Respuesta a la Palabra de Dios de hoy

 

Viernes de la decimoctava semana del tiempo ordinario

Respuesta a la Palabra de Dios de hoy, que nos obliga a expresar secretos mantenidos durante muchos años

Deuteronomio 4,32-40. 

Salmo 77(76),12-13.14-15.16.21. 

Evangelio según San Mateo 16,24-28. 

______________________________________________________________________

 

Respuesta a la Palabra de Dios de hoy, que nos obliga a expresar secretos mantenidos durante muchos años, según se nos pidió vivir sin comprender nada de lo que se nos pedía..

Pregúntale al tiempo pasado, a los días que te han precedido desde que el Señor creó al hombre sobre la tierra, si de un extremo al otro del cielo sucedió alguna vez algo tan admirable o se oyó una cosa semejante.
¿Qué pueblo oyó la voz de Dios, según nos habló cuando no entendíamos nada?

A ti se te hicieron ver todas estas cosas, para que sepas que el Señor es Dios, y que no hay otro dios fuera de Él.
Él te hizo oír su voz desde el cielo para instruirte; en la tierra te mostró el gran fuego, y desde ese fuego tú escuchaste sus palabras.

Reconoce hoy y medita en tu corazón que el Señor es Dios
– Observa los preceptos y los mandamientos que hoy te prescribo. Así serás feliz, tú y tus hijos

Yo recuerdo las proezas del Señor,
sí, recuerdo sus prodigios de otro tiempo;

“El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga”.

______________________________________________________________________

Allí donde se nos pidió buscar el Espíritu, Sirviendo en Libertad interior, en favor de la Comunión de toda la Humanidad, un día fue tan grande nuestra incomprensión que suponía una cruz que nos hizo reflexionar y orar lo que nos pedía de esta manera 

¿Qué había en esta reflexión del TODOS-JUNTOS?

QUE NADIE QUIERA SER DE NADIE, MENOS QUIENES SON DE CRISTO, HABLEN MAL UNOS DE OTROS HASTA VER TODO PERDIDO,

SONRIAMOS LOS FRACASOS QUE EN LOS OTROS ADVERTIMOS, ASÍ, ¡QUÉ FELIZ!

TU PROPUESTA NO LA QUIERO, DE TU AYUDA NO ME FÍO, HAN PASADO MUCHAS COSAS, QUE ME LLEVAN AL HASTÍO,

YO CONTIGO NADA QUIERO AUNQUE ANDO IGUAL CAMINO,  LO SIENTO ASÍ

NO ENCUENTRO EL REMEDIO A ESTA GRAN ATROCIDAD, NADA HUELE A ESPÍRITU, MUCHO MENOS A VERDAD,

QUISE SER DE TI, QUE FUESES DE MI, TRABAJARNOS JUNTOS HASTA SER ASÍ.

Y EN VEZ DE ALCANZAR LO QUE PERSEGUÍ CADA VEZ MÁS LEJOS DE TI ME VÍ.

NO SÉ QUÉ HACER MÁS QUE ME HAGA SALIR DE ESTA CRUEL TRAGEDIA QUE NO TIENE FIN.

LEJOS DE VIVIR ME SIENTO MORIR, SIN VER QUE CON OTROS A DIOS SEGUÍ.

 

«El que tome su cruz que me siga»

Y como respuesta de Dios a la reflexión confidencial que hoy hacemos a los que estén interesados en saber cosas de esta “Historia de historias” que saben muy pocos, ayer precisamente recibíamos otra confidencia, de la que entresacamos estos renglones, ¿Qué nos hace pensar en el contexto difícil de entender en que todo se fue desarrollando durante tantos años, sin comprender nada delo que ocurría ni se nos pedía?

“Nada está separado en lo profundo, en la raíz, por eso todo lo que viva dentro de mí influirá en el conjunto. En mí nada está separado, soy para que todos sean y todos me hacen ser. Por eso cuando veo un árbol que plantar intento plantarlo, en miles de pequeños detalles, cada día, en todo lugar, en toda situación, en toda realidad”.

La imágenes que disponemos a continuación nos pueden ayudar a expresar lo que la edición de esta blog puede des-orientar lo que tratamos de decir, más aún cuando en este verano hemos querido entrar en la entraña de lo que Dios nos pide desde siempre.

Es una foto como tantas hacemos para contemplar las maravillas de la Creación, más, no nos hace pensar que vivimos amontonados y no nos conocemos, que cada uno vamos en nuestro propio barco.

Como podemos entender estas estampas tan repetidas en un mudo que Dios nos lo dio para todos y del que todos somos residentes y propietarios

Imaginemos que de estos dos que van de la mano, uno soy yo, y el otro toda la Humanidad. Así hemos de sentir y vivir todos.Es Palabra de Dios.

La Vida tira de todos, del mismo tren en el que cabemos todos.

Para entender el regalo de Dios en ese tren de la Vida, necesitamos viajar apretaditos, como lo hacen los niños sin proponérselo.

Y fijémonos como lo viven. Fue por eso por lo que Jesús nos recordó que para ser Todos de ÉL, debíamos hacernos niños, y vivir como ÉL.

Así, ¡Qué feLiz!. GRACIAS, SEÑOR.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s