Lo mejor está por llegar

 

Viernes de la primera semana del tiempo ordinario

Primer Libro de Samuel 8,4-7.10-22a. 
Entonces se reunieron todos los ancianos de Israel y acudieron a Samuel en Ramá.
“Tú ya eres viejo, le dijeron, y tus hijos no siguen tus pasos. Ahora danos un rey para que nos gobierne, como lo tienen todas las naciones”.
A Samuel le disgustó que le dijeran: “Danos un rey para que nos gobierne”, y oró al Señor.
El Señor dijo a Samuel: “Escucha al pueblo en todo lo que ellos digan, porque no es a ti a quien rechazan: me rechazan a mí, para que no reine más sobre ellos.
Samuel comunicó todas las palabras del Señor al pueblo que le pedía un rey,
diciendo: “Este será el derecho del rey que reinará sobre ustedes. El tomará a los hijos de ustedes, los destinará a sus carros de guerra y a su caballería, y ellos correrán delante de su carro.
Los empleará como jefes de mil y de cincuenta hombres, y les hará cultivar sus campos, recoger sus cosechas, y fabricar sus armas de guerra y los arneses de sus carros.
Tomará a las hijas de ustedes como perfumistas, cocineras y panaderas.
Les quitará a ustedes los mejores campos, viñedos y olivares, para dárselos a sus servidores.
Exigirá el diezmo de los sembrados y las viñas, para entregarlo a sus eunucos y a sus servidores.
Les quitará sus mejores esclavos, sus bueyes y sus asnos, para emplearlos en sus propios trabajos.
Exigirá el diezmo de los rebaños, y ustedes mismos serán sus esclavos.
Entonces, ustedes clamarán a causa del rey que se han elegido, pero aquel día el Señor no les responderá”.
El pueblo se negó a escuchar la voz de Samuel, e insistió: “¡No! Habrá un rey sobre nosotros, y así seremos como todas las naciones. Nuestro rey nos juzgará, saldrá al frente de nosotros y combatirá en nuestros combates”.
Samuel escuchó todas las palabras del pueblo y las repitió en presencia del Señor.
El Señor dijo a Samuel: “Escúchalos y dales un rey”. Entonces Samuel dijo a los hombres de Israel: “Vuelvan cada uno a su ciudad”.

Salmo 89(88),16-17.18-19. 
¡Feliz el pueblo que sabe aclamarte!
Ellos caminarán a la luz de tu rostro;
se alegrarán sin cesar en tu Nombre,
serán exaltados a causa de tu justicia.

Porque tú eres su gloria y su fuerza;
con tu favor, acrecientas nuestro poder.
Sí, el Señor es nuestro escudo,
el Santo de Israel es realmente nuestro rey.

Evangelio según San Marcos 2,1-12. 
Jesús volvió a Cafarnaún y se difundió la noticia de que estaba en la casa.
Se reunió tanta gente, que no había más lugar ni siquiera delante de la puerta, y él les anunciaba la Palabra.
Le trajeron entonces a un paralítico, llevándolo entre cuatro hombres.
Y como no podían acercarlo a él, a causa de la multitud, levantaron el techo sobre el lugar donde Jesús estaba, y haciendo un agujero descolgaron la camilla con el paralítico.
Al ver la fe de esos hombres, Jesús dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados”.
Unos escribas que estaban sentados allí pensaban en su interior:
“¿Qué está diciendo este hombre? ¡Está blasfemando! ¿Quién puede perdonar los pecados, sino sólo Dios?”
Jesús, advirtiendo en seguida que pensaban así, les dijo: “¿Qué están pensando?
¿Qué es más fácil, decir al paralítico: ‘Tus pecados te son perdonados’, o ‘Levántate, toma tu camilla y camina’?
Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados
-dijo al paralítico- yo te lo mando, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”.
El se levantó en seguida, tomó su camilla y salió a la vista de todos. La gente quedó asombrada y glorificaba a Dios, diciendo: “Nunca hemos visto nada igual”.

______________________________________________________________________

Sumergidos en la “Espiritualidad del no saber”, la perseverancia, no siempre consciente, acaba sorprendiéndonos con frutos de múltiples matices que nos aclaran y provocan de mil maneras lo que mientras pasaban los años, aparecía imposible. La Palabra de Dios de hoy, algún escrito que siempre nos llega, y cierta otra “circunstancia clandestina”, así como las caricias y medios utilizados exageradamente, recibidos con motivo de la festividad de un cumpleaños, han desbordado situaciones inesperadas que nos piden reconsiderar situaciones que hemos de volver a recordar y rezar, Todos Juntos. Y contemplar en Espíritu las diferentes distancias entre los pensamientos y los caminos de Dios y los de los hombres, Isaías 55.

  • “Tú ya eres viejo, y tus hijos y compañeros de camino, inconscientemente, no siguen tus pasos. Escucha al pueblo que inició y se ha ido añadiendo en esta “Historia de historias” en todo lo que ellos digan, porque no es a ti a quien rechazan: me rechazan a Mí, para que no reine sobre ellos”.
  • Recordad y comunicad al pueblo todas las palabras que el Señor os dirigió en vuestra inconsciencia y no saber.
  • ¡Feliz el pueblo que sabe aclamarte!
    Ellos caminarán a la luz de tu rostro;
    se alegrarán sin cesar en tu Nombre,
    serán exaltados a causa de tu justicia.
  • Jesús quiere manifestarnos a los inconscientes paralíticos: “Hijo, tus pecados te son perdonados”.  ‘Levántate, toma tu camilla y camina’.
  • La gente quedará asombrada y glorificará al Dios que adoraban, sin conocerlo, Hechos 17, 22-25.
  • “Nunca hemos visto nada igual”.
¡Victoria! Se crea uno de los mayores Parques Nacionales de Europa
Tras 27 años haciendo campaña, el Gobierno ruso ha firmado el decreto para la creación del Parque Nacional de los Islotes de Ladoga, uno de los parques nacionales protegidos más grandes de toda Europa, entre Finlandia y Rusia.

Con una extensión de 122.000 hectáreas, el nuevo parque nacional acoge grandes islotes rocosos cubiertos de pequeños bosques y a un buen número especies amenazadas, incluyendo una escasa población de focas de agua dulce.

Esta victoria ha sido posible gracias a la ayuda de todas las personas que sueñan y apoyan tareas que puedan gozarlas todos los que, sin saber, trabajan desapercibidamente, día tras día.

Simultaneando las circunstancias que estamos viviendo en esta “Historia de historias”, con las que nos manifiesta la noticia que nos antecede, podemos gritar la victoria de nuestro Dios en nosotros después de tantos años perseverando sin razones planeadas, por nosotros, los hombres. “Es Dios quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”. Salmo 117, 23.

Sobre esta situación, recibimos este comentario, que nos aporta una débil luz enmedio de la obscuridad que siempre nos ha acompañado:

“Ahí estamos. Somos, pero no sabemos lo que somos. Esperamos que todo cambie, que lo entendamos. Nada parece ser cierto. Todo anda escondido y andamos a tientas. El camino, al no ser nuestro, no encontramos referencias. ¿Quien está dispuesto a entrar por el camino del no saber? Andamos perdidos y todos quieren salvarnos. Nos dicen: por aquí, por aquí es el camino; cada uno anda en el suyo. Yo salvo lo mío. Las tribus siguen separadas. La “mesa” se constituye, se trae el arca (La Eucaristía) pero es solo un detalle. Hay muchas cosas por hacer y esa es una más.¿ Dónde encontrar lo esencial, lo imprescindible, aquello que nos anuncia y nos denuncia al mismo tiempo? ¿Qué nos puede distraer? ¿Dónde poner el esfuerzo? Son preguntas que hemos de hacernos.
Rezo esto sin saber el por qué. Solo el ánimo de que se encienda una luz”.

Buscando a Dios, hemos de convencernos de que todo, errores y fracasos, inconsciencias y conocimientos, acaban confabulándose para encontrarlo. Hay que saber confiar y esperar.

Después de muy largos años y no pocas dificultades, Paco, acompañado de uno de aquellos innumerables jovencísimos del comienzo, ha aparecido “reclamando” la inocencia del pasado, cuyas raíces nos hablan, según nos dice, de contemplación personal profunda, sin la cual nunca podremos asegurar que es el Espíritu el que nos guía.

Esta imagen incluye muchos matices, que se han repetido constantemente, y sin interrupción nos han aportado: sueños, como vemos en la expresión de Pepa, aventuras de gratuidad olvidada, conciencia de que los carismas nos ayudan a reconocer lo absoluto, pero no podemos absolutizarlos, bondades íntimas que viven circunstancias de mucho dolor, y acaban bendiciendo a Dios, y diciendo que con ÉL, no nos preocupemos, nunca nos pasará nada, frase constante en la boca de Tapi …

… nunca estamos solos… Dios siempre está con nosotros, y nosotros también…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s