QUINCE DE ABRIL

QUINCE DE ABRIL

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (42,1-7):

Así dice el Señor:
«Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, en quien me complazco. He puesto mi espíritu sobre él, manifestará la justicia a las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, la mecha vacilante no la apagará. Manifestará la justicia con verdad. No vacilará ni se quebrará, hasta implantar la justicia en el país. En su ley esperan las islas.
Esto dice el Señor, Dios, que crea y despliega los cielos, consolidó la tierra con su vegetación, da el respiro al pueblo que la habita y el aliento a quienes caminan por ella:
«Yo, el Señor, te he llamado en mi justicia, te cogí de la mano, te he formé e hice de ti alianza de un pueblo y luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la cárcel, de la prisión a los que habitan en tinieblas».

Palabra de Dios

Salmo

Sal 26,1.2.3.13-14

R/. El Señor es mi luz y mi salvación

El Señor es la defensa de mí vida,
¿quién me hará temblar? R.

Cuando me asaltan los malvados
para devorar mi carne, ellos, enemigos y adversarios, tropiezan y caen. R.

Si un ejército acampa contra mí,
mi corazón no tiembla;
si me declaran la guerra,
me siento tranquilo. R.

Espero gozar de la dicha del Señor
en el país de la vida.
Espera en el Señor, sé valiente,
ten ánimo, espera en el Señor. R.

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (12,1-11):

Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.
Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice:
«¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?».
Esto lo dijo, no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como tenía la bolsa, se llevaba de lo que iban echando.
Jesús dijo:
– «Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis».
Una muchedumbre de judíos se enteró de que estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de entre los muertos.
Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.

Palabra del Señor

No se va a entender nada, como siempre nos ha ocurrido,

pero hemos de tratar de entenderlo todo.

Trozos de escritos sucedidos desde los días previos a nuestro encuentro con Francisco en Roma. Quiero expresar y entender las apreciaciones que me ha suscitado.

 

  • Lo he visto muy cansado y cojeando sensiblemente, En lo que he percibido, atento a la realidad que solo él conoce, y puede dar razón sobre cómo está la Iglesia a la que sirve.
  • En cuanto a Brotes de Olivo, Pueblo de Dios y toda nuestra larguísima historia, no conocía ni sabía absolutamente nada.
  • Eso me ha provocado una situación de desconcierto y estupor que en los siguientes días provocaron una bajada de ánimo. Ésta desalentó la fuerza que yo necesitaba advertir en tan desconcertante e imposible momento, en el que yo no había intervenido en nada para apropiciarlo.
  • A vueltas de revisar y reposar todo lo ocurrido realmente, y provocado por la foto que se expandió con todo lujo de detalles y apreciaciones de quienes me conocen y aprecian mi vida y mi historia, he podido comprender algo con claridad.
  • Ante este silencio inesperado, he podido comprender el verdadero sentido de mi presencia con Francisco. He comprendido el motivo de no saber nada de mí, y que ello no puede hacerme olvidar las motivaciones y ocasiones, según se nos han dado en el tiempo. De cuanto le dije en torno a la búsqueda y transmisión del Espíritu, hubo un momento en el que tímidamente y sin ahondar, le hablé de la dispersión que se vive en la Iglesia.
  • Le aludí a la continuidad con que insistentemente habíamos recibido durante años y años, y le recordé a Pablo cuando escribió a Timoteo, diciéndole que viva y cumpla su ministerio fielmente hasta el final, que predicáramos a tiempo y a destiempo; con dolor podíamos percibir que quienes lo hacíamos habíamos olvidado la sana doctrina, la esencia de la Palabra, y nuestra presencia en lo caminos de Dios solo obedece al prurito de sabernos siempre en sus caminos… Sobre esto, sin acentuarlo en sus comentarios posteriores, debía ser lo que en todo momento debíamos vivir los cristianos como razón primera, y de ahí el énfasis con que le escribía. Estamos llamados a orar la Palabra insistentemente. En lo que de esencia contiene es la referencia que nos lleva y nos sirve para construir el Reino de Dios en el mundo, como motivo y fin , como solución a todos los problemas existentes en nuestra humanidad. Desde la Palabra vivida podeos decir y convencernos de que, en Espíritu y en Verdad queremos construir el Reino, y vivir como lo mejor de nuestra existencia.

Así comenzó nuestra historia: Nació para hace pensar

  1. Fue y significó un momento inesperado, nuevo y revolucionario que nos puso y dispuso en la búsqueda del verdadero Espíritu y Verdad de Dios. Esto, al comienzo, se produjo con unos valores exigentes en su descripción y firmísimos en su aplicación, a favor de la Libertad que da gloria a Dios personalmente, por la unidad de quienes intervenimos en la misión, aquellos que se enamoran profundamente de su trascendencia. Transcurridos los años se nos concretó con unos signos esenciales que lo universalizaría y lo utilizará en lo más íntimo de cada corazón: ¿?: Triple A: Anárquico, Ácrata y Anónimo llamados a dar razón de aquello por lo que optamos, sin reglas ni leyes, sin poder y desapercibidamente.
  2. El recorrido de los años nos llevó hasta el tiempo de “El Raposo” ; era Tiempo de Inmculada y corría, 2.013. Inconcebiblemente nos llevó a Roma, y hablamos con 32 superiores generales donde la búsqueda, pasó de hacerse desde nosotros a solas, a realizarla junto a todos los que interveníamos, y tomarían participación y conciencia de comunión los encuentros que se irían sucediendo.

Ahora, Pueblo de Dios está tomando un camino en el que se vuelve familiar, con los hijos, con una clara intención y alegría de mostrar una vida de camino transitable  para todos, con conciencia particular, nacida de la confianza y esencia, que lo manifiesta realmente.

Así fue el recorrido.

Señalamos lo más significativo y revolucionario del camino que rompe con todo lo establecido desde siempre. El hombre, en su deseo de realizar de forma continuada todo aquello que comprendió que se había perdido y debíamos rescatar. Desde nuestra  mentalidad, y con el deseo de mantener fidelidad y continuidad, propusieron  reglas estrictas que lo garantizasen. De esta forma, movidos por la falta de cercanía al Espíritu total que nos uniría a todos, acabaríamos con la advertencia de lo que inevitablemente nos haría UNO a todos.

Así ocurrió en el grupo de matrimonios, en el que las apreciaciones de quienes debían mostrar en su conjunto lo que se nos manifestaba en llamadas y reflexiones constantes, nació lo que denominaríamos “regla de oro” o “Regla Única”. En ella describíamos cómo debía ser el soplo de lo que comenzábamos a plantearnos vivir y dejarnos cuestionar por lo que fuese aconteciendo en el camino, y que durante años no pudimos comprender.

“Brotes de Olivo es un grupo de búsqueda del Espíritu de Dios a través de personas que lo anhelan, sin coacción, ni sometimiento, ni  siquiera invitación”

Con esta interpretación tan radical en su raíz, y sin exigencias, en torno a la Libertad  que da gloria a Dios, pareció exagerada y se dieron interpretaciones cada uno a su medida, que no fuimos capaces de conseguirlas unir. Han pasado muchos años sin darnos la ocasión de unirnos para resolver la situación inicial que debía iluminarnos a todos. ¿Cómo responder de igual forma a la intención? ¿Cómo hemos tratado de buscar y responder a lo que Dios nos pedía? ¿Cómo, si es Dios el que lo ha provocado, podía imaginarla con la misma intencionalidad y radicalidad que se diera al comienzo, y que a pesar de todas las vicisitudes, hemos soportado todos los embates, incertidumbres, dudas, equivocaciones… y aún así nunca llegamos a la conclusión conjunta de dejar o abandonar la búsqueda del Espíritu que se nos pidió desde el principio? ¿Vamos al aire del soplo que nos lo puede mostrar con la garantía que lo necesitamos?

Campo de Yanky y Marisol, 14 abril de 2.019, víspera del comienzo de la Semana Santa 2.019, y el día antes de cumplirse 65 años en que se encontraron Rosy y Vicente, EL jUEVES sANTO.

Necesitamos oración que realmente busque a Dios. Lo de pueblo es nuevo para el mundo y hemos de incardinarnos en la esencia de esta “Historia de historias”. He luchado por mantener mi vida al servicio de la Iglesia, en lo que de unidad de sus miembros contiene, y lo que el mundo necesita  como signo de sal, luz y fermento tiene que producir según nos pidió Jesús de Nazareth.

¿Cómo aprovechar la Gracia y ser fiel a cuanto se nos ha dado?

GRACIAS, SEÑOR

Un pensamiento en “QUINCE DE ABRIL

  1. Felicito a mis padres por su historia de amor. Por el fruto que han dado en 58 años. Por ser los dos un regalo y signo visibles del Padre Bueno, que quiere con locura a toda su Gran Familia Universal y nos sostiene en una Alianza eterna.
    Gracias por siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s