La Fe y el Amor, ¿son utopía?

 

Jueves de la quinta semana de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 15,7-21.
Al cabo de una prolongada discusión, Pedro se levantó y dijo: “Hermanos, ustedes saben que Dios, desde los primeros días, me eligió entre todos ustedes para anunciar a los paganos la Palabra del Evangelio, a fin de que ellos abracen la fe.
Y Dios, que conoce los corazones, dio testimonio en favor de ellos, enviándoles el Espíritu Santo, lo mismo que a nosotros.
El no hizo ninguna distinción entre ellos y nosotros, y los purificó por medio de la fe.
¿Por qué ahora ustedes tientan a Dios, pretendiendo imponer a los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros pudimos soportar?
Por el contrario, creemos que tanto ellos como nosotros somos salvados por la gracia del Señor Jesús”.
Después, toda la asamblea hizo silencio para oír a Bernabé y a Pablo, que comenzaron a relatar los signos y prodigios que Dios había realizado entre los paganos por intermedio de ellos.
Cuando dejaron de hablar, Santiago tomó la palabra, diciendo: “Hermanos, les ruego que me escuchen:
Simón les ha expuesto cómo Dios dispuso desde el principio elegir entre las naciones paganas, un Pueblo consagrado a su Nombre.
Con esto concuerdan las palabras de los profetas que dicen:
Después de esto, yo volveré y levantaré la choza derruida de David; restauraré sus ruinas y la reconstruiré,
para que el resto de los hombres busque al Señor, lo mismo que todas las naciones que llevan mi Nombre. Así dice el Señor, que da
a conocer estas cosas desde la eternidad.
Por eso considero que no se debe inquietar a los paganos que se convierten a Dios,
sino que solamente se les debe escribir, pidiéndoles que se abstengan de lo que está contaminado por los ídolos, de las uniones ilegales, de la carne de animales muertos sin desangrar y de la sangre.
Desde hace muchísimo tiempo, en efecto, Moisés tiene en cada ciudad sus predicadores que leen la Ley en la sinagoga todos los sábados”.

Salmo 96(95),1-2a.2b-3.10.
Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
canten al Señor, bendigan su Nombre.

Día tras día, proclamen su victoria.
Anuncien su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos.

Digan entre las naciones: “¡El Señor reina!
el mundo está firme y no vacilará.
El Señor juzgará a los pueblos con rectitud”.

Evangelio según San Juan 15,9-11.
Jesús dijo a sus discípulos:
«Como el Padre me amó, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor.
Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo cumplí los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
Les he dicho esto para que mi gozo sea el de ustedes, y ese gozo sea perfecto.»

*************************************************************************************************

LECTURA HISTÓRICA DE UNA REALIDAD VIVIDA

  • Después de tantos años de discusión, no deseada pero nunca evadida, la Vida nos continúa hablando. Desde los primeros días, se nos eligió para anunciar la Palabra del Evangelio, a fin de que quienes creen en ella, abracen la Fe.
  • Cantad al Señor un canto nuevo,
    cantad al Señor en toda la tierra.
  • “¡El Señor reina!, ÉL ante el mundo está firme y no vacilará”.
  • «Como el Padre me lo anunció, así os lo he anunciado a vosotros”, y os lo repito:
  • Permaneced en lo que YO os pedí. No os desviéis. Os he dicho esto para que Mi gozo sea el de vosotros, y ese gozo sea perfecto.»
 EL ALBERGUE MÓVIL DE LA MISERICORDIA

Monseñor Chomali bendice el albergue móvil La Misericordia

Con el patrocinio económico de Mensajeros de la Paz, entre otros

Monseñor Chomali inaugura el ‘albergue móvil’ para los sin hogar chilenos de Concepción

“Para que puedan dormir y descansar dignamente, y se sientan cuidados y queridos”

 

Dispone de camas, duchas e instalaciones sanitarias, y estará operativo de 22 a 7

Voluntarios del albergue móvil de Concepción/>

Voluntarios del albergue móvil de Concepción

Camas del albergue movil de Concepción

Camas del albergue movil de Concepción

Independencia, sector donde funcionará para recibir a todas aquellas personas que viven en situación de calle y que requieren de comodidades para mejorar su calidad de vida.

El albergue móvil es considerado un hito a nivel mundial, pues en el extranjero sólo se han creado baños y peluquerías, pero nunca una instancia en la que se consideren camas, duchas, baños, alimentación y el apoyo de voluntarios, incluso, especializados en enfermedades mentales, patología que varias de las personas sin casa, que se niegan a acceder a los albergues del Gobierno debido a su condición reciban el beneficio y pernocten en él.

¿ACASO ES UTOPÍA EL “TODOS JUNTOS” EN EL CORAZÓN DE TODOS? ¿SERÍA UN HITO A NIVEL MUNDIAL? 

Servicio, Libertad y Comunión Trinitaria. ¿Cuándo y dónde se vivirá para que lo reciban todas aquellas personas que viven en “situación de calle”,  si no se vive según se nos dio? ¿Cómo, en situaciones que en nada recuerdan lo que estaba  llamado a convertirnos, según Dios nos lo fue descubriendo en la más absoluta de las inconsciencias?

Después de tantos años, sin comprender lo que arrastra aquel canto inicial, nacido de forma que a muchos les causó tristeza y dolor, ¿podemos perder la Esperanza? ¿De qué nos sirve saber que Dios vive en todos, que todos juntos somos Él en la tierra, que nada nos podrá separar del Amor con que nos creó y nos crea, Amor del que tanta sed tenemos todos?                                                              

Greenpeace

Este correo es seguro. Puedes activar la visualización de imágenes de tu correo electrónico.

El futuro de Greenpeace está en peligro, ¿está en peligro nuestra utopía?.          

«Os he dicho esto para que…reboséis de alegría»

Más, para hacer pensar: Envejecer

Nadie quiere morir joven, pero nadie quiere envejecer. No parece que el dilema vaya a tener una fácil solución, a no ser que todas las ciencias y el principal de todos los saberes, que es la sabiduría espiritual o el saber vivir todos juntos a fondo, se den la mano para enseñarnos el arte de vivir, el arte de envejecer y el arte de morir. Vivir, envejecer y morir humanamente. ¿De qué nos servirán nuestros teneres, poderes y saberes, si no sabemos vivir? ¿Y de qué nos valdrán los beneficios de la juventud si no aprendemos a envejecer y no aceptamos morir? No bastará vivir muchos años si no vivimos humanamente lo que para muchos supone la utopía del Reino.

José Arregi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s