¿Qué debemos hacer?

 

Martes de la segunda semana del tiempo ordinario

Primer Libro de Samuel 16,1-13..

Salmo 89(88),20.21-22.27-28. 
«Encontré a David, mi servidor,
y lo ungí con el óleo sagrado,
para que mi mano esté siempre con él
y mi brazo lo haga poderoso.»

El me dirá: «Tú eres mi padre,
mi Dios, mi Roca salvadora.»

Evangelio según San Marcos 2,23-28. 
Un sábado en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos comenzaron a arrancar espigas al pasar.
Entonces los fariseos le dijeron: “¡Mira! ¿Por qué hacen en sábado lo que no está permitido?”.
El les respondió: “¿no han leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus compañeros se vieron obligados por el hambre,cómo entró en la Casa de Dios, en el tiempo del Sumo Sacerdote Abiatar, y comió y dio a sus compañeros los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes?”.
Y agregó: “El sábado ha sido hecho para el hombre, y no el hombre para el sábado.
De manera que el Hijo del hombre es dueño también del sábado”.

______________________________________________________________________

“El dueño del sábado”: la liberación aportada por Cristo

 

En Chile tiene previstos encuentros con migrantes, indígenas mapuche y víctimas de la dictadura militar entre 1973 y 1990. Está por ver si recibirá a sobrevivientes de abusos sexuales

Sólo cuatro de cada diez chilenos aprueban la gestión del Pontífice,

Su viaje más difícil: el Papa Francisco ya ha volado hacia Chile.

“Les pido por favor que acompañen con la oración mi viaje a Chile y Perú”.

(Jesús Bastante).- Pocos minutos después de las ocho de la mañana de ayer, el Boing 777 de Alitalia partía del aeropuerto de Fiumicino, para uno de los viajes más duros del Papa. Primer destino: Santiago de Chile, para después recalar en Perú. En el horizonte, se atisba como la visita más difícil de este Pontificado, en mitad de protestas contra los abusos, ataques a iglesias y la situación política en países azotados por la corrupción.

“¿Somos dueños del sábado?” ¿Qué Libertad sentimos en cuanto a nuestro seguimiento “a y por Cristo?”

Como cristianos convencidos y servidores confiados, ¿qué nos toca rezar, vivir, SER  EVANGÉLICAMENTE, para ser lo que debemos SER?

Sea la que fuere nuestra circunstancia y momento, ¿cómo lo vivimos, qué esperamos? ¡Qué bonito el instrumento que tanto has utilizado y seguirás utilizando en tu vida!

  GUÍAS QUE CRUCEN LA TIERRA

  1. I) Todos vamos en camino con el cuidado de un guía que a todos ha de sacarnos de la tierra establecida.

Cierto es que ha de orientar a su pueblo cada día, sin olvidar que ha de hacerlo bajo “El Soplo de la Vida”.

 Guías que crucen la tierra con su mirada en el cielo harán visible en el mundo la Oración del Padre Nuestro.

Solo si los guías viven en actitud de “desierto” harán “Viva” la Oración, y “Santo”, ¡de Dios!, al pueblo.

  1. II) Sintiendo nómada el alma y desnudo el pensamiento, jamás fallarán los guías, ¡Siempre saldrán del destierro!

Y verán que Dios les cuida en los momentos más cruentos, sin buscar más garantía que vivir, de sí muriendo.

Abiertos cada jornada y fiel en cada momento han de descubrir a Dios en lo que vive “Su pueblo”.

Todos hacemos de guía aunque nos cueste creerlo. Lo haremos como Dios quiere si Su Plan lo hacemos “nuestro”.

Siempre en camino, descubriendo lo que de nuevo nos regala la Vida que recorremos en Su Nombre.

Gracias, Señor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si buscamos el Espíritu en todo…

 

“No es pecado tener dudas y temores”.            Jornada Mundial del Migrante: Papa Francisco

Lunes de la segunda semana del tiempo ordinario. La fuente de hoy.

Primer Libro de Samuel 15,16-23. 

Salmo 50(49),8-9.16bc-17.21.23. 

Evangelio según San Marcos 2,18-22. 
_________________________________________________________________________________________

Extractamos la esencia de la Palabra que hoy nos regala la Iglesia. Y junto a ella, la Vida de los infinitos motivos para hacernos pensar sobre lo que en Verdad sueña nuestra mente y busca nuestro corazón.

  • Si estás seguro de que te consideres poca cosa, ¿no estás seguro de que escuchas la voz del Señor? Qué crees que quiere el Señor, ¿holocaustos y sacrificios o que vivamos su Palabra?
  • ¿Cómo nos atrevemos a pregonar sus mandamientos
    y a mencionar su alianza con la boca,
    si no hacemos caso a su enseñanza
    y nos despreocupamos de sus palabras? Si hacemos esto, ¿creemos que se va a callar?

Quienes buscan andar por el buen camino, gustarán la salvación de Dios.

  • Nadie usa un pedazo de género nuevo para remendar un vestido viejo, porque el pedazo añadido tira del vestido viejo y la rotura se hace más grande. Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres, y ya no servirán más ni el vino ni los odres.
  • “¡A vino nuevo, odres nuevos!”.

“Allí donde  menos se espera que nazca un signo distinto aparece el “Vino Nuevo” que sacia a todo ser vivo.

Surge la Vida olvidada que nos llama a ser “Servicio”, al igual que hizo ÉL cuando nos dijo ¡Sed Vino!”

Estamos en tiempos de revisión de lo que sabemos después de tantos años. El contenido general de lo acontecido nos ha descubierto a través de todos estos titulares. ¿Qué sabemos de ellos?

  1. A) Raíces de comunión trinitaria
  2. B) Contenido de universalidad que escudriña y aprende de todo lo vivido y vive la Iglesia 
  3. C) Conciencia de sabernos testigos y administradores de los misterios de Dios sin saber
  4. D) Envío que da garantía y fidelidad de lo que hacemos, no según pensamos personalmente, sino entre todos
  5. E) Conocimiento y sentimientos íntimos de trabajar para una empresa en la que nadie es ajeno de nada ni de nadie, y nos comprometemos todos juntos, con todo y con todos
  6. F) Solo Dios basta
  7. G) Dios no quiso ser Dios sin su pueblo.
¿Qué nos hace pensar esto que está ocurriendo en el mundo?

¿Se desploma el catolicismo en América Latina?

Hay siete naciones donde ya representa a menos de la mitad de la población
La propia calificación del Papa pasa del 7.2 en 2013 al 6.8 en la actualidad

(José M. Vidal/ Agencias).-Sacudido por numerosos escándalos de pederastia, la Iglesia católica latinoamericana sufre una fuerte caída, que ni siquiera es capaz de detener Francisco, el primer Papa de la Patria Grande. Los fieles que huyen en estampida del catolicismo se van a las iglesias protestantes o se echan en brazos del agnosticismo y del ateísmo.

Como respuesta o explicación a esto anterior, nos han llegado estos escritos con estas palabras:

  • Ayer tarde me tocó leer la lectura de San Pablo. Si de mí hubiera dependido, no lo habría hecho. Es una lectura que, especialmente, me hace daño leer sin sentirme interpelado por cuanto estaba proclamando, para quienes se encontraban en la Parroquia, pero era yo quien la proclamaba.
  • Ya son muchos los años en que en los conciertos y oraciones de “Brotes” se decía: “Se compromete el que habla, no el que escucha”.

Muchas historias tras un mismo Señor, muchas historias siguiendo sin entender,  muchas historias cumpliendo años y sin llegar al fondo y al misterio que nos convoca y nos une: Dios, uno y trino.

Tras los errores y  aciertos propios de nuestra inconsciencia, unas veces teóricamente como por inercia en el camino que nos propusimos un dia, y otras llegada por algún hermano que nos despierta del letargo de la rutina diaria, hoy siento que cada vez hay que decir menos cosas y si traslucir unas actitudes, ¡Feliz el pueblo que sabe aclamarte! y esa felicidad contagiarla, no importa que estemos paralíticos de amor y entrega en nuestras comunidades, eso nos va a hablar de nuestra pobreza y de tu misericordia de Su PODER en nuestro “no poder”. Que no me duela Señor el fracaso, el sentir que “no me siguen”  aunque vaya cumpliendo años… ¡Tu eres el Maestro y el Señor!

A veces siento vergüenza al pensar que despues de 47 años de seguimiento aun he entendido tan poco…

Aunque inquietos, no olvidemos jamás de recordar serenamente esta Palabra:

«Ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, Jesús de Nazaret pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con él» (Hechos, 10, 38).

Francisco en el Ángelus: “Buscar a Jesús, encontrarle y seguirle: este es el camino”

Somos sus manos pero todo está en las Suyas.

 

 

 

 

Palabra y noticias múltiples que significan mucha Esperanza

Un camino más grande que el universo

Segundo Domingo del tiempo ordinario

Primer Libro de Samuel 3,3b-10.19. 
Samuel estaba acostado en el Templo del Señor, donde se encontraba el Arca de Dios.
El Señor llamó a Samuel, y él respondió: “Aquí estoy”.
Samuel fue corriendo adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Pero Elí le dijo: “Yo no te llamé; vuelve a acostarte”. Y él se fue a acostar.
El Señor llamó a Samuel una vez más. El se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Elí le respondió: “Yo no te llamé, hijo mío; vuelve a acostarte”.
Samuel aún no conocía al Señor, y la palabra del Señor todavía no le había sido revelada.
El Señor llamó a Samuel por tercera vez. El se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Entonces Elí comprendió que era el Señor el que llamaba al joven,
y dijo a Samuel: “Ve a acostarte, y si alguien te llama, tú dirás: Habla, Señor, porque tu servidor escucha”. Y Samuel fue a acostarse en su sitio.
Entonces vino el Señor, se detuvo, y llamó como las otras veces: “¡Samuel, Samuel!”. El respondió: “Habla, porque tu servidor escucha”.
Samuel creció; el Señor estaba con él, y no dejó que cayera por tierra ninguna de sus palabras.

Salmo 40(39),2.4.7-8.9.10. 
Esperé confiadamente en el Señor:
él se inclinó hacia mí
y escuchó mi clamor.
Puso en mi boca un canto nuevo,
un himno a nuestro Dios.
Muchos, al ver esto, temerán

y confiarán en el Señor.
Tú no quisiste víctima ni oblación;
pero me diste un oído atento;
no pediste holocaustos ni sacrificios,
entonces dije: «Aquí estoy».
En el libro de la Ley está escrito

lo que tengo que hacer:
yo amo, Dios mío, tu voluntad,
y tu ley está en mi corazón».
Proclamé gozosamente tu justicia
en la gran asamblea;
no, no mantuve cerrados mis labios,

Tú lo sabes, Señor.

Carta I de San Pablo a los Corintios 6,13c-15a.17-20. 
Hermanos:
El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo.
Y Dios que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros con su poder.
¿No saben acaso que sus cuerpos son miembros de Cristo?
El que se une al Señor se hace un solo espíritu con Él.
Eviten la fornicación. Cualquier otro pecado cometido por el hombre es exterior a su cuerpo, pero el que fornica peca contra su propio cuerpo.
¿O no saben que sus cuerpos son templo del Espíritu Santo, que habita en ustedes y que han recibido de Dios? Por lo tanto, ustedes no se pertenecen,
sino que han sido comprados, ¡y a qué precio! Glorifiquen entonces a Dios en sus cuerpos.

Evangelio según San Juan 1,35-42. 
Estaba Juan Bautista otra vez allí con dos de sus discípulos
y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: “Este es el Cordero de Dios”.
Los dos discípulos, al oírlo hablar así, siguieron a Jesús.
El se dio vuelta y, viendo que lo seguían, les preguntó: “¿Qué quieren?”. Ellos le respondieron: “Rabbí -que traducido significa Maestro- ¿dónde vives?”.
“Vengan y lo verán”, les dijo. Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Era alrededor de las cuatro de la tarde.
Uno de los dos que oyeron las palabras de Juan y siguieron a Jesús era Andrés, el hermano de Simón Pedro.
Al primero que encontró fue a su propio hermano Simón, y le dijo: “Hemos encontrado al Mesías”, que traducido significa Cristo.
Entonces lo llevó a donde estaba Jesús. Jesús lo miró y le dijo: “Tú eres Simón, el hijo de Juan: tú te llamarás Cefas”, que traducido significa Pedro.

______________________________________________________________________

.

Si alguien te llama, tú dirás: Habla, Señor, porque tu servidor escucha”. 
Esperé confiadamente en el Señor:
él se inclinó hacia mí
y escuchó mi clamor.
Puso en mi boca un canto nuevo,
un himno a nuestro Dios.

no pediste holocaustos ni sacrificios,
entonces dije: «Aquí estoy».
En el libro de la Ley está escrito:

yo amo, Dios mío, tu voluntad,
y tu ley está en mi corazón».
Proclamé gozosamente tu justicia
en la gran asamblea;
no, no mantuve cerrados mis labios,

Tú lo sabes, Señor.

¿No saben que sus cuerpos son templo del Espíritu Santo, que habita en ustedes y que han recibido de Dios? Por lo tanto, ustedes no se pertenecen,
sino que han sido comprados, ¡y a qué precio! Glorifiquen entonces a Dios en sus cuerpos.

“Este es el Cordero de Dios”.

Maestro- ¿dónde vives?”.
“Vengan y lo verán”, les dijo. Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Era alrededor de las cuatro de la tarde.

“Hemos encontrado al Mesías.”

 

MADRID, SÁBADO 20 enero 2018
CELEBRACIÓN ECUMÉNICA
DE JÓVENES
“Fue tu diestra quien lo hizo, Señor, resplandeciente de poder” Ex 15,16

La Palabra de Dios rompe nuestras cadenas. Encuentro de Jóvenes
Oración
18:00
20:00
Primera Iglesia Evangélica Bautista de Madrid
c/ General Lacy 18. Metro Atocha Renfe (L1) y Palos de la Frontera (L3)

Con la Palabra de Dios,sumando todo lo que nos viene sorprendiemdo de tantos años atrás, y lo que en estos días está aconteciendo sin saber adonde quiere Dios llevarnos, contemplamos cómo Dios nos sigue hablando y sorprendiéndonos de esta manera:

Yo, Dios, Yo Soy. Este es mi nombre; y no daré a otro mi gloria, ni mi alabanza a escultura o imagen alguna.

YO SOY os pedí ser con luz que no se apagase

Hasta salvar a mi pueblo de dolores y barbaries.

Con esto, os manifesté formas, que eran primeras,

y os anuncié nuevas cosas antes de que se entendieran.

Me valdré de los humildes que aceptaren mi Palabra

convencidos que, muchos otros disfrutarán de Mi Gracia.

Sin ruidos y en silencio, desde el hondo de sus almas,

conscientes de que es Dios quien los impulsa y los llama.

Así nos habla el Dios que apareció en nuestras vidas, de forma incondicional, pidiéndonos cuidar y no desviar la razón de la llamada: hacer de la tierra Su Reino. Pidámosle que cada quién responda según quiere de cada uno, y complemente lo que solo ÉL puede complementar.

Para que así sea, hemos rezar esta sencilla y humilde oración:

[audiosrc= http://www.brotesdeolivo.es/descargadirecta/1990%20%20DAME%20VIDA/16-Hazme%20pobre.mp3%5D

Esta pita nos ha recordado a varias de las que nos encontramos en “Tu Tierra”, cuando buscábamos un lugar en el que responder a aquel grito de Ciudad Joven, ¡Alto al mundo que estamos haciendo, hay que dar Vida a lo que muere! Esta pita nos recordó a la Tierra prometida. Al decidir entre todos buscar allí el lugar de encuentro donde todos, abiertos a lo inesperado, respondiésemos a lo que nos motivado, apareció un tema que se expresaba así: MAS GRANDE QUE EL UNIVERSO “Vais a tomar un camino más grande que el Universo, dones os habrán de cubrir para saber recorrerlo. Os hará falta gran paciencia para soportar las pruebas que os saldrán al encuentro. que en absoluto os esperas. Necesitaréis comprensión y “cestones de humildad” para que no creáis vuestro lo que se os va a encomendar. Dosis de perseverancia, todas, os sabrán muy pocas si en verdad queréis ser fiel a lo que empiezas ahora. Váis a tomar un camino, el que conduce a la VIDA, pase lo que pase, andadlo, goza, espera, ¡CONFIA! Espera ser recorrido año a año, día a día, más, por no confiar en MI la vereda está vacía.

Señor. Después de tantos años, seguimos caminando, sabiéndonos cuidados por Ti.

Está siendo largo el camino, pero los parajes y nuevas misiones no dejan de aparecer y animar nuestro interior, porque seguimos viendo a Dios en todo.

Como sorpresa y preciosa noticia, mostramos esta foto en la que se han encontrado en Viena, Patri Trujano con Francisco Javier. Felicidades.

Aquí vemos de nuevo a Francisco y Valle, también en la ópera de Viena.

No dejemos de contemplar la humildad de lo sencillo, que nos hace recordar el ANAWIN que se nos pide vivir.

El soplo del Espíritu sigue resonando en nuestros corazones.

No solo una, sino que son infinitas las estrellas que nos envían su luz, aunque nosotros no las veamos,

Esta fotografía nos puede estar anticipando la necesidad de sentir todos juntos, aún sin pretenderlo, lo que puede ser el arranque de algo que nos lleve a una nueva consideración, constructora de una nueva conciencia sobre la Palabra y la Iglesia, como herramienta indispensable e insustituible da la Nueva Humanidad..

Gracias, Señor, por lo que entendemos, pero más aún, por lo que sin saber nos sorprendes cada día.

Esta fotografía nos puede estar anticipando la necesidad de sentir todos juntos, aún sin pretenderlo, lo que puede ser el arranque de algo que nos lleve a una nueva consideración, constructora de una nueva conciencia sobre la Palabra y la Iglesia, como herramienta indispensable e insustituible da la Nueva Humanidad..

 

 

 

 

 

 

 

 

Nacemos, vivimos y morimos para el Señor.

Sábado de la primera semana del tiempo ordinario

Primer Libro de Samuel 9,1-4.17-19.10,1a. 
Había un hombre de Benjamín llamado Quis, hijo de Abiel, hijo de Seror, hijo de Becorat, hijo de Afiaj, hijo de un benjaminita. El hombre estaba en muy buena posición, y tenía un hijo llamado Saúl, que era joven y apuesto. No había entre los israelitas otro más apuesto que él; de los hombros para arriba, sobresalía por encima de todos los demás.
Una vez, se le extraviaron las asnas a Quis, el padre de Saúl. Quis dijo entonces a su hijo Saúl: “Lleva contigo a uno de los servidores y ve a buscar las asnas”.
Ellos recorrieron las montaña de Efraím y atravesaron la región de Salisá, sin encontrar nada. Cruzaron por la región de Saalém, pero no estaban allí. Recorrieron el territorio de Benjamín, y tampoco las hallaron.
Cuando Samuel divisó a Saúl, el Señor le advirtió: “Este es el hombre de quien te dije que regirá a mi pueblo”.
Saúl se acercó a Samuel en medio de la puerta de la ciudad, y le dijo: “Por favor, indícame dónde está la casa del vidente”.
“El vidente soy yo, respondió Samuel a Saúl; sube delante de mí al lugar alto. Hoy ustedes comerán conmigo. Mañana temprano te dejaré partir y responderé a todo lo que te preocupa.
Samuel tomó el frasco de aceite y lo derramó sobre la cabeza de Saúl. Luego lo besó y dijo: “¡El Señor te ha ungido como jefe de su herencia!

Salmo 21(20),2-3.4-5.6-7. 
Señor, el rey se regocija por tu fuerza,
¡y cuánto se alegra por tu victoria!
Tú has colmado los deseos de su corazón,
no le has negado lo que pedían sus labios.

Porque te anticipas a bendecirlo con el éxito
y pones en su cabeza una corona de oro puro.
Te pidió larga vida y se la diste:
días que se prolongan para siempre.

Su gloria se acrecentó por tu triunfo,
tú lo revistes de esplendor y majestad;
le concedes incesantes bendiciones,
lo colmas de alegría en tu presencia.

Evangelio según San Marcos 2,13-17. 
Jesús salió nuevamente a la orilla del mar; toda la gente acudía allí, y él les enseñaba.
Al pasar vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. El se levantó y lo siguió.
Mientras Jesús estaba comiendo en su casa, muchos publicanos y pecadores se sentaron a comer con él y sus discípulos; porque eran muchos los que lo seguían.
Los escribas del grupo de los fariseos, al ver que comía con pecadores y publicanos, decían a los discípulos: “¿Por qué come con publicanos y pecadores?”.
Jesús, que había oído, les dijo: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

________________________________________________________________________

La Palabra de hoy, las realidades que nos rodean directamente, las infinitas situaciones que vive el mundo que nos gritan sin cesar y difícilmente las escuchamos, ¿hacen sentirnos llamados, ungidos como jefes de una herencia de tantos durante años, que no acaban de recibir la herencia que Dios les dejó personalmente?

…reflexionemos, recemos, examinemos nuestro corazón, nuestra vida y nuestros conocimientos, contemplemos lo que hoy vive el mundo y la vida que proclaman y buscan construir el Reino en la tierra…

“¡El Señor te ha ungido como jefe de su herencia!

“No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

Más de tres mil cristianos fueron asesinados a causa de su fe en 2017

LA GACETA

11 enero, 2018

El mayor número de asesinatos de cristianos (2.000) se produjo en Nigeria, un país que hogaño padece las criminales acciones del grupo terrorista Boko Haram

Ex general marista y el director de RD presentan “Un nuevo comienzo” (Khaf)

Emili Turú: “Es hora de que el Pueblo de Dios se levante con el Evangelio en la mano”

José Manuel Vidal: “Debemos reclamar nuestros derechos en una Iglesia de la que somos corresponsables”

(Jesús Bastante).- ¿Es posible ‘un nuevo comienzo’ para una institución con más de dos mil años de historia? ¿Cuál es nuestra responsabilidad, las actitudes necesarias para conseguir el cambio? A estas y otras preguntas dieron respuesta anoche, en una abarrotada parroquia de San Antón, los autores de ‘Un nuevo comienzo’ (Khaf), Emili Turú y José Manuel Vidal.

Se acercan tiempos en que las circunstancias de quienes hemos de hacernos responsables de dar Vida a la Palabra hemos de manifestarnos en silencio, hablando sin hablar, reconociendo las raíces que se nos dieron sin saber ni planear…

Disponemos a continuación algunos de los espacios y momentos que han hecho considerar lo que desde hace algún tiempo hemos llamado “Historia de historias”…¿qué sabemos de ellos?

Desde lo común, PROFETAS                                                                                          

“Borrón y cuenta nueva”                                                                                    

El Proyecto de Dios sobre Pueblo de Dios                                                      

Rasgos Fundamentales. El Placer de Servir                                                   

La Regla Única                                                                                                   

Contemplación del Hombre, Solo y Total

Abierto a lo Inesperado                                                                                     

Todo es Providencia de Dios                                                                                           

Ser de Dios, Encarnación y Reino de Justicia                                                               

Consagración Seglar                                                                                         

Comunidades Cristianas en medio de los Pueblos 

Sobre cómo la historia ha transformado la mentalidad sobre la esencia

CIUDAD DE DIOS, oblación sin retorno                                                                         

Desde el manantial, ¿CÓMO RESTAURAR LA IGLESIA?                                            

LA MARCHA HISTÓRICA DEL HOMBRE: en el nombre de Dios, del Reino, de la Palabra, de la Iglesia

Sobre LA PROFECÍA DE LA PALABRA.

La Figura del ANAWIN                               

DE EGIPTO A LA TIERRA PROMETIDA.                                                                         

Lo visto y oído                                                                                                    

La fraternidad humana                                                                                       

El verdadero Don de Dios

Seglares en el Siglo XX   

Moldes establecidos                                                                                              

Fidelidad al Proyecto de Dios                                                                                         

La explosión seglar dentro de una mentalidad histórica

 

 

 

Lo mejor está por llegar

 

Viernes de la primera semana del tiempo ordinario

Primer Libro de Samuel 8,4-7.10-22a. 
Entonces se reunieron todos los ancianos de Israel y acudieron a Samuel en Ramá.
“Tú ya eres viejo, le dijeron, y tus hijos no siguen tus pasos. Ahora danos un rey para que nos gobierne, como lo tienen todas las naciones”.
A Samuel le disgustó que le dijeran: “Danos un rey para que nos gobierne”, y oró al Señor.
El Señor dijo a Samuel: “Escucha al pueblo en todo lo que ellos digan, porque no es a ti a quien rechazan: me rechazan a mí, para que no reine más sobre ellos.
Samuel comunicó todas las palabras del Señor al pueblo que le pedía un rey,
diciendo: “Este será el derecho del rey que reinará sobre ustedes. El tomará a los hijos de ustedes, los destinará a sus carros de guerra y a su caballería, y ellos correrán delante de su carro.
Los empleará como jefes de mil y de cincuenta hombres, y les hará cultivar sus campos, recoger sus cosechas, y fabricar sus armas de guerra y los arneses de sus carros.
Tomará a las hijas de ustedes como perfumistas, cocineras y panaderas.
Les quitará a ustedes los mejores campos, viñedos y olivares, para dárselos a sus servidores.
Exigirá el diezmo de los sembrados y las viñas, para entregarlo a sus eunucos y a sus servidores.
Les quitará sus mejores esclavos, sus bueyes y sus asnos, para emplearlos en sus propios trabajos.
Exigirá el diezmo de los rebaños, y ustedes mismos serán sus esclavos.
Entonces, ustedes clamarán a causa del rey que se han elegido, pero aquel día el Señor no les responderá”.
El pueblo se negó a escuchar la voz de Samuel, e insistió: “¡No! Habrá un rey sobre nosotros, y así seremos como todas las naciones. Nuestro rey nos juzgará, saldrá al frente de nosotros y combatirá en nuestros combates”.
Samuel escuchó todas las palabras del pueblo y las repitió en presencia del Señor.
El Señor dijo a Samuel: “Escúchalos y dales un rey”. Entonces Samuel dijo a los hombres de Israel: “Vuelvan cada uno a su ciudad”.

Salmo 89(88),16-17.18-19. 
¡Feliz el pueblo que sabe aclamarte!
Ellos caminarán a la luz de tu rostro;
se alegrarán sin cesar en tu Nombre,
serán exaltados a causa de tu justicia.

Porque tú eres su gloria y su fuerza;
con tu favor, acrecientas nuestro poder.
Sí, el Señor es nuestro escudo,
el Santo de Israel es realmente nuestro rey.

Evangelio según San Marcos 2,1-12. 
Jesús volvió a Cafarnaún y se difundió la noticia de que estaba en la casa.
Se reunió tanta gente, que no había más lugar ni siquiera delante de la puerta, y él les anunciaba la Palabra.
Le trajeron entonces a un paralítico, llevándolo entre cuatro hombres.
Y como no podían acercarlo a él, a causa de la multitud, levantaron el techo sobre el lugar donde Jesús estaba, y haciendo un agujero descolgaron la camilla con el paralítico.
Al ver la fe de esos hombres, Jesús dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados”.
Unos escribas que estaban sentados allí pensaban en su interior:
“¿Qué está diciendo este hombre? ¡Está blasfemando! ¿Quién puede perdonar los pecados, sino sólo Dios?”
Jesús, advirtiendo en seguida que pensaban así, les dijo: “¿Qué están pensando?
¿Qué es más fácil, decir al paralítico: ‘Tus pecados te son perdonados’, o ‘Levántate, toma tu camilla y camina’?
Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados
-dijo al paralítico- yo te lo mando, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”.
El se levantó en seguida, tomó su camilla y salió a la vista de todos. La gente quedó asombrada y glorificaba a Dios, diciendo: “Nunca hemos visto nada igual”.

______________________________________________________________________

Sumergidos en la “Espiritualidad del no saber”, la perseverancia, no siempre consciente, acaba sorprendiéndonos con frutos de múltiples matices que nos aclaran y provocan de mil maneras lo que mientras pasaban los años, aparecía imposible. La Palabra de Dios de hoy, algún escrito que siempre nos llega, y cierta otra “circunstancia clandestina”, así como las caricias y medios utilizados exageradamente, recibidos con motivo de la festividad de un cumpleaños, han desbordado situaciones inesperadas que nos piden reconsiderar situaciones que hemos de volver a recordar y rezar, Todos Juntos. Y contemplar en Espíritu las diferentes distancias entre los pensamientos y los caminos de Dios y los de los hombres, Isaías 55.

  • “Tú ya eres viejo, y tus hijos y compañeros de camino, inconscientemente, no siguen tus pasos. Escucha al pueblo que inició y se ha ido añadiendo en esta “Historia de historias” en todo lo que ellos digan, porque no es a ti a quien rechazan: me rechazan a Mí, para que no reine sobre ellos”.
  • Recordad y comunicad al pueblo todas las palabras que el Señor os dirigió en vuestra inconsciencia y no saber.
  • ¡Feliz el pueblo que sabe aclamarte!
    Ellos caminarán a la luz de tu rostro;
    se alegrarán sin cesar en tu Nombre,
    serán exaltados a causa de tu justicia.
  • Jesús quiere manifestarnos a los inconscientes paralíticos: “Hijo, tus pecados te son perdonados”.  ‘Levántate, toma tu camilla y camina’.
  • La gente quedará asombrada y glorificará al Dios que adoraban, sin conocerlo, Hechos 17, 22-25.
  • “Nunca hemos visto nada igual”.
¡Victoria! Se crea uno de los mayores Parques Nacionales de Europa
Tras 27 años haciendo campaña, el Gobierno ruso ha firmado el decreto para la creación del Parque Nacional de los Islotes de Ladoga, uno de los parques nacionales protegidos más grandes de toda Europa, entre Finlandia y Rusia.

Con una extensión de 122.000 hectáreas, el nuevo parque nacional acoge grandes islotes rocosos cubiertos de pequeños bosques y a un buen número especies amenazadas, incluyendo una escasa población de focas de agua dulce.

Esta victoria ha sido posible gracias a la ayuda de todas las personas que sueñan y apoyan tareas que puedan gozarlas todos los que, sin saber, trabajan desapercibidamente, día tras día.

Simultaneando las circunstancias que estamos viviendo en esta “Historia de historias”, con las que nos manifiesta la noticia que nos antecede, podemos gritar la victoria de nuestro Dios en nosotros después de tantos años perseverando sin razones planeadas, por nosotros, los hombres. “Es Dios quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”. Salmo 117, 23.

Sobre esta situación, recibimos este comentario, que nos aporta una débil luz enmedio de la obscuridad que siempre nos ha acompañado:

“Ahí estamos. Somos, pero no sabemos lo que somos. Esperamos que todo cambie, que lo entendamos. Nada parece ser cierto. Todo anda escondido y andamos a tientas. El camino, al no ser nuestro, no encontramos referencias. ¿Quien está dispuesto a entrar por el camino del no saber? Andamos perdidos y todos quieren salvarnos. Nos dicen: por aquí, por aquí es el camino; cada uno anda en el suyo. Yo salvo lo mío. Las tribus siguen separadas. La “mesa” se constituye, se trae el arca (La Eucaristía) pero es solo un detalle. Hay muchas cosas por hacer y esa es una más.¿ Dónde encontrar lo esencial, lo imprescindible, aquello que nos anuncia y nos denuncia al mismo tiempo? ¿Qué nos puede distraer? ¿Dónde poner el esfuerzo? Son preguntas que hemos de hacernos.
Rezo esto sin saber el por qué. Solo el ánimo de que se encienda una luz”.

Buscando a Dios, hemos de convencernos de que todo, errores y fracasos, inconsciencias y conocimientos, acaban confabulándose para encontrarlo. Hay que saber confiar y esperar.

Después de muy largos años y no pocas dificultades, Paco, acompañado de uno de aquellos innumerables jovencísimos del comienzo, ha aparecido “reclamando” la inocencia del pasado, cuyas raíces nos hablan, según nos dice, de contemplación personal profunda, sin la cual nunca podremos asegurar que es el Espíritu el que nos guía.

Esta imagen incluye muchos matices, que se han repetido constantemente, y sin interrupción nos han aportado: sueños, como vemos en la expresión de Pepa, aventuras de gratuidad olvidada, conciencia de que los carismas nos ayudan a reconocer lo absoluto, pero no podemos absolutizarlos, bondades íntimas que viven circunstancias de mucho dolor, y acaban bendiciendo a Dios, y diciendo que con ÉL, no nos preocupemos, nunca nos pasará nada, frase constante en la boca de Tapi …

… nunca estamos solos… Dios siempre está con nosotros, y nosotros también…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo veré que hago con lo que me pides

Jueves de la primera semana del tiempo ordinario

Ante conversaciones en las que tocamos situaciones que nos incumben, dificultades de entendimiento, sumar esfuerzos, responder a vacíos que no logramos atender, orar en profundidad… son muchas las veces que nuestras conversaciones acaban con esta expresión, sin que demos motivos íntimos por tratar de atajar aquello que no nos permite reconocer la razón que lo impide…

Primer Libro de Samuel 4,1-11. 
Y la palabra de Samuel llegó a todo Israel. En aquellos días, los filisteos se reunieron para combatir contra Israel. Israel les salió al encuentro para el combate, y acamparon en Eben Ezer, mientras los filisteos acampaban en Afec.
Los filisteos se alinearon en orden de batalla frente a Israel, y se entabló un duro combate. Israel cayó derrotado delante de los filisteos, y unos cuatro mil hombres fueron muertos en el frente de batalla, en campo abierto.
Cuando el pueblo regresó al campamento, los ancianos de Israel dijeron: “¿Por qué el Señor nos ha derrotado hoy delante de los filisteos? Vayamos a buscar a Silo el Arca de la Alianza del Señor: que ella esté presente en medio de nosotros y nos salve de la mano de nuestros enemigos”.
El pueblo envió unos hombres a Silo, y trajeron de allí el Arca de la Alianza del Señor de los ejércitos, que tiene su trono sobre los querubines. Jofní y Pinjás, los dos hijos de Elí, acompañaban el Arca.
Cuando el Arca de la Alianza del Señor llegó al campamento, todos los israelitas lanzaron una gran ovación y tembló la tierra.
Los filisteos oyeron el estruendo de la ovación y dijeron: “¿Qué significa esa estruendosa ovación en el campamento de los hebreos?”. Al saber que el Arca del Señor había llegado al campamento,
los filisteos sintieron temor, porque decían: “Un dios ha llegado al campamento”. Y exclamaron: “¡Ay de nosotros, porque nada de esto había sucedido antes!
¡Ay de nosotros! ¿Quién nos librará de este dios poderoso? Este es el dios que castigó a los egipcios con toda clase de plagas en el desierto.
¡Tengan valor y sean hombres, filisteos, para no ser esclavizados por los hebreos, como ellos lo fueron por ustedes! ¡Sean hombres y luchen!”
Los filisteos libraron batalla. Israel fue derrotado y cada uno huyó a sus campamentos. La derrota fue muy grande, y cayeron entre los israelitas treinta mil hombres de a pie.
El Arca del Señor fue capturada, y murieron Jofní y Pinjás, los dos hijos de Elí.

Lo cotidiano de la vida, nos está cuestionando a cada paso. Nuestra sed por construir el Reino que entre todos hemos de vivir, siempre tiene una respuesta íntima y silenciosa

Salmo 44(43),10-11.14-15.24-25. 
Pero ahora nos rechazaste y humillaste:
dejaste de salir con nuestro ejército,
nos hiciste retroceder ante el enemigo
y nuestros adversarios nos saquearon.

Nos expusiste a la burla de nuestros vecinos,
a la risa y al escarnio de los que nos rodean;
hiciste proverbial nuestra desgracia
y los pueblos nos hacen gestos de sarcasmo.

¡Despierta, Señor! ¿Por qué duermes?
¡Levántate, no nos rechaces para siempre!
¿Por qué ocultas tu rostro
y te olvidas de nuestra desgracia y opresión?

Evangelio según San Marcos 1,40-45. 
Se acercó a Jesús un leproso para pedirle ayuda y, cayendo de rodillas, le dijo: “Si quieres, puedes purificarme”.
Jesús, conmovido, extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Lo quiero, queda purificado”.
En seguida la lepra desapareció y quedó purificado.
Jesús lo despidió, advirtiéndole severamente:
“No le digas nada a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio”.
Sin embargo, apenas se fue, empezó a proclamarlo a todo el mundo, divulgando lo sucedido, de tal manera que Jesús ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que debía quedarse afuera, en lugares desiertos. Y acudían a él de todas partes.

______________________________________________________________________

“Lo oculto se acabará viendo en los tejados”

El Papa, al teólogo español: “Rece por mí, porque lo necesito mucho”

Francisco llama a Castillo: “Quiero agradecerle lo que usted está haciendo por mí”

“La llamada se repitió. Venía del Vaticano. Quien me llamaba era el Papa. Me puse nervioso”

(José María Castillo).- Este lunes 8 de enero, a las 20 h. y cuando menos me podía imaginar semejante cosa, sonó en el teléfono de mi casa una llamada sin número, de origen desconocido. Yo ni descolgué el teléfono. A los pocos instantes, la llamada se repitió. Venía del Vaticano. Y quien me llamaba era el Papa. Me puse nervioso. No sabía si aquello era una broma de cualquier insensato o quizá el reclamo de una agencia de publicidad.

No nos cansemos, no desfallezcamos sea el que fuere el tiempo, el momento, la debilidad propia del paso de los años. Dios quiere para cada uno, una misión, que realizará si creemos en su Providencia… Si ves que hay “un árbol que plantar, plántalo tú”. De no hacerlo, no lo plantará nadie

No es fácil entender a Dios, tampoco lo es saber lo que hay detrás de todo aquello que a veces pasan los años y no lo comprendemos, a pesar de estar poniendo lo mejor de nuestro “no saber”… Oremos.

EL RETO DE DIOS

Si algo te hundió en la vida no quedes en ti caído (bis), no hay daño, en extremo grande, levántate y anda, amigo.

Que aunque veas rotos tus planes no creas que Dios te olvidó, lo tienes, de ti, muy cerca, muy pronto verás a Dios.

Llevas buscando la Luz muchos días de tu vida; y a medida que la buscas se te antoja más perdida.

Es como el niño pequeño que mucho creyó saber, y al crecer aprende y palpa saber menos cada vez.

El seguir a Cristo implica aceptar el reto a Dios, y quien acepta este reto jamás pondrá condición.

Quién opta por ser cristiano nuca debe olvidar que sigue a un líder absurdo al que nunca entenderá.

“Sirácides (Eclesiástico), 2, 1-5.

1.Si te has decidido a servir al Señor, prepárate para la prueba. 2.Conserva recto tu corazón y sé decidido, no te pongas nervioso cuando vengan las dificultades. 3.Apégate al Señor, no te apartes de Él; si actúas así, arribarás a buen puerto al final de tus días. 4.Acepta todo lo que te pase y sé paciente cuando te halles caído en el suelo. 5.Porque así como el oro se purifica en el fuego, así también los que agradan a Dios pasan por el crisol del “no saber.”

 

La oración es universal en todo tiempo y momento

Miércoles de la primera semana del tiempo ordinario

Primer Libro de Samuel 3,1-10.19-20. 
El joven Samuel servía al Señor en la presencia de Elí. La palabra del Señor era rara en aquellos días, y la visión no era frecuente.
Un día, Elí estaba acostado en su habitación. Sus ojos comenzaban a debilitarse y no podía ver.
La lámpara de Dios aún no se había apagado, y Samuel estaba acostado en el Templo del Señor, donde se encontraba el Arca de Dios.
El Señor llamó a Samuel, y él respondió: “Aquí estoy”.
Samuel fue corriendo adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Pero Elí le dijo: “Yo no te llamé; vuelve a acostarte”. Y él se fue a acostar.
El Señor llamó a Samuel una vez más. El se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Elí le respondió: “Yo no te llamé, hijo mío; vuelve a acostarte”.
Samuel aún no conocía al Señor, y la palabra del Señor todavía no le había sido revelada.
El Señor llamó a Samuel por tercera vez. El se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Entonces Elí comprendió que era el Señor el que llamaba al joven,
y dijo a Samuel: “Ve a acostarte, y si alguien te llama, tú dirás: Habla, Señor, porque tu servidor escucha”. Y Samuel fue a acostarse en su sitio.
Entonces vino el Señor, se detuvo, y llamó como las otras veces: “¡Samuel, Samuel!”. El respondió: “Habla, porque tu servidor escucha”.
Samuel creció; el Señor estaba con él, y no dejó que cayera por tierra ninguna de sus palabras.
Todo Israel, desde Dan hasta Berseba, supo que Samuel estaba acreditado como profeta del Señor.

Salmo 40(39),2.5.7-8.9-10. 
Esperé confiadamente en el Señor:
él se inclinó hacia mí
y escuchó mi clamor.
¡Feliz el que pone en el Señor
toda su confianza,
y no se vuelve hacia los rebeldes

que se extravían tras la mentira!
Tú no quisiste víctima ni oblación;
pero me diste un oído atento;
no pediste holocaustos ni sacrificios,
entonces dije: «Aquí estoy».
En el libro de la Ley está escrito

lo que tengo que hacer:
yo amo, Dios mío, tu voluntad,
y tu ley está en mi corazón».
Proclamé gozosamente tu justicia
en la gran asamblea;
no, no mantuve cerrados mis labios,

Tú lo sabes, Señor.

Evangelio según San Marcos 1,29-39. 
Jesús salió de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.
La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato.
El se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos.
Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados,
y la ciudad entera se reunió delante de la puerta.
Jesús curó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males, y expulsó a muchos demonios; pero a estos no los dejaba hablar, porque sabían quién era él.
Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando.
Simón salió a buscarlo con sus compañeros,
y cuando lo encontraron, le dijeron: “Todos te andan buscando”.
El les respondió: “Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido”.
Y fue predicando en las sinagogas de toda la Galilea y expulsando demonios.

______________________________________________________________________

Para recordar y hacer pensar.

Simón salió a buscar a Jesús con sus compañeros, y cuando lo encontraron, le dijeron: “Todos te andan buscando”. El les respondió: “Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido”.

La lámpara de Dios aún no se había apagado.

Corría la década ochenta. En “Tu tierra” bullía la sed por encontrar el Espíritu y la Verdad que conmovió a la primera comunidad de Jerusalén. Esta lectura que hoy se nos regala revolucionó a los aún iniciadores de la aventura que nos llevó a “Casas de Candoncillo”. Motivado por el celo y la inquietud, recogimos este escrito/oración en el que diésemos Vida al Día del Señor.

“Jesús, cansado, de madrugada, se fue a un descampado y se puso a orar”

En Pueblo de Dios, “Tu tierra”, era el momento en el que se trataba de expresar el contenido de Vida, filtrado y guiado por la Palabra y la reflexión de lo que ocurría durante la semana. Así supimos mostrarlo para rezarlo.

La Oración ha de plantearse de forma que pueda filtrarse y revisarse si todo lo vivido se corresponde con

  1. A) las pautas de la Palabra señaladas por la Iglesia, para esa semana
  2. B) en la PALABRA VIVA acontecida en todo Lo Nuevo transcurrido en nuestro deseo y afán de apertura en los caminos hacia el Reino. Es necesario recordar que se trata de asumir y de fundirnos en el Hombre Total, nuestra vida y experiencia comunitaria
  3. C) atestigua que en verdad vivimos “en función y para el Reino” y que nuestros proyectos y realidades tienen su atención “en el corazón de la Misión”, precisamente porque en todo recordamos y vivimos en clave de Hombre Total.

NOCHES DE ORACION

Noches en las que está sonando permanentemente

  1. a) La campana de nuestra oración al Padre para vivir en Él y SER       como ÉL,
  2. b) gozándonos de nuestro sabernos elegidos, llamados y mimados por ÉL para ser “confidente” de sus cosas y en su Tarea,
  3. c) de nuestro orar unos por otros.

UNIVERSITAS ORATIO EXPRESION VIVA DE NUESTRA ENCARNACION EN EL TODO DE LA TIERRA

Pueblo  de Dios, verano de 1.987.

 

La comunidad Tierra de Encuentro nos envía este escrito:

“Tu Palabra será como la lluvia, que al caer desde el cielo, empapa la tierra, la hace fecunda, la llena de vida”. 

Queridos amigos en la fe y el hondo anhelo de encarnación del bien común.  

            Si sentís el deseo y la invitación, solo recordaros, que el próximo VIERNES 12 DE ENERO A LAS 18:30 nos encontraremos de nuevo en Mambré, casa común, para dejarnos alcanzar por la Palabra, y que ella, en lo profundo del corazón, ilumine nuestro hoy y nuestro caminar para vivir fieles a quienes Somos y a la vocación recibida.

¿Cómo lo hacemos?

 Nos situamos ante la Palabra desde nuestra realidad de hoy: personal, comunitaria, social, política, económica, ecológica, “planetaria”… Cada uno según su “necesidad”, pues es ahí donde podremos en verdad escuchar el “eco de la Palabra” en la vida y para la vida.

– A continuación tendremos un primer tiempo individual de lectura de cada texto, en el que es importante estar atento a lo que sucede en nuestro interior según lo vamos leyendo. Dejaremos que la Palabra nos detenga, nos interpele (una palabra, una frase..) y trataremos de ponerle palabras a aquello que por dentro nos ha impactado, alcanzado, detenido…

– Luego habrá un momento en el que pararnos a ver qué nuevo hemos recibido. La Palabra leída y acogida desde el interior, no nos deja iguales. Esto nuevo será lo que vaya transformando nuestro interior, para vivirnos más fieles a nuestra misión y nuestro ser.

Después compartiremos con todos (libremente) lo recogido. La escucha del eco de la palabra en cada uno es también un momento importante, porque la vibración de cada corazón hace vibrar la de todos, en esa misma línea de búsqueda de realización que nos hace experimentar que entre todos estamos llamados a ser cauce de ese otro mundo posible lleno de bondad (el Reino).

– Las lecturas serán las del domingo siguiente.

Los encuentros son de 18:30 a 21:30, con un pequeño ágape fraterno al final.

El lugar:  MAMBRÉ. c/ Ocaña nº 171 Bajo 1. Metro: Eugenia de Montijo

La fecha del próximo encuentro será el 9 de Febrero

Para poder vivir bien cada encuentro sería bueno que trajerais la biblia, un cuaderno y un boli.

Nos ayudaría que nos confirmarais si tenéis pensado participar para la organización, aunque la puerta está siempre abierta.

 Anímate a compartir este espacio y dejarte sentir cómo la Palabra en verdad va transformando tu vida, la va impulsando hacia adelante. Puedes hacérselo llegar a quien sientas lo pueda necesitar.

Un abrazo en el Padre que está en todo y en todos, y nos hace parte inseparable de esta Nueva Humanidad:

Contacto :

Carmen Lope (91 472 86 19 – 654255298)

Patricia Miragaya (91 718 69 65 – 670294558)

Mabel Sánchez (91 711 98 03 – 620276721)

https://tierradeencuentro.wordpress.com/

Carmen Sara y Luis nos han hecho llegar esta convocatoria. Su título atrae lo más inquieto y sincero que nos define lo mejor de cada uno.

Después de tanto tiempo, los Reyes siguen revalidando la ilusión de siempre. Demos gracias a Dios.