En todos, hemos de poner lo mejor de nosotros, hasta que cambie su conducta

Tened el Espíritu y la Sabiduría, buscado en lo hondo de vuestro corazón.

Lecturas del domingo 21 de octubre de la 28ª semana del Tiempo Ordinario

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (1,15-23):

Yo, que he oído hablar de vuestra fe en el Señor Jesús y de vuestro amor a todos los santos, no ceso de dar gracias por vosotros, recordándoos en mi oración, a fin de que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y revelación para conocerlo. Ilumine los ojos de vuestro corazón, para que comprendáis cuál es la esperanza a la que os llama, cuál la riqueza de gloria que da en herencia a los santos, y cuál la extraordinaria grandeza de su poder para nosotros, los que creemos, según la eficacia de su fuerza poderosa, que desplegó en Cristo, resucitándolo de entre los muertos y sentándolo a su derecha en el cielo, por encima de todo principado, potestad, fuerza y dominación, y por encima de todo nombre conocido, no sólo en este mundo, sino en el futuro. Y todo lo puso bajo sus pies, y lo dio a la Iglesia, como cabeza, sobre todo. Ella es su cuerpo, plenitud del que lo acaba todo en todos.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 8,2-3a.4-5.6-7a

R/. Diste a tu Hijo el mando sobre las obras de tus manos

Señor, dueño nuestro,
¡qué admirable es tu nombre en toda la tierra!
Ensalzaste tu majestad sobre los cielos.
De la boca de los niños de pecho
has sacado una alabanza. R/.

Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos,
la luna y las estrellas que has creado,
¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él,
el ser humano, para darle poder? R/.

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,8-12):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si uno se pone de mi parte ante los hombres, también el Hijo del hombre se pondrá de su parte ante los ángeles de Dios. Y si uno me reniega ante los hombres, lo renegarán a él ante los ángeles de Dios. Al que hable contra el Hijo del hombre se le podrá perdonar, pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo no se le perdonará. Cuando os conduzcan a la sinagoga, ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis de lo que vais a decir, o de cómo os vais a defender. Porque el Espíritu Santo os enseñará en aquel momento lo que tenéis que decir.»

Palabra del Señor

[audio src

Ayer, en uno de los espacios que se reúnen alrededor de “Tu Tierra”, alguien se lamentaba de ver, cómo intervenía en torno a algo que no se abordaba en favor de situaciones eternas que han de mostrar la fuerza en mostrar el criterio que hable de la sal y luz de cuantos tratamos de  ser sus fieles constructores y no estamos contentos del todo.

Nos permitimos decir que al ser sucesos que se repiten en mayor o menor medida, nos da motivos para decir, ¿qué hacer para que respondamos con la Verdad evangélica que nos lo demanda? ¿Cómo no responder a demandas que nos hace el propio Dios? ¿Por qué razones no respondemos personalmente a adelantarnos en algo que nos viene directa y con condiciones entrañables?

En Granada nos gozamos del concierto que Daniel ofreció a todos, dándonos la auténtica sensación de ir dirigidos a todos aquellos que vamos perdiendo el sabor a los valores cristianos, y que entre todos hemos de dar razón… ¿Cómo sabremos dirigirnos en cada ocasión propicia a tanta Esperanza que ello nos demanda, en la seguridad de alcanzarlo?

NO TE PUDE VER

Ayer, en uno de los espacios que se reúnen alrededor de “Tu Tierra”, alguien se lamentaba de ver, cómo intervenía en torno a algo que no se abordaba en favor de situaciones eternas que han de mostrar la fuerza en mostrar el criterio que hable de la sal y luz de cuantos tratamos de  ser sus fieles constructores y no estamos contentos del todo.

Nos permitimos decir que al ser sucesos que se repiten en mayor o menor medida, nos da motivos para decir, ¿qué hacer para que respondamos con la Verdad evangélica que nos lo demanda? ¿Cómo no responder a demandas que nos hace el propio Dios? ¿Por qué razones no respondemos personalmente a adelantarnos en algo que nos viene directa y con condiciones entrañables?

En Granada nos gozamos del concierto que Daniel ofreció a todos, dándonos la auténtica sensación de ir dirigidos a todos aquellos que vamos perdiendo el sabor a los valores cristianos, y que entre todos hemos de dar razón… ¿Cómo sabremos dirigirnos en cada ocasión propicia a tanta Esperanza que ello nos trae consigo, con sed y hambre de Dios que nos den la fuerza de gozarnos en hacerlo?

 

El documento sí obligará a denunciar cualquier indicio de abusos a la Justicia

El nuevo protocolo antipederastia de la Iglesia española no incluirá reparaciones económicas para las víctimas

Se prohibirá quedarse a solas con un menor, y nunca a puerta cerrada, y se limitarán las muestras públicas de afecto

(Jesús Bastante).- “La responsabilidad de valorar, verificar o confirmar el abuso no corresponde al comunicante, sino a los servicios especializados”. El nuevo protocolo en el que trabaja la Iglesia española obligará a todos aquellos que tengan contacto con menores a denunciar cualquier indicio de abusos ante la Justicia, pero no establecerá la obligación de indemnizar a las víctimas.

Ayer, en uno de los espacios que se reúnen alrededor de “Tu Tierra”, alguien se lamentaba al ver, cómo intervenía en torno a algo que no se abordaba en favor de situaciones eternas que han de mostrar la fuerza en mostrar resultados hablen de la sal y luz de cuantos tratamos de  ser sus fieles constructores y no estamos contentos del todo.

Nos permitimos decir que al ser sucesos que se repiten en mayor o menor medida, nos da motivos para decir, ¿qué hacer para que respondamos con la Verdad evangélica que nos lo demanda? ¿Cómo no responder a demandas que nos hace el propio Dios? ¿Por qué razones no respondemos personalmente a adelantarnos en algo que nos viene directa y con condiciones entrañables?

En Granada nos gozamos del concierto que Daniel ofreció a todos, dándonos la auténtica sensación de ir dirigidos a todos aquellos que vamos perdiendo el sabor a los valores cristianos, y que entre todos hemos de dar razón… ¿Cómo sabremos dirigirnos en cada ocasión propicia a tanta Esperanza que ello nos trae consigo, con sed y hambre de Dios que nos den la fuerza de gozarnos en hacerlo?

 

 

Ayer, en uno de los espacios que se reúnen alrededor de “Tu Tierra”, alguien se lamentaba de ver, cómo intervenía en torno a algo que no se abordaba en favor de situaciones eternas que han de mostrar la fuerza en mostrar el criterio que hable de la sal y luz de cuantos tratamos de  ser sus fieles constructores y no estamos contentos del todo.

Nos permitimos decir que al ser sucesos que se repiten en mayor o menor medida, nos da motivos para decir, ¿qué hacer para que respondamos con la Verdad evangélica que nos lo demanda? ¿Cómo no responder a demandas que nos hace el propio Dios? ¿Por qué razones no respondemos personalmente a adelantarnos en algo que nos viene directa y con condiciones entrañables?

En Granada nos gozamos del concierto que Daniel ofreció a todos, dándonos la auténtica sensación de ir dirigidos a todos aquellos que vamos perdiendo el sabor a los valores cristianos, y que entre todos hemos de dar razón… ¿Cómo sabremos dirigirnos en cada ocasión propicia a tanta Esperanza que ello nos trae consigo, con sed y hambre de Dios que nos den la fuerza de gozarnos en hacerlo?

 

 

 

 

 

 

 

Ayer, en uno de los espacios que se reúnen alrededor de “Tu Tierra”, alguien se lamentaba de ver, cómo intervenía en torno a algo que no se abordaba en favor de situaciones eternas que han de mostrar la fuerza en mostrar el criterio que hable de la sal y luz de cuantos tratamos de  ser sus fieles constructores y no estamos contentos del todo.

Nos permitimos decir que al ser sucesos que se repiten en mayor o menor medida, nos da motivos para decir, ¿qué hacer para que respondamos con la Verdad evangélica que nos lo demanda? ¿Cómo no responder a demandas que nos hace el propio Dios? ¿Por qué razones no respondemos personalmente a adelantarnos en algo que nos viene directa y con condiciones entrañables?

En Granada nos gozamos del concierto que Daniel ofreció a todos, dándonos la auténtica sensación de ir dirigidos a todos aquellos que vamos perdiendo el sabor a los valores cristianos, y que entre todos hemos de dar razón… ¿Cómo sabremos dirigirnos en cada ocasión propicia a tanta Esperanza que ello nos trae consigo, con sed y hambre de Dios que nos den la fuerza de gozarnos en hacerlo?

Ayer, en uno de los espacios que se reúnen alrededor de “Tu Tierra”, alguien se lamentaba de ver, cómo intervenía en torno a algo que no se abordaba en favor de situaciones eternas que han de mostrar la fuerza en mostrar el criterio que hable de la sal y luz de cuantos tratamos de  ser sus fieles constructores y no estamos contentos del todo.

Nos permitimos decir que al ser sucesos que se repiten en mayor o menor medida, nos da motivos para decir, ¿qué hacer para que respondamos con la Verdad evangélica que nos lo demanda? ¿Cómo no responder a demandas que nos hace el propio Dios? ¿Por qué razones no respondemos personalmente a adelantarnos en algo que nos viene directa y con condiciones entrañables?

En Granada nos gozamos del concierto que Daniel ofreció a todos, dándonos la auténtica sensación de ir dirigidos a todos aquellos que vamos perdiendo el sabor a los valores cristianos, y que entre todos hemos de dar razón… ¿Cómo sabremos dirigirnos en cada ocasión propicia a tanta Esperanza que ello nos trae consigo, con sed y hambre de Dios que nos den la fuerza de gozarnos en hacerlo?

La desigualdad nos enriquece y nos une a todos.

Lecturas del Viernes de la 28ª semana del Tiempo Ordinario

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (1,11-14):

Por medio de Cristo hemos heredado también nosotros, los israelitas. A esto estábamos destinados por decisión del que hace todo según su voluntad. Y así, nosotros, los que ya esperábamos en Cristo, seremos alabanza de su gloria. Y también vosotros, que habéis escuchado la palabra de verdad, el Evangelio de vuestra salvación, en que creísteis, habéis sido marcados por Cristo con el Espíritu Santo prometido, el cual es prenda de nuestra herencia, para liberación de su propiedad, para alabanza de su gloria.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 32,1-2.4-5.12-13

 

R/. Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad

Aclamad, justos, al Señor,
que merece la alabanza de los buenos.
Dad gracias al Señor con la cítara,
tocad en su honor el arpa de diez cuerdas. R/.

Que la palabra del Señor es sincera,
y todas sus acciones son leales;
él ama la justicia y el derecho,
y su misericordia llena la tierra. R/.

Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que él se escogió como heredad.
El Señor mira desde el cielo,
se fija en todos los hombres. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,1-7):

En aquel tiempo, miles y miles de personas se agolpaban hasta pisarse unos a otros. Jesús empezó a hablar, dirigiéndose primero a sus discípulos:
«Cuidado con la levadura de los fariseos, o sea, con su hipocresía. Nada hay cubierto que no llegue a descubrirse, nada hay escondido que no llegue a saberse. Por eso, lo que digáis de noche se repetirá a pleno día, y lo que digáis al oído en el sótano se pregonará desde la azotea. A vosotros os digo, amigos míos: no tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden hacer más. Os voy a decir a quién tenéis que temer: temed al que tiene poder para matar y después echar al infierno. A éste tenéis que temer, os lo digo yo. ¿No se venden cinco gorriones por dos cuartos? Pues ni de uno solo se olvida Dios. Hasta los pelos de vuestra cabeza están contados. Por lo tanto, no tengáis miedo: no hay comparación entre vosotros y los gorriones.»

Palabra del Señor

Los Reyes acuden al funeral en Manacor, presidido por el obispo de Mallorca

Sebastiá Taltavull: “No estamos acostumbrados a ver llorar todo un pueblo”

El prelado, “aún conmocionado”, destaca la actitud “admirable y ejemplar” de la ciudadanía

(Jesús Bastante).- “No estamos acostumbrados a ver llorar todo un pueblo”. El obispo de Mallorca, Sebastiá Taltavull, presidió una emotiva misa funeral en memoria de las 13 víctimas (entre ellos, el pequeño Arthur, cuyo cuerpo ha sido encontrado hace pocas horas) y los miles de afectados por las inundaciones en el Levante mallorquín.

 

Estos son el grupo de alemanes que durante toda esta semana han acudido por quinto año a Pueblo de Dios. Al preguntarles la razón por la que venían desde tan lejos dijeron que la forma de vivir el cristianismo era muy diferente a todo lo que conocían, y venían a su casa. Nosotros le decimos, de corazón, esta es vuestra “Tierra” y vuestra casa. Gracias.

Las circunstancias cercanas a Pueblo muestran un calorcito propio del que buscamos en el tiempo que se avecina. Se nota el Espíritu, la alegría y el entusiasmo de todos. Se huele el estar muy atareados, ocupados. Preocupación por buscar medios para promover este espíritu entre los sacerdotes y comunidades. Hay mucha vida.

Sabiendo que esta semilla contiene ya el árbol y que la situación de la Iglesia necesita de un rostro nuevo, que nacerá de descubrir lo que Dios le está hablando al mundo y  la Iglesia a través de los signos de los tiempos.
1º- Tener convencimiento de esta tarea como fundamental. Lo otro que es lo mío, es secundario.
2º- Analizar todo desde el Espíritu para entender lo que los signos de los tiempos nos están diciendo de parte de Dios. !!Cambiar de pasto!!
3º- Organizar momentos de vida en común para mostrar lo que se dice.´
4º- Fundamentar una espiritualidad transpersonal y esotérica, en la que quepamos todos, creyentes y no creyentes y de cualquiera tradición religiosa.
5º- Evitar trabajar como funcionarios a los que le han dado una tarea.
6º- Fundar otro grupo alternativo que trabaje lo mismo, valorando que procedan de otras instancias, corrientes, creencias. Ayudarán a encontrar más vías, más caminos.
7º- Lo que nazca de esto ” movilizará un proceso de reforma misionera todavía pendiente”, que será un nuevo impulso, que tanto nos urge.
8º- No nos sentimos dignos de deciros esto, pero Dios nos escucha.

Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad

Subido el 15 oct. 2018

Viendo un vídeo del año 82 hacen un comentario, en el que recordamos el cariño de siempre, y se muestra así: Doy las gracias a Vicente Morales y a todos los creadores de ese lugar, a los que formaron parte del mismo y a los que aún luchan porque continúe manteniéndose en él el espíritu por el que se concibió. Un gracias muy especial a Diego Gil que está en el cielo. Gracias, Señor.

 

¿NECESITAMOS UNA DECLARACIÓN DE INTENCIONES?

Lecturas del San Lucas, evangelista

Primera lectura

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo (4,9-17a):

Dimas me ha dejado, enamorado de este mundo presente, y se ha marchado a Tesalónica; Crescente se ha ido a Galacia; Tito, a Dalmacia; sólo Lucas está conmigo. Coge a Marcos y tráetelo contigo, ayuda bien en la tarea. A Tíquico lo he mandado a Éfeso. El abrigo que me dejé en Troas, en casa de Carpo, tráetelo al venir, y los libros también, sobre todo los de pergamino. Alejandro, el metalúrgico, se ha portado muy mal conmigo; el Señor le pagará lo que ha hecho. Ten cuidado con él también tú, porque se opuso violentamente a mis palabras. La primera vez que me defendí, todos me abandonaron, y nadie me asistió. Que Dios los perdone. Pero el Señor me ayudó y me dio salud para anunciar íntegro el mensaje, de modo que lo oyeran los gentiles.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 144,10-11.12-13ab.17-18

R/. Que tus fieles, Señor, proclamen la gloria de tu reinado

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R/.

Explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R/.

El Señor es justo en todos sus caminos,
es bondadoso en todas sus acciones;
cerca está el Señor de los que lo invocan,
de los que lo invocan sinceramente. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (10,1-9):

En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él.
Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que mande obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis talega, ni alforja, ni sandalias; y no os detengáis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa.” Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: “Está cerca de vosotros el reino de Dios.”»

Palabra del Señor

______________________________________________________________________
PAZ
Con la influencia de su oración y su vida, así ora nuestra Iglesia y nos defiende del león que trata de devorarnos.
El secretario general valora el ambiente “de buena onda increíble que se vive dentro y fuera del aula”

Cardenal Baldisseri: “Necesitamos que el documento final del Sínodo sea provocador y remueva las aguas”

Para conectar con la juventud actual, la institución necesita convertirse, como pide el Papa, en “Iglesia en salida”

(José M. Vidal, enviado especial a Roma).- “Espero que el documento final del Sínodo sea provocador y que remueva las aguas, porque lo necesitamos”. Lo dice el ‘cardenal en jefe’ del Sínodo de los Obispos, Lorenzo Baldisseri, que, siempre a las órdenes del Papa, trata de conducir la nave sinodal a buen puerto, sorteando los escollos de dentro y de fuera.

Recibimos este acertado escrito que nos habla de nuestra vocación y agradecemos que sueñen con comunicar este sueñe, para que entre todos lo hagamos nuestro y sin que nada nos estorbe en su consecución. 

: Debemos ceñirnos al núcleo específico y concreto de lo que se nos ha asignado (La comunión) y no dispersarnos con otros temas que pueden ser muy interesantes pero  que no es lo esencial que se nos ha confiado como comisión. Quizás es el momento de preguntarnos ahora –no como debate intelectual sino para sintonizar unos con otros e ir todos a una- ¿Qué es para cada uno la comunión? ¿Cuál es nuestra misión específica como comisión en el marco amplio de todo lo que tiene la diócesis para realizar su misión?. La comunión es unir, unir sinergias, unir personas, unir grupos…  o simplemente celebrarla y visibilizarla como signo sacramental. ¿Qué es solo hacer visibles la comunión o pensar la comunión?.

Creo que nosotros como comisión entre las muchas tareas en la diócesis y que expresa el PDE, solo tenemos una tarea específica y concreta: GENERAR COMUNIÓN. Preguntándonos ¿porqué hay descomunión?.

Propongo tener una reunión para hablar de la comunión y concretar donde centrar o concentrar nuestra tarea como comisión: a la luz de un texto bíblico y compartir entre todos. Y desde este compartir de todos, creo que si podíamos hacer como “una declaración de intenciones” de lo que es la Comunión como vivencia y tarea para la comisión y firmada por la comisión.  Ante ciertos temas de descomunión se debería oír en la diócesis la voz de la comisión dando un toque sustancial desde la comunión y firmado y asumido por la comisión. Poner luz en la división y conflictos. Desarrollar lo que el Espíritu nos está regalando a raudales a la comisión a través del encargo que nuestro cardenal nos ha confiado. Nuestra misión es desarrollar aquello que nos ha confiado el Espíritu a través del cardenal. 

¿Quién se apunta desde el silencio?

¿Cómo provocar en nosotros la pregunta ¿Qué es realmente la comunión hoy para nosotros y para la iglesia, cuando el Señor nos dice que Todos sean Uno? ¿Qué implica y qué provoca?

Si vivimos por el Espíritu, marchemos tras el Espíritu.

 

Lecturas del Miércoles de la 28ª Semana del Tiempo Ordinario

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas (5,18-25):

Si os guía el Espíritu, no estáis bajo el dominio de la ley. Las obras de la carne están patentes: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, enemistades, contiendas, envidias, rencores, rivalidades, partidismo, sectarismo, discordias, borracheras, orgías y cosas por el estilo. Y os prevengo, como ya os previne, que los que así obran no heredarán el reino de Dios. En cambio, el fruto del Espíritu es: amor, alegría, paz, comprensión, servicialidad, bondad, lealtad, amabilidad, dominio de sí. Contra esto no va la ley.
Y los que son de Cristo Jesús han crucificado su carne con sus pasiones y sus deseos. Si vivimos por el Espíritu, marchemos tras el Espíritu.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 1,1-2.3.4.6

R/. El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche. R/.

Será como un árbol
plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón
y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin. R/.

No así los impíos, no así;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,42-46):

En aquel tiempo, dijo el Señor: «¡Ay de vosotros, fariseos, que pagáis el diezmo de la hierbabuena, de la ruda y de toda clase de legumbres, mientras pasáis por alto el derecho y el amor de Dios! Esto habría que practicar, sin descuidar aquello. ¡Ay de vosotros, fariseos, que os encantan los asientos de honor en las sinagogas y las reverencias por la calle! ¡Ay de vosotros, que sois como tumbas sin señal, que la gente pisa sin saberlo!»
Un maestro de la Ley intervino y le dijo: «Maestro, diciendo eso nos ofendes también a nosotros.»
Jesús replicó: «¡Ay de vosotros también, maestros de la Ley, que abrumáis a la gente con cargas insoportables, mientras vosotros no las tocáis ni con un dedo!»

Palabra del Señor

 

EL DIOS HUMANO

 

Yo quiero al Dios humano, ése que al verte llorar te tiende siempre la mano.

Yo te siento, mi Señor, en esa gente sencilla

que cuando te ve cansado te acerca siempre la silla.

Y te entiendo, mi Señor cuando naciste pequeño

y cuando te hiciste grande te colgaron en un leño.

Eso me quieres decir, eso creo yo entender,

que tu Padre te hizo hermano aunque inmenso puedes “SER”.

Señor, gracias por ser sencillo y entendible por mi torpeza.

ROSY

NUEVO  TRABAJO DE SUEÑOS DE JUSTICIA

La esperanza que aguardamos es obra del Espíritu Santo.

“ Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo ”

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas 5,1-6:

Para vivir en libertad, Cristo nos ha liberado. Por tanto, manteneos firmes, y no os sometáis de nuevo al yugo de la esclavitud. Mirad lo que os digo yo, Pablo: si os circuncidáis, Cristo no os servirá de nada. Lo afirmo de nuevo: el que se circuncida tiene el deber de observar la ley entera. Los que buscáis la justificación por la ley habéis roto con Cristo, habéis caído fuera del ámbito de la gracia. Para nosotros, la esperanza de la justificación que aguardamos es obra del Espiritu, por medio de la fe, pues, en Cristo Jesús, da lo mismo estar circuncidado o no estarlo; lo único que cuenta es una fe activa en la práctica del amor.

Salmo

Sal 118,41.43.44.45.47.48 R/. Señor, que me alcance tu favor

Señor, que me alcance tu favor,
tu salvación según tu promesa. R/.

No quites de mi boca las palabras sinceras,
porque yo espero en tus mandamientos. R/.

Cumpliré sin cesar tu voluntad,
por siempre jamás. R/.

Andaré por un camino ancho,
buscando tus decretos. R/.

Serán mi delicia tus mandatos,
que tanto amo. R/.

Levantaré mis manos hacia ti
recitando tus mandatos. R/.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Lucas 11,37-41

En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, un fariseo lo invitó a comer a su casa. Él entró y se puso a la mesa.
Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer, el Señor le dijo: «Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro rebosáis de robos y maldades. ¡Necios! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro? Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo.»

______________________________________________________________________[audio src=

Reflexiones del Evangelio que apuntamos hoy

La esperanza que aguardamos es obra del espíritu

Cuando observamos la realidad vemos cómo con el paso del tiempo se repiten muchas historias: la vuelta de formas de pensar que creíamos caducas recuperan un auge en la sociedad. En ellas vemos ideologías y totalitarismos; pero, siempre con componentes nuevos, y por razones, casi, parecidas, pero no del todo.

Es lo que se encuentra San Pablo en la comunidad de los Gálatas: ideas judaizantes que son encorsetadas en una comunidad de cristianos helenos que no conocían el judaísmo. Ahora trata el tema de la circuncisión.  Y les hace ver qué sentido tiene volver a la esclavitud si Cristo nos ha liberado. Si se quieren circuncidar tendrán que cumplir la ley. Pero, eso sería volver atrás. Y ¿quién quiere volver atrás? Si se nos ha liberado del pecado y la esclavitud con la muerte de Cristo en la cruz, y se nos ha ofrecido la reconciliación una vez para siempre ¿para qué volver atrás?

Nadie puede desandar los pasos que da en la vida, se podrán tomar otros caminos, otras veredas y otros atajos, pero el camino ya tiene su recorrido y su experiencia, nada queda igual, ni el camino, ni tú. Todo ha cambiado.

San Pablo, nos hace caer en la cuenta que lo vivido en la comunidad de los Gálatas, el camino recorrido y el Evangelio predicado tiene un nombre propio, que le da una identidad, un ser significativo: La esperanza que aguardamos es obra del Espíritu Santo.

Cuando veo personas, laicos y sacerdotes, mezclados entre disputas sobre la pureza de costumbres, enredados por cómo se ha de celebrar la Eucaristía, y enredados entre las normas litúrgicas; o a obispos en contra del Papa por cómo está renovando a la Iglesia, olvidando el mensaje de Cristo, y de san Pablo que, en esta ocasión, nos dice: “lo que importa es la práctica del amor”, termino preguntándome: ¿cuál es la esperanza que aguardamos? ¿Para qué volver al pasado? Lo más importante es llenarme de lo nuevo que el Espíritu Santo nos otorga y ofrece como un don que renueva mis fuerzas para el camino de amor que he de practicar.

Jesús lo dice más claro al fariseo que le invita a comer en su casa, y observa que no se lava las manos, es decir, que no cumple con el rito de lavarse las manos antes de ir a comer: Lo que hay que limpiar es lo que está dentro del hombre, el pensamiento y el corazón donde la maldad anida.

EN TODA CIRCUNSTANCIA SUELO MIRARME Y PREGUNTARME

Hace algunos domingos hablaba la liturgia de Ciro, y me preguntaba, en
la oración que teníamos en la comunidad Tierra de Encuentro, sobre que
parte de mi es Ciro.
Podría ser la parte que esperamos que Dios no utilice. Lo desconocido, lo que no quiero saber de mi, lo que no he descubierto aún, lo no conocido de mi.
Dónde actuará Dios, ¿ en lo conocido, o en lo desconocido?
Puede que esté pensando encontrarlo en lo evidente, en lo que se entiende, en lo que se puede explicar; sería lo normal.
Y si no fuera así. Nadie pensaría que Dios iba a utilizar a Ciro, la sombra oscura del pueblo de Israel, para liberarlos. ¿Cómo podría manifestarse desde lo no conocido, desde el opresor?
Intuyo algo de lo misterioso de Dios, algo que tiene que ver con pasar a lo no sabido, y que puede ser la introducción al “camino del no saber” ; a lo que se nos invita hoy, y ante los signos de los tiempos, a transitar.
“El árbol del silencio es el que nos dará los frutos de la paz”
Silencio y quietud para restablecer el camino.

Después de 38 años de impunidad, se reabre el proceso para identificar a los implicados

Justicia para Romero: se reanuda la investigación

Alvaro Saravia, Roberto D’Abuisson, la ‘pista argentina’… dudas y certezas del asesinato del arzobispo

(Alver Metalli, en Tierras de América).- Ya es santo, pero todavía no tiene justicia terrena. Los asesinos sin nombre y sin rostro no pueden recibir ese perdón que la Iglesia ha prometido cuando sean identificados.

“SI LO COMPRENDES NO ES ÉL Y SI ES ÉL NO LO COMPRENDES” . (San Agustín)

Entendiendo el significado de lo TRANSPERSONAL

Nosotros andamos sujetos a la razón. Entendemos y explicamos la realidad desde ella y solo desde ella. No usamos otro instrumento  que nuestra consciencia intelectual. Abundamos en la reflexión y la ponemos en marcha hasta en la propia meditación. Leemos y meditamos sobre lo leído. Y sin embargo, “la razón es una prisión, dice la mística. Y la religión que se queda estancada en  esa prisión engaña a sus discípulos.”

Con la razón, solo podemos entender lo que sucede en el exterior (Mundo, cosmos, relaciones…) “desde una estructura personal y superficial”. No podemos hacerlo de otro modo. Pero hay otra experiencia, la mística,  que no depende de esa estructura personal regida por la razón y que busca en ella la seguridad. Esta otra forma no es dual, es decir, no considera lo uno y su contrario, bueno o malo, fuerte o débil, oscuridad o luminosidad. Lo uno puede contener lo otro.

Solo quien pueda aceptar la existencia de una experiencia que sobrepasa la razón humana, podrá entrar en el camino del “no saber”. “En esa experiencia no existe el factor tiempo, es intemporal”. “Se experimenta todo  de modo íntegro”, no existe lo bueno o lo malo, existen juntos. Todo se experimenta al mismo tiempo. El otro es mi propio espejo, donde me veo reflejado.”Yo y el Padre somos uno.

Usando solo la razón, “nuestro yo nos aprisiona”, se defiende, agranda los problemas, sentimos miedo, vergüenza….Desde la mística, que incluye desprenderse del yo y que Jesús confirma cuando dice: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese  a sí mismo”. Desde esa postura, “todo se integra, todo ocurre a la vez, no se piensa temporalmente, y de esa manera entramos en el “no saber” para descubrir que “la tiniebla es luz” La Luz está precisamente en la oscuridad (Dionisio Areopagita – siglo I, conoció a Pablo)

¿Quién como tú, Señor? 

“ Venid a mí todos los que estáis cansados 

Primera lectura

Lectura del libro del Eclesiástico 15,1-6:

El que teme al Señor obrará así, observando la ley, alcanzará la sabiduría. Ella le saldrá al encuentro como una madre y lo recibirá como la esposa de la juventud; lo alimentará con pan de sensatez y le dará a beber agua de prudencia; apoyado en ella no vacilará y confiado en ella no fracasará; lo ensalzará sobre sus compañeros, para que abra la boca en la asamblea; lo llena de sabiduría e inteligencia, lo cubre con vestidos de gloria; alcanzará gozo y alegría, le dará un nombre perdurable.

Te pido una manera nueva de ponerme ante Tí, y responderTe fielmente a lo que quieres de mi.  

Salmo

Sal 88,2-3.6-7.8-9.16-17.18-19 R/. Contaré tu fama a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré

Cantaré eternamente las misericordias del Señor,
anunciaré tu fidelidad por todas las edades. 
Porque dije: «Tu misericordia es un edificio eterno,
más que el cielo has afianzado tu fidelidad. R/.

El cielo proclama tus maravillas, Señor,
y tu fidelidad, en la asamblea de los ángeles.
¿Quién sobre las nubes se compara a Dios?
¿Quién como el Señor entre los seres divinos? R/.

Dios es temible en el consejo de los ángeles,
es grande y terrible para toda su corte.
Señor de los ejércitos, Q
El poder y la fidelidad te rodean. R/.

Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: 
caminará, oh Señor, a la luz de tu rostro; 
tu nombre es su gozo cada día, 
tu justicia es su orgullo. R/.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Mateo 11,25-30

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

______________________________________________________________________

“Venid a mí todos los que estáis cansados ”

  • El que teme al Señor obrará así, observando la ley, alcanzará la sabiduría. Ella le saldrá al encuentro como una madre y lo recibirá como la esposa de la juventud; lo alimentará con pan de sensatez y le dará a beber agua de prudencia; apoyado en ella no vacilará y confiado en ella no fracasará; lo ensalzará sobre sus compañeros, para que abra la boca en la asamblea; lo llena de sabiduría e inteligencia, lo cubre con vestidos de gloria; alcanzará gozo y alegría, le dará un nombre perdurable.

Te pido una manera nueva de ponerme ante Tí, y responderTe fielmente a lo que quieres de mi.  

  • Cantaré eternamente las misericordias del Señor,
    anunciaré tu fidelidad por todas las edades. 

Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: 
caminará, oh Señor, a la luz de tu rostro; 
Tu nombre es su gozo cada día, 
tu justicia es su orgullo.

  • «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla.

Reflexión del Evangelio de hoy

Cultiva el anhelo de sentido en tu corazón

“Así hace el que teme al Señor” (15,1ª); de esta forma comienza la 1ª lectura que la liturgia nos presenta hoy. Así hace…, ¿qué hace? si seguimos leyendo el texto no percibimos a qué se refiere en ese hacer; así que les invito en este momento a leer lo que precede y ahí sí, lo encontramos. Este pequeño texto del Eclo es la 2ª parte de un texto que las biblias titula “Salmo sobre la Sabiduría”.

El autor del libro personaliza a la Sabiduría: “como una madre o una joven esposa virgen” (V2), y va desgranando aún los mas pequeños detalles que la persona que la desea va a utilizar para llegar a poseerla. Toda la 1ª parte de este salmo nos narra la búsqueda incesante que esa persona emprende. “La busca como un cazador” (14,22) nos dice el texto; a poco que sepamos lo que conlleva cazar, sí sabemos, qué actitudes son imprescindibles para encontrarse con una presa que es libre y qué como tal actúa.

Se necesita el deseo, la emoción, el silencio perseverante, la atención, el anhelo de lo más profundo, la escucha, la inteligencia.., Dejemos resonar todo esto en nuestro corazón y preguntémonos, ¿por quién haríamos nosotros todo esto?, ¿Has sido, hemos sido capaces de vivirlo? Y quizás nos sorprenda descubrir con alegría y gozo, lo que late en nuestro corazón o a constatar  que verdaderamente no llegamos a vivir con pasión nuestra vida. Tómense el tiempo de meditarlo.

Te sale al encuentro…¡la Sabiduría!

Volvamos a la 1ª Lectura propia de hoy. He aquí, que la Sabiduría tan deseada y buscada sale al encuentro, y se vuelca entera en “ese que teme al Señor y que ha abrazado su Ley”. Lo va a cuidar, proteger, alimentar, amar, apoyar…haciendo de él una persona “elocuente”, no al estilo de nuestro mundo, sino más bien al estilo que Jesús nos presenta hoy en el evangelio cuando dice: “aprended de mí, que soy sencillo y humilde de corazón…” (Mt 11,29b) Y Jesús afirma, que es el Padre quién revela todo su mensaje a los pequeños y sencillos  de nuestro mundo.

La elocuencia, no la da la Sabiduría para crecer solo yo, para mi vana gloría, es para tomar la palabra en la asamblea=comunidad, es para que la riqueza que yo he recibido del Padre y que da sentido a mi vivir y me hace feliz,  otros también puedan acercarse a este caudal de gracia y lo conozcan.

Jesús en este evangelio, que debe ser uno de los textos  más hermosos y profundos, desnuda su alma, nos deja “sentir” el latir de su corazón, mientras va desgranando lo inabarcable para nuestro conocimiento de la especial relación que vive con el Padre y el deseo para que los suyos, puedan llegar a ser uno con Él, abrazándonos con nuestras debilidades y flaquezas.  Es más, ellas son la puerta por la cuál podemos acceder al corazón misericordioso de nuestro Dios. “Venid a mí todos los que estáis cansados” (Mt11,28). Acoge esta invitación, déjala  resonar o cuestionar  mientras ilumina lo que está en tu corazón y cuáles son tus deseos profundos. La fe en Jesús es un don e igual que dice el Eclesiástico sobre la Sabiduría sale a tu encuentro.

Hoy celebramos la fiesta de Sª Teresa de Jesús, de Ávila, religiosa y reformadora del Carmelo, mujer apasionada, entregada por completo a la causa de Jesús y a extender su Reino. “Vivo sin vivir en mí y tan alta vida espero, que muero porque no muero”. Termino con una pregunta de uno de los poemas de la santa: ¿Qué mandáis hacer de mí?

“Imposible para los hombres, no para Dios ”

 

“ Es imposible para los hombres, no para Dios ”

Evangelio de hoy y lecturas

Primera lectura

Lectura del Libro de la Sabiduría 7, 7-11

Supliqué y se me concedió la prudencia, invoqué y vino a mí un espíritu de sabiduría.
La preferí a los cetros y a los tronos, y en su comparación tuve en nada la riqueza.
No le equiparé la piedra más preciosa, porque todo el oro a su lado es un poco de arena, y junto a ella la plata vale lo que el barro.
La preferí a la salud y a la belleza, me propuse tenerla por luz, porque su resplandor no tiene ocaso.
Todos los bienes juntos me vinieron con ella, había en sus manos riquezas incontables.

Salmo

Sal. 89, 12-13. 14-15. 16-17 R: Sácianos de tu misericordia, y toda nuestra vida será alegría y jubilo.

Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo;
danos alegría por los días en que nos afligiste,
por los años en que sufrimos desdichas.

Que tus siervos vean tu acción
y sus hijos tu gloria.
Baje a nosotros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos.

Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos 4, 12-13

La Palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos. Juzga los deseos e intenciones del corazón. Nada se le oculta; todo está patente y descubierto a los ojos de Aquel a quien hemos de rendir cuentas.

Evangelio del día

Lectura del santo Evangelio según San Marcos 10, 17-30

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó:
–Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?
Jesús le contestó:
–¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios.
Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.
Él replicó:
–Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.
Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo:
–Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres –así tendrás un tesoro en el cielo–, y luego sígueme.
A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.
Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:
–¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el Reino de Dios!
Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió:
–Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el Reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el Reino de Dios.
Ellos se espantaron y comentaban:
–Entonces, ¿quién puede salvarse?
Jesús se les quedó mirando y les dijo:
–Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.
[Pedro se puso a decirle:
–Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. Jesús dijo:
–Os aseguro, que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más –casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones–, y en la edad futura vida eterna.]

______________________________________________________________________

¿cómo acertar fielmente? ¿Qué hemos de hacer y vivir?

Supliqué y se me concedió la prudencia, invoqué y vino a mí un espíritu de sabiduría.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo;

La Palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen alma y espíritu

¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el Reino de Dios!

cien veces más –casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones–, y en la edad futura vida eterna.

 

 

Faltan muchos limpios de corazón