“Todo “nuestro yo” queremos amarte, Señor”

Hoy 12, y mañana 13, ASHERA EN PUEBLO DE DIOS. Una intención y reflexión que trata de predicar y vivir la revolución del AMOR.

Sábado de la decimoctava semana del tiempo ordinario

Deuteronomio 6,4-13. 
Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor.
Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Graba en tu corazón estas palabras que yo te dicto hoy.
Incúlcalas a tus hijos, y háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas de viaje, al acostarte y al levantarte.
Atalas a tu mano como un signo, y que estén como una marca sobre tu frente.
Escríbelas en las puertas de tu casa y en sus postes.
Cuando el Señor, tu Dios te introduzca en la tierra que él te dará, porque así lo juró a tus padres, a Abraham, a Isaac y a Jacob- en ciudades grandes y prósperas que tú no levantaste;
en casas colmadas de toda clase de bienes, que tú no acumulaste; en pozos que tú no cavaste; en viñedos y olivares que tú no plantaste- y cuando comas hasta saciarte,
ten cuidado de no olvidar al Señor que te hizo salir de Egipto, de un lugar de esclavitud.
Teme al Señor, tu Dios, sírvelo y jura por su Nombre.

Salmo 18(17),2-3a.3bc-4.47.51ab. 
Yo te amo, Señor, mi fuerza,
Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.
Mi Dios, el peñasco en que me refugio,
mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.

Invoqué al Señor, que es digno de alabanza
y quedé a salvo de mis enemigos.
¡Viva el Señor! ¡Bendita sea mi Roca!
¡Glorificado sea el Dios de mi salvación !

El concede grandes victorias a su rey
y trata con fidelidad a su Ungido

Evangelio según San Mateo 17,14-20. 
Cuando se reunieron con la multitud, se le acercó un hombre y, cayendo de rodillas,
le dijo: “Señor, ten piedad de mi hijo, que es epiléptico y está muy mal: frecuentemente cae en el fuego y también en el agua.
Yo lo llevé a tus discípulos, pero no lo pudieron curar”.
Jesús respondió: “¡Generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo estaré con ustedes? ¿Hasta cuándo tendré que soportarlos? Tráiganmelo aquí”.
Jesús increpó al demonio, y este salió del niño, que desde aquel momento quedó curado.
Los discípulos se acercaron entonces a Jesús y le preguntaron en privado: “¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?”.
“Porque ustedes tienen poca fe, les dijo. Les aseguro que si tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, dirían a esta montaña: ‘Trasládate de aquí a allá’, y la montaña se trasladaría; y nada sería imposible para ustedes”.

______________________________________________________________________

Ha sido mucha y permanente la insistencia de Dios en recordarnos estos textos:

  • Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Graba en tu corazón estas palabras que yo te dicto hoy.
    Incúlcalas a tus hijos, y háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas de viaje, al acostarte y al levantarte.
  • Yo te amo, Señor, mi fuerza,
    Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.
    Mi Dios, el peñasco en que me refugio,
    mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.

 

“Creemos en Ti, Señor, pero ayúdanos a tener más fe!” (Mc 9,24)

 

 

Card. Parolin: “La paz, una prioridad clara e imperativa”

El Secretario de Estado del Vaticano viajará a Rusia

Felipe Arizmendi Esquivel. Lo conocimos de oídas en Huelva a través de un seminarista mexicano. En sus años de seminario ya sonaba como un pastor muy implicado en la Paz y Encarnación del rebaño de la Iglesia. La Providencia hizo que le visitásemos en Tapachula en 1.996. Desde algún tiempo después fue nombrado Obispo de Chiapas. Su vida nos recuerda que:                                                            “La Paz vendrá cuando hagamos nuestro el vivir de los demás, cuando la razón de nuestras vidas sea el Plan de Dios para toda la humanidad”.

 

 

 

 

 

Desde hace muchos años, esta “historia de historias” recibió – sin saberlo – la misión de lo que ya pudimos entender en aquellos tiempos. cristianos para la unidad.

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s