¿En quién tienes puestos tus ojos?

20150830_184039 - copia

En quienes pones los ojos, tarde o temprano te falla.

igual que tú a los demás,. de los fallos nadie escapa.

Lunes de la vigésima segunda semana del tiempo ordinario.

Primera Carta de San Pablo a los Tesalonicenses 4,13-18.
No queremos, hermanos, que vivan en la ignorancia acerca de los que ya han muerto, para que no estén tristes como los otros, que no tienen esperanza.
Porque nosotros creemos que Jesús murió y resucitó: de la misma manera, Dios llevará con Jesús a los que murieron con él.
Queremos decirles algo, fundados en la Palabra del Señor: los que vivamos, los que quedemos cuando venga el Señor, no precederemos a los que hayan muerto.
Porque a la señal dada por la voz del Arcángel y al toque de la trompeta de Dios, el mismo Señor descenderá del cielo. Entonces, primero resucitarán los que murieron en Cristo.
Después nosotros, los que aún vivamos, los que quedemos, seremos llevados con ellos al cielo, sobre las nubes, al encuentro de Cristo, y así permaneceremos con el Señor para siempre.
Consuélense mutuamente con estos pensamientos.

Salmo 96(95),1.3.4-5.11-12.13.
Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
anuncien su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos.

Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza,
más temible que todos los dioses.
Los dioses de los pueblos no son más que apariencia,
pero el Señor hizo el cielo.

Alégrese el cielo y exulte la tierra,
resuene el mar y todo lo que hay en él;
regocíjese el campo con todos sus frutos,
griten de gozo los árboles del bosque.

Griten de gozo delante del Señor,
porque él viene a gobernar la tierra:
Él gobernará al mundo con justicia,
y a los pueblos con su verdad.

Evangelio según San Lucas 4,16-30.
Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.
Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en Él.
Entonces comenzó a decirles: “Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír”.
Todos daban testimonio a favor de él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: “¿No es este el hijo de José?”.
Pero él les respondió: “Sin duda ustedes me citarán el refrán: ‘Médico, cúrate a ti mismo’. Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaún”.
Después agregó: “Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra.
Yo les aseguro que había muchas viudas en Israel en el tiempo de Elías, cuando durante tres años y seis meses no hubo lluvia del cielo y el hambre azotó a todo el país.
Sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda de Sarepta, en el país de Sidón.
También había muchos leprosos en Israel, en el tiempo del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue curado, sino Naamán, el sirio”.
Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron
y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo.
Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino.

***********************************************************************************************

Hoy hemos vivido, rezado y nos hemos sentido conmovido como nunca por la Palabra, las noticias, y lo ocurrido en el seno de nuestra más íntima realidad vital e inquieta. De manera real se nos ha pedido contemplar la dureza de nuestra cerviz, y pidiéndosenos revisar y contemplar nuestra vida en la tarea a la que tenemos entregada lo mejor de nosotros. Lo rezamos:

* Consuélense mutuamente.

* Canten al Señor un canto nuevo,
cantemos al Señor con la Verdad de nuestro corazón,
y anunciémoslo en su gloria entre las naciones,
y su Proyecto Universal para todos los pueblos.

Él ha de gobernar al mundo con justicia según Su Espíritu,
y a los pueblos con Su Verdad, a través de nosotros.

* El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en Él. Repetimos:

“Todos tenían los ojos fijos en él, ¿en quién los tenemos puesto nosotros?”

[ZS150830] El mundo visto desde Roma“Que el principal sermón de tu vida lo predique tu conducta”. 
(C.H.Spurgeon)


Francisco

  • Monseñor Jorge Lozano

    Monseñor Jorge Lozano

    RD

    “Hay grupos en el interior de la misma Iglesia más resistente a los cambios”

    Monseñor Jorge Lozano: “Muchos niños padecen desnutrición o malnutrición en Argentina”

    “Me duelen las vidas que se malogran por el consumo y la violencia”

    (José Manuel Vidal).- Es el alma social de la Iglesia argentina. Jorge Lozano, obispo de Gualeguaychú es, segun Virginia Bonard, la periodista argentina que lo conoce bien, “de Boca Juniors, hace un culto del respeto por el otro y le gusta muuuuuucho compartir la vida con los amigos (en las buenas y en las malas)”. En esta entrevista exclusiva a RD, el obispo, con ancestros en Combarro (Pontenvedra), asegura que su función es “hacerse eco de los gritos de los pobres” y reconoce que, en Argentina, hay niños desnutridos y, en la Iglesia,  “grupos más resistentes a los cambios” de Francisco.

20150830_184039 - copia

El socorrista en la playa ejerce una tarea que posiblemente no percibamos en lo más hondo de su cometido: salvar a los que estén a punto de perderse. En idénticas circunstancias,  la humanidad necesita de un humilde y arriesgado grupo que confíe y dé la vida en la utópica locura de salvar al mundo. Solo es posible cambiando la mentalidad, y ofreciendo sus corazones con mucho Amor y Misericordia.

IMG_2836 - copia

El mundo tiene ante sí tantas y tan distintas circunstancias ante las que cada persona no tiene fuerzas para luchar.

IMG_2841 - copia

Es nada ante un mar encrespado

IMG_2862 - copia

¿qué puede hacer solo?

IMG_2867 - copia

¿cómo salvarse ante tanta inmensidad?

IMG_2863 - copia

¿Cómo, quienes lo sentimos en su realidad, podemos contemplarlo encarnados en cada circunstancia y nos planteamos con humildad tan inmensa misión?

BADILLA - copia

No lo olvidemos. Ante un fuego inexistente, o aparentemente apagado, aún puede existir un calor que pueda salvar a muchos que mueren de frío,

Un pensamiento en “¿En quién tienes puestos tus ojos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s