¿Qué trasciende de lo que vivimos?

¿Qué trasciende de lo que vivimos?

Quinto Domingo de Pascua

Libro de los Hechos de los Apóstoles 6,1-7.
En aquellos días, como el número de discípulos aumentaba, los helenistas comenzaron a murmurar contra los hebreos porque se desatendía a sus viudas en la distribución diaria de los alimentos.
Entonces los Doce convocaron a todos los discípulos y les dijeron: “No es justo que descuidemos el ministerio de la Palabra de Dios para ocuparnos de servir las mesas.
Es preferible, hermanos, que busquen entre ustedes a siete hombres de buena fama, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, y nosotros les encargaremos esta tarea.
De esa manera, podremos dedicarnos a la oración y al ministerio de la Palabra”.
La asamblea aprobó esta propuesta y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe y a Prócoro, a Nicanor y a Timón, a Pármenas y a Nicolás, prosélito de Antioquía.
Los presentaron a los Apóstoles, y estos, después de orar, les impusieron las manos.
Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.

Salmo 33(32),1-2.4-5.18-19.
Aclamen, justos, al Señor:
es propio de los buenos alabarlo.
Alaben al Señor con la cítara,
toquen en su honor el arpa de diez cuerdas.

Porque la palabra del Señor es recta
y él obra siempre con lealtad;
él ama la justicia y el derecho,
y la tierra está llena de su amor.

Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles,
sobre los que esperan en su misericordia,
para librar sus vidas de la muerte
y sustentarlos en el tiempo de indigencia.

Epístola I de San Pedro 2,4-9.
Queridos hermanos:
Al acercarse a él, la piedra viva, rechazada por los hombres pero elegida y preciosa a los ojos de Dios, también ustedes, a manera de piedras vivas, son edificados como una casa espiritual, para ejercer un sacerdocio santo y ofrecer sacrificios espirituales, agradables a Dios por Jesucristo.
Porque dice la Escritura: Yo pongo en Sión una piedra angular, elegida y preciosa: el que deposita su confianza en ella, no será confundido.
Por lo tanto, a ustedes, los que creen, les corresponde el honor. En cambio, para los incrédulos, la piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular:
piedra de tropiezo y roca de escándalo. Ellos tropiezan porque no creen en la Palabra: esa es la suerte que les está reservada.
Ustedes, en cambio, son una raza elegida, un sacerdocio real, una nación santa, un pueblo adquirido para anunciar las maravillas de aquel que los llamó de las tinieblas a su admirable luz.

Evangelio según San Juan 14,1-12.
Jesús dijo a sus discípulos:
“No se inquieten. Crean en Dios y crean también en mí.
En la Casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no fuera así, se lo habría dicho a ustedes. Yo voy a prepararles un lugar.
Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré otra vez para llevarlos conmigo, a fin de que donde yo esté, estén también ustedes.
Ya conocen el camino del lugar adonde voy”.
Tomás le dijo: “Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo vamos a conocer el camino?”.
Jesús le respondió: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí.”
Si ustedes me conocen, conocerán también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto”.
Felipe le dijo: “Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta”.
Jesús le respondió: “Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conocen? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Como dices: ‘Muéstranos al Padre’?
¿No crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Las palabras que digo no son mías: el Padre que habita en mí es el que hace las obras.
Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanlo, al menos, por las obras.
Les aseguro que el que cree en mí hará también las obras que yo hago, y aún mayores, porque yo me voy al Padre.”

*******************************************************************************************************************************************

Y después de la reflexión de ayer, hoy nos hablan así los textos, en nuestra subida al Pentecostés.

  • “No es justo que descuidemos el ministerio de la Palabra de Dios.
  • Rechazada por los hombres pero elegida y preciosa a los ojos de Dios, también vosotros, a manera de piedras vivas, debéis edificaros como una Casa Espiritual.
  •  “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.
  • “Vosotros ya sabéis el camino para ir adonde Yo voy.” (Jn 14,4)

Rosario del Papa en Fátima

“Os llevo a todos en el corazón. Jesús os confío a mí”


Pide la bendición “sobre cada uno de los desheradados, a los que se les niega el futuro” 

Rosario del Papa en Fátima: “Hay que anteponer la misericordia al juicio”

José Manuel Vidal, 12 de mayo de 2017 a las 22:53

(José Manuel Vidal).- Bendición de las velas y rosario del Papa Francisco en Fátima. Con más de medio millón de fieles, con sus velas encendidas que brillan en la oscuridad de la noche portuguesa. Para ahuyentar la guerra y la desesperanza. Y para pedir a la Señora la bendición “sobre los desheredados”, porque “Dios anteponer la misericordia al juicio”.

Una noche de oración a María, la Virgen de Fátima, reina de la paz y de la esperanza. El Papa se vuelve a sentar ante la Señora y reza en silencio. Y en la enorme esplanada, abarrotada de gente, se vuelve a hacer silencio interior y exterior. La gente acompaña al papa en su oración, en medio de un recogimiento estremecedor.

Al fondo, brilla el rosario gigante. El Papa, vestido con dulleta blanca, da comienzo a la vigilia de oración, con cantos, rezos y antífonas cantadas. A continuación, el Papa bendice las velas, que se elevan en el cielo de Fátima.

Nuestra catedral está en ruinas…

No son nubes, son las aguas del lago, ¿qué reflejamos nosotros?



Quienes se sienten ruina, sin saberlo, harán que en Pueblo de Dios muchos se vuelvan a sus casas con Dios en su corazón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CHARLA DE JUAN BAUTISTA DE LA SALLE EN PUEBLO DE DIOS. GRACIAS, AMIGO.                                                       Recordamos algunas de las reflexiones que nos propuso con profundidad, sencillez y transparenciaa en la mañana de ayer. Entendemos que a quienes tratando de vivir la cercanía al Pentecostés “sentirá en su corazón el dolor de quién se muere”.

  • “No doy nada por supuesto”.

Si ser cristiano no nos lleva a ser persona y Ser Todos UNO, es porque algo falla.

Tengo un carisma de universalidad. La Comunión de entre todos se da entre distintas individualidades cuando todas se suman, y en ningún caso son anuladas por el colectivo.

Los seglares han enseñado a muchos religiosos  a leer la Biblia.

Nosotros somos nuestra propia y mejor herramienta. No esperemos que sean los demás los que nos cambie y ser lo que Dios quiere de cada uno. Sobre esto necesitamos de objetivos y presupuestos – íntimos y en grupo – que revisemos constante y exigentemente.

Ha de nacer y suceder en la Libertad que Dios nos la ofrece, entendida como don, que cada uno hemos de conquistar. Antes de esperar frutos fuera de ti, búscalos en tu adentro.

Sinceramente, ¿somos familia la comunidad, en la que todos nos aceptamos y asumimos totalmente?

Qué conocemos y practicamos más, ¿los mandamientos o las bienaventuranzas?

Constituirnos como pueblo necesita una conversión constante, ¿la visibilizamos? ¿Sentís estar construyendo la Nueva Humanidad según la habéis recibido?

Para ser y dar razones de Esperanza necesitamos hablar y visibilizar sobre los frutos de nuestras Eucaristias. No hacerlo pueden suponer que nuestros errores nos pueden estar autocondenando.

Hoy nos urge entrar en los conceptos intereclesialidad e interreligiosidad

No construimos nueva humanidad sentados y viendo la tele. Recemos el sermón de la montaña y Rom 12, 1-21, y oremos ante  el proyecto comunitario, dando fe de que entre nosotros lo vivimos. Hoy en la Iglesia existen muchos “quiosquitos”.

Veo en las calles que las ocupan los sindicatos, los políticos, los que protestan por las injusticias entendidas partidariamente…, ¿cuando las ocuparemos los cristianos? Bienvenidos los que hacen el bien sin ser cristianos.

La comunidad es un ser vivo que hay que alimentar, revisar, curar, sanar…

 

Juan Bautista, hermano de La Salle, de Jerez de la Frontera.

 

GRACIAS A DIOS, GRACIA A TI, AMIGO.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s