La última palabra la tiene la Palabra

PRIMERA LECTURA
Dios viene en persona y os salvará
Lectura del libro de Isaías 35,1-10

El desierto y el yermo se regocijarán, se alegrarán el páramo y la estepa, florecerá como flor de narciso, se alegrará con gozo y alegría.

Tiene la gloria del Líbano, la belleza del Carmelo y del Sarión. Ellos verán la gloria del Señor, la belleza de nuestro Dios.

Fortaleced las manos débiles, robusteced las rodillas vacilantes; decid a los cobardes de corazón: «Sed fuertes, no temáis.

Mirad a vuestro Dios, que trae el desquite; viene en persona, resarcirá y os salvará.»

Se despegarán los ojos del ciego, los oídos del sordo se abrirán, saltará como un ciervo el cojo, la lengua del mudo cantará.

Porque han brotado aguas en el desierto, torrentes en la estepa; el páramo será un estanque, lo reseco, un manantial.

En el cubil donde se tumbaban los chacales brotarán cañas y juncos. Lo cruzará una calzada que llamarán Vía Sacra: no pasará por ella el impuro, y los inexpertos no se extraviarán.

No habrá por allí leones, ni se acercarán las bestias feroces; sino que caminarán los redimidos, y volverán por ella los rescatados del Señor.

Vendrán a Sión con cánticos: en cabeza, alegría perpetua; siguiéndolos, gozo y alegría. Pena y aflicción se alejarán.
Palabra de Dios

Sal 84, 9ab-10. 11-12.13-14
R. Nuestro Dios viene y nos salvará.

Voy a escuchar lo que dice el Señor:
«Dios anuncia la paz
a su pueblo y a sus amigos.»
La salvación está ya cerca de sus fieles,
y la gloria habitará en nuestra tierra. R.

La misericordia y la fidelidad se encuentran,
la justicia y la paz se besan;
la fidelidad brota de la tierra,
y la justicia mira desde el cielo. R.

El Señor nos dará la lluvia,
y nuestra tierra dará su fruto.
La justicia marchará ante él,
la salvación seguirá sus pasos. R.

EVANGELIO
Hoy hemos visto cosas admirables
Lectura del santo evangelio según san Lucas 5, 17-26

Un día estaba Jesús enseñando, y estaban sentados unos fariseos y maestros de la ley, venidos de todas las aldeas de Galilea, Judea y Jerusalén. Y el poder del Señor lo impulsaba a curar.

Llegaron unos hombres que traían en una camilla a un paralítico y trataban de introducirlo para colocarlo delante de él. No encontrando por donde introducirlo, a causa del gentío, subieron a la azotea y, separando las losetas, lo descolgaron con la camilla hasta el centro, delante de Jesús. Él, viendo la fe que tenían, dijo:

– «Hombre, tus pecados están perdonados.»

Los escribas y los fariseos se pusieron a pensar:

– «¿Quién es éste que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados más que Dios?»

Pero Jesús, leyendo sus pensamientos, les replicó:

– «¿Qué pensáis en vuestro interior? ¿Qué es más fácil: decir «tus pecados quedan perdonados», o decir levántate y anda,’?

Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene poder en la tierra para perdonar pecados – dijo al paralítico-: A ti te lo digo, ponte en pie, toma tu camilla y vete a tu casa.»

El, levantándose al punto, a la vista de ellos, tomó la camilla donde estaba tendido y se marchó a su casa dando gloria a Dios

Todos quedaron asombrados, y daban gloria a Dios, diciendo llenos de temor:

– «Hoy hemos visto cosas admirables.»

Palabra del Señor.

6 comentarios en “La última palabra la tiene la Palabra

  1. Pingback: Ecos del Puente de la Inmaculada | Pueblo de Dios, tu tierra

  2. Cuantas gracias he de dar a Dios por todo lo que me regala a diario…celebrando la vigilia de la Inmaculada y compartiendo ese campo de trabajo en Israel…una experiencia incomparable…en mi tierra «Pueblo de Dios»…»labraremos una tierra de mision,construiremos un eden en la ciudad…»cuanto puede mover el amor de Dios…
    Todo lo vivido-compartido es puro evangelio…

    …como te podré pagar…

  3. Gracias Señor porque sigues removiendo nuestros corazones.Te pido una conversión constante y firme.Transforma nuestro corazón de piedra por uno de carne.Que vivamos este adviento con pasión y alegría preparando nuestras entrañas para gestar a ese niño que nos va a nacer.

  4. «Soñaré que lo distinto se ama»… soñaré… orando, cantando, sirviendo, confiando, velando…

    Una mujer de fe soñó… mientras su corazón velaba… Y el Sueño de Dios se hizo Vida (Jn 1, 14), el Sueño de «Dios-con-nosotros»…
    ¡Maranatha, el Señor viene, el Señor ha venido, el Señor vendrá! ¿Encontrará Su sueño en la tierra? (Lc 18,8)
    ¡Qué bueno es soñar en fe, dejarLE Soñar en nosotros haciendo vida Su Sueño, como María, percibir que todo en Él es posible (Lc 1, 37) y va siendo en el FIAT del «hoy» de todos los tiempos!…. para los que sueñan, para los que velan, para los dormidos, para los despiertos…

    Sigamos soñando, siendo ESO QUE SOMOS, un hermoso Sueño de Dios-con-nosotros, hechos en Él Comunión y Unidad… ¡Él lo da a sus amigos mientras duermen!

    Sonia

    (Buena y santa noche)

  5. ¡Qué bueno y qué gozo abrirme y participar de esta nueva conciencia de ser juntos para poder ser y que TODO SEA como ha de ser, y en El, sin duda que bueno, gozoso, en paz y dignidad para todos!!! Los ojos verán y los oídos oirán y no será ni lo que yo vea ni lo que yo oiga, sino lo que está para ser visto y oído, sin interferencias, sin malusos, ni maltratos ni sobeteos. Gracias a cada corazón, a cada alma, a cada sí, y también a cada no, por permitirme sentirme hoy nueva siendo parte de vosotros y vosotros, todos juntos, parte de mí, sin un tú y un yo, pero con tu «tú» y con mi «yo» para que todo sea. Gracias a los que me lleváis en camilla cuando no se, no puedo, no quiero, no creo, gracias a los que no cesáis nunca de creer y esperar y encontráis cualquier hueco y si no lo hay, lo hacéis, para llevarnos en vuestras huellas al corazón de Jesús y sentirnos salvados, renovados en la fe, en el no temáis y en la presencia que todo lo abarca, y en las alas que marcan el rumbo, llevarnos juntos a construir por Quien construye en nosotros, una tierra de iguales, de misericordia!! Feliz lunes, y que podamos seguir viviendo en clave «apreciativa» viendo en cada soplo, paso, acontecimiento las cosas admirables de Dios.
    Con todo mi amor
    Patri

  6. Puente de la Inmaculada, momento de encuentros inspirados por el «Haced lo que él os diga» de María.
    Este adviento de 2013, de nuevo, está siendo removedor de conciencias y reconstructor de brechas y tareas inacabadas:
    La más importante, la unidad de todos y para todos, cada uno desde su parcela pero recreando lo pendiente de ser vivido, porque cada uno y todos juntos sienten que es hora ya de crear regocijo y alegría en el páramo y en el desierto de cada día…
    !Sigue fiel a Dios y a ti mismo, papá¡
    Tu hija que te quiere, Judith

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s