«En el Camino de la Vida todos somos UNO»

Jueves de la séptima semana de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 22,30.23,6-11. 
Queriendo saber con exactitud de qué lo acusaban los judíos, el tribuno le hizo sacar las cadenas, y convocando a los sumos sacerdotes y a todo el Sanedrín, hizo comparecer a Pablo delante de ellos.
Pablo, sabiendo que había dos partidos, el de los saduceos y el de los fariseos, exclamó en medio del Sanedrín: “Hermanos, yo soy fariseo, hijo de fariseos, y ahora me están juzgando a causa de nuestra esperanza en la resurrección de los muertos”.
Apenas pronunció estas palabras, surgió una disputa entre fariseos y saduceos, y la asamblea se dividió.
Porque los saduceos niegan la resurrección y la existencia de los ángeles y de los espíritus; los fariseos, por el contrario, admiten una y otra cosa.
Se produjo un griterío, y algunos escribas del partido de los fariseos se pusieron de pie y protestaron enérgicamente: “Nosotros no encontramos nada de malo en este hombre. ¿Y si le hubiera hablado algún espíritu o un ángel…?”.
Como la disputa se hacía cada vez más violenta, el tribuno, temiendo por la integridad de Pablo, mandó descender a los soldados para que lo sacaran de allí y lo llevaran de nuevo a la fortaleza.
A la noche siguiente, el Señor se apareció a Pablo y le dijo: “Animo, así como has dado testimonio de mí en Jerusalén, también tendrás que darlo en Roma”.

Salmo 16(15),1-2a.5.7-8.9-10.11. 
Protégeme, Dios mío,
porque me refugio en ti.
Yo digo al Señor:
El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz,

¡tú decides mi suerte!
Bendeciré al Señor que me aconseja,
¡hasta de noche me instruye mi conciencia!
Tengo siempre presente al Señor:

él está a mi lado, nunca vacilaré.
Por eso mi corazón se alegra,
se regocijan mis entrañas
y todo mi ser descansa seguro:

porque no me entregarás a la Muerte
ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro.
Me harás conocer el camino de la vida,
saciándome de gozo en tu presencia,

de felicidad eterna a tu derecha.

Evangelio según San Juan 17,20-26. 
Jesús levantó los ojos al cielo y oró diciendo:
Padre santo, no ruego solamente por ellos, sino también por los que, gracias a su palabra, creerán en mí.
Que todos sean uno: como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.
Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno, como nosotros somos uno
-yo en ellos y tú en mí- para que sean perfectamente uno y el mundo conozca que tú me has enviado, y que yo los amé cómo tú me amaste.
Padre, quiero que los que tú me diste estén conmigo donde yo esté, para que contemplen la gloria que me has dado, porque ya me amabas antes de la creación del mundo.
Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te conocí, y ellos reconocieron que tú me enviaste.
Les di a conocer tu Nombre, y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me amaste esté en ellos, y yo también esté en ellos”.

______________________________________________________________________.

  • ¿Y si le hubiera hablado algún espíritu o un ángel…?”.
  • “Animo, así como has dado testimonio de mí en Jerusalén, también tendrás que darlo en Roma”.
  • Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.
    Yo digo al Señor: ¡tú decides mi suerte!
    El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz.*
  • Me harás conocer el Camino de la Vida,
    saciándome de gozo en tu presencia,*
  • Padre santo, no ruego solamente por ellos, sino también por los que, gracias a Tu Palabra, creerán en mí.
    Que todos sean uno: como tú, Padre, estás en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.

El Episcopado del país da por hecho una ‘purga’, y cambios estructurales a nivel mundial

“Esto va en serio”: comienza el encuentro del Papa con los obispos chilenos

Francisco, a Win Wenders: “Frente a la pedofilia tolerancia cero (…) es peor que un crimen”

(Jesús Bastante).- “Esto va en serio”. Las palabras de la viceportavoz de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Paloma García Ovejero, antes de la reunión del Papa con los obispos chilenas, deja bien a las claras que Francisco va a por todas. Desde las cuatro de esta tarde, 34 prelados se reúnen con Francisco, el cardenal Ouellet y los investigadores Charles J. Scicluna y Jordi Bertomeu.

 

sign now

El ejército israelí masacró a 60 manifestantes desarmados, y dejó heridos a 1300 más. Israel se encuentra ahora bajo uno uno de los regímenes más violentos y racistas — es hora de que el mundo declare que la vida de los palestinos importa y de exigir sanciones contra Israel:

 

16 May 2018

Audiencia General

Tierra Santa: Francisco llama al diálogo, la justicia y la paz

“Nunca el uso de la violencia conduce a la paz”

Audiencia General

Última catequesis del Bautismo: Vestidura blanca y cirio pascual

Palabras del Papa en español en la audiencia general

Audiencia General

Audiencia general: Alcanzar la santidad en las circunstancias diarias

Palabras del Papa a los peregrinos de lengua española

Audiencia General

Audiencia general, 16 de mayo de 2018 – Texto completo

Última catequesis sobre el Bautismo

Ecumenismo y diálogo interreligioso

Religiones dhármicas: El Papa les agradece “cultivar la cultura del encuentro”

Encuentro con hindúes, budistas, jainistas y sijs

Audiencia General

Audiencia general: Invitación del Papa a llevar la “alegría de la vida en Cristo”

Palabras a jóvenes, recién casados, enfermos y ancianos

Conferencias Episcopales

México: Proyecto Global de Pastoral 2031 – 2033

Comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Espiritualidad y oración

Mons. Arizmendi: El Proyecto General de Pastoral de la CEM

Y el momento electoral

Testimonios de la Fe

San Pascual Bailón, 17 de mayo

Vivió enamorado de la Eucaristía

902 286 286/ 91 567 86 01
ayuda@medicosdelmundo.org

Cada día, Dios presenta infinitas facetas en las que vivir y plantear el futuro de la Misión a la que nos ha llamado.

Es momento en el que pedir al Espíritu que conozcamos lo que nos dijo en el principio, sin que nos lo anunciara concretamente a través de nadie.

Cuando somos conscientes de nuestra pobreza, y sabernos una ruina en manos del Dios que nos ha elegido, poco o mucho se transforma en el mundo.

 

En la oración y al trabajar, Pueblo de Dios comienza a caminar cada día.

Nuestra catedral da un signo de lo que somos.

En la oración y al trabajar, Pueblo de Dios comienza a caminar cada día.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s