¡Den gracias al Señor, pregonen todas sus maravillas!

¡Den gracias al Señor, pregonen todas sus maravillas!

Podemos estar no estando, y en camino sin andar.

Miércoles de la Octava de Pascua
Libro de los Hechos de los Apóstoles 3,1-10.
En una ocasión, Pedro y Juan subían al Templo para la oración de la tarde.
Allí encontraron a un paralítico de nacimiento, que ponían diariamente junto a la puerta del Templo llamada “la Hermosa”, para pedir limosna a los que entraban.
Cuando él vio a Pedro y a Juan entrar en el Templo, les pidió una limosna.
Entonces Pedro, fijando la mirada en él, lo mismo que Juan, le dijo: “Míranos”.
El hombre los miró fijamente esperando que le dieran algo.
Pedro le dijo: “No tengo plata ni oro, pero te doy lo que tengo: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y camina”.
Y tomándolo de la mano derecha, lo levantó; de inmediato, se le fortalecieron los pies y los tobillos.
Dando un salto, se puso de pie y comenzó a caminar; y entró con ellos en el Templo, caminando, saltando y glorificando a Dios.
Toda la gente lo vio camina y alabar a Dios.
Reconocieron que era el mendigo que pedía limosna sentado a la puerta del Templo llamada “la Hermosa”, y quedaron asombrados y llenos de admiración por lo que le había sucedido.

Salmo 105(104),1-2.3-4.6-7.8-9.
¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre,
hagan conocer entre los pueblos sus proezas;
canten al Señor con instrumentos musicales,
pregonen todas sus maravillas!

¡Gloríense en su santo Nombre,
alégrense los que buscan al Señor!
¡Recurran al Señor y a su poder,
busquen constantemente su rostro!

Descendientes de Abraham, su servidor,
hijos de Jacob, su elegido:
el Señor es nuestro Dios,
en toda la tierra rigen sus decretos.

El se acuerda eternamente de su alianza,
de la palabra que dio por mil generaciones,
del pacto que selló con Abraham,
del juramento que hizo a Isaac.

Evangelio según San Lucas 24,13-35.
Ese mismo día, dos de los discípulos iban a un pequeño pueblo llamado Emaús, situado a unos diez kilómetros de Jerusalén.
En el camino hablaban sobre lo que había ocurrido.
Mientras conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió caminando con ellos.
Pero algo impedía que sus ojos lo reconocieran.
El les dijo: “¿Qué comentaban por el camino?”. Ellos se detuvieron, con el semblante triste,
y uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: “¡Tú eres el único forastero en Jerusalén que ignora lo que pasó en estos días!”.
“¿Qué cosa?”, les preguntó. Ellos respondieron: “Lo referente a Jesús, el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo, y cómo nuestros sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo crucificaron.
Nosotros esperábamos que fuera él quien librara a Israel. Pero a todo esto ya van tres días que sucedieron estas cosas.
Es verdad que algunas mujeres que están con nosotros nos han desconcertado: ellas fueron de madrugada al sepulcro
y al no hallar el cuerpo de Jesús, volvieron diciendo que se les habían aparecido unos ángeles, asegurándoles que él está vivo.
Algunos de los nuestros fueron al sepulcro y encontraron todo como las mujeres habían dicho. Pero a él no lo vieron”.
Jesús les dijo: “¡Hombres duros de entendimiento, cómo les cuesta creer todo lo que anunciaron los profetas!
¿No era necesario que el Mesías soportara esos sufrimientos para entrar en su gloria?”
Y comenzando por Moisés y continuando con todos los profetas, les interpretó en todas las Escrituras lo que se refería a él.
Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jesús hizo ademán de seguir adelante.
Pero ellos le insistieron: “Quédate con nosotros, porque ya es tarde y el día se acaba”. El entró y se quedó con ellos.
Y estando a la mesa, tomó el pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio.
Entonces los ojos de los discípulos se abrieron y lo reconocieron, pero él había desaparecido de su vista.
Y se decían: “¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?”.
En ese mismo momento, se pusieron en camino y regresaron a Jerusalén. Allí encontraron reunidos a los Once y a los demás que estaban con ellos,
y estos les dijeron: “Es verdad, ¡el Señor ha resucitado y se apareció a Simón!”.
Ellos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

*************************************************************************************************

Tras la inmensa intensidad de la Pascua vivida, los anhelos de resucitar Todos Juntos para dar Vida al Dios de la Tierra, nos encontramos, llegan a nosotros noticias tan increíbles como éstas. «¿Cómo están sus ojo, cómo los nuestros? ¿Cómo permanecer ciegos, qué hemos perdido para no ser capaces de reconocerlo?»

Mercados de esclavos en Libia

Los esclavos subsaharianos con los que se comercializa. ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE LAS MIGRACIONES

Bartolomé I acompañará a Francisco en su viaje a Egipto

EL PATRIARCA DE CONSTANTINOPLA Y EL PAPA ABRAZARÁN A TAWADROS II Y A LOS COPTOS

Bartolomé I acompañará a Francisco en su viaje a Egipto

AMBOS LÍDERES REZARÁN POR LA PAZ JUNTO A AL TAYEB EN LA UNIVERSIDAD AL AZHAR

(Jesús Bastante).- Estuvo con él en Tierra Santa, en Asís y en la oración con Mahmoud Abbas y Shimon Peres. También le acompañó en la emocionante visita a los refugiados de Lesbos y, ahora, viajará a su lado en el histórico viaje a Egipto. El patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, anunció este domingo que espera estar junto a Francisco el próximo 28 de abril, en la Universidad Al Azhar de El Cairo.

  • ¿Hasta dónde llega la conciencia y sed de Comunión de Francisco?

¿La tenemos quienes vivimos esta sed por proclamarla?

Este tiempo vivido ha sido de una acogida y reflexión profunda por entrar más mar adentro en el abandono, buscando “Lo Nuevo”, fiados en la Fe en la Providencia.

Los niños han sido los mejores poravoces.

No podemos olvidar que los que llevamos ofreciendo lo mejor que somos, son el referente de renovación que han de construir el Reino. Ojalá nuestras vidas sean para el mundo la alabanza que todo la humanidad ha de ver en nosotros.

¿Qué tiempo prestamos a Dios, cómo son nuestros diálogos con ÉL, cuáles son los frutos de lo que en sucede en nuestro corazón?

Los resultados de nuestra vida contemplativa, Dios las hará llegar a todos, y serán proclamadas desde los tejados.

Hagamos todo aquello que nace desde la potencia y acción de nuestros dones y talentos. Pongamos la vida en ello, para que quienes nos miren no se pasen dormidos ante la infinita tarea que tienen por delante quienes se enamoran del Mensaje.

Esta Pascua ha venido a recordarnos la maravilla que pudimos contemplar durante varios años en la capilla de Pueblo de Dios “Tu Tierra”. Inconcebiblemente, las golondrinas entraron a quitar las espinas de las sienes del Crucificado.

Queremos ser el relevo de las penas. Pedimos al Señor que esa tarea sea alcanzada gracias a las vidas sencillas e ignoradas, que recordarán las madres soñadas por el amor a todos, los de dentro y fuera de sus casas.

La presencia de esta nave en el puerto de Huelva nos ha recordado los años de presencia y misión de Brotes y Pueblo en México. Saludamos con gozo a todos aquellos que nos recuerdan, escriben y visitan cada día.

 

Mucho hemos orar quienes después de tantos años y tanta Vida sembrada y recogida tenemos ante nosotros la misión de sonreir y sentir juntos con toda la humanidad.

“Todos en el mismo barco, con los gozos y fracasos… Así, qué feliz”.

 

Damos infinitas gracias al Señor por tantas realidades y momentos en las que la Vida sigue proponiéndonos motivos profundo para ratificar nuestra vocación.   

Un pensamiento en “¡Den gracias al Señor, pregonen todas sus maravillas!

  1. ¡¡Quédate!!
    ¡¡,QUÉDATE!!
    ……junto a Nosotros!!
    y ….
    ¡¡ABRE nuestros OJOS !!
    para que te sepamos RECONOCER en lo cotidiano….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s