“¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?”

A SOLAS, EN GRUPO, EN FAMILIA, EN COMUNIDAD Y UNIVERSALMENTE,

“¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?”

Lunes de la tercera semana de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 6,8-15. 
Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y signos en el pueblo.
Algunos miembros de la sinagoga llamada “de los Libertos”, como también otros, originarios de Cirene, de Alejandría, de Cilicia y de la provincia de Asia, se presentaron para discutir con él.
Pero como no encontraban argumentos, frente a la sabiduría y al espíritu que se manifestaba en su palabra, sobornaron a unos hombres para que dijeran que le habían oído blasfemar contra Moisés y contra Dios.
Así consiguieron excitar al pueblo, a los ancianos y a los escribas, y llegando de improviso, lo arrestaron y lo llevaron ante el Sanedrín.
Entonces presentaron falsos testigos, que declararon: “Este hombre no hace otra cosa que hablar contra el Lugar santo y contra la Ley.
Nosotros le hemos oído decir que Jesús de Nazaret destruirá este Lugar y cambiará las costumbres que nos ha transmitido Moisés”.
En ese momento, los que estaban sentados en el Sanedrín tenían los ojos clavados en él y vieron que el rostro de Esteban parecía el de un ángel.

Salmo 119(118),23-24.26-27.29-30. 
Aunque los poderosos se confabulen contra mí,
yo meditaré tus preceptos.
Porque tus prescripciones son todo mi deleite,
y tus preceptos, mis consejeros.

Te expuse mi conducta y tú me escuchaste:
enséñame tus preceptos.
Instrúyeme en el camino de tus leyes,
y yo meditaré tus maravillas.

Apártame del camino de la mentira,
y dame la gracia de conocer tu ley.
Elegí el camino de la verdad,
puse tus decretos delante de mí.

Evangelio según San Juan 6,22-29. 
Después de que Jesús alimentó a unos cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el agua. Al día siguiente, la multitud que se había quedado en la otra orilla vio que Jesús no había subido con sus discípulos en la única barca que había allí, sino que ellos habían partido solos.
Mientras tanto, unas barcas de Tiberíades atracaron cerca del lugar donde habían comido el pan, después que el Señor pronunció la acción de gracias.
Cuando la multitud se dio cuenta de que Jesús y sus discípulos no estaban allí, subieron a las barcas y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús.
Al encontrarlo en la otra orilla, le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo llegaste?”.
Jesús les respondió: “Les aseguro que ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse.
Trabajen, no por el alimento perecedero, sino por el que permanece hasta la Vida eterna, el que les dará el Hijo del hombre; porque es él a quien Dios, el Padre, marcó con su sello”.
Ellos le preguntaron: “¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?”.
Jesús les respondió: “La obra de Dios es que ustedes crean en aquel que él ha enviado”.
______________________________________________________________________

HOY, tras la movida histórica sucedida en 15 de abril de ayer, sentimos que la Vida de tantos años, nos hace recordar temas nacidos en tiempos de Juan Pablo II, y un escrito de finales de los NOVENTA pasado, que titulamos: “En el desierto de la inconsciencia, la profecía del Espíritu”.

Para analizar y contextualizar su recuerdo, en esta ocasión comprimimos la Palabra que se nos da en esta que oramos en los textos que nos regala la Iglesia HOY.

SEÑOR:

  • Aunque las inconsciencias, dudas y errores cometidos se confabulen contra mí, yo meditaré Tus Preceptos.
    Porque tus prescripciones que tan difícilmente pudimos ir entendiendo, son todo nuestro deleite, y tus preceptos, nuestros consejeros.

De dichos textos, TÚ haces que nos aventuremos “más Mar adentro que nunca”, y TÚ nos hablas así:

  • “¿Qué debemos hacer para realizar las obras de Dios?”.
    Jesús les respondió: “La obra de Dios es que ustedes crean en Aquel que ÉL ha enviado”.
    _________________________________________________________________

Dentro de lo que entrañan los textos de hoy, y con ellos, la inquietante jornada de ayer, recordamos algún tema muy del principio…,

TÚ PUEDES SER PESCADOR
Rema, rema mar adentro y allí te enseñaré
lo que tanto has buscado y no logras entender:
las causas de la vida y el misterio del dolor,
el milagro de la tierra y el gozo del amor.
¤ Ni tú ni aquél se librará de poder ser un pescador,
ni tú ni aquél podrá quitar el gran amor que tiene Dios.
Está en ti poder echar una gran red para pescar.
Si tú quieres, si tú quieres, puedes ser pescador.
Entra en aguas profundas, rema, rema sin temor,
y al llegar hasta alta mar, quita a tu barco el timón.
Mis caminos no son tus caminos, no busques a tu vida razón.
Abandónate en mis aguas y, allí, te haré pescador.

… y las palabras de Juan Pablo II “DUC IN ALTUM”. Con ellos retrotraemos e incorporamos unos pensamientos mínimos de los muchos que ayer se dieron alrededor de quienes se sienten atraídos por esta “Historia de historias”, que resumimos con estas expresiones:

 

 

Faltan nombres para la Nueva Familia que queremos construir como Comunidad Santa en silencio.

 

 

  • El  Quijote nos seduce a apostar por el absurdo, e intentar por caminos que creemos intransitables. ¿Cuando, en la línea que mantiene Cielo Nuevo y Tierra Nueva, se mostraron pensamientos lógicos y entendibles,en los que quienes algunas veces los rezamos en su profundidad y trascendencia, produjeron un “crack” que nos hicieran responder coherentemente a las muchas situaciones que constantemente se nos propone?
  • Para ganar batallas definitivas, hay que perder las muchas que celebramos cotidianamente, que no entendemos ni le encontramos sentido alguno a qué razón obedecen.
  • En nuestros deseos de ser solidarios no hacemos favores, sino devolvemos derechos.
  • No hay casualidad, sino Providencia
  •  Es maravilloso el gozo del encuentro. De ahí la necesidad de ser cada uno un espacio de conjunción de sentimientos y pareceres, que nos alienten de nuevo a encontrarnos.

 

 

 

Hemos de preguntarnos una y otra vez, ¿para qué nací y estoy hecho?.Hemos  de descubrirlo y responder, sin que nadie ni nada aparte de mí lo que Dios y la Humanidad desean y esperan.

 

  • La vida es una oportunidad constante de evolución, de superación y de poder ser lo que, sin saber, no nos lo proponemos.

 

 

Nuestra realidad de donación va mucho más allá de ser solidarios.

 

 

  • ¡Urge un concierto solidario de brotes, no de unos cuantos, sino de toda la familia!

 

 

Hay verdaderos infiernos en este mundo. De aquello que sin querer o por miedo huimos, también sin darnos cuenta nos priva de arriesgar, y de crear una nueva conciencia que transforme esta sociedad, que no queremos y tanto rechazamos.

 

El poder de la Verdad, no se dará nunca si no nace del Espíritu que vive en cada uno de los seres creados.

¿Quién mintió al Papa Francisco?

“Un Papa que se encuentra con todos los obispos de un Episcopado Nacional 4 veces en 15 meses”

(Luis Badilla, en RyL).- En la carta del Papa Francisco a los obispos chilenos, reunidos en su 115ª Asamblea Plenaria en la localidad de Punta de Tralca, cerca de la ciudad capital Santiago, dice: «En lo que me toca, reconozco y así quiero que lo transmitan fielmente, que he incurrido en graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada».

 

 

  • No busquemos ninguna seguridad para nosotros, mucho menos si lo que queremos ya está garantizado y construído en nuestra mente.

Damos gracias a las infinitas muestras de cariño recibidos. Os aseguramos que lo que véis en nosotros es el fruto de lo que entre todos ha construído Dios. Gracias de verdad.

Cuando finalizábamos de elaborar este blog, y nos íbamos a descansar, pregunté a Rosy, que siempre me acompaña cada noche,  ¿qué crees que Dios quiere de nosotros? Ella me respondió: “Que anhelemos hacer su mandato”.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s