menores y a los ‘no nacidos’

Discurso al Primer Ministro y a las autoridades civiles

 

 

Encuentro Mundial de las Familias

El Papa Francisco llega por primera vez a Irlanda

Para participar en el Encuentro Mundial de las Familias

Encuentro Mundial de las Familias

El Papa a los matrimonios: “La revolución de amor comienza en vuestras familias”

Discurso en la Procatedral de Dublín

Encuentro Mundial de las Familias

Irlanda: El Papa se reúne con 8 víctimas de abusos sexuales

Clericales, religiosos e institucionales

Encuentro Mundial de las Familias

Vuelo papal a Irlanda: “Me gusta estar con las familias”

Palabras de Francisco a los periodistas

Encuentro Mundial de las Familias

Dublín: Francisco visita un Centro para familias sin techo

Gestionado por los Padres Capuchinos

 

Testimonios de la Fe

Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, 26 de agosto

Patrona de la ancianidad

La disfunción, la desconexión y elitismo eclesiales, entre los retos que esperan a Francisco

Farrell confía en que el Papa traerá a Irlanda una imagen “más abierta y comprensiva” de la Iglesia

“Es hora de que la Iglesia vuelva a hacer oír su voz”, afirma el cardenal, de nacimiento irlandés

(RD/AP).- Cuando el Papa Juan Pablo II visitó Irlanda en 1979, la Iglesia católica era tan poderosa que varios temas -como la homosexualidad, el divorcio, el aborto y la anticoncepción- eran casi innombrables, ni qué hablar de aceptables. Los obispos católicos habían asesorado a los redactores de la constitución irlandesa y aún llevaban la batuta. Ahora, en vísperas de la visita del Papa Francisco, esa influencia se ha desvanecido.

Palabra del Señor

 

¿Qué Familia Universal está en el corazón y las mentes de países que cuya razón la encuentran en estar armados hasta sus últimos extremos para luchar y defenderse contra aquellos que ponen en peligro sus egoísmos y afanes de grandeza?

Para hacer pensar

En un entorno comprometido y convencido de trabajar por un mundo mejor, se  presentó un tema de naturaleza espiritual y ética trascendentes.

Tras escuchar el planteamiento expuesto, alguien exclamó: “Solo un ingenuo puede pensar o intentar arreglar el mundo, según se ha planteado”,  a cuyas palabras el ponente contestó: “Sí, pero hay que intentarlo”.

Contra viento y marea, pero con deseos de mantener infinita confianza en aquello que se nos ha confiado, seguimos navegando. No lo lograremos si no perseveramos, a solas y en comunidad.

“Aunque a veces os sintáis como ovejas entre lobos, perseverad”. Mt 10, 16.

  
No podemos negar en ningún caso ni circunstancia, que esta “Historia de historias” ha tratado de buscar, respetar y responder fielmente a los valores de “insinuaciones esenciales” que, desde sus comienzos, pidieron Servir con gozo en Libertad evangélica en favor de la Comunión Trinitaria, a sabiendas de que muchas de las veces no solo se mostraban distintas sino contrarias.
En los últimos tiempos surgen cada vez con mayor inquietud situaciones íntimas que anhelan ser grupales, que nacen con hambre y sed de catacumbas a todo lo que muestre sintonizar con las raíces genuinas por confiar en Aquel de quien, sin saberlo, partía, por encima de quienes tuviesen mayores razones de credibilidad.