Hacedlo como YO lo he hecho, 1 Jn 2, 6

La mies es mucha y los obreros pocos y poco convencidos.

Fiesta de la Visitación de la Virgen María

Libro del Exodo 24,3-8. 

Salmo 116(115),12-13.15.16bc.17-18. 

Carta a los Hebreos 9,11-15. 

Evangelio según San Marcos 14,12-16.22-26. 
______________________________________________________________________

Palabra de Dios regalada por la Iglesia, escritos recibidos de distintos tiempos y lugares, imágenes de quienes se sintieron e e inicio inconsciente de esta larga, densa y permanente secuencia a la que denominamos “Historias de una única historia”…todo ello para atestiguar la manera insólita e increíble de Dios de mostrarnos Su Sueño en Apocalipsis 21:

  • “Estamos decididos a poner en práctica todas las palabras que ha dicho el Señor”.
  • ¿Con qué pagaré al Señor
    todo el bien que me hizo?
    Alzaré la copa de la salvación
    e invocaré el nombre del Señor.
  • Por obra del Espíritu eterno se ofreció sin mancha a Dios, purificará nuestra conciencia de las obras que llevan a la muerte, para permitirnos tributar culto al Dios viviente!
    Por eso, Cristo es mediador de una Nueva Alianza entre Dios y los hombres, a fin de que, habiendo muerto para redención de los pecados cometidos en la primera Alianza, los que son llamados reciban la herencia eterna que ha sido prometida.
  • Mientras comían, Jesús tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: “Tomen, esto es mi Cuerpo”. 
    Después tomó una copa, dio gracias y se la entregó, y todos bebieron de ella.
    Y les dijo: “Esta es mi Sangre, la Sangre de la Alianza, que se derrama por muchos.
    Les aseguro que no beberé más del fruto de la vid hasta el día en que beba el vino nuevo en el Reino de Dios”.

La mies es mucha y los obreros pocos y poco convencidos.

  • Cuando el Espíritu Santo está presente, siempre sucede algo; cuando Él sopla nunca hay bonanza. (Tweet del Papa Francisco, 30 mayo 2018)
  • Para seguir a Jesús, es fundamental tener una experiencia de Dios… Y le daba vueltas buscando cuándo exactamente se produjo esa experiencia que hizo que la costumbre se volviera voluntad… y no soy capaz de encontrar un momento concreto. Creo que, como ya se ha dicho un montón de veces en esta plaza, hemos tenido una sueeerrrrte tremenda. Nos hemos topado con una forma de ver la fe que en aquel momento rompía moldes, nos acercaba a Dios a la mano y entraba de lleno en nuestras vidas con una naturalidad pasmosa libre de cualquier adorno que nos pudiera oler a “rancio” y que seguramente hubiera dificultado ese encuentro. Y luego quisimos más. Y seguimos queriendo más.
  • Gracias Centinelas, testigos y amanuenses obedientes al susurro del dictado de Dios en todo y en todos. ¡Que jodido es intentar vivir todo como providencia de Dios! aunque todos os sintáis un “indigno y humilde” ejemplo de ese intento. No os toméis esto como una alabanza… sino como una realidad imperfecta que se da en vosotros como todo lo de Dios.
  • “El Padre engendra a su Hijo en la eternidad, igual a sí mismo, pero todavía digo algo más, que Él lo ha engendrado en mi alma. El padre engendra a su Hijo en el alma, de la misma manera, que en Él la engendra en la eternidad y no de otra manera. Pero todavía digo algo más, me engendra en tanto que hijo suyo y siendo el mismo hijo. Y todavía digo algo más, no solo me engendra en tanto que su hijo, sino que me engendra en tanto que Él mismo y Él se engendra en cuanto a mí y a mí en cuanto a su ser y naturaleza.” (Maestro Eckhart)  
  • Queridos amigos en la fe y la búsqueda del bien común,

Hace unos meses comenzábamos, invitados por el Espíritu, este itinerario de oración al que llamamos:

  • “Creados a imagen y semejanza…
  • Creados a su imagen
  • Artesanos de la semejanza”
  1. Creados a imagen y semejanza. Génesis 1, 26-31: Jeremías 31,33
  2. Jesús: la imagen y semejanza de Dios. Juan 1, 1-14
  3. Querer ser como dioses es alejarnos de la imagen. Génesis 2, 16-17; Génesis 3,6
  4. El mal y sus dos manifestaciones: el sufrimiento y el pecado. Lucas 15,11-32
  5. Caminar para crecer en semejanza 1: desarrollar nuestras capacidades . Mateo 25, 14-30
  6. Caminar para crecer en semejanza 2: despedirse de lo viejo y caduco, acoger lo nuevo. Marcos 2, 18-22
  7. Caminar para crecer en semejanza 3: servir a la Vida, aquí y ahora, abrir la puerta a la vida en el Espíritu. Deuteronomio 30, 15-20 ; Apocalipsis 3,20.

Durante este curso nos hemos abierto a recibir, a través de la Palabra y la oración en comunidad del silencio y el compartir, cómo “recrear juntos la semejanza” que nos hace constructores, junto a todos, del Reino de Dios y su Justicia.

“La imagen de Dios está grabada en lo más profundo del ser humano, de todo ser humano, lo nombre como lo nombre. No puede ser destruida.

Crecer en la semejanza de esa imagen en el ser de cada persona y más allá, depende de nuestra opción por la vida, por una buena y verdadera vida, por una vida fiel. Es elegir la vida en bloque, de forma clara, total y definitiva, al estilo de Jesús”

Esta certeza que se nos da de fondo nos hizo elegir este camino que hemos compartido con todos vosotros.

Gracias a cada uno por hacer posible cada encuentro, por compartir la oración y la vida y dejarnos transformar juntos por la acción de Su Palabra en lo profundo del corazón.

El próximo VIERNES 1 DE JUNIO,  mañana a las 18:30, todos estáis invitados a compartir el último encuentro de oración de este curso:  

La fuente de la semejanza: Juan 14, 1-14

«Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí.”

“Creedme: Yo estoy en el Padre y el Padre está en Mí. Al menos, creedlo por las obras. En verdad, en verdad os digo: el que crea en Mí, hará él también las obras que Yo hago, y las hará mayores aún, porque Yo voy al Padre.”

Acabaremos compartiendo la mesa y la vida sobre las 21:00

Lugar del encuentro: COMUNIDAD TIERRA DE ENCUENTRO 

NUESTRA CASA COMÚN: MAMBRÉ

C/ OCAÑA Nº 171, Bajo 1 (Madrid)

Metro: EUGENIA DE MONTIJO

Como siempre, nos unimos a todos los que igualmente oráis en tantos rincones de la tierra, de tantas formas y maneras diversas, en soledad o en comunidad, compartiendo la certeza de que la oración despierta en lo hondo de cada corazón la llamada a recrear el Reino de justicia y bondad que está entre nosotros, y de vivirnos “coherentes a la vocación recibida”.

Un abrazo en el Padre que está en todo y en todos, y nos hace parte inseparable de esta Nueva Humanidad:

Contactos:

Carmen Lope (91 472 86 19 – 654255298)

Patricia Miragaya (91 718 69 65 – 670294558)

Mabel Sánchez (91 711 98 03 – 620276721)

  • En nombre, y enviados por toda la Iglesia, todos juntos y con lo mejor de todos:

 

 

 

 

 

 

Ámense constantemente con un corazón puro.

De las aguas que manan de ti, beben todos aquellos que sueñan con el Cielo Nuevo y la Tierra Nueva

Miércoles de la octava semana del tiempo ordinario

Epístola I de San Pedro 1,18-25. 
Ustedes saben que fueron rescatados de la vana conducta heredada de sus padres, no con bienes corruptibles, como el oro y la plata,sino con la sangre preciosa de Cristo, el Cordero sin mancha y sin defecto, predestinado antes de la creación del mundo y manifestado en los últimos tiempos para bien de ustedes.
Por él, ustedes creen en Dios, que lo ha resucitado y lo ha glorificado, de manera que la fe y la esperanza de ustedes estén puestas en Dios.
Por su obediencia a la verdad, ustedes se han purificado para amarse sinceramente como hermanos. Amense constantemente los unos a los otros con un corazón puro,
como quienes han sido engendrados de nuevo, no por un germen corruptible, sino incorruptible: la Palabra de Dios, viva y eterna.
Porque toda carne es como hierba y toda su gloria como flor del campo: la hierba se seca y su flor se marchita, pero la Palabra del Señor permanece para siempre. Esta es la Palabra que les ha sido anunciada, la Buena Noticia.

Salmo 147,12-13.14-15.19-20. 
¡Glorifica al Señor, Jerusalén,
alaba a tu Dios, Sión!
El reforzó los cerrojos de tus puertas
y bendijo a tus hijos dentro de ti.

El asegura la paz en tus fronteras
y te sacia con lo mejor del trigo.
Envía su mensaje a la tierra,
su palabra corre velozmente;

Revela su palabra a Jacob,
sus preceptos y mandatos a Israel:
a ningún otro pueblo trató así
ni le dio a conocer sus mandamientos.

Evangelio según San Marcos 10,32-45. 
Mientras iban de camino para subir a Jerusalén, Jesús se adelantaba a sus discípulos; ellos estaban asombrados y los que lo seguían tenían miedo. Entonces reunió nuevamente a los Doce y comenzó a decirles lo que le iba a suceder:
“Ahora subimos a Jerusalén; allí el Hijo del hombre será entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos:
ellos se burlarán de él, lo escupirán, lo azotarán y lo matarán. Y tres días después, resucitará”.
Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesús y le dijeron: “Maestro, queremos que nos concedas lo que te vamos a pedir”.
El les respondió: “¿Qué quieren que haga por ustedes?”.
Ellos le dijeron: “Concédenos sentarnos uno a tu derecha y el otro a tu izquierda, cuando estés en tu gloria”.
Jesús les dijo: “No saben lo que piden. ¿Pueden beber el cáliz que yo beberé y recibir el bautismo que yo recibiré?”.
“Podemos”, le respondieron. Entonces Jesús agregó: “Ustedes beberán el cáliz que yo beberé y recibirán el mismo bautismo que yo.
En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes han sido destinados”.
Los otros diez, que habían oído a Santiago y a Juan, se indignaron contra ellos.
Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que aquellos a quienes se considera gobernantes, dominan a las naciones como si fueran sus dueños, y los poderosos les hacen sentir su autoridad.
Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes;
y el que quiera ser el primero, que se haga servidor de todos.
Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.
______________________________________________________________________

 

  • Por Él, ustedes creen en Dios, que lo ha resucitado y lo ha glorificado, de manera que la fe y la esperanza de ustedes estén puestas en Dios.
    Por su obediencia a la verdad, ustedes se han purificado para amarse sinceramente como hermanos. Ámense constantemente los unos a los otros con un corazón puro, como quienes han sido engendrados de nuevo, no por un germen corruptible, sino incorruptible: la Palabra de Dios, viva y eterna.
  • ¡Glorifica al Señor, Jerusalén,
    alaba a tu Dios, Sión!
    El reforzó los cerrojos de tus puertas
    y bendijo a tus hijos dentro de ti. 
  • “No saben lo que piden. ¿Pueden beber el cáliz que yo beberé y recibir el bautismo que yo recibiré?”. Porque el mismo Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”.

¿Qué es lo que permanece, qué tiene valor en la vida, cuáles son las riquezas que no desaparecen? Sin duda, dos: El Señor y el prójimo. (Tweet del Papa, 28 mayo 2018)

 

Sobre la vida que damos, ¿qué color deja huella en quienes nos ven?

Nuestro interior está preparado para buscar y ofrecer torrentes de agua viva que llegue a toda la humanidad,

¿Qué hacemos con tanta Vida como tenemos dentro de nosotros?

El amor joven que nos inunda, ¿cómo lo cuidamos, adonde lo hacemos llegar, quienes se sienten inundados por lo que el Amor de Dios quiere llegar a todos, alimentado con la fuerza que ÉL ha puesto en nuestro interior?

De las aguas que manan de ti, beben todos aquellos que sueñan con el Cielo Nuevo y la Tierra Nueva


 

 

 

 

Tres personas, un solo Dios

Los más pobres son los que no conocen a Dios

¿Qué pueblo oyó la voz de Dios que hablaba desde el fuego de la Palabra, como la oíste tú, y pudo sobrevivir?

Solemnidad de la Santísima Trinidad

Deuteronomio 4,32-34.39-40. 

Salmo 33(32),4-5.6.9.18-19.20.22. 

Carta de San Pablo a los Romanos 8,14-17. 

Evangelio según San Mateo 28,16-20. 

_________________________________________________________________________

HOY, sin saber nada, y sin que nadie pudiese imaginar tener la sabiduría de Salomón, por muy sabio que se pudiese creer, la Palabra que la Biblia nos regala, habla así a esta “Historia de historias”, cimentada sobre roca:

 

  • Pregúntale al tiempo pasado, a los días que te han precedido desde que el Señor creó al hombre sobre la tierra, si de un extremo al otro del cielo sucedió alguna vez algo tan admirable o se oyó una cosa semejante como a vosotros.
    ¿Qué pueblo oyó la voz de Dios que hablaba desde el fuego de la Palabra, como la oíste tú, y pudo sobrevivir?.
    ¿O qué dios intentó venir a tomar para sí una nación de en medio de otra, con milagros, signos y prodigios, combatiendo con mano poderosa y brazo fuerte, y realizando tremendas hazañas, como el Señor, tu Dios, lo hizo por ustedes en Egipto, delante de tus mismos ojos?.
    Reconoce hoy y medita en tu corazón que el Señor es Dios – allá arriba, en el cielo y aquí abajo, en la tierra – y no hay otro.
    – Observa los preceptos y los mandamientos que hoy te prescribo. Así serás feliz, tú y tus hijos después de ti, y vivirás mucho tiempo en la tierra que el Señor, tu Dios, te da para siempre.
  • La palabra del Señor es recta y Él obra siempre con lealtad; Él ama la justicia y el derecho, y la tierra está llena de Su Amor. Nuestra alma espera en el Señor; Él es nuestra ayuda y nuestro escudo.

  • Todos los que son conducidos por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.
    Y ustedes no han recibido un espíritu de esclavos para volver a caer en el temor, sino el espíritu de hijos adoptivos, que nos hace llamar a Dios ¡Abba!, es decir, ¡Padre!
    El mismo Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios.
    Y si somos hijos, también somos herederos, herederos de Dios y coherederos de Cristo, porque sufrimos con él para ser glorificados con él.
  • Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado.
    Algunos todavía dudaron. Acercándose, Jesús les dijo: “Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra.
    Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que Yo les he mandado. Y Yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”.
    _______________________________________________________________________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mis hijos, ¿viajan, estudian en Siria?

Sábado de la séptima semana del tiempo ordinario

Epístola de Santiago 5,13-20. 
Hermanos:
Si alguien está afligido, que ore. Si está alegre, que cante salmos.
Si está enfermo, que llame a los presbíteros de la Iglesia, para que oren por él y lo unjan con óleo en el nombre del Señor.
La oración que nace de la fe salvará al enfermo, el Señor lo aliviará, y si tuviera pecados, le serán perdonados.
Confiesen mutuamente sus pecados y oren los unos por los otros, para ser curados. La oración perseverante del justo es poderosa.
Elías era un hombre como nosotros, y sin embargo, cuando oró con insistencia para que no lloviera, no llovió sobre la tierra durante tres años y seis meses.
Después volvió a orar; entonces el cielo dio la lluvia, y la tierra produjo frutos.
Hermanos míos, si uno de ustedes se desvía de la verdad y otro lo hace volver,
sepan que el que hace volver a un pecador de su mal camino salvará su vida de la muerte y obtendrá el perdón de numerosos pecados.

Salmo 141(140),1-2.3.8. 
Yo te invoco, Señor, ven pronto en mi ayuda:
escucha mi voz cuando te llamo;
que mi oración suba hasta ti como el incienso,
y mis manos en alto, como la ofrenda de la tarde.

Coloca, Señor, un guardián en mi boca
y un centinela a la puerta de mis labios;
Pero mis ojos, Señor, están fijos en ti:
en ti confío, no me dejes indefenso.

Evangelio según San Marcos 10,13-16. 
Le trajeron entonces a unos niños para que los tocara, pero los discípulos los reprendieron.
Al ver esto, Jesús se enojó y les dijo: “Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos.
Les aseguro que el que no recibe el Reino de Dios como un niño, no entrará en él”.
Después los abrazó y los bendijo, imponiéndoles las manos.
______________________________________________________________________

PIDAMOS AL SEÑOR QUE NUESTRAS ORACIONES DE ESTE FIN DE SEMANA SEAN COINCIDENTES CON LAS LECTURAS QUE HOY NOS REGALA LA IGLESIA

  • Si alguien está afligido, que ore. Si está alegre, que cante salmos.
  • Yo te invoco, Señor, ven pronto en mi ayuda:
    escucha mi voz cuando te llamo;
    que mi oración suba hasta ti como el incienso,
    y mis manos en alto, como la ofrenda de la tarde.
  • Le trajeron entonces a unos niños para que los tocara, pero los discípulos los reprendieron.
    Al ver esto, Jesús se enojó y les dijo: “Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos.

    “No os desparraméis. Subíos todos a un mismo barco, siendo todos fieles a vuestros talentos”. Mt 4, 18-20

    Acoged el Reino de Dios como un niño

En medio de tanta noticia que nos rompe el corazón, más a pequeños que a grandes, ha irrumpido en el medio social una figura con imágenes atractivas a mayores y niños:”El Rey de los mindundis”.

DIOS CON NOSOTROS

Carlos Osoro ha presentado en Madrid el libro de Francisco DIOS CON NOSOTROS,

 

 

 

 

 

A tí, ¿Qué profecía crees que hoy necesita nuestro mundo?

Viernes de la séptima semana del tiempo ordinario

Epístola de Santiago 5,9-12.
Hermanos, no se quejen los unos de los otros, para no ser condenados. Miren que el Juez ya está a la puerta.
Tomen como ejemplo de fortaleza y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.
Porque nosotros llamamos felices a los que sufrieron con paciencia. Ustedes oyeron hablar de la paciencia de Job, y saben lo que hizo el Señor con él, porque el Señor es compasivo y misericordioso.
Pero ante todo, hermanos, no juren ni por el cielo, ni por la tierra, ni de ninguna manera: que cuando digan “sí”, sea sí; y cuando digan “no”, sea no, para no ser condenados.

Salmo 103(102),1-2.3-4.8-9.11-12.
Bendice al Señor, alma mía,
que todo mi ser bendiga a su santo Nombre;
bendice al Señor, alma mía,
y nunca olvides sus beneficios.

El perdona todas tus culpas
y cura todas tus dolencias;
rescata tu vida del sepulcro,
te corona de amor y de ternura.

El Señor es bondadoso y compasivo,
lento para enojarse y de gran misericordia;
No acusa de manera inapelable
ni guarda rencor eternamente;

Cuanto se alza el cielo sobre la tierra,
así de inmenso es su amor por los que lo temen;
cuanto dista el oriente del occidente,
así aparta de nosotros nuestros pecados.

Evangelio según San Marcos 10,1-12.
Jesús fue a la región de Judea y al otro lado del Jordán. Se reunió nuevamente la multitud alrededor de él y, como de costumbre, les estuvo enseñando una vez más.
Se acercaron algunos fariseos y, para ponerlo a prueba, le plantearon esta cuestión: “¿Es lícito al hombre divorciarse de su mujer?”.
El les respondió: “¿Qué es lo que Moisés les ha ordenado?”.
Ellos dijeron: “Moisés permitió redactar una declaración de divorcio y separarse de ella”.
Entonces Jesús les respondió: “Si Moisés les dio esta prescripción fue debido a la dureza del corazón de ustedes.
Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo varón y mujer.
Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre,
y los dos no serán sino una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne.
Que el hombre no separe lo que Dios ha unido”.
Cuando regresaron a la casa, los discípulos le volvieron a preguntar sobre esto.
El les dijo: “El que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra aquella;
y si una mujer se divorcia de su marido y se casa con otro, también comete adulterio”.

______________________________________________________________________

Confidencialmente, a cada ser que se siente atónito e impotente por responder al mundo que estamos haciendo, y en su corazón escucha el grito del Espíritu y la Verdad

¡ALTO!, hay que dar Vida a l que muere.

¿Qué profecía crees que necesita nuestro mundo de hoy? Estos textos nos ha regalado hoy la Iglesia. A ellos unimos lo que de profecía tienen el contenido de lo descubierto durante tantos años:

Una Profecía Conjunta y Misericordiosa

  • Tomen como ejemplo de fortaleza y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.
    Porque nosotros llamamos felices a los que sufrieron con paciencia.
  • Ante todo, hermanos, no juren ni por el cielo, ni por la tierra, ni de ninguna manera: que cuando digan “sí”, sea sí; y cuando digan “no”, sea no.
  • Bendice al Señor, alma mía,
    que todo mi ser bendiga a su santo Nombre;
  • Cuanto se alza el cielo sobre la tierra,
    así de inmenso es su amor.
  • Jesús fue a la región de Judea y al otro lado del Jordán. Se reunió nuevamente la multitud alrededor de Él y, como de costumbre, les estuvo enseñando una vez más.
  • Que el hombre no separe lo que Dios ha unido”.
“Desde el principio de la Creación, ya Dios nos lo dijo: “Todo lo he hecho bien y lo he puesto en vuestras manos. Ahora ¡Creced y multiplicáos!”

Noticias, escritos e imágenes recibidos. ¿Qué nos dicen a nuestra mente y corazón?

La Fundación Pablo VI y la ACdP recuerdan al cardenal y periodista a los
50 años de su muerte

¿Qué queda de Ángel Herrera Oria en la Iglesia española de hoy?

Ginés García Beltrán: “Estamos en una sociedad bastante ausente de líderes, y de líderes cristianos”

(Jesús Bastante).- ¿Quién fue Ángel Herrera Oria? ¿Qué significó para la Iglesia del siglo pasado? ¿Qué queda de su legado? ¿Qué podemos rescatar mirando hacia el futuro? Cincuenta años después de su muerte, la figura del periodista-cardenal, uno de los padres de la Doctrina Social de la Iglesia en la España del siglo XX, sigue siendo una gran desconocida, que sería necesario recuperar

��Josephine Latu/AI
Uno de los pilares fundamentales para poder defender los derechos humanos es ser independientes.

Una de las cosas de las que nos sentimos más orgullosos es que somos una organización que se sostiene gracias a personas como túSi recibiéramos subvenciones, no nos sentiríamos libres para llevar a cabo todo nuestro trabajo de investigación y denuncia. Solo así podemos preservar nuestra imparcialidad y libertad de acción.

El único compromiso que tenemos es luchar por los derechos humanos. Te necesitamos a ti. Porque luchar contra las injusticias que nos rodean requiere mucha fuerza, y tú puedes ayudarnos a lograrlo.

Confía en nuestro trabajo.

Amnistía Internacional

 

Hemos recibido este escrito de Francesco Sinibaldi,

Con un prominente sentimiento en la llamarada de mi corazón, percibo en un instante la respiración del viento del norte y la agotada apariencia de un sol fugitivo: allí, en el destello, mientras un propósito inocente me cuenta la historia de una emoción nueva … Francesco Sinibaldi

 

 

 

 

 

BUSCADORES DE LIBERTAD

Han pasado 50 años de su muerte. Martin Luther King, en su lucha por la libertad y por todos los derechos del ser humano total, tuvo un sueño, que lo pronunció con el convencimiento de contribuir a cambiar la mentalidad racista y xenófoba que estaba viviendo el mundo de su tiempo. Su profundo convencimiento le costó la vida.

Ante tantas diferencias de mentalidades que vive y sufre hoy toda la humanidad, ¿qué estamos haciendo quienes asistimos a la inmensa realidad de situaciones a la que estamos asistiendo, soñando que algún día todos seremos UNO?

Jueves de la séptima semana del tiempo ordinario

Epístola de Santiago 5,1-6. 
Ustedes, los ricos, lloren y giman por las desgracias que les van a sobrevenir.
Porque sus riquezas se han echado a perder y sus vestidos están roídos por la polilla.
Su oro y su plata se han herrumbrado, y esa herrumbre dará testimonio contra ustedes y devorará sus cuerpos como un fuego. ¡Ustedes han amontonado riquezas, ahora que es el tiempo final!
Sepan que el salario que han retenido a los que trabajaron en sus campos está clamando, y el clamor de los cosechadores ha llegado a los oídos del Señor del universo.
Ustedes llevaron en este mundo una vida de lujo y de placer, y se han cebado a sí mismos para el día de la matanza.
Han condenado y han matado al justo, sin que él les opusiera resistencia.

Salmo 49(48),14-15ab.15cd-16.17-18.19-20. 
Este es el destino de los que tienen riquezas,
y el final de la gente insaciable.
Serán puestos como ovejas en el Abismo,
la Muerte será su pastor;

bajarán derecho a la tumba,
su figura se desvanecerá
Pero Dios rescatará mi vida,
me sacará de las garras del Abismo.

No te preocupes cuando un hombre
se enriquece
o aumenta el esplendor de su casa:
cuando muera, no podrá llevarse nada,

su esplendor no bajará con él.
Aunque en vida se congratulaba, diciendo:
“Te alabarán porque lo pasas bien”,
igual irá a reunirse con sus antepasados,

con esos que nunca verán la luz.

Evangelio según San Marcos 9,41-50. 
Jesús dijo a sus discípulos:
«Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo.
Si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar.
Si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala, porque más te vale entrar en la Vida manco, que ir con tus dos manos a la Gehena, al fuego inextinguible.

Y si tu pie es para ti ocasión de pecado, córtalo, porque más te vale entrar lisiado en la Vida, que ser arrojado con tus dos pies a la Gehena.

Y si tu ojo es para ti ocasión de pecado, arráncalo, porque más te vale entrar con un solo ojo en el Reino de Dios, que ser arrojado con tus dos ojos a la Gehena,
donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.
Porque cada uno será salado por el fuego.
La sal es una cosa excelente, pero si se vuelve insípida, ¿con qué la volverán a salar? Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros».

Jesús de Nazareth, al que seguimos tantos a lo largo de tantos siglos, dio su vida por toda la humanidad de todos los tiempos.

______________________________________________________________________

Los textos de la Palabra de Dios que hoy nos regala la Iglesia nos han traído a la mente y al corazón el nombre con el que ya hace 6 años se inició este blog: “Yo ví un Cielo Nuevo y una Tierra Nueva”. ¿De qué nos está sirviendo la insistencia de Dios a través de tantos, para continuar soñando en que “entre todos” lo haremos realidad?

  • Sus riquezas se han echado a perder y sus vestidos están roídos por la polilla.
    Su oro y su plata se han herrumbrado, y esa herrumbre dará testimonio contra ustedes.
  • Este es el destino de los que tienen riquezas,
    y el final de la gente insaciable.
    Serán puestos como ovejas en el Abismo,
    la Muerte será su pastor.
  • «Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso de agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo.
  • Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros».

¿Quienes de los que estamos dando lo mejor nuestros talentos y posibilidades, queremos hacerlo, no durmiendo sino a todas las horas del día?

MARÍA

MARÍA, siempre aparece en todos los rincones escondidos de la historia cuestionándonos a todos, ¿quiénes, con sus vidas, construyen la Nueva Humanidad?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Miércoles de la séptima semana del tiempo ordinario

Epístola de Santiago 4,13-17. 
Y ustedes, los que ahora dicen: “Hoy o mañana iremos a tal ciudad y nos quedaremos allí todo el año, haremos negocio y ganaremos dinero”, ¿saben acaso qué les pasará mañana? Porque su vida es como el humo, que aparece un momento y luego se disipa.
Digan más bien: “Si Dios quiere, viviremos y haremos esto o aquello”.
Ustedes, en cambio, se glorían presuntuosamente, y esa jactancia es mala.
El que sabe hacer el bien y no lo hace, comete pecado.

Salmo 49(48),2-3.6-7.8-10.11. 
Oigan esto, todos los pueblos;
escuchen, todos los habitantes del mundo:
tanto los humildes como los poderosos,
el rico lo mismo que el pobre.
¿Por qué voy a temer
en los momentos de peligro,

cuando me rodea la maldad de mis opresores,
de esos que confían en sus riquezas
y se jactan de su gran fortuna?
No, nadie puede rescatarse a sí mismo
ni pagar a Dios el precio de su liberación,
el precio de su rescate es demasiado caro,

y todos desaparecerán para siempre.
para poder seguir viviendo eternamente
sin llegar a ver el sepulcro:
Cualquiera ve que mueren los sabios;
necios e ignorantes perecen por igual,
y dejan a otros sus riquezas:

Evangelio según San Marcos 9,38-40. 
Juan le dijo a Jesús: “Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu Nombre, y tratamos de impedírselo porque no es de los nuestros”.
Pero Jesús les dijo: “No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi Nombre y luego hablar mal de mí.
Y el que no está contra nosotros, está con nosotros.

______________________________________________________________________

¿Acaso van con nosotros?

Sólo una Iglesia femenina podrá tener actitudes de fecundidad”

El Papa proclama: “La Iglesia es femenina, es madre” y no puede ser “una Iglesia de solterones”

“Sin la mujer la Iglesia no va adelante, porque la Iglesia es mujer”

“La Iglesia es femenina”, “es madre” y cuando falta este rasgo que la identifica se convierte “en una asociación de beneficencia o en un equipo de fútbol”. En cambio, cuando “es una Iglesia masculina”, se convierte, tristemente, “en una Iglesia de solterones”, “incapaces de amor, incapaces de fecundidad”.

Oigan esto, todos los pueblos; escuchen, todos los habitantes del mundo:
tanto los humildes como los poderosos, el rico lo mismo que el pobre.
¿Por qué voy a temer en los momentos de peligro… 

Dios se servirá de una mujer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

…todas ellas, en cualquier lugar de la tierra, en todas las circunstancias, sea cual fuere su momento e intención… ha supuesto, supone y supondrá la mayor razón de Esperanza que dé y ofrezca encuentro con la verdadera Vida.

MARÍA DE LA ESPERA

Cuello del Cuerpo Místico y vientre que lo engendró,
así eres tú, María, espejo de Amor de Dios.
María la de Caná, María la del dolor,
María, sumisa siempre, que por amor concibió.
María la inadvertida, la madre del Salvador,
María la de la espera, María, sierva de Dios.
A ese mundo que padece de parto un gran dolor,
hazle vivir la esperanza que tu vida engrandeció.
Si esperamos no hay angustia, si esperamos sí hay amor.
Con la espera no hay tinieblas, sólo luz de pleno sol.
Que la esperanza nos llene al joven en su ilusión,
al hombre en un mundo nuevo, y al viejo pues ya es de Dios.
Al niño, que no la pierda ¡Niños, esperanza son!
Que recen a Dios porque nazcan de vientres llenos de amor.
Saca de mí la injusticia y mi egoísmo mayor,
para que llegue ese día que el mundo sea sólo amor.