Nacemos, vivimos y morimos para el Señor.

Sábado de la primera semana del tiempo ordinario

Primer Libro de Samuel 9,1-4.17-19.10,1a. 
Había un hombre de Benjamín llamado Quis, hijo de Abiel, hijo de Seror, hijo de Becorat, hijo de Afiaj, hijo de un benjaminita. El hombre estaba en muy buena posición, y tenía un hijo llamado Saúl, que era joven y apuesto. No había entre los israelitas otro más apuesto que él; de los hombros para arriba, sobresalía por encima de todos los demás.
Una vez, se le extraviaron las asnas a Quis, el padre de Saúl. Quis dijo entonces a su hijo Saúl: “Lleva contigo a uno de los servidores y ve a buscar las asnas”.
Ellos recorrieron las montaña de Efraím y atravesaron la región de Salisá, sin encontrar nada. Cruzaron por la región de Saalém, pero no estaban allí. Recorrieron el territorio de Benjamín, y tampoco las hallaron.
Cuando Samuel divisó a Saúl, el Señor le advirtió: “Este es el hombre de quien te dije que regirá a mi pueblo”.
Saúl se acercó a Samuel en medio de la puerta de la ciudad, y le dijo: “Por favor, indícame dónde está la casa del vidente”.
“El vidente soy yo, respondió Samuel a Saúl; sube delante de mí al lugar alto. Hoy ustedes comerán conmigo. Mañana temprano te dejaré partir y responderé a todo lo que te preocupa.
Samuel tomó el frasco de aceite y lo derramó sobre la cabeza de Saúl. Luego lo besó y dijo: “¡El Señor te ha ungido como jefe de su herencia!

Salmo 21(20),2-3.4-5.6-7. 
Señor, el rey se regocija por tu fuerza,
¡y cuánto se alegra por tu victoria!
Tú has colmado los deseos de su corazón,
no le has negado lo que pedían sus labios.

Porque te anticipas a bendecirlo con el éxito
y pones en su cabeza una corona de oro puro.
Te pidió larga vida y se la diste:
días que se prolongan para siempre.

Su gloria se acrecentó por tu triunfo,
tú lo revistes de esplendor y majestad;
le concedes incesantes bendiciones,
lo colmas de alegría en tu presencia.

Evangelio según San Marcos 2,13-17. 
Jesús salió nuevamente a la orilla del mar; toda la gente acudía allí, y él les enseñaba.
Al pasar vio a Leví, hijo de Alfeo, sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. El se levantó y lo siguió.
Mientras Jesús estaba comiendo en su casa, muchos publicanos y pecadores se sentaron a comer con él y sus discípulos; porque eran muchos los que lo seguían.
Los escribas del grupo de los fariseos, al ver que comía con pecadores y publicanos, decían a los discípulos: “¿Por qué come con publicanos y pecadores?”.
Jesús, que había oído, les dijo: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

________________________________________________________________________

La Palabra de hoy, las realidades que nos rodean directamente, las infinitas situaciones que vive el mundo que nos gritan sin cesar y difícilmente las escuchamos, ¿hacen sentirnos llamados, ungidos como jefes de una herencia de tantos durante años, que no acaban de recibir la herencia que Dios les dejó personalmente?

…reflexionemos, recemos, examinemos nuestro corazón, nuestra vida y nuestros conocimientos, contemplemos lo que hoy vive el mundo y la vida que proclaman y buscan construir el Reino en la tierra…

“¡El Señor te ha ungido como jefe de su herencia!

“No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”.

Más de tres mil cristianos fueron asesinados a causa de su fe en 2017

LA GACETA

11 enero, 2018

El mayor número de asesinatos de cristianos (2.000) se produjo en Nigeria, un país que hogaño padece las criminales acciones del grupo terrorista Boko Haram

Ex general marista y el director de RD presentan “Un nuevo comienzo” (Khaf)

Emili Turú: “Es hora de que el Pueblo de Dios se levante con el Evangelio en la mano”

José Manuel Vidal: “Debemos reclamar nuestros derechos en una Iglesia de la que somos corresponsables”

(Jesús Bastante).- ¿Es posible ‘un nuevo comienzo’ para una institución con más de dos mil años de historia? ¿Cuál es nuestra responsabilidad, las actitudes necesarias para conseguir el cambio? A estas y otras preguntas dieron respuesta anoche, en una abarrotada parroquia de San Antón, los autores de ‘Un nuevo comienzo’ (Khaf), Emili Turú y José Manuel Vidal.

Se acercan tiempos en que las circunstancias de quienes hemos de hacernos responsables de dar Vida a la Palabra hemos de manifestarnos en silencio, hablando sin hablar, reconociendo las raíces que se nos dieron sin saber ni planear…

Disponemos a continuación algunos de los espacios y momentos que han hecho considerar lo que desde hace algún tiempo hemos llamado “Historia de historias”…¿qué sabemos de ellos?

Desde lo común, PROFETAS                                                                                          

“Borrón y cuenta nueva”                                                                                    

El Proyecto de Dios sobre Pueblo de Dios                                                      

Rasgos Fundamentales. El Placer de Servir                                                   

La Regla Única                                                                                                   

Contemplación del Hombre, Solo y Total

Abierto a lo Inesperado                                                                                     

Todo es Providencia de Dios                                                                                           

Ser de Dios, Encarnación y Reino de Justicia                                                               

Consagración Seglar                                                                                         

Comunidades Cristianas en medio de los Pueblos 

Sobre cómo la historia ha transformado la mentalidad sobre la esencia

CIUDAD DE DIOS, oblación sin retorno                                                                         

Desde el manantial, ¿CÓMO RESTAURAR LA IGLESIA?                                            

LA MARCHA HISTÓRICA DEL HOMBRE: en el nombre de Dios, del Reino, de la Palabra, de la Iglesia

Sobre LA PROFECÍA DE LA PALABRA.

La Figura del ANAWIN                               

DE EGIPTO A LA TIERRA PROMETIDA.                                                                         

Lo visto y oído                                                                                                    

La fraternidad humana                                                                                       

El verdadero Don de Dios

Seglares en el Siglo XX   

Moldes establecidos                                                                                              

Fidelidad al Proyecto de Dios                                                                                         

La explosión seglar dentro de una mentalidad histórica

 

 

 

Un pensamiento en “Nacemos, vivimos y morimos para el Señor.

  1. Qué hay de esencial en todos estos epígrafes de la historia:
    La búsqueda de una corresponsabilidad del laico en la Iglesia. El ofrecer la necesidad de una tarea que posibilite el ser considerado mayor de edad. El ofrecimiento a ser solo servidores.
    Llegar a ser realidad aquello de: “Todo es vuestro, vosotros sois de Xto y Xto de Dios, relativizando las mediaciones. Todos profetas, todos sacerdotes, todos reyes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s