En Jueves Santo 1954, se inició un plan inesperado

ASÍ FUE EL SOPLO DE LA VIDA A TRAVÉS DEL ESPÍRITU QUE RECIBIMOS EN CADA PASCUA. Así comenzó todo lo que globalmente nos transmitieron estos años que, como el paralítico de la piscina probática, espera que el hombre actúe con conciencia universal y se salve A SI MISMO como DIOS-DE-LA-TIERRA.

 En esta “Historia de historias”, ¿cual será el año en el que se rezará la trascendencia universal de todo lo que en tantos años se nos ha regalado?  Año tras año, así nos fue llamando Dios.

¡Vente a la montaña! Ven a Recorrer el Amor de Un hombre que va a morir, de cuya muerte, somos Protagonistas Todos. Vamos a tener una Meditación ante la Cruz en la que el mundo está clavado, ¿Lo resucitas tú? Si lo hacemos por separado, En Soledad morimos, más, si lo hacemos juntos, En Comunidad Resucitamos.

Ante lo que ocurre en este sufriente mundo, todos hemos de preguntarnos… ¿Está muriendo el Espíritu? Hagámonos un firme propósito, ¡Caminemos a la Luz!, para Resucitar con ÉL. Hacerlo  implica ir más allá, Cruzar la Vida,  solo posible si nos disponemos a Pisar su mismo Paso.

Para ello hemos de dar Guerra a la vida que vivimos y tenemos planteada. Si lo hacemos Con-Pasión, veremos cómo lo que nos parece bueno según lo entendemos para  nosotros, comprenderemos que Dios lo hará Nuevo para Todos.

 Ante esta proposición, examínalo y Haz lo que quieras. Se trata, no de quedarnos en lo distinto y difícil que se nos propone, sino ir Más allá de la cruz. Hay caminos por andar. El que sea de Dios aparecerá Como un Fruto, que nos mostrará que es posible en la Tierra como en el Cielo. Levantémonos de donde estamos y digamos en lo más íntimo: iré a mi Padre. Concienciémonos y diferenciemos la Eu-Carestía que mantenemos del valor y la trascendencia de la Eucaristía Viva, la cual, si participamos de ella en lo que es y supone nos mostrará y entenderemos con fidelidad y gozo Lo que hemos visto y oído.

Y todo aquello que aparece incomprensible, molesto y difícil siempre nos hará comprender que La Cruz es la Profecía del Reino. Y que el Reino solo se construirá cuando tengamos Pasión por el Todo de la Palabra de Dios, cuando en nuestro interior exista la actitud e intención permanente de estar Subiendo al Sur porque solo en el Sur encontraremos y entenderemos cual es nuestra única Raíz,  de la que hemos de alimentaros quienes queremos construir el Reino en la tierra. Éste, no se dará en tanto, quienes Le seguimos – juntos y confiados – no seamos y obremos como Dios de la Tierra, sintiéndonos todos Una sola Tierra y un solo Corazón.

No llegaremos a sentirlo según la voluntad de Dios en tanto no construyamos el Mensaje, gracias al descubrimiento convencido de hacerlo entre todos, y que ello nos llevará a perdonar Setenta veces siete, porque cada día, entre todos, damos razón de que Dios Todo lo hace Nuevo, poniéndonos en cada ocasión A tiro de la Vida Nueva, gracias a que nuestra existencia, nuestro pan y plan de cada día, se orienta bebiendo en toda ocasión Desde tu Fuente. Esta pascua nos llevó a consolidarnos hasta anhelar SER, y con ello constatar y consolidar que Todo lo mío es tuyo.

Como consecuencia inevitable, ¿cuál es el resultado de ese compartir, que es cómo únicamente puedo celebrarlo? Contigo,  con conciencia de Servir para Unir.

Y después del inmenso Mensaje transmitido a través de tantos años, ¿cómo hacer una verdadera lectura que se corresponda con todo lo recibido, si no sabemos y vivimos todos juntos con “Una sola alma  y un solo corazón”?  

Por Pura Gracia de Dios, las Pascuas vividas han ido buscando, profundizando y llamándonos a despojarnos de la cruz, tan difícil de entender, y vivirla dando razón íntima de desvelar las sombras que no nos permiten contemplar las injusticias que todos cometemos, y las que apreciamos en los demás sin llegar a creer que en todas ellas participamos todos. ¿Qué nos falta para tratar de saber lo que Dios quiso transmitir en este pequeño pasaje dentro de la Historia de la Salvación, que nadie programó, que apareció como un signo distinto dentro de una Iglesia en la que para ser fieles al espíritu de cada necesidad urgente que aparecía, todo se garantizaba a través de reglas y constituciones, y en esta ocasión irrumpía violentando lo establecido, y al mismo tiempo urgiéndonos y gritándonos: “Buscad el Espíritu en todo en todos, sonreid y sed UNO en los gozos y fracasos hasta alcanzarlo, pero hacedlo sin coacción, ni sometimiento ni siquiera invitación… Esto supuso una locura, y continúa siéndolo… no desde nuestro entendimiento de la libertad, que cada quién lo entendió a “su manera”, y que en fidelidad a como lo que entendió, produjo una dispersión que nada tenía que ver con la esencia que se nos había dado en el principio…

Si lo contemplamos con Paz y Misericordia, comprenderemos que lo que se nos pidió en el comienzo fue Servir  “desde y en” Libertad para Ser Todos Uno y el mundo crea; esta es la razón de la vida que nos trajo a esta tierra según rogó Jesús al Padre y sea igual que la que se vive en el cielo.

Jueves Santo de la Cena del Señor

Libro del Exodo 12,1-8.11-14. 
El Señor dijo a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto:
«Este mes será para ustedes el mes inicial, el primero de los meses del año.
Digan a toda la comunidad de Israel: “El diez de este mes, consíganse cada uno un animal del ganado menor, uno para cada familia.
Si la familia es demasiado reducida para consumir un animal entero, se unirá con la del vecino que viva más cerca de su casa. En la elección del animal tengan en cuenta, además del número de comensales, lo que cada uno come habitualmente.
Elijan un animal sin ningún defecto, macho y de un año; podrá ser cordero o cabrito.
Deberán guardarlo hasta el catorce de este mes, y a la hora del crepúsculo, lo inmolará toda la asamblea de la comunidad de Israel.
Después tomarán un poco de su sangre, y marcarán con ella los dos postes y el dintel de la puerta de las casas donde lo coman.
Y esa misma noche comerán la carne asada al fuego, con panes sin levadura y verduras amargas.
Deberán comerlo así: ceñidos con un cinturón, calzados con sandalias y con el bastón en la mano. Y lo comerán rápidamente: es la Pascua del Señor.
Esa noche yo pasaré por el país de Egipto para exterminar a todos sus primogénitos, tanto hombres como animales, y daré un justo escarmiento a los dioses de Egipto. Yo soy el Señor.
La sangre les servirá de señal para indicar las casas donde ustedes estén. Al verla, yo pasaré de largo, y así ustedes se librarán del golpe del Exterminador, cuando yo castigue al país de Egipto.
Este será para ustedes un día memorable y deberán solemnizarlo con una fiesta en honor del Señor. Lo celebrarán a lo largo de las generaciones como una institución perpetua.”»

Salmo 116(115),12-13.15-16bc.17-18. 
¿Con qué pagaré al Señor 
todo el bien que me hizo? 
Alzaré la copa de la salvación
e invocaré el nombre del Señor.

¡Qué penosa es para el Señor
la muerte de sus amigos!
tu servidor, lo mismo que mi madre:
por eso rompiste mis cadenas.

Te ofreceré un sacrificio de alabanza,
e invocaré el nombre del Señor.
Cumpliré mis votos al Señor,
en presencia de todo su pueblo.

Carta I de San Pablo a los Corintios 11,23-26. 
Hermanos:
Lo que yo recibí del Señor, y a mi vez les he transmitido, es lo siguiente:
El Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó el pan,
dio gracias, lo partió y dijo: “Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía”.
De la misma manera, después de cenar, tomó la copa, diciendo: “Esta copa es la Nueva Alianza que se sella con mi Sangre. Siempre que la beban, háganlo en memora mía”.
Y así, siempre que coman este pan y beban esta copa, proclamarán la muerte del Señor hasta que él vuelva.

Evangelio según San Juan 13,1-15. 
Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin.
Durante la Cena, cuando el demonio ya había inspirado a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarlo,
sabiendo Jesús que el Padre había puesto todo en sus manos y que él había venido de Dios y volvía a Dios,
se levantó de la mesa, se sacó el manto y tomando una toalla se la ató a la cintura.
Luego echó agua en un recipiente y empezó a lavar los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que tenía en la cintura.
Cuando se acercó a Simón Pedro, este le dijo: “¿Tú, Señor, me vas a lavar los pies a mí?”.
Jesús le respondió: “No puedes comprender ahora lo que estoy haciendo, pero después lo comprenderás”.
“No, le dijo Pedro, ¡tú jamás me lavarás los pies a mí!”. Jesús le respondió: “Si yo no te lavo, no podrás compartir mi suerte”.
“Entonces, Señor, le dijo Simón Pedro, ¡no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza!”.
Jesús le dijo: “El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque está completamente limpio. Ustedes también están limpios, aunque no todos”.
El sabía quién lo iba a entregar, y por eso había dicho: “No todos ustedes están limpios”.
Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo: “¿comprenden lo que acabo de hacer con ustedes?
Ustedes me llaman Maestro y Señor; y tienen razón, porque lo soy.
Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros.
Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes.”

______________________________________________________________________

ESORAY, ES TRATAR DE EXPLICAR A DIOS, LO QUE NO SE PUEDE NI SE DEJA EXPLICAR. ES LA IMPOTENCIA HUMANA ANTE LA CUAL NOS ARRODILLAMOS. ESORAY ES NO TENERNOS A NOSOTROS MISMOS.

 

Audiencia: El Triduo Pascual anuncia que “todo ha sido renovado en Cristo”

 

“Jesús transforma nuestra muerte en resurrección”

GRACIAS POR TODO, SEÑOR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s