El mundo necesita hombres y mujeres llenos de Espíritu Santo

Cielo Nuevo y Tierra Nueva, “un blog humilde y soñador”

20150524_140341

[audio http://www.brotesdeolivo.es/descargadirecta/1976%20%20JESUS%20II/08-El%20joven%20rico.mp3]

Lunes de la octava semana del tiempo ordinario

Libro de Eclesiástico 17,20-28.
Sus injusticias no están ocultas para el Señor y todos sus pecados están delante de él. La limosna de un hombre es para él como un sello, y tiene en cuenta un favor como la pupila de sus ojos. Después, él se levantará para retribuirles y pondrá sobre sus cabezas la recompensa merecida. A los que se arrepienten, les permite volver y reconforta a los que perdieron la constancia. Vuelve al Señor y deja de pecar, suplica ante su rostro y deja de ofenderlo. Vuelve al Altísimo, apártate de la injusticia y odia profundamente toda abominación. ¿Quién alabará al Altísimo en el Abismo, si los vivientes no le rinden homenaje? El muerto, el que ya no existe, deja de alabarlo: el que está vivo y sano debe alabar al Señor.

Salmo 32(31),1-2.5.6.7.
¡Feliz el que ha sido absuelto de su pecado
y liberado de su falta!
¡Feliz el hombre a quien el Señor
no le tiene en cuenta las culpas,

y en cuyo espíritu no hay doblez!
Pero yo reconocí mi pecado,
no te escondí mi culpa,
pensando: “Confesaré mis faltas al Señor”.

¡Y tú perdonaste mi culpa y mi pecado!
Por eso, que todos tus fieles te supliquen
en el momento de la angustia;
y cuando irrumpan las aguas caudalosas

no llegarán hasta ellos.
Tú eres mi refugio,
tú me libras de los peligros
y me colmas con la alegría de la salvación.

Evangelio según San Marcos 10,17-27.
Cuando Jesús se puso en camino, un hombre corrió hacia él y, arrodillándose, le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la Vida eterna?”.
Jesús le dijo: “¿Por qué me llamas bueno? Sólo Dios es bueno.
Tú conoces los mandamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no perjudicarás a nadie, honra a tu padre y a tu madre”.
El hombre le respondió: “Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud”.
Jesús lo miró con amor y le dijo: “Sólo te falta una cosa: ve, vende lo que tienes y dalo a los pobres; así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme”.
El, al oír estas palabras, se entristeció y se fue apenado, porque poseía muchos bienes.
Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: “¡Qué difícil será para los ricos entrar en el Reino de Dios!”.
Los discípulos se sorprendieron por estas palabras, pero Jesús continuó diciendo: “Hijos míos, ¡Qué difícil es entrar en el Reino de Dios!.
Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de Dios”.
Los discípulos se asombraron aún más y se preguntaban unos a otros: “Entonces, ¿quién podrá salvarse?”.
Jesús, fijando en ellos su mirada, les dijo: “Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque para él todo es posible”.

****************************************************************************************************

¡Cuántas cosas nos dicen, nos piden, nos recuerdan hoy… la Palabra, las noticias, los sucesos previstos que tantos años venimos esperando, trabajando, soñando…!

El mundo necesita hombres y mujeres llenos de Espíritu Santo

¿Quiénes serán esas mujeres y esos hombres?

*   ¿Quién alabará al Altísimo en el Abismo, si los vivientes no le rinden homenaje? El muerto, el que ya no existe, deja de alabarlo: el que está vivo y sano debe alabar al Señor.

*      ¡Feliz la mujer y el hombre a quien el Señor no le tiene en cuenta las culpas, en cuyo espíritu no hay doblez!

*        “Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la Vida eterna?”.

*      No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no perjudicarás a nadie, honra a tu padre y a tu madre”. El hombre le respondió: “Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud”.
Jesús lo miró con amor y le dijo: “Sólo te falta una cosa: ve, vende lo que tienes y dalo a los pobres; así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme”.

«Señor, ¿todo cuanto hoy aparece en este humilde, pero blog soñador, nos lo propones a todos, sea cual fuere nuestro estado, quién puede realizarlo?»

 [ZS150524] El mundo visto desde Roma

¡Con tu todo y mi nada haremos ese mucho! (Beato Óscar Romero) 

Francisco

Boletín de Religión Digital

Multitudinaria beatificación de Oscar Arnulfo Romero en San Salvador

San Romero de América, en los altares y en los corazones

Monseñor Paglia dice que “Romero cargó sobre sus hombros todo el dolor de los pobres”

(José M. Vidal).- Fiesta de la fe y del amor para elevar a los altares oficialmente

(en los corazones ya estaba) al obispo mártir de la justicia Oscar Arnulfo Romero.

En la plaza de Cristo Salvador abarrotada de fieles. En una ceremonia presidida

por el cardenal Angelo Amato, que aseguraba, en su homilía, que la opción

preferencial por los pobres del nuevo beato no era ideológica, sino evangélica.

Ayer, en algún lugar de la sierra de Madrid, unas mujeres y hombres, al preguntárseles  sobre cómo les encantaría consagrar sus vidas,  más allá de como lo entienden y lo vienen haciendo, respondieron así desapercibidamente:

  • A mirar al Espíritu Santo, pidiéndole “auméntanos la Fe”
  • A abrazar, consolar, fortalecer
  • Me iría a las misiones
  • A ser más consciente de la presencia de Dios en mi
  • A perdonar, a confiar
  • Para que en el mundo existiese más armonía y Paz
  • Vivir mis años en la plenitud de mis talentos
  • En lo que sueño vivir en El Paular
  • Tener más generosidad
  • Me hubiese gustado ser enfermera y dedicarme a ayudar a las personas más pobres y necesitadas
  • A estar al servicio de los hermanos
  • Unir, meditar
    • A Ser templo del Espíritu Santo

 Quienes con intensidad soñaron y sueñan como hoy nos muestra este blog, humilde y soñador, ¿serían esas mujeres y hombres, constructores de la Nueva Humanidad, del Cielo Nuevo y la Tierra Nueva, del Reino de Dios y Su Justicia?

20150524_113221 20150524_113256 20150524_135941¡No temáis!20150524_14005320150524_18083120150524_180747 20150524_180803 20150524_18081420150524_140533

Un pensamiento en “El mundo necesita hombres y mujeres llenos de Espíritu Santo

  1. Lo fuerte de este Evangelio no es que el joven se negase a renunciar a sus posesiones. Lo terrible es que cuando Jesús lo amó, se dio la vuelta y se marchó. No aceptó el Amor de Dios. Se negó a ser amado por Dios y prefirió sus seguridades, sus normas, sus esquemas y lo que esperaba que le contestara Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s