Tu Palabra, el gozo y la alegría de mi corazón

 

Miércoles de la decimoséptima semana del tiempo ordinario

Libro de Jeremías 15,10.16-21.

¡Qué desgracia, madre mía, que me hayas dado a luz, a mí, un hombre discutido y controvertido por todo el país! Yo no di ni recibí nada prestado, pero todos me maldicen.
Cuando se presentaban tus palabras, yo las devoraba, tus palabras eran mi gozo y la alegría de mi corazón, porque yo soy llamado con tu Nombre, Señor, Dios de los ejércitos.
Yo no me senté a disfrutar en la reunión de los que se divierten; forzado por tu mano, me mantuve apartado, porque tú me habías llenado de indignación.
¿Por qué es incesante mi dolor, por qué mi llaga es incurable, se resiste a sanar? ¿Serás para mí como un arroyo engañoso, de aguas inconstantes?
Por eso, así habla el Señor: Si tú vuelves, yo te haré volver, tú estarás de pie delante de mí; si separas lo precioso de la escoria, tú serás mi portavoz. Ellos se volverán hacia ti, pero tú no te volverás hacia ellos.
Yo te pondré frente a este pueblo como una muralla de bronce inexpugnable. Te combatirán, pero no podrán contra ti, porque yo estoy contigo para salvarte y librarte -oráculo del Señor-.
Yo te libraré de la mano de los malvados y te rescataré del poder de los violentos.

Salmo 59(58),2-3.4.10-11.17.18.

Líbrame de mis enemigos, Dios mío,
defiéndeme de los que se levantan contra mí;
líbrame de los que hacen el mal
y sálvame de los hombres sanguinarios.

Mira cómo me están acechando:
los poderosos se conjuran contra mí;
sin rebeldía ni pecado de mi parte, Señor.

Yo miro hacia ti, fuerza mía,
porque Dios es mi baluarte;
él vendrá a mi encuentro con su gracia
y me hará ver la derrota de mis enemigos.

Pero yo cantaré tu poder,
y celebraré tu amor de madrugada,
porque tú has sido mi fortaleza
y mi refugio en el peligro.

¡Yo te cantaré, fuerza mía,
porque tú eres mi baluarte,
Dios de misericordia!

Evangelio según San Mateo 13,44-46.

Jesús dijo a la multitud:
“El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas;
y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró.”

Cuando se presentaban tus palabras, yo las devoraba, eran  para mi el gozo y la alegría de mi corazón. 

Dios es mi baluarte, Él vendrá a mi encuentro con su gracia

Es mi baluarte, !Dios de misericordia!

“El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.

… ¿quien puede vivir si la Palabra, sin su caricia, su corrección tierna y misericordia…? ¿Por qué abandonamos lo único que nos da garantía de estar dando la vida, por que´, sin reconocer los torrentes de Agua Viva que brotan de lo más íntimo de cada corazón? ¿Vendemos todos los tesoros que no nos permiten gozar del Tesoro que hemos de reconocer entre todos?

“Va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo” (Mt 13,44

Para hacer pensar, para ratificar conocimientos, para pedirle a Dios que nos haga ver Sus Cosas con Sus Ojos…

Adrián, Vicente y Josemita ya están en Basilea. Tienen ante sí una preciosa aventura, preciosa en ciertos momentos, pero que en el recorrido les pedirá razones, motivos de lo fundamental que anida en sus corazones, consecuencias de su aventura, que con tanta generosidad y arte han iniciado…

Francisco Javier y Vicente, el abuelo, ya están de nuevo en casa de Huelva. Han venido impulsados por los impactos que la vida les acaricia y zarandea a cada paso. La experiencia vivida nos ha planteado de nuevo una encrucijada en la que se mezclan posiciones, historias no entendidas, exámenes de los pasos no entendidos, dados anteriormente, y la coherencia que exigen, sin la cual no se renovará la faz de la tierra, aún estando dando cada uno lo mejor de sí, pero distraídos con otros tesoros y fuentes que no ofrecen Agua Viva…

Ponemos algunas de las últimas imágenes que hemos vivido. Todo ha sido de una riqueza y belleza que en cada momento solo nos salía alabar a Dios y a Su Creación. Ahí van. En la generalidad del futuro que nos espera iremos mostrando todo lo infinito que nos ha suscitado es viaje con los tres jovencitos que como cervatillos se han lanzado a las montañas y a las praderas. Dios va con ello.

La furgoneta, los niños y el matrimonio que veremos al final, nos lo presentó Dios, para recordarnos cómo se había iniciado esta historia, en circunstancias similares. Conversamos con ellos, y les hablamos que “La Familia es la Gran Reserva de Dios”. Todo está en sus manos, y lo hacen soñando con la Familia Universal, que es la que hemos de construir entre todos.

Hermi y Miguel han atendido nuestro viaje final con la misma generosidad que lo empezaron. La vida está mostrando la fuerza, la creatividad y la ternura de los corazones, que no siempre sabemos responder a todo lo que entraña. Pero siempre ocurre algo inesperado que nos viene a hablar, una vez más, de la Providencia de Dios.

Ahora, un poco cansado y dando Gracias a Dios porque sigue contando con todos, para que todos contemos y nos dejemos contar con todos, le pedimos a Él que nos haga entender cómo realizar lo que nos dice su Palabra. Gracias, Señor.

IMG_6933 IMG_6936 IMG_6938 IMG_6939 IMG_6940 IMG_6945 IMG_6952 IMG_6954 IMG_6955 IMG_6957 IMG_6963 IMG_6968 IMG_6969 IMG_6972 IMG_6976 IMG_6981 IMG_6986 IMG_6990 IMG_6995 IMG_6997 IMG_7002 IMG_7016 IMG_7019 IMG_7024 IMG_7028 IMG_7039 IMG_7044 IMG_7047 IMG_7050 IMG_7051 IMG_7061lyon 621lyon 622lyon 653lyon 654lyon 657lyon 658

2 pensamientos en “Tu Palabra, el gozo y la alegría de mi corazón

  1. Como dice Paco Oliva con casi 9 años mas que mi padre, nuestro padre y abuelo y amigo y hermano….:
    Yo no me jubilaré hasta el día / por la mañana, en cuyo mediodía muera / y si es por la noche, me jubilaré / a la hora de la merienda, porque tus palabras son el gozo y la alegría de mi corazón.

  2. …Pero yo cantaré tu fuerza,
    por la mañana aclamaré tu misericordia;
    porque has sido mi alcázar
    y mi refugio en el peligro.Y tañeré en tu honor, fuerza mía, porque tú, oh Dios, eres mi alcázar…

    “Cuando encontraba palabras tuyas, las devoraba; tus palabras eran mi gozo y la alegría de mi corazón, porque tu nombre fue pronunciado sobre mí, Señor, Dios de los ejércitos”.

    …COMO TE PODRE PAGAR…!!♡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s