¿Qué espera ansiosamente la Creación?

Martes de la trigésima semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 8,18-25. 
Hermanos:
Yo considero que los sufrimientos del tiempo presente no pueden compararse con la gloria futura que se revelará en nosotros.
En efecto, toda la creación espera ansiosamente esta revelación de los hijos de Dios.
Ella quedó sujeta a la vanidad, no voluntariamente, sino por causa de quien la sometió, pero conservando una esperanza.
Porque también la creación será liberada de la esclavitud de la corrupción para participar de la gloriosa libertad de los hijos de Dios.
Sabemos que la creación entera, hasta el presente, gime y sufre dolores de parto.
Y no sólo ella: también nosotros, que poseemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente anhelando que se realice la redención de nuestro cuerpo.
Porque solamente en esperanza estamos salvados. Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no se espera más: ¿acaso se puede esperar lo que se ve?
En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia.

Salmo 126(125),1-2ab.2cd-3.4-5.6. 
Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,
nos parecía que soñábamos:
nuestra boca se llenó de risas
y nuestros labios, de canciones.

Hasta los mismos paganos decían:
“¡El Señor hizo por ellos grandes cosas!”.
¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros
y estamos rebosantes de alegría!

¡Cambia, Señor, nuestra suerte
como los torrentes del Négueb!
Los que siembran entre lágrimas
cosecharán entre canciones.

El sembrador va llorando
cuando esparce la semilla,
pero vuelve cantando
cuando trae las gavillas.

Evangelio según San Lucas 13,18-21. 
Jesús dijo entonces: “¿A qué se parece el Reino de Dios? ¿Con qué podré compararlo?
Se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su huerta; creció, se convirtió en un arbusto y los pájaros del cielo se cobijaron en sus ramas”.
Dijo también: “¿Con qué podré comparar el Reino de Dios?
Se parece a un poco de levadura que una mujer mezcló con gran cantidad de harina, hasta que fermentó toda la masa”.

______________________________________________________________________

 

  • Los sufrimientos del tiempo presente no pueden compararse con la gloria futura.

 

  • Toda la creación espera ansiosamente la revelación de los hijos de Dios.
  • El sembrador va llorando
    cuando esparce la semilla,
    pero vuelve cantando
    cuando trae las gavillas.
  • “Un grano de mostaza que un hombre sembró en su huerta, creció, se convirtió en un arbusto y los pájaros del cielo se cobijaron en sus ramas”.

 

Chile y Uruguay rompen la media y son los que menos confían en ella

La Iglesia es con mucho la institución en la que más confían los latinoamericanos

Honduras, Paraguay y Guatemala, los tres países donde la institución eclesial es más creíble

(José Manuel Vidal).- La Iglesia es la institución que goza del mayor grado de confianza, con un 65%, en casi todos los países de Latinoamérica (menos en Chile y en Uruguay), seguida de las Fuerzas Armadas, la policía o la institución electoral. Honduras, Paraguay y Guatemala, los tres países donde la institución eclesial es más creíble. Chile y Uruguay, los que menos confían en ella. En 16 países sobre 20, la confianza en la Iglesia es superior a la mitad de la población

 

MADRID. CANONIZACIÓN PADRE FAUSTINO

 
Fecha:Mar. 31 Oct, 2017 20:00 – 22:00
Duración:2 Hours
FAUSTINO
Colegio Natividad de nuestra Señora. Calle de Martínez Izquierdo, 8. 28028 Madrid.

 

 

 

 

No somos deudores de la carne. Sigamos al Espíritu.

Como YO lo he hecho

Lunes de la trigésima semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 8,12-17. 
Hermanos, nosotros no somos deudores de la carne, para vivir de una manera carnal.
Si ustedes viven según la carne, morirán. Al contrario, si hacen morir las obras de la carne por medio del Espíritu, entonces vivirán.
Todos los que son conducidos por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.
Y ustedes no han recibido un espíritu de esclavos para volver a caer en el temor, sino el espíritu de hijos adoptivos, que nos hace llamar a Dios ¡Abba!, es decir, ¡Padre!
El mismo Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios.
Y si somos hijos, también somos herederos, herederos de Dios y coherederos de Cristo, porque sufrimos con él para ser glorificados con él.

Salmo 68(67),2.4.6-7ab.20-21. 
¡Se alza Dios!
Sus enemigos se dispersan
y sus adversarios huyen delante de él.
Pero los justos se regocijan,

gritan de gozo delante de Dios
y se llenan de alegría.
Dios en su santa Morada
es padre de los huérfanos y defensor de las viudas:

él instala en un hogar a los solitarios
y hace salir con felicidad a los cautivos.
¡Bendito sea el Señor, el Dios de nuestra salvación!
El carga con nosotros día tras día;

él es el Dios que nos salva
y nos hace escapar de la muerte.

Evangelio según San Lucas 13,10-17. 
Un sábado, Jesús enseñaba en una sinagoga.
Había allí una mujer poseída de un espíritu, que la tenía enferma desde hacía dieciocho años. Estaba completamente encorvada y no podía enderezarse de ninguna manera.
Jesús, al verla, la llamó y le dijo: “Mujer, estás curada de tu enfermedad”,
y le impuso las manos. Ella se enderezó en seguida y glorificaba a Dios.
Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo a la multitud: “Los días de trabajo son seis; vengan durante esos días para hacerse curar, y no el sábado”.
El Señor le respondió: “¡Hipócritas! Cualquiera de ustedes, aunque sea sábado, ¿no desata del pesebre a su buey o a su asno para llevarlo a beber?
Y esta hija de Abraham, a la que Satanás tuvo aprisionada durante dieciocho años, ¿no podía ser librada de sus cadenas el día sábado?”.
Al oír estas palabras, todos sus adversarios se llenaron de confusión, pero la multitud se alegraba de las maravillas que él hacía.

______________________________________________________________________

Así, con esta claridad, nos habla la intensidad con que estamos viviendo los últimos acontecimientos. Pedimosa Dios que,desde el silencio, haga llegar a todos los que nos han hecho llegar hasta aquí. Te lo pedimos,Señor,  Gracias, Señor.

 

 

  • Hermanos, nosotros no somos deudores de la carne, para vivir de una manera carnal.
    Si vivimos según nos enseñaron y nuestros pensamiento, no viviremos lo que ÉL vino a traernos. Al contrario, si hacemos morir lo que aprendimos, y  buscamos el Espíritu en todo y en todos, entonces viviremos como ÉL vivió.
    Todos los que son conducidos por el Espíritu de Dios harán la voluntad de Dios.
    Vosotros no habéis recibido un espíritu de esclavos para volver a caer en el temor, sino el espíritu de hijos adoptivos, que nos hace llamar a Dios ¡Abba!, es decir, ¡Padre de todos!
    El mismo Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios.
    Y si somos hijos, también somos herederos, herederos de Dios y coherederos de Cristo, porque sufrimos con él para ser glorificados con él.

¡Bendito sea el Señor, el Dios de nuestra salvación!
El carga con nosotros día tras día;

Éll es el Dios que nos salva
y nos hace escapar de la muerte.

“Mujer, estás curada de tu enfermedad”,

«Todos, quedáis libres de vuestra imperfección»

 

Osoro Y BLÁZQUEZ instaN a “no levantAR muros” y “reconciliaRNOS TODOS”

“Hacedlo como YO lo he hecho”.

Felicidades a los 2 Vicentes”

Felices los que buscan vivir desde las raíces que Dios les planteó y les dijo, “Salid de vuestra tierra”.

No podemos aburguesar el cristianismo. (Pedrito en la homilía de despedida de su madre Granada al cielo).


 

 

INOCENCIA Y GENEROSIDAD

 

Trigésimo Domingo del tiempo ordinario

Libro del Exodo 22,20-26. 
Éstas son las normas que el Señor dió a Moisés:
No maltratarás al extranjero ni lo oprimirás, porque ustedes fueron extranjeros en Egipto.
No harás daño a la viuda ni al huérfano.
Si les haces daño y ellos me piden auxilio, yo escucharé su clamor.
Entonces arderá mi ira, y yo los mataré a ustedes con la espada; sus mujeres quedará viudas, y sus hijos huérfanos.
Si prestas dinero a un miembro de mi pueblo, al pobre que vive a tu lado, no te comportarás con él como un usurero, no le exigirás interés.
Si tomas en prenda el manto de tu prójimo, devuélveselo antes que se ponga el sol,
porque ese es su único abrigo y el vestido de su cuerpo. De lo contrario, ¿con qué dormirá? Y si él me invoca, yo lo escucharé, porque soy compasivo.

Salmo 18(17),2-3a.3bc-4.47.51a-51b. 
Yo te amo, Señor, mi fuerza,
Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.

Mi Dios, el peñasco en que me refugio,
mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.
Invoqué al Señor, que es digno de alabanza
y quedé a salvo de mis enemigos.

¡Viva el Señor! ¡Bendita sea mi Roca!
¡Glorificado sea el Dios de mi salvación !
El concede grandes victorias a su rey
y trata con fidelidad a su Ungido

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 1,5c-10. 
Hermanos:
Ya saben cómo procedimos cuando estuvimos allí al servicio de ustedes.
Y ustedes, a su vez, imitaron nuestro ejemplo y el del Señor, recibiendo la Palabra en medio de muchas dificultades, con la alegría que da el Espíritu Santo.
Así llegaron a ser un modelo para todos los creyentes de Macedonia y Acaya.
En efecto, de allí partió la Palabra del Señor, que no sólo resonó en Macedonia y Acaya: en todas partes se ha difundido la fe que ustedes tienen en Dios, de manera que no es necesario hablar de esto.
Ellos mismos cuentan cómo ustedes me han recibido y cómo se convirtieron a Dios, abandonando los ídolos para servir al Dios vivo y verdadero,
y esperar a su Hijo, que vendrá desde el cielo: Jesús, a quien él resucitó y que nos libra de la ira venidera.

Evangelio según San Mateo 22,34-40. 
Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:
“Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?”.
Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.
Este es el más grande y el primer mandamiento.
El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas”.

______________________________________________________________________

 

 

No maltratarás al extranjero ni lo oprimirás, porque ustedes fueron extranjeros en Egipto.

 
Yo te amo, Señor, mi fuerza,
Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.

 

Ellos mismos cuentan cómo ustedes me han recibido y cómo se convirtieron a Dios, abandonando los ídolos para servir al Dios vivo y verdadero,
 
“Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?”.
Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.
Este es el más grande y el primer mandamiento.
El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas”.

______________________________________________________________________

 

 

«Todo lo que hay en la Escritura –en la Ley y en los profetas- depende de estos dos preceptos».

TODAS LAS FELICIDADES A QUIENES HOY CUMPLEN AÑOS, SIRVIENDO Y ALEGRANDO A TODOS. QUE DIOS LOS BENDIGA, Y ¡CÓMO NO!,  A AQUELLOS QUE TIENEN LA SUERTE DE CONVIVIR CON ELLOS.

 

 

Mesa redonda medieval

La Vida que existe en el corazón de todos, nos llama a mirarnos a los ojos, a contarnos nuestros sueños, si los tenemos. Si lo hacemos en esa “mesa redonda medieval” que conocemos, y en la que podemos sentarnos todos, comeremos los frutos que esperan ser sembrados desde el comienzo de la humanidad.

Fiesta de san Simón y san Judas, apóstoles

Carta de San Pablo a los Efesios 2,19-22. 
Hermanos:
Ustedes ya no son extranjeros ni huéspedes, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios.
Ustedes están edificados sobre los apóstoles y los profetas, que son los cimientos, mientras que la piedra angular es el mismo Jesucristo.
En él, todo el edificio, bien trabado, va creciendo para constituir un templo santo en el Señor.
En él, también ustedes son incorporados al edificio, para llegar a ser una morada de Dios en el Espíritu.

Salmo 19(18),2-3.4-5. 
El cielo proclama la gloria de Dios
y el firmamento anuncia la obra de sus manos;
un día transmite al otro este mensaje

y las noches se van dando la noticia.
Sin hablar, sin pronunciar palabras,
sin que se escuche su voz,

resuena su eco por toda la tierra
y su lenguaje, hasta los confines del mundo.
Allí puso una carpa para el sol

Evangelio según San Lucas 6,12-19. 
Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles:
Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé,
Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote,
Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.
Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón,
para escucharlo y hacerse curar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados;
y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

______________________________________________________________________

 

  • En Él, todo el edificio, bien trabado, va creciendo para constituir un templo santo en el Señor. En Él, también vosotros son incorporados al edificio, para llegar a ser una morada de Dios, en el Espíritu que buscáis en todo y en todos.
  • Las noches se van dando la noticia.
    Sin hablar, sin pronunciar palabras,
    sin que se escuche su voz, resuena su eco por toda la tierra. En silencio…
  • Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles.

Raquel Anillo

Fiesta de los Santos: Celebración de la 10ª ‘Carrera de los santos’ en Roma

Bajo el patronazgo del dicasterio para los laicos, la familia y la vida.

Ayer leímos este texto, que nos puede hacer pensar

LA VIDA MISMA

Tenemos casas más grandes, pero familias más chicas.
Tenemos más compromisos, pero menos tiempo.
Tenemos más medicinas, pero menos salud.

Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero interiormente estamos más vacíos.
Hablamos mucho, pero amamos poco y odiamos demasiado.
Hemos llegado a la luna y regresamos, pero tenemos problemas para cruzar la calle y conocer a nuestros vecinos.
Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior.

Tenemos mayores ingresos, pero menos moral y felicidad.
Estos son tiempos con más libertad, pero con menos alegría.
Con más comida, pero menos nutrición.

Son días en los que llegan dos sueldos a casa, pero aumentan los divorcios.
Son tiempos de casas más lindas, pero más hogares rotos.
Por eso, siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas; pasa más tiempo con tu familia y con tus amigos en el campo, en la playa; come tu comida preferida; visita los sitios que te gustan.

La vida es una sucesión de momentos para disfrutar, no es sólo para sobrevivir.
Escribamos aquella carta que pensábamos escribir.
Digamos hoy a nuestros familiares y amigos cuánto los queremos.

No retrases nada que agregue alegría y felicidad a tu vida.
Cada día, hora y minuto pueden ser especiales.

Sobre tan claras y duras palabras, podemos añadir éstas, que nos pueden ayudar:

  • Hemos de salir de la ilusión del yo, del espejismo de la identidad personal, desengañarnos del mito que hace creernos mejores, del autoengaño que nos separa de quienes no conocemos, de no saber sumar por no ver lo bueno de tantos que buscan lo mismo que nosotros… ¿quién planta el árbol que falta, quién corrige el error que otros cometen, quién hace el esfuerzo que otros no hacen…?¿Quiénes?

¿Cual de las tres luces creemos que tratan de “complicarnos la vida?

¿Reconocemos la tarea que Dios ha puesto en nuestras manos?

Brotes deolivo estará en las Calasancias de:

MADRID. CANONIZACIÓN PADRE FAUSTINO31-Oct-2017 (20:00 – 22:00). Allí hablaremos de los milagros que realiza la perseverancia  cuando soñamos Todos Juntos con darle Vida a la Palabra.  

 

 

 

 

 

PASIÓN POR EL TODO

Viernes de la vigésima novena semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 7,18-25a. 
Porque sé que nada bueno hay en mí, es decir, en mi carne. En efecto, el deseo de hacer el bien está a mi alcance, pero no el realizarlo.
Y así, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero.
Pero cuando hago lo que no quiero, no soy yo quien lo hace, sino el pecado que reside en mí.
De esa manera, vengo a descubrir esta ley: queriendo hacer el bien, se me presenta el mal.
Porque de acuerdo con el hombre interior, me complazco en la Ley de Dios,
pero observo que hay en mis miembros otra ley que lucha contra la ley de mi razón y me ata a la ley del pecado que está en mis miembros.
¡Ay de mí! ¿Quién podrá librarme de este cuerpo que me lleva a la muerte?
¡Gracias a Dios, por Jesucristo, nuestro Señor! En una palabra, con mi razón sirvo a la Ley de Dios, pero con mi carne sirvo a la ley del pecado.

Salmo 119(118),66.68.76.77.93.94. 
Enséñame la discreción y la sabiduría,
porque confío en tus mandamientos.
Tú eres bueno y haces el bien:
enséñame tus mandamientos.

Que tu misericordia me consuele,
de acuerdo con la promesa que me hiciste.
Que llegue hasta mí tu compasión, y viviré,
porque tu ley es toda mi alegría.

Nunca me olvidaré de tus preceptos:
por medio de ellos, me has dado la vida.
Sálvame, porque yo te pertenezco
y busco tus preceptos.

Evangelio según San Lucas 12,54-59. 
Jesús dijo a la multitud:
“Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede.
Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede.
¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente?
¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo?
Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel.
Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo.”

______________________________________________________________________

Estos pensamientos que nos provocan los textos de hoy, ¿quién no los ha sentido en lo más íntimo y mejor de sí, al menos una vez en su vida?

  • Cuando hago lo que no quiero, no soy yo quien lo hace, sino el pecado que reside en mí.
  • En una palabra, con mi razón sirvo a la Ley de Dios, pero con mi carne sirvo a la ley del pecado. 
  • Enséñame la discreción y la sabiduría,
    porque confío en tus mandamientos.
  • Que tu misericordia me consuele,
    de acuerdo con la promesa que me hiciste.

Nunca me olvidaré de tus preceptos:
por medio de ellos, me has dado la vida.

 

Y así como los textos nos dan razones para no sentirnos hipócritas, la Palabra nos invita a contemplar y encarnar – en el momento presente – el aspecto permanente de la tierra y del cielo diciéndonos: “discernid el tiempo presente, juzgad por vosotros mismo lo que es justo”.

Rosa Die Alcolea

Santa Marta: “No existen los cristianos tranquilos, que no luchan”

El Papa exhorta a “luchar contra las enfermedades espirituales”.

 

Y por si fuera poco explícito y expreso, llegan a nosotros escritos como éstos:

  • ¿Las madres son personas? Perdón por mi ignorancia, pero, de pronto, me ha venido la duda. Porque me he puesto a pensar en mi señora madre y la recuerdo siempre de servicio, al pie del cañón. Podría extrapolar que ni las madres ni las bestias entienden de fiestas pues es un cargo full time para el resto de sus días.

No la imaginas como alguien que se preocupa de sí misma, que se va de compras para satisfacer una pulsión naturalmente natural. No. Ni yéndose con las amigas a un bar cool, ni nada de eso. No.

Te la imaginas con los niños, el marido y todo el avituallamiento que suelen llevar asociado en un bar de tapas, cerca de un parque, para que se escuernen los niños y no jodan mucho. Se levanta muchas veces y cura con besos las rozaduras y golpes que se dan los infantes merced a los columpios, balonazos y demás accidentes infantiles.

¿Y qué pasa cuando ya no hay niños? Pues que se les vacía el nido. Y el sentido de la vida se va por el desagüe del tiempo. Añoran las visitas, pero pocas; pues es ruido y, el tiempo, ha hecho su daño: Ya no es la que era…

¿Tienen vida después de los hijos? De principio, no; como la menopausia, con su osteoporosis, el vencimiento del contrato con los hijos, si llega, trae efectos laterales: No se sabe vivir. Pues lo que ha ocupado tu existencia los últimos taitantos años, desaparece. A veces te comes a los nietos, pero no es lo mismo. No es lo mismo.

En mi caso deseo con ansia que me recuerde como yo: No como uno de tantos sino como si yo fuera un hijo único de los que ha tenido. Un recuerdo que me encadene a su mirada por un instante: Que abandone la isla desierta, la soledad oscura y sostenga su luz en mi cara. Me muero porque diga mi nombre y deje el miedo de lado; que sea su báculo por un instante; con fuerza, me nombre sin cargo a ningún presupuesto. Sólo porque sí.

Y sí: Mi madre es una persona que me hizo persona a mí.

  • La causa de la comunión también la llevo muy adentro y desde mis ausencias y  desplazamientos, por todas partes donde el Espíritu quiere que vaya. Veo además cómo el Papa Francisco lleva en el alma -aunque no lo llame así- la “pasión por el Todo”.
  • Casi todos los días ojeo los escritos que sin falta ni descanso, tratan de estimular y haces soñar por un mundo más de Dios.

Unas veces me impresionan por lo que de fuerza transporta, otras no los entiendo, otras contemplo tu desaliento y en otras la alegría de quien se siente vocero de algo muy importante. En todo caso, siembras una semilla de constancia y búsqueda de la verdad, sin parar, queriendo hacer un mundo un poco mejor.

No puedo más que darte las gracias de corazón por cómo eres y cómo tratas de hacer y comprender a quienes te rodea y conoces.

Acompaña a todos personalmente, para que no se sientan solos.

Hazlos partícipes de aquello que te ilusiona, pero asegurándote de que te comprenden. Que te sientan de ellos y ellos de ti.

Te quiero y quiero que lo sepas, por si en algún momento te has sentido maltratado por alguien, de haberlos, son episodios puntuales que no transparentan el respeto y el cariño que te tenemos.

Sigue tratando de transmitir a ese Dios que te habla. Un beso muy muy grande.

 

 

PASIÓN POR EL TODO o “A RASTRAS DE NADA”

HAY DESEOS SIN RAÍCES QUE NACEN DESDE “LA NADA”,

SUS FRUTOS SON DE “COSTUMBRES”, NO NACIERON DE LA ENTRAÑA.

Y HAY PASIONES QUE ATRAVIESAN BARRERAS INSOSPECHADAS

PORQUE SURGIERON DE VIDAS ENRAIZADAS Y  ENAMORADAS.

SI NO VIVES TUS TALENTOS SERÁS INFIEL A TU ALMA

Y NO PODRÁS EVITAR SENTIRTE “A RASTRAS DE NADA”.

SOLO EL ALMA QUE SE MUERE POR EL DOLOR QUE A OTROS MATA

SENTIRÁ MULTIPLICARSE, POR TODOS, APASIONADA.

QUIEN ACALLA CUALQUIER GRITO QUE DESDE EL CORAZÓN CLAMA

JAMÁS DARÁ RIENDA SUELTA A LA PASIÓN DE SU ALMA.

POR ESO MURIÓ JESÚS, UN LOCO A QUIEN BUSCABAN

POR AMAR A TODO HOMBRE, AUNQUE TODOS LO MATARAN.

SI NO VIVES TUS TALENTOS SERÁS INFIEL A TU ALMA

Y NO PODRÁS EVITAR SENTIRTE “A RASTRAS DE NADA”.

SOLO EL ALMA QUE SE MUERE POR EL DOLOR QUE A OTROS MATA

SENTIRÁ MULTIPLICARSE, POR TODOS, APASIONADA.

LA PASION POR EL TODO NOS LLAMA A RECONSIDERAR TODO LO QUE HACEMOS EN EL NOMBRE DE DIOS. NOS VIENE A RECORDAR Y CONCIENCIAR QUE – EN SU ESENCIA PRIMERA – LA VOCACIÓN CRISTIANA ES UNA VOCACIÓN SIN APELLIDOS, UNA VOCACIÓN DE ARCO IRIS. A PARTIR DE AHÍ TOMAN VERDADERA CONCIENCIA DE EVANGELIO Y FUERZA REAL EN LA PALABRA TODAS LAS DIFERENTES FORMAS DE ENTREGAR LA VIDA AL PROYECTO DE DIOS. AL SER Y SUCEDER ASÍ, TODOS NOS SENTIMOS Y SABEMOS ENVIADOS POR TODOS. 

MADRID. INSTITUTO DE VIDA CONSAGRADA. 24/05/06.

___________________________________________________________________

 

He venido a traer fuego a la tierra

Jueves de la vigésima novena semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 6,19-23. 
Voy a hablarles de una manera humana, teniendo en cuenta la debilidad natural de ustedes. Si antes entregaron sus miembros, haciéndolos esclavos de la impureza y del desorden hasta llegar a sus excesos, pónganlos ahora al servicio de la justicia para alcanzar la santidad.
Cuando eran esclavos del pecado, ustedes estaban libres con respecto de la justicia.
Pero, ¿Qué provecho sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan? El resultado de esas obras es la muerte.
Ahora, en cambio, ustedes están libres del pecado y sometidos a Dios: el fruto de esto es la santidad y su resultado, la Vida eterna.
Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Salmo 1,1-2.3.4.6. 
¡Feliz el hombre
que no sigue el consejo de los malvados,
ni se detiene en el camino de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los impíos,
sino que se complace en la ley del Señor
y la medita de día y de noche!

El es como un árbol
plantado al borde de las aguas,
que produce fruto a su debido tiempo,
y cuyas hojas nunca se marchitan:
todo lo que haga le saldrá bien.

No sucede así con los malvados:
ellos son como paja que se lleva el viento.
Porque el Señor cuida el camino de los justos,
pero el camino de los malvados termina mal.

Evangelio según San Lucas 12,49-53. 
Jesús dijo a sus discípulos:
“Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!
Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente!
¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división. En adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra”.

______________________________________________________________________

¿Cómo discernir el Espíritu y la Verdad de todo lo que nos ha revelado el día de ayer y la Palabra de Dios de hoy? Lo humano que nos hace feliz todos lo vemos claro. Más, ¿y lo que enfrenta situaciones que buscan la verdad y la justicia según la entiende cada sector, cada miembro, cada distinto pensar? Dios. ¡Necesitamos, nos urge que nos ayudes! Un padre no puede permitir que pierda la paz ninguno de sus hijos.

Hoy, cielonuevoytierranueva te pide con humildad que escuches una reflexión de niños que no entienden lo que ven ni lo que escuchan. La respuesta solo la pueden recibir del corazón bueno que tenemos todas las mujeres y todos los hombres que habitamos la tierra…

  • Voy a hablarles de una manera humana, teniendo en cuenta la debilidad natural que no os hace entender.
  • ¡Feliz el hombre
    que no sigue el consejo de los malvados,
    ni se detiene en el camino de los que no se escuchan,
    ni se sienta en reuniones que les alejan,
    sino que se complace en la ley buena de su corazón,
    y la medita de día y de noche!
  • Jesús dijo a sus discípulos:
    “Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo!
  • ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la guerra a todo lo que no os une…

Muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros habéis visto,

“Toda la escritura es inspirada y útil para enseñar, argumentar, encaminar e instruir en la justicia, con la que la mujer y el hombre de Dios estará formado y capacitado para toda clase de obras buenas”. (2 Tim. 3, 16).

ECOS DE LA PALABRA
Queridos amigos en la fe y el anhelo de bien común,
En la certeza compartida de que la Palabra de Dios es viva y nos da vida, nos ilumina el caminar, nos orienta en las dudas, nos levanta en las crisis, nos hermana, y nos impulsa a vivir en lo cotidiano con alegría y gozo, con amor y entrega, retomamos los encuentros a los que llamamos “ECOS DE LA PALABRA”.
Nos acercamos a la Palabra, no para debatirla o comentarla, sino para dejarnos transformar desde el interior por el impacto que ella tiene en nuestro SER, y en nuestro SER JUNTOS. Para ser en medio del mundo, signos vivos de paz y justicia.
La vibración de cada corazón hace vibrar la de todos, en esa misma línea de búsqueda de realización que nos hace experimentar que entre todos estamos llamados a ser cauce de ese otro mundo posible lleno de bondad.

TODOS SOMOS UNA TIERRA DE ENCUENTRO

Nos falta la comunión entre quienes la buscamos, y esto me entristece

… si no sois como niños …

Jesús pasó haciendo el bien, Hec 10, 38. ¿Qué recordarán de nosotros?

¡Todos somos un solo pueblo!

Solo nos hará felices a todos, los que trabajemos, soñemos, vivamos y nos amemos como ÉL nos amó.

 

 

 

Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho.

Miércoles de la vigésima novena semana del tiempo ordinario

Carta de San Pablo a los Romanos 6,12-18. 
No permitan que el pecado reine en sus cuerpos mortales, obedeciendo a sus malos deseos.
Ni hagan de sus miembros instrumentos de injusticia al servicio del pecado, sino ofrézcanse ustedes mismos a Dios, como quienes han pasado de la muerte a la Vida, y hagan de sus miembros instrumentos de justicia al servicio de Dios.
Que el pecado no tenga más dominio sobre ustedes, ya que no están sometidos a la Ley, sino a la gracia.
¿Entonces qué? ¿Vamos a pecar porque no estamos sometidos a la Ley sino a la gracia? ¡De ninguna manera!
¿No saben que al someterse a alguien como esclavos para obedecerle, se hacen esclavos de aquel a quien obedecen, sea del pecado, que conduce a la muerte, sea de la obediencia que conduce a la justicia?
Pero gracias a Dios, ustedes, después de haber sido esclavos del pecado, han obedecido de corazón a la regla de doctrina, a la cual fueron confiados,
y ahora, liberados del pecado, han llegado a ser servidores de la justicia.

Salmo 124(123),1-3.4-6.7-8. 
Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte
– que lo diga Israel –
si el Señor no hubiera estado de nuestra parte,
cuando los hombres se alzaron contra nosotros,

nos habrían devorado vivos.
Cuando ardió su furor contra nosotros,
las aguas nos habrían inundado,
un torrente nos habría sumergido,

nos habrían sumergido las aguas turbulentas.
¡Bendito sea el Señor, que no nos entregó
como presa de sus dientes!
Nuestra vida se salvó como un pájaro

de la trampa del cazador:
la trampa se rompió y nosotros escapamos.
Nuestra ayuda está en el nombre del Señor,
que hizo el cielo y la tierra.

Evangelio según San Lucas 12,39-48. 
Jesús dijo a sus discípulos: “Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa.
Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada”.
Pedro preguntó entonces: “Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?”.
El Señor le dijo: “¿Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno?
¡Feliz aquel a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en este trabajo!
Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes.
Pero si este servidor piensa: ‘Mi señor tardará en llegar’, y se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas, y se pone a comer, a beber y a emborracharse,
su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles.
El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto, recibirá un castigo severo.
Pero aquel que sin saberlo, se hizo también culpable, será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho, se le reclamará mucho más.”

______________________________________________________________________

  • Ofreceos vosotros mismos a Dios como víctimas santas y agradables, como quienes han pasado de la muerte a la Vida, y hagan de sus miembros instrumentos de justicia al servicio de Dios.
  • Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte,
    nos habrían devorado vivos.
  • Nuestra ayuda está en el nombre del Señor,
    que hizo el cielo y la tierra.
  • Estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada”. Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho, se le reclamará mucho más.”

“Estad a punto. La Vida y la Palabra han cumplido su misión”

 Hoy comienza la puesta en práctica de un sueño de Comunión Eclesial 

Es un gozo grande, soñado por Jesús de Nazareth Jn 17, 1-21, adelantado a quienes nada sabían de su trascendencia, y corroborado por la Palabra de Dios, Ap 21, 1-5, cuya tarea resulta imposible imaginar desde la mente y bondad de los distintos pensamientos de los hombres..

Este gozo responde a una oración nacida inesperadamente años muy atrás. “Que todos sonriamos juntos, todos nos sintamos uno”, y de unos niños que posteriormente lo cantaron desde el anhelo inocente de su niñez.

Aprobado unánimemente, sin ninguna “estructura jurídica”, y presidida por el pastor, ministro de la comunión diocesana, hoy comienza su tarea la Comisión que se ha señalado, como vehículo de activación de la comunión a través de personas de diversas sensibilidades eclesiales, movidas por el mismo celo carismático. Demos gracias a Dios.

Todo está en las manos de Dios, el poder de la fe de los pequeños y de toda la Iglesia.

¡Laus Deo!