Reaviva tu Fe. ¡Vuelve tu mirada al primer amor!

20161230_113156 20161230_113530-copia 20161230_113536
20161230_145945-copia
20161230_145954 20161230_1500007º día de la Octava de Navidad

Epístola I de San Juan 2,18-21.
Hijos míos, ha llegado la última hora. Ustedes oyeron decir que vendría el Anticristo; en realidad, ya han aparecido muchos anticristos, y por eso sabemos que ha llegado la última hora.
Ellos salieron de entre nosotros, sin embargo, no eran de los nuestros. Si lo hubieran sido, habrían permanecido con nosotros. Pero debía ponerse de manifiesto que no todos son de los nuestros.
Ustedes recibieron la unción del que es Santo, y todos tienen el verdadero conocimiento.
Les he escrito, no porque ustedes ignoren la verdad, sino porque la conocen, y porque ninguna mentira procede de la verdad.

Salmo 96(95),1-2.11-12.13.
Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
canten al Señor, bendigan su Nombre,
día tras día, proclamen su victoria.

Alégrese el cielo y exulte la tierra,
resuene el mar y todo lo que hay en él;
regocíjese el campo con todos sus frutos,
griten de gozo los árboles del bosque.

Griten de gozo delante del Señor,
porque él viene a gobernar la tierra:
Él gobernará al mundo con justicia,
y a los pueblos con su verdad.

Evangelio según San Juan 1,1-18.
Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
Al principio estaba junto a Dios.
Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe.
En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la percibieron.
Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan.
Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él.
El no era la luz, sino el testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre.
Ella estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la conoció.
Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron.
Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios.
Ellos no nacieron de la sangre, ni por obra de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino que fueron engendrados por Dios.
Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él, al declarar: “Este es aquel del que yo dije: El que viene después de mí me ha precedido, porque existía antes que yo”.
De su plenitud, todos nosotros hemos participado y hemos recibido gracia sobre gracia:
porque la Ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo.
Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Hijo único, que está en el seno del Padre.
*************************************************************************************************

 

«Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros»20161230_113828-copia

En el lugar de Pueblo de Dios, “Tu Tierra”, continúa la tarea de revisión del año recorrido y la del Espíritu que se reconoce como recibido en el tiempo. Ayer se nos recordaba, más que con pautas de retiro para su reflexión, con tintes en los que pudiésemos apreciar cómo el Señor nos marca signos que lo superan todo. Lo iniciamos con un bellísimo y exigente canto que, ante la apreciación de la misión en la que nos sabemos llamados: ser sal donde no existe sabor, luz en las sombras del mundo, fidelidad evangélica ante el pensamiento de un mundo desencarnado… cada quién en su interior disponía en su alma: llámame, acógeme, dame “Tu Fuerza”, y envíame, Señor, cuenta conmigo,¡Aquí estoy, envíame!

“En estado permanente de MISIÓN”.

Estos últimos días de 2.016, nos han llamado la atención despidiéndonos del año vivido con tan exquisitas y sorprendentes insinuaciones incondicionales:

  • En toda situación toca orar y misionar. No hay situación más o menos significativa que necesite más o menos de la presencia de Dios en nosotros.
  • Cuando estamos convencidos y concienciados de trabajar en “Su Nombre”, ¿a quién llamamos? ¿Quién y dónde está nuestra fuerza? ¿Nos sentimos enamorados de lo que hacemos? ¿Cuánto, de nuestro tiempo y corazón, cuenta con ÉL? Ocasionalmente, en nuestro seguimiento, ¿entra en conflicto lo mejor de nosotros?
  • ¿Cuidamos la herramienta de nuestros dones? Su cuidado, ¿muestran nuestra “obsesión de enamorados de Aquel que sabemos que lo puede todo? ¿Está atrapada nuestra imaginación por Él? ¿Qué es lo que en verdad nos motiva? ¿Acaso hemos sentido alguna vez, cómo el instinto revolucionario de nuestra juventud acabó transformando nuestra mente y la conciencia de nuestros talentos, hasta convertirse en el burgués que rechazamos y del que siempre quisimos estar lejos?

Vuelve tu mirada al primer Amor, 2Tim 1, 6-8.13-14. ¡Reaviva el don de Dios que sentiste cuando me fijé en ti, para que nada limite el compromiso que soñaste! .

Y ahora, piensa, reflexiona, ora: ¿Qué mueve en mi la misión que siento de TI? ¿Autocomplacencia, inquietud paralizada, la imagen de mi autoreferencia, una perseverancia en el tiempo, pero ausente de la Pasión por el Todo en lo mejor de mi? ¿La división que rompe el Cuerpo de Quien nos une? ¿La falta de Luz que entraña Esperanza y lo impulsa e ilumina todo, todo?

La del seguidor de Jesús de Nazareth es una MISIÓN en Libertad que nos conduce al inmenso gozo de vivir con personas distintas, todas ellas en Comunión Trinitaria.       Señor. Para nuestras mentes esto parece imposible, pero las pautas profundas de tu esencia, y muy concretamente las dadas por Ti en esta “Historia de historias”, nos recuerdan con Firmeza, Paz y Misericordia, que Tú, nada nos lo has dejado con posibilidad de traducción.

Cielo Nuevo y Tierra Nueva agradece en Su Nombre la profundidad trabajada por los ponentes que nos han recordado y enseñado cosas que nunca debieran estar ausentes de nuestra mente ni de nuestro corazón. ¡Gracias, Señor!

imagen7

La humanidad de todo este mundo está esperando conocer al Dios de todos, en Espíritu y en Verdad.

17febrero-1

Dios, ¿existe?

20161008_164634

Fiesta de la Sagrada Familia: Jesús, María y José

Libro de Eclesiástico 3,2-6.12-14.
Porque el Señor quiere que el padre sea respetado por sus hijos y confirmó el derecho de la madre sobre ellos.
El que honra a su padre expía sus pecados y el que respeta a su madre es como quien acumula un tesoro.
El que honra a su padre encontrará alegría en sus hijos y cuando ore, será escuchado.
El que respeta a su padre tendrá larga vida y el que obedece al Señor da tranquilidad a su madre.
Hijo mío, socorre a tu padre en su vejez y no le causes tristeza mientras viva.
Aunque pierda su lucidez, sé indulgente con él; no lo desprecies, tú que estás en pleno vigor.
La ayuda prestada a un padre no caerá en el olvido y te servirá de reparación por tus pecados.

Salmo 128(127),1-2.3.4-5.
¡Feliz el que teme al Señor
y sigue sus caminos!
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás feliz y todo te irá bien.

Tu esposa será como una vid fecunda
en el seno de tu hogar;
tus hijos, como retoños de olivo
alrededor de tu mesa.

¡Así será bendecido
el hombre que teme al Señor!
¡Que el Señor te bendiga desde Sión
todos los días de tu vida:

que contemples la paz de Jerusalén.

Carta de San Pablo a los Colosenses 3,12-21.
Como elegidos de Dios, sus santos y amados, revístanse de sentimientos de profunda compasión. Practiquen la benevolencia, la humildad, la dulzura, la paciencia.
Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro. El Señor los ha perdonado: hagan ustedes lo mismo.
Sobre todo, revístanse del amor, que es el vínculo de la perfección.
Que la paz de Cristo reine en sus corazones: esa paz a la que han sido llamados, porque formamos un solo Cuerpo. Y vivan en la acción de gracias.
Que la Palabra de Cristo resida en ustedes con toda su riqueza. Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros. Canten a Dios con gratitud y de todo corazón salmos, himnos y cantos inspirados.
Todo lo que puedan decir o realizar, háganlo siempre en nombre del Señor Jesús, dando gracias por él a Dios Padre. Mujeres, respeten a su marido, como corresponde a los discípulos del Señor. Maridos, amen a su mujer, y no le amarguen la vida. Hijos, obedezcan siempre a sus padres, porque esto es agradable al Señor. Padres, no exasperen a sus hijos, para que ellos no se desanimen.

Evangelio según San Mateo 2,13-15.19-23.
Después de la partida de los magos, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”.
José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto. Allí permaneció hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del Profeta: Desde Egipto llamé a mi hijo.
Cuando murió Herodes, el Angel del Señor se apareció en sueños a José, que estaba en Egipto,
y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, y regresa a la tierra de Israel, porque han muerto los que atentaban contra la vida del niño”.
José se levantó, tomó al niño y a su madre, y entró en la tierra de Israel.
Pero al saber que Arquelao reinaba en Judea, en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí y, advertido en sueños, se retiró a la región de Galilea, donde se estableció en una ciudad llamada Nazaret. Así se cumplió lo que había sido anunciado por los profetas: Será llamado Nazareno.

*************************************************************************************************

img-20161218-wa0036

Las lecturas de hoy, dedicadas a las familias que se reúnen en torno a su mesa, dan razón y cuestionan la misión que como Familia Universal ha recibido en este mundo el “Lugar de Pueblo de Dios”.

Al finalizar el año, en este lugar, “Tu Tierra”, revisan la razón de su presencia en la Iglesia y en el Mundo.

img-20161218-wa0006

  • Soy el que soy. No el que creo, ni el que quisiera, ni el que pretendo ser.
  • Uno no puede hacerse si Dios no es en Él su máxima referencia. ¿Cual es la tuya?
  • ¿Existe Dios? ¿Está en mi alma?¿Quién es Dios para ti?
  • Vivo y visible para todos, la comunidad consciente de su misión es lo único que manifiesta a Dios.en medio del mundo, en su conjunto, con conciencia de Su Espíritu y Su Verdad, donde el mundo puede ver el Dios del Evangelio.

jose-joaquin-nuevo-tfno-20161229_172308*

*

Estos días nos recuerdan que Dios nace en un pesebre y muere crucificado, ¿es esa la reflexión de varios años la que acoge, recibe y predica la comunidad a la que pertenecemos y en la que vivimos?

El lugar de Pueblo de Dios es una pequeña porción de Iglesia que quiere manifestar y vivir el sentido perdido de los valores evangélicos. Quienes estamos y perseveramos en “Tu Tierra”, ¿no vemos que esta misión ha decaído porque no se conocen cómo se fueron fundamentando sus cimientos?

¿Qué rival tengo yo que no me permite conocerlo, rezarlo y vivirlo? YO MISMO. ¡Háblame, Señor, que tu siervo escucha!

La voz de Dios que habla fiel y misericordiosamente sin presión ni guías, la proclaman aquellos que se juntan para vivir Todos Juntos los valores que Dios ha puesto en cada uno de sus corazones. Dios, en ese conjunto, ha querido que el pedacito de Iglesia que somos rescate el sabor perdido:“Hágase en aquellos que lo han descubierto según Su Palabra”. No conocerlo y vivirlo será “otra cosa” por la que Dios quiso que se viera y existiera Pueblo de Dios, “Tu Tierra”.
foco-m-jose-almeria-20161229_172722-2

https://www.youtube.com/watch?v=eMfMHUVoxvE

¿Creemos en ÉL? Vivamos como ÉL.

20161123_113840

 

Epístola I de San Juan 2,3-11.
Queridos hermanos:
La señal de que lo conocemos, es que cumplimos sus mandamientos.
El que dice: “Yo lo conozco”, y no cumple sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él.
Pero en aquel que cumple su palabra, el amor de Dios ha llegado verdaderamente a su plenitud. Esta es la señal de que vivimos en él.
El que dice que permanece en él, debe proceder como él.
Queridos míos, no les doy un mandamiento nuevo, sino un mandamiento antiguo, el que aprendieron desde el principio: este mandamiento antiguo es la palabra que ustedes oyeron. Sin embargo, el mandamiento que les doy es nuevo. Y esto es verdad tanto en él como en ustedes, porque se disipan las tinieblas y ya brilla la verdadera luz.
El que dice que está en la luz y no ama a su hermano, está todavía en las tinieblas. El que ama a su hermano permanece en la luz y nada lo hace tropezar.
Pero el que no ama a su hermano, está en las tinieblas y camina en ellas, sin saber a dónde va, porque las tinieblas lo han enceguecido.

Salmo 96(95),1-2a.2b-3.5b-6.
Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
canten al Señor, bendigan su Nombre.

Día tras día, proclamen su victoria.
Anuncien su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos.

No son más que apariencia,
en su presencia hay esplendor y majestad,
en su Santuario, poder y hermosura.

Evangelio según San Lucas 2,22-35.
Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como está escrito en la Ley: Todo varón primogénito será consagrado al Señor.
También debían ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o de pichones de paloma, como ordena la Ley del Señor.
Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías del Señor.
Conducido por el mismo Espíritu, fue al Templo, y cuando los padres de Jesús llevaron al niño para cumplir con él las prescripciones de la Ley, Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo:
“Ahora, Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos: luz para iluminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel”.
Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él. Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: “Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos”.

*************************************************************************************************

La señal de que lo conocemos, es que cumplimos sus mandamientos.

El que dice que permanece en Él, debe vivir como vivió Él. Esto no es posible si no no somos UNO.

Los que así vivan y con tal convicción
anunciarán su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos.

Sus corazones se sabrán consagrados al Señor.

“Causarán caída y elevación para muchos; serán signo de contradicción. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos”.

La mies es mucha y los obreros pocos. Pedid, orad, arriesgad… si en en verdad deseáís obreros que construyan el Reino en la tierra como en el cielo.

LOS RETOS DE LA EVANGELIZACIÓN EN AMAZONAS, DONDE EL CURA ES UN LUJO

Cardenal Hummes, ante la falta de sacerdotes: “Seamos valientes en las propuestas”

“EL PAPA ME DIJO QUE TENEMOS QUE ARRIESGAR, SI NO YA NOS ESTAMOS EQUIVOCANDO”

(Rafael Marcoccia, en Tierras de América).- Una vez más, el tema “candente” fue planteado por el presidente de la Comisión Episcopal para la Amazonia, Claudio Hummes, quien exhortó a los participantes a “ser valientes en las propuestas”. En el reciente encuentro promovido por obispos, religiosos y laicos de la “región amazónica”, se habló la de evangelización en una región remota con poblaciones casi inaccesibles para el escaso clero que se concentra sobre todo en la ciudades.

Entre las muchas realidades que tenemos ante nosotros, hoy nos llega esta noticias, de tantas como vive el mundo que nos hace pensar:

Firma para que el Gobierno impulse medidas que
garanticen los derechos de las personas refugiadas y migrantes

para que el Gobierno impulse medidas que garanticen los derechos de las personas refugiadas y migrantes

En el 2016, Mas de 4.600 personas han perdido la vida en el mediterráneo

Inocentemente perseguidos, ¡cuántas familias huyen de sus tierras!

img-20161227-wa0008

Fiesta de los Santos Inocentes, mártires

Epístola I de San Juan 1,5-10.2,1-2.
La noticia que hemos oído de él y que nosotros les anunciamos, es esta: Dios es luz, y en él no hay tinieblas.
Si decimos que estamos en comunión con él y caminamos en las tinieblas, mentimos y no procedemos conforme a la verdad.
Pero si caminamos en la luz, como el mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado.
Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros.
Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonarnos y purificarnos de toda maldad.
Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso, y su palabra no está en nosotros.
Hijos míos, les he escrito estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos un defensor ante el Padre: Jesucristo, el Justo.
El es la Víctima propiciatoria por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero.

Salmo 124(123),2-3.4-5.7b-8.
Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte,
cuando los hombres se alzaron contra nosotros,
nos habrían devorado vivos.
Cuando ardió su furor contra nosotros,

las aguas nos habrían inundado,
un torrente nos habría sumergido,
nos habrían sumergido las aguas turbulentas.
de la trampa del cazador

Nuestra ayuda está en el nombre del Señor,
que hizo el cielo y la tierra.

Evangelio según San Mateo 2,13-18.
Después de la partida de los magos, el Angel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que Yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”.
José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto. Allí permaneció hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del Profeta: Desde Egipto llamé a mi hijo.
Al verse engañado por los magos, Herodes se enfureció y mandó matar, en Belén y sus alrededores, a todos los niños menores de dos años, de acuerdo con la fecha que los magos le habían indicado.
Así se cumplió lo que había sido anunciado por el profeta Jeremías:
En Ramá se oyó una voz, hubo lágrimas y gemidos: es Raquel, que llora a sus hijos y no quiere que la consuelen, porque ya no existen.

**********************************************************************************************

La síntesis de la Palabra de Dios de hoy nos muestra razones y preguntas que evidentemente pueden contestarse personalmente según las podemos entender en fidelidad a cada pensamiento. El camino que marca la fidelidad de avance y acercamiento al sentimiento universal del Proyecto de Dios, encuentra su verdadero sentido en la observancia y conjunción de lo distinto en oración nacido de todas las almas. Este conjunto apasionado, huye de todo protagonismo, que acaba dispersando y maltratando la búsqueda del Espíritu que Dios pone en manos de todas las mujeres y hombres de todos los tiempos.

  • Dios es luz, y en él no hay tinieblas. Si caminamos en la luz, como Dios mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado.
  • Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte,
    cuando los hombres se alzaron contra nosotros,
    nos habrían devorado vivos.
  • El Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: “Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y permanece allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo”.
    José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto. Allí permaneció hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio del Profeta.

¿Qué preguntas podemos hacernos en razón de la síntesis que hoy hacemos de la Palabra?

  • ¿Caminamos a la luz de Dios según Su Luz, en comunión unos con otros?
  • Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte, ¿hubiera permanecido esta secuencia histórica, no planeada por nosotros?
  • Ante la voz que nos llamó a caminar y vivir todos juntos, cuando se nos pidió dar vida al proyecto inesperado, qué hicimos, ¿buscar el Espíritu de Comunión en todo que se nos pidió vivir, o permanecimos en los conceptos establecidos, que constantemente estarían estorbando aquello para lo que Dios nos llamó? ¿Podrá cumplirse lo que el Señor nos anunció tan sutil y claramente, que no pudimos comprender, a pesar de la vida que pusimos en ello, dada la transparencia con que nos fue dado?
Boletín Religión Digital
Martes, 27 diciembre 2016

EL PAPA RECUERDA LAS MUERTES DEL ACCIDENTE AÉREO EN RUSIA

Francisco lamenta el drama de los cristianos perseguidos, “mayor que en los primeros siglos”

“DAN TESTIMONIO DE CORAJE Y DE UN COMPROMISO DE VIVIR EL EVANGELIO, HACIENDO EL BIEN A TODOS, SIN DISTINCIÓN”

(Cameron Doody).- “Hoy hay más mártires de los que había en los primeros siglos”. En el Ángelus de la fiesta de San Esteban, protomártir de la Iglesia, el Papa Francisco ha denunciado la persecución que sufren actualmente tantos cristianos alrededor del mundo: en sus palabras, la más dramática de todos los tiempos. Ha recordado también a las víctimas del siniestro aéreo en Rusia que se saldó con 92 muertes.

20160515_135851

Hoy, día de los santos inocentes, felicitamos al bueno de Tapi y a todos los que tuvimos la suerte de estar junto a él durante los 80 años que nos ha regalado. De igual manera damos gracias a Dios por la frescura del sacerdocio de Juanma Arija por su inquieta transmisión de lo que Dios le regaló en el vientre de su madre.

20161227_161010

En Caracas, se nos continuó dando la vida que desde siempre Dios ha querido que pase, gracias a tantos como la visitaron. Las visitas, escritos y llamadas que recibimos, nos mantuvo en oración, propiciada por todo eso que Dios sigue poniendo ante todos para dar Vida a lo que puede estar muriendo en nosotros, y no darnos cuenta. Gracias por todo, Señor.

Mi vida, ¿contempla la Palabra en todo?

Fiesta de san Juan, apóstol y evangelista

Epístola I de San Juan 1,1-4.
Queridos hermanos:
Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y lo que hemos tocado con nuestras manos acerca de la Palabra de Vida, es lo que les anunciamos.
Porque la Vida se hizo visible, y nosotros la vimos y somos testigos, y les anunciamos la Vida eterna, que existía junto al Padre y que se nos ha manifestado.
Lo que hemos visto y oído, se lo anunciamos también a ustedes, para que vivan en comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo.
Les escribimos esto para que nuestra alegría sea completa.

Salmo 97(96),1-2.5-6.11-12.
¡El Señor reina! Alégrese la tierra,
regocíjense las islas incontables.
Nubes y Tinieblas lo rodean,
la Justicia y el Derecho son

la base de su trono.
Las montañas se derriten como cera
delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra.
Los cielos proclaman su justicia

y todos los pueblos contemplan su gloria.
Nace la luz para el justo,
y la alegría para los rectos de corazón.
Alégrense, justos, en el Señor

y alaben su santo Nombre.

Evangelio según San Juan 20,2-8.
El primer día de la semana, María Magdalena corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto”. Pedro y el otro discípulo salieron y fueron al sepulcro.
Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más rápidamente que Pedro y llegó antes. Asomándose al sepulcro, vio las vendas en el suelo, aunque no entró.
Después llegó Simón Pedro, que lo seguía, y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo,y también el sudario que había cubierto su cabeza; este no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte.
Luego entró el otro discípulo, que había llegado antes al sepulcro: él también vio y creyó.

*******************************************************************************************************

Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y lo que hemos tocado con nuestras manos acerca de la Palabra de Vida, es lo que les anunciamos.

Lo que hemos visto y oído, se lo anunciamos también a ustedes, para que vivan en comunión con nosotros.

Nace la luz para el justo,
y la alegría para los rectos de corazón.
Alégrense, justos, en el Señor

«El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros y hemos visto su gloria…, lleno de gracia y de verdad» (Jn 1,14)

Cosillas que surgen, que recordamos; consideraciones recibidas para ser contempladas, noticias que en su momento nacieron y se dijeron desde lo mejor de sí y pensamos que se nos han olvidado, imágenes que a diario nos zarandea la mente y el corazón, silencios no convencidos que entristecen el alma, sufrimientos que no cesan, comprender que solo tenemos un rival…20161211_164832

  • Nuestra tarea en adelante es la de contemplar, que guarde silencio, bendecir, acariciar…
  • Un padre que a un hijo quiere no le permite angustiarse
  • Profetiza el que predica, tratando de vivir la Palabra. Las profecías son mínimas, y muy difíciles de reconocer, tanto más si no lo son. Éstas solo producen mucho dolor y ningún fruto en los que al final se reconozca la acción de Dios.reconocible como tal
  • dame valor en la lucha que tengo conmigo…

img_20161226_203238495-1 img-20161218-wa0006 Print

Un joven llamado Saulo…

 

fullsizerender-6

Las circunstancias de ayer nos hacían recordar tantas cosas… Hoy las lecturas nos cuestionan en torno a las figuras de Esteban y Saulo, del baluarte que hace sentirnos convencidos y salvos, el Amor…  es tan múltiple y distinta su reflexión…

Fiesta de san Esteban, protomártir

Libro de los Hechos de los Apóstoles 6,8-10.7,54-59.
Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y signos en el pueblo.
Algunos miembros de la sinagoga llamada “de los Libertos”, como también otros, originarios de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de la provincia de Asia, se presentaron para discutir con él.
Pero como no encontraban argumentos, frente a la sabiduría y al espíritu que se manifestaba en su palabra,
Al oír esto, se enfurecieron y rechinaban los dientes contra él.
Esteban, lleno del Espíritu Santo y con los ojos fijos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús, que estaba de pie a la derecha de Dios.
Entonces exclamó: “Veo el cielo abierto y al Hijo del hombre de pie a la derecha de Dios”.
Ellos comenzaron a vociferar y, tapándose los oídos, se precipitaron sobre él como un solo hombre; y arrastrándolo fuera de la ciudad, lo apedrearon. Los testigos se quitaron los mantos, confiándolos a un joven llamado Saulo.
Mientras lo apedreaban, Esteban oraba, diciendo: “Señor Jesús, recibe mi espíritu”.

Salmo 31(30),3cd-4.6.8ab.16bc.17.
Sé para mí una roca protectora,
un baluarte donde me encuentre a salvo,
porque tú eres mi Roca y mi baluarte:
por tu Nombre, guíame y condúceme.

Yo pongo mi vida en tus manos:
tú me rescatarás, Señor, Dios fiel.
¡Tu amor será mi gozo y mi alegría!
Cuando tú viste mi aflicción

Líbrame del poder de mis enemigos
y de aquellos que me persiguen.
Que brille tu rostro sobre tu servidor,
sálvame por tu misericordia.

Evangelio según San Mateo 10,17-22.
Jesús dijo a sus apóstoles:
Cuídense de los hombres, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas.
A causa de mí, serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos y de los paganos.
Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento,
porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes.
El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los harán morir.
Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará.

**********************************************************************************************

dibujo-encuentro-madrid-14enero2017

A últimas horas de ayer, día de Navidad, la llamada de un matrimonio inquieto nos recordaba años atrás, al traernos a la mente momentos a los que llamamos “Tiempo de catacumbas”, en los que nos cuestionábamos la tarea que la historia nos proponía…. ¿Cómo está nuestra conciencia? ¿Por qué estoy donde estoy, qué busco, adonde queremos llegar? ¿Me siento  “parte de ese resto pobre” que humildemente trata de despertar la conciencia dormida que vive la humanidad? Gracias, amigos, que en la noche mantenéis la inquietud…

A JAESÚS LO ENCUENTRAN LOS SEDIENTOS Y HAMBRIENTOS

¿Qué hemos podido advertir, discernir, introducir en nuestra conciencia en torno a lo que hemos entendido y visto sobre la misión cristiana?. Ésta nos lleva a cambiar de mentalidad, a buscar, a rozar el peligro y sentir la incertidumbre que nos puede llevar a esa “supuesta cárcel mental imaginaria” que supone salir del tiesto, a no entender ni operar según lo que vemos egoísta y tradicionalmente, a advertir y sentir necesidad de algo más hondo e inadvertido, a querer beber de “una fuente más fuente”… Hablamos de Sed más sedienta y Hambre más hambrienta, de una situación interior que para entenderla nos introduce en una situación de catacumbas, en la que descubrimos el Espíritu y la Verdad, la sola alma y el solo corazón que nos dé razón y certeza de vivir y gozar, con el resto de la humanidad la Nueva Vida que Jesús había venido  traer a todas las mujeres y todos los hombres de todos los tiempos.

Y ninguna de esas confusas, y al mismo tiempo decididas circunstancias que provocan la clandestinidad de la catacumba, pueden serlo “por gusto”, por “matar el tiempo”, o por ver algo más novedoso sobre lo que ya se conocía.

«En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros.» (Jn 13,35)

Has nacido, siempre estás en todos. No consientas que rompamos Tu Cuerpo.

 

dibujo-encuentro-madrid-14enero2017

Mucho más que un signo o un dibujo. Esta red dibujada sobre cierta parte del mundo trata de expresar con sencillez el fruto de una inmensa tarea que comienza “entre todos”, tan inmensa como el universo.

Solemnidad de la Natividad del Señor (Misa del día)Libro de Isaías 52,7-10.
¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz, del que anuncia la felicidad, del que proclama la salvación, y dice a Sión: “¡Tu Dios reina!”.
¡Escucha! Tus centinelas levantan la voz, gritan todos juntos de alegría, porque ellos ven con sus propios ojos el regreso del Señor a Sión, ¡Prorrumpan en gritos de alegría, ruinas de Jerusalén, porque el Señor consuela a su Pueblo, Él redime a Jerusalén!
El Señor desnuda su santo brazo a la vista de todas las naciones,verán la salvación de nuestro Dios.

Salmo 98(97),1.2-3ab.3cd-4.5-6.
Canten al Señor un canto nuevo,
porque él hizo maravillas:
su mano derecha y su santo brazo
le obtuvieron la victoria.

El Señor manifestó su victoria,
reveló su justicia a los ojos de las naciones:
se acordó de su amor y su fidelidad
en favor del pueblo de Israel.

Los confines de la tierra han contemplado
el triunfo de nuestro Dios.
Aclame al Señor toda la tierra,
prorrumpan en cantos jubilosos.

Canten al Señor con el arpa
y al son de instrumentos musicales;
con clarines y sonidos de trompeta
aclamen al Señor, que es Rey.

Carta a los Hebreos 1,1-6.
Después de haber hablado antiguamente a nuestros padres por medio de los Profetas, en muchas ocasiones y de diversas maneras, ahora, en este tiempo final, Dios nos habló por medio de su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas y por quien hizo el mundo.
El es el resplandor de su gloria y la impronta de su ser. El sostiene el universo con su Palabra poderosa, y después de realizar la purificación de los pecados, se sentó a la derecha del trono de Dios en lo más alto del cielo.
Así llegó a ser tan superior a los ángeles, cuanto incomparablemente mayor que el de ellos es el Nombre que recibió en herencia.
¿Acaso dijo Dios alguna vez a un ángel: “Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy?” ¿Y de qué ángel dijo: “Yo seré un padre para él y él será para mi un hijo?”
Y al introducir a su Primogénito en el mundo, Dios dice: “Que todos los ángeles de Dios lo adoren.”

Evangelio según San Juan 1,1-18.
Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
Al principio estaba junto a Dios.
Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe.
En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la percibieron.
Apareció un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan.
Vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él.
El no era la luz, sino el testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera que, al venir a este mundo, ilumina a todo hombre.
Ella estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por medio de ella, y el mundo no la conoció.
Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron.
Pero a todos los que la recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el poder de llegar a ser hijos de Dios.
Ellos no nacieron de la sangre, ni por obra de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino que fueron engendrados por Dios.
Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros. Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él, al declarar: “Este es aquel del que yo dije: El que viene después de mí me ha precedido, porque existía antes que yo”.
De su plenitud, todos nosotros hemos participado y hemos recibido gracia sobre gracia:
porque la Ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo.
Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Hijo único, que está en el seno del Padre.

*************************************************************************************************

¡Cuanta noticia de siempre, cuanta Palabra de hoy, recodando el contenido de una “Historia de historias” en la que constantemente se nos ha hablado de Conciencia de Comunión Trinitaria, de conocimientos previos que atestigüen la razón de la presencia de Jesús entre nosotros. Cuanta persona testigo enamorada, cuánto que rezar por la Jerarquía y el Pueblo de nuestra Iglesia, que ha de soñar que lo distinto se ama y que la construimos Todos Juntos…!

  • ¡Qué hermosos son sobre las montañas los pasos del que trae la buena noticia, del que proclama la paz, del que anuncia la felicidad, del que proclama la salvación, y dice a Sión: “¡Tu Dios reina!”.
  • Canten al Señor un canto nuevo,
  • El es el resplandor de su gloria y la impronta de su ser.
  • Al principio existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
  • Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Hijo único, que está en el seno del Padre.

«Hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre»

MAS GRANDE QUE EL UNIVERSO

 “Vas a tomar un camino más grande que el Universo, dones te habrán de cubrir para saber recorrerlo.

Te hará falta gran paciencia para soportar las pruebas que te saldrán al encuentro, que en absoluto te esperas.

Necesitarás comprensión y “carretones de humildad” para que no creas tuyo lo que se te va a encomendar.

Dosis de perseveranciatodas, te sabrán muy pocas, si en verdad quieres ser fiel a lo que empiezas ahora.

Vas a tomar un camino, el que conduce a la VIDApase lo que pase, ándalo, goza, espera, ¡CONFIA!

 Espera ser recorrido año a año, día a día, más, por no confiar en  MI la vereda está vacía.

EL CARDENAL DE MADRID “CONTESTA” A LOS CUATRO CARDENALES: “EL PAPA ES EL SUCESOR DE PEDRO, PUNTO Y APARTE”.

Carlos Osoro: “La Iglesia es un cuerpo, nadie puede romperlo, y menos los que tenemos la misión de mantener su unidad”

“UN CRISTIANO SABE QUE HAY QUE ABRIR FRONTERAS Y CREAR PUENTES PARA HACER HOGAR EN ESTE MUNDO”

(Jesús Bastante).- Carlos Osoro es un hombre inquieto. El cardenal de Madrid, que hace poco más de un mes recibía la birreta de manos del Papa Francisco, se muestra incombustible, con la agenda cargada, miles de mensajes que contestar poco a poco y la sensación de estar ante un reto mayúsculo: el de acompañar, como buen “peregrino”, al Papa Francisco en su tarea de reformar la Iglesia.

“No consientas que rompamos tu Cuerpo. Si lo hacemos, no vivimos Tu Verdad”. 

A continuación, recordamos personas, situaciones, circunstancias inesperadas que durante 150 años han sido convocadas por Dios para construir “sin orden, ni mandato explícito, dentro de un concierto muchas veces desafinado y a la deriva imposible de prever ni comprender… Constantes insinuaciones difíciles de equilibrar, que nos dejaron pequeños, pobres, impertérritos, impasibles ante la inmensidad de la pasión por el Todo suscitado paso a paso de cada día vivido…

20161222_112922 20161222_132151 20161223_120511 20161223_123009 20161223_124146 20161224_173021 20161224_173857 20161224_181724 20161224_181748 20161224_195749 20161224_215029 20161224_232835

dibujo-encuentro-madrid-14enero2017

Desde la pobreza de un pesebre vamos a empezar un camino…

valdeverdeja-rosi-20161218_102800-1