BIENAVENTURADOS

Todos bienaventurados, todos santos..

Lecturas de Todos los Santos

Primera lectura

Lectura del libro del Apocalipsis (7,2-4.9-14):

Yo, Juan, vi a otro Ángel que subía del Oriente y tenía el sello de Dios vivo; y gritó con fuerte voz a los cuatro Ángeles a quienes había encomendado causar daño a la tierra y al mar: «No causéis daño ni a la tierra ni al mar ni a los árboles, hasta que marquemos con el sello la frente de los siervos de nuestro Dios.»
Y oí el número de los marcados con el sello: ciento cuarenta y cuatro mil sellados, de todas las tribus de los hijos de Israel. Después miré y había una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y el Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos.
Y gritan con fuerte voz: «La salvación es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero.»
Y todos los Ángeles que estaban en pie alrededor del trono de los Ancianos y de los cuatro Vivientes, se postraron delante del trono, rostro en tierra, y adoraron a Dios diciendo: «Amén, alabanza, gloria, sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza, a nuestro Dios por los siglos de los siglos, amén.»
Uno de los Ancianos tomó la palabra y me dijo: «Esos que están vestidos con vestiduras blancas quiénes son y de dónde han venido?»
Yo le respondí: «Señor mío, tú lo sabrás.»
Me respondió: «Esos son los que vienen de la gran tribulación; han lavado sus vestiduras y las han blanqueado con la Sangre del Cordero.»

… todos… sin acepción, en todo… sin diferencias, en todas las circunstancias, momentos y edades

Palabra de Dios

Salmo

Sal 23,1-2.3-4ab.5-6

R/. Este es el grupo que viene a tu presencia, Señor

Del Señor es la tierra y cuanto la llena,
el orbe y todos sus habitantes:
él la fundó sobre los mares,
él la afianzó sobre los ríos. R/.

Quién puede subir al monte del Señor?
Quién puede estar en el recinto sacro?
El hombre de manos inocentes y puro corazón,
que no confía en los ídolos. R/.

Bienaventurados todos los que sintieron la llamada, y más bienaventurados aún los que dieron lo mejor de cada sí a construir el Cielo nuevo y la Tierra nueva en esta tierra de sufrimiento y dolor.

Ése recibirá la bendición del Señor,
le hará justicia el Dios de salvación.
Éste es el grupo que busca al Señor,
que viene a tu presencia, Dios de Jacob. R/.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (3,1-3):

Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él. Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él porque le veremos tal cual es. Todo el que tiene esta esperanza en él se purificará a sí mismo, como él es puro.

Palabra de Dios

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,1-12):

GRACIAS, SEÑOR, porque TÚ y la ayuda de Tu Espíritu lo hicisteis posible.

Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.»

Palabra del Señor

Para mañana día 2, enviamos toda la felicidad que vienen proporcionando desde que tienen conciencia de evangelización, y pusieron lo mejor de cuanto Dios les puso en el vientre de sus madres a Silvia y Chito, que andará por tierras de Albarracín y Teruel. FELICIDADES.

 

Carmen Calvo y Parolin negocian la ‘fórmula italiana’ como propuesta de futuro

El Gobierno quiere que la Iglesia española tribute por sus inmuebles no destinados al culto

Podemos presenta una proposición no de ley para “recuperar” los bienes inmatriculados desde 1979

(J. B./Agencias).- La ‘fórmula italiana’. Esa es la vía a seguir para que la Iglesia española comience a tributar por aquellos inmuebles y actividades no destinadas expresamente al culto, y en la que parece concuerdan tanto el Gobierno como la Santa Sede.

¿Quienes serán escogidos?

Lecturas del Miércoles de la 30ª semana del Tiempo Ordinario

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (6,1-9):

Hijos, obedeced a vuestros padres como el Señor quiere, porque eso es justo. «Honra a tu padre y a tu madre» es el primer mandamiento al que se añade una promesa: «Te irá bien y vivirás largo tiempo en la tierra.» Padres, vosotros no exasperéis a vuestros hijos; criadlos educándolos y corrigiéndolos como haría el Señor. Esclavos, obedeced a vuestros amos según la carne con temor y temblor, de todo corazón, como a Cristo. No por las apariencias, para quedar bien, sino como esclavos de Cristo que hacen lo que Dios quiere; con toda el alma, de buena gana, como quien sirve al Señor y no a hombres. Sabed que lo que uno haga de bueno, sea esclavo o libre se lo pagará el Señor. Amos, correspondedles dejándoos de amenazas; sabéis que ellos y vosotros tenéis un amo en el cielo y que ése no es parcial con nadie.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 144,10-11.12-13ab.13cd-14

R/. El Señor es fiel a sus palabras

Que todas tus criaturas te den gracias,
Señor, que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas. R/.

Explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R/.

El Señor es fiel a sus palabras,
bondadoso en todas sus acciones.
El Señor sostiene a los que van a caer,
endereza a los que ya se doblan. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (13,22-30):

En aquel tiempo, Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando.
Uno le preguntó: «Señor, ¿serán pocos los que se salven?»
Jesús les dijo: «Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”; y él os replicará: “No sé quiénes sois.” Entonces comenzaréis a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas.” Pero él os replicará: “No sé quiénes sois. Alejaos de mí, malvados.” Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos.»

______________________________________________________________________

 

«Te irá bien y vivirás largo tiempo en la tierra.»Esclavos, obedeced a vuestros amos según la carne con temor y temblor, de todo corazón, , como esclavos de Cristo que hacen lo que Dios quiere; con toda el alma, de buena gana, como quien sirve al Señor y no a hombres.  Amos, correspondedles dejándoos de amenazas; sabéis que ellos y vosotros tenéis un amo en el cielo y que ése no es parcial con nadie.

Que todas tus criaturas te den gracias,

El Señor es fiel a sus palabras,

«Señor, ¿serán pocos los que se salven?»

Jesús les dijo: «Esforzaos en entrar por la puerta estrecha.

 “Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas.”

” Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos.»

Palabra del Señor

            Jesús de Nazaret proclamó una radical inversión, cuando, dirigiéndose a “los jefes de los sacerdotes y a los presbíteros” (quien quiera entenderlo que lo entienda), dijo: “Las prostitutas entrarán antes que vosotros en el reino de Dios” (Mateo 21,31). No pudo dar con términos más provocadores para dignificar a las prostitutas y denunciar el poder masculino que explota su conciencia, su cuerpo y su trabajo.

Viene todo esto a propósito de un hecho reciente: la directora general de trabajo del Gobierno español dimitió tras haber autorizado el registro del sindicato OTRAS (Organización de Trabajadoras Sexuales). Dijo haber sido engañada. ¿Engañada por OTRAS? Yo me siento más bien engañada por ella o por quienes la obligaron a dimitir y han prometido anular la constitución del Sindicato. La prostitución no es en España ni legal ni ilegal, y ese limbo se convierte fácilmente en infierno de las prostitutas y en paraíso de la prostitución, inmenso negocio para otros.

No sé cómo, pero que desaparezca el limbo. Que se reconozca a las prostitutas como trabajadoras, si así lo quieren de verdad. Que se garantice su libertad y su dignidad frente a proxenetas y clientes. Que puedan sindicarse, si así lo desean. Mejor todavía, que puedan asociarse como autónomas, sin empresarios que las exploten. Que nadie las mire por encima del hombro, ni para condenarlas ni para “redimirlas”. Que no olvidemos la advertencia de Jesús: ellas os preceden en el Reino de la Vida.

José Arregi

 

 

Quedarán tus obras

 

…como Cristo amó a su Iglesia.

 

Lecturas del Martes de la 30ª semana del Tiempo Ordinario

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (5,21-33):

Sed sumisos unos a otros con respeto cristiano. Las mujeres, que se sometan a sus maridos como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia; él, que es el salvador del cuerpo. Pues como la Iglesia se somete a Cristo, así también las mujeres a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres como Cristo amó a su Iglesia. Él se entregó a sí mismo por ella, para consagrarla, purificándola con el baño del agua y la palabra, y para colocarla ante sí gloriosa, la Iglesia, sin mancha ni arruga ni nada semejante, sino santa e inmaculada. Así deben también los maridos amar a sus mujeres, como cuerpos suyos que son. Amar a su mujer es amarse a sí mismo. Pues nadie jamás ha odiado su propia carne, sino que le da alimento y calor, como Cristo hace con la Iglesia, porque somos miembros de su cuerpo. «Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne.» Es éste un gran misterio: y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia. En una palabra, que cada uno de vosotros ame a su mujer como a sí mismo, y que la mujer respete al marido.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 18,2-3.4-5

R/. Dichosos los que temen al Señor

Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos.
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás dichoso, te irá bien. R/.

Tu mujer, como parra fecunda,
en medio de tu casa;
tus hijos, como renuevos de olivo,
alrededor de tu mesa. R/.

Esta es la bendición del hombre que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga desde Sión,
que veas la prosperidad de Jerusalén
todos los días de tu vida. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (13,18-21):

En aquel tiempo, decía Jesús: «¿A qué se parece el reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Se parece a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; crece, se hace un arbusto y los pájaros anidan en sus ramas.»
Y añadió: «¿A qué compararé el reino de Dios? Se parece a la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina, hasta que todo fermenta.»

Palabra del Señor

… hasta que todo fermenta… todo…

Damos gracias por la alianza de Dios con el hombre, en nuestro caso con cuanto hemos vivido, incluso sis saber exactamente lo que el Señor podíamos entender…

Hemos permanecido juntos casi medio siglo

Cuatro generaciones se han dado un testigo difícil de compartir

Los que permanecen por distintas circunstancias, jamás hubo nada que repudiase ni perdiese su amor primero

La plantas originales de aquellos comienzos nos hizo pensar que Dios nos llamaba muy directamente a hacer aquellos terrenos la tierra de todos

Algún que otro cambió de forma en su trabajo, su residencia, de misión…. y en todo volvía a su tierra de origen…

¡Qué alegría ver a los hermanos reunidos…!

 

Venced al mal con el Bien

Vivid alegres. Estad atentos. Liberáos de todo mal que os vigila como león atento a devoraros…

Lecturas del Lunes 29 de la 30ª semana del Tiempo Ordinario

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (4,32–5,8):

Sed buenos, comprensivos, perdonándoos unos a otros como Dios os perdonó en Cristo. Sed imitadores de Dios, como hijos queridos, y vivid en el amor como Cristo os amó y se entregó por nosotros a Dios como oblación y víctima de suave olor. Por otra parte, de inmoralidad, indecencia o afán de dinero, ni hablar; es impropio de santos. Y nada de chabacanerías, estupideces o frases de doble sentido; todo eso está fuera de sitio. Lo vuestro es alabar a Dios. Meteos bien esto en la cabeza: nadie que se da a la inmoralidad, a la indecencia o al afán de dinero, que es una idolatría, tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios. Que nadie os engañe con argumentos especiosos; estas cosas son las que atraen el castigo de Dios sobre los rebeldes. No tengáis parte con ellos; porque en otro tiempo erais tinieblas, ahora sois luz en el Señor. Caminad como hijos de la luz.

Palabra de Dios

Salmo

Sal 1,1-2.3.4.6

R/ Seamos imitadores de Dios, como hijos queridos

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche. R/.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin. R/.

No así los impíos, no así;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal. R/.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (13,10-17):

Un sábado, enseñaba Jesús en una sinagoga. Había una mujer que desde hacia dieciocho años estaba enferma por causa de un espíritu, y andaba encorvada, sin poderse enderezar.
Al verla, Jesús la llamó y le dijo: «Mujer, quedas libre de tu enfermedad.»
Le impuso las manos, y en seguida se puso derecha. Y glorificaba a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había curado en sábado, dijo a la gente: «Seis días tenéis para trabajar; venid esos días a que os curen, y no los sábados.»
Pero el Señor, dirigiéndose a él, dijo: «Hipócritas: cualquiera de vosotros, ¿no desata del pesebre al buey o al burro y lo lleva a abrevar, aunque sea sábado? Y a ésta, que es hija de Abrahán, y que Satanás ha tenido atada dieciocho años, ¿no había que soltarla en sábado?»
A estas palabras, sus enemigos quedaron abochornados, y toda la gente se alegraba de los milagros que hacía.

Palabra del Señor

______________________________________________________________________

La vida sigue, el Reino, continúa en espera de personas y situaciones que constituyan situaciones y vivencias que hablen de ese signo distinto inequívoco de su presencia…

Mientras tanto, siempre hay criaturas expresando y tratando de responder a la múltiple llamada demandada desde cientos de lugares y realidades injustas con sed de liberación

En tierras de Canarias, se investiga como saber y vivir la forma de acercar a tantos como dan lo mejor de sí, para sabernos todos enviados por la única razón de existir. Tanto en Tenerife como en Beja hemos tenido conversaciones que nos lo proporcione con sus pastores, tratando hacer de todos, un solo rebaño.

En Togo, Auxiliadora y Laura, trabajan en lo iniciado por ellas desde treinta y muchos años atrás. ¡Cuánta generosidad desapercibida, pero llevada a esos resultados que solo Dios puede producir!

 

Que la sencillez suponga en vuestras vidas la mejor de las flores que ofrezcáis a todos.

1 Corintios 1:17

17  No me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo, sino desde el no saber, que en su respuesta nos alumbró todo lo que Dios ha querido de esta “Historia de historias”..

Vale la pena seguir

 

Lecturas del Domingo 30º del Tiempo Ordinario – Ciclo B

Primera lectura

Lectura del libro de Jeremías (31,7-9):

Así dice el Señor: «Gritad de alegría por Jacob, regocijaos por el mejor de los pueblos; proclamad, alabad y decid: El Señor ha salvado a su pueblo, al resto de Israel. Mirad que yo os traeré del país del norte, os congregaré de los confines de la tierra. Entre ellos hay ciegos y cojos, preñadas y paridas: una gran multitud retorna. Se marcharon llorando, los guiaré entre consuelos; los llevaré a torrentes de agua, por un camino llano en que no tropezarán. Seré un padre para Israel, Efraín será mi primogénito.»

Palabra de Dios

Salmo

Sal 125,1-2ab.2cd-3.4-5.6

R/. El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,
nos parecía soñar:
la boca se nos llenaba de risas,
la lengua de cantares. R/.

Hasta los gentiles decían:
«El Señor ha estado grande con ellos.»
El Señor ha estado grande con nosotros,
y estamos alegres. R/.

Que el Señor cambie nuestra suerte,
como los torrentes del Negueb.
Los que sembraban con lágrimas
cosechan entre cantares. R/.

Al ir, iba llorando,
llevando la semilla;
al volver, vuelve cantando,
trayendo sus gavillas. R/.

Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos (5,1-6):

Todo sumo sacerdote, escogido entre los hombres, está puesto para representar a los hombres en el culto a Dios: para ofrecer dones y sacrificios por los pecados. Él puede comprender a los ignorantes y extraviados, ya que él mismo está envuelto en debilidades. A causa de ellas, tiene que ofrecer sacrificios por sus propios pecados, como por los del pueblo. Nadie puede arrogarse este honor: Dios es quien llama, como en el caso de Aarón. Tampoco Cristo se confirió a sí mismo la dignidad de sumo sacerdote, sino aquel que le dijo: «Tú eres mi Hijo: yo te he engendrado hoy», o, como dice otro pasaje de la Escritura: «Tú eres sacerdote eterno, se gún el rito de Melquisedec.»

Palabra de Dios

Evangelio

Evangelio según san Marcos (10,46-52), del domingo, 28 de octubre de 2018

Guardar

Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,46-52):

En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar: «Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.»
Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más: «Hijo de David, ten compasión de mí.»
Jesús se detuvo y dijo: «Llamadlo.»
Llamaron al ciego, diciéndole: «Ánimo, levántate, que te llama.» Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús.
Jesús le dijo: «¿Qué quieres que haga por ti?»
El ciego le contestó: «Maestro, que pueda ver.»
Jesús le dijo: «Anda, tu fe te ha curado.» Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.

Palabra del Señor

DIÓCESIS DE HUELVA

65 años de historia: presencia viva de Cristo

NO APAGUEMOS LA LUZ DE LAS VELAS

Sesenta y cinco años no es edad de jubilación para una diócesis. El pasado lunes, 22 de octubre, la nuestra cumplió seis décadas y media, desde su proclamación como tal por parte del Papa Pío XII, allá por el año 1953. Es una mera cifra, pero tiene una lectura significativa. Mientras que los 65 años se asocia por defecto a la retirada laboral, a nuestra Diócesis de Huelva le espera una vida colmada de trabajo pastoral.

Para muestra, esta última semana, en la que los profesionales cristianos de la sanidad han reflexionado en la Gota de Leche sobre las injusticias derivadas de lo económico y cómo eso repercute en el bienestar de las personas. Por otra parte, en una sociedad en la que lo que predica es el testimonio, la presencia del empresario Eugenio Zambrano, director financiero de la empresa agrícola de frutos rojos Berries de los Mimbrales situada en Almonte, en la rueda de prensa celebrada en Madrid con motivo de la presentación del informe “Vulneraciones de derechos laborales en el sector agrícola, la hostelería y los empleos del hogar”, ha ayudado a señalar el camino de un modelo de economía social, utilizada criterios éticos en la contratación de sus trabajadores. Sesenta y cinco años que hay que celebrar, pero sin apagar la luz de las velas.

Departamento de Medios de Comunicación
comunicacion@diocesisdehuelva.es
www.diocesisdehuelva.esDiócesis de HuelvaAvda. Manuel Siurot 31Huelva, H 21004Spain

Add us to your address book

¿Desea cambiar como usted recibe estos correos?
actualizar mis preferencias
abandonar la suscripción

La Comunidad sueña con vivir

 

 

Evangelio del día

“ Señor, déjala todavía este año, a ver si da fruto 

Primera lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios 4,7-16:

A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo. Por eso dice la Escritura: «Subió a lo alto llevando cautivos y dio dones a los hombres.» El «subió» supone que había bajado a lo profundo de la tierra; y el que bajó es el mismo que subió por encima de todos los cielos para llenar el universo. Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores y maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud. Para que ya no seamos niños sacudidos por las olas y llevados al retortero por todo viento de doctrina, en la trampa de los hombres, que con astucia conduce al error; sino que, realizando la verdad en el amor, hagamos crecer todas las cosas hacia él, que es la cabeza: Cristo, del cual todo el cuerpo, bien ajustado y unido a través de todo el complejo de junturas que lo nutren, actuando a la medida de cada parte, se procura el crecimiento del cuerpo, para construcción de sí mismo en el amor.

Salmo

Sal 121 R/. Vamos alegres a la casa del Señor

¡Qué alegría cuando me dijeron:
«Vamos a la casa del Señor»!
Ya están pisando nuestros pies
tus umbrales, Jerusalén. R/.
Jerusalén está fundada
como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus,
las tribus del Señor. R/.
Según la costumbre de Israel,
a celebrar el nombre del Señor;
en ella están los tribunales de justicia,
en el palacio de David. R/.

Evangelio del día

Lectura del santo evangelio según san Lucas 13,1-9

En una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían.
Jesús les contestó: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.»
Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: “Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?” Pero el viñador contestó: “Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas.”»

Reflexión del Evangelio de hoy

Llamados a la unidad

El capítulo cuarto de la carta a los Efesios es un llamamiento a la unidad. Situamos a Pablo en la cárcel y cautivo de una causa divina, anima a sus fieles a mantenerse firmes, y nos propone contemplar a la Iglesia como signo e instrumento de la humanidad hacia la unidad de Dios. Los dones de Cristo son la medida de lo que se nos ha concedido, a saber, las gracias particulares destinadas al servicio de la Iglesia.

La plenitud de la humanidad está en Cristo y la Iglesia nos conduce hacia nuestra propia madurez, en la medida en que construyamos la comunión. La Jerarquía establece conexiones, crea la unidad, trabaja por el porvenir de la humanidad, promueve nuestro crecimiento hacia la plenitud.

 

 

El cristianismo está por estrenar.

Vivimos en un mundo en el que la misericordia no hace  acto de presencia, ya lo decia Monseñor Romero, recientemente canonizado, el evangelio está aún por estrenar.

Todos los días nos llegan titulares de noticias, circunstancias personales y ajenas…que a veces sólo quedan como ese titular sin profundizar desde el evangelio, que se quedan en el tintero, que se queda sólo como una opinión de aquel que nos lo expresa. Un ejemplo que os pongo. Estamos continuamente recibiendo flashes sobre el tema de la prisión permanente revisable, y seguimos a este titular con una opinión quizás expuesta por el comunicador, este tema de la prisión como familiar de las víctimas, pero….¿Hemos analizado lo que nos dice Jesús, en este y otros temas de nuestra vida diaria?

Jesús nos pide un corazón compasivo, misericordioso para con el débil, el pobre y el marginado….

Que miremos al pecador con bondad y ternura y que tengamos presente lo que se nos dice en Jn 8,7. “El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra”.

Ser samaritano del caído, o cireneos que ayudan a soportar cruces de los demás…¿que debemos hacer entonces? No es lo mismo opinar sobre la cadena perpetua en definitiva, como padre de la víctima que como padre del agresor… pero somos cristianos y si seguimos creyendo que Jesús busca corazones que rebosan compasión, perdón y apoyo para acoger a los hijos pródigos para ir en busca de la oveja perdida, quizás ya no pensemos en una condena vitalicia, sino en una ayuda, compañía.. vitalicia que ayude a la oveja perdida a encontrar de nuevo el camino y buscar ese perdón sincero…

Esto también podemos aplicarlo a situaciones que nos suceden cada día, que el que pienso y siento como humano, como miembro de un rebaño de borregos a veces guiado por el criterio del pastor, o que debe sentir, pensar el cristiano como oveja de un rebaño guiado por un pastor compasivo, que suelta su callado de guía para que cada oveja ocupe esa posición de guía…

Un rebaño de personas con criterios, sentimientos y actitudes que conforman la verdadera iglesia de Jesús, una Iglesia samaritana y misericordiosa que siempre debe estar en salida, que va al encuentro de los hermanos y hermanas que necesitan verdaderos cristos en sus vidas para llenarlas de esperanza, de fe y de libertad.

Estrenemos entonces ese evangelio impoluto que no hemos abierto en su totalidad y adaptémoslo y ofrezcámoslo cada día, a cada hermano, a cada circunstancia…«estuve en la cárcel, y vinisteis  a verme, abandonado y olvidado e hiciste lo que pudiste».